“¡Mira quién salta!”, el trampolí­n de los famosos

La cadena experta en realities ha lanzado otro más a la piscina, y con este de los saltos ya es el segundo show que mantiene en parrilla junto con los “Supervivientes” de Jorge Javiér Vázquez. El frikismo y el ansia de famoseo de los propios famosos han vuelto a protagonizar la cantera de concursantes en otro programa de la casa Mediaset.

Podrí­a expandirme en la teorí­a de que Telecinco y su hermana pequeña Cuatro están perdiendo facultades en eso de montar realities shows y enganchar a la mitad de España, porque vistas las últimas joyitas que nos han lanzado mas bien parezca que la empresa famosa por sus programas de convivencia y show quiere salir por la puerta de atrás en este tipo de formatos (véase la última edición de “Supervivientes”, con más bajas que náufragos, o “Un prí­ncipe para Laura” que a duras penas toca el 6% de share)

Pero para ejemplo más reciente es el segundo experimento de la productora de Ana Rosa Quintana, Cuarzo Producciones, con el programa de saltos al agua que este año se ha tirado literalmente a la piscina donde Antena 3 hizo “Splahs, famosos al agua”. Con la evidente mejorí­a de la calidad escenográfica ante las cámaras, respecto a las instalaciones de la primera edición que mas bien parecí­a que un aficionado estaba grabando dentro de cualquier pabellón deportivo y habí­a decorado las paredes con las caras de los concursantes a tamaño Big Ben de Londres.

En esta segunda edición, que ha tenido la gran tranquilidad de salir a la parrilla televisión sin presiones en la competencia con el mismo tipo de formato, “¡Mira quién salta!” pensaba que iba a meterse al público en el bolsillo ya que Antena 3 se habí­a retirado de la competición saltarina, pues bien, tan solo un 16,4% del público con poco más de 2.1 millones de telespectadores asistieron al estreno de la segunda edición del programa que volvió a presentar Jesús Vázquez.
El espacio de Telecinco titubeó en tercera opción con la oferta de cine de Antena 3 (14,7% y 2.3 millones) y por supuesto la familia Alcántara se impuso al programa acuático con un flamante 20,1% de share y casi 4 millones de fieles.

Y no será porque el espacio de saltos de trampolí­n no llamó al morbo; la primera en la frente con la acrobacia de la “eterna Miss España”, como la propia Andrea Huisgen (Miss España 2013) espetó en uno de sus ví­deos de presentación, con el cambio en directo de la técnica de su salto ya que le entró pánico tirarse de cabeza. Polémica servida hasta el final de la gala con interrupción de la modelo en pleno directo mientras la valoración de otros compañeros.
Algo similar intentaron Belén Rodrí­guez (la polemista televisiva de programas realities show) y Andrea Garcí­a (la tróspida del programa que en Twitter estuvieron haciendo encuesta para averiguar quien era…) con una trifulca pre-salto que por poco llega a los pelos. Todo solucionado tras el desastroso salto ‘desincronizado’, eso sí­.

fgthg

Pero como titulamos en este artí­culo la segunda edición de ¡MQS! se caracteriza por pretender ser un trampolí­n de famosos, vean: Arturo Requejo, el “delfí­n” que guarreó todo lo que pudo y más en la casa de “Gran hermano”, se paseó por todos y cada uno de los platós de la cadena criticando a otros concursantes de realities, y por último pescó a la cantante Merche con la que de momento son novios, ha dado el sí­ quiero al concurso de saltos para que España lo conozca de verdad (¿lo anterior era todo mentira?).
Otros que tal bailan son los actores Laura Manzanedo y Aaron Guerrero, que tras sus recordados papeles en “Al salir de clase” y “Médico de familia” respectivamente, los que dicen que la ficción es lo que mejor se les da, entran en el concurso para renovarse y que las productoras los tengan en cuenta en próximas series (pienso yo…).
O el caso de Olivia Valere, la madame de las discotecas de Marbella, cuyos saltos al agua son dignos de las “señoras que.. tienen miedo a mojarse el pelo”. Promoción absoluta de su marca discotequera y para rellenarse el bolsillo, punto.

Por no hablar de la familia “bailar pegados”, Maribel Sanz y Sergi Capdevila, mujer e hijo de Sergio Dalma que se han visto obligados a saltar pegados de la mano al agua para relanzar su poderí­o mediático, de no ser así­, ¿porqué mezclarse con un esquelético y extravagante Sandro Rey o un busca-piropos Leo Cámara (salido de “MYHYV”, de donde sino…)?.

Los que no han podido hacer mucho uso del trampolí­n a la fama son Miriam Sánchez (que tras su despido de “Mujeres y hombres y viceversa” tuvo que buscarse la vida mojándose el pompis), Olivia Valere y Andrea Huisgein, ya que el jurado los puso de patitas en la calle en la primera gala de la segunda edición, con un “Chechu” (muy desmejorado por cierto) que a puntito estuvo también de irse.
¿Los mejores? El hijo de Sergio Dalma, que se hizo ganador del primer programa, el exfutbolista Benjamí­n Zarandona y Belén Rodrí­guez. 
Como novedad a esta edición, Javier Illana (mandamás de los concursantes), cambiará a los saltadores de pareja en cada programa para ayudar aún más al enganche de los telespectadores y vean a diferentes parejas haciendo el innecesario y absurdo teatrillo previo al salto a tres, cinco o diez metros de altura. Veremos…

¿Y tú, tienes ya favorito?

[followbutton username=alvaroroldan_]

[wp_ad_camp_2]

Álvaro Roldán
Álvaro Roldán

Redactor

Periodista, coordinador de Tuteledigital.es, crí­tico televisivo y deslenguado.

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies