Las muertes más sentidas de la televisión

Como dije en mi anterior artí­culo, los guionistas son gente misteriosa y extraña. Son mala gente. Por eso mismo se dedican a torturarnos de todas las maneras posibles. Una de las formas más macabras que tienen para dañarnos, sobre todo desde que Juego de Tronos se hizo tan famosa, es matar a nuestros personajes favoritos cuando pensábamos que eran intocables. Hoy, repasamos las muertes que más nos han dolido en Bface Magazine y que, sinceramente, podrí­an haberse ahorrado:

Paloma Cuesta, Aquí­ no hay quien viva

Les costó mucho tiempo y esfuerzo deshacerse de este personaje tan querido en Aquí­ no hay quien viva de forma definitiva. Paloma Cuesta estuvo más  capí­tulos en coma que en la propia serie hasta que finalmente le dimos el último adiós en la quinta temporada. Incluso tras su marcha definitiva, el personaje siguió dando mucho de qué hablar y se destaparon secretos de su pasado. Es que los grandes, aun cuando no están, son los que más dan de sí­.

“˜El Duque’, Sin tetas no hay paraí­so

¿Por qué será que cuando algún personaje muere por un disparo parece como si no les doliera? Les da tiempo a charlar, a despedirse, a contar su vida y a pedir que rieguen las plantas antes de morir. Yo me corto con un papel y muestro más emociones que Miguel íngel Silvestre, alias ‘El Duque’. Bien es cierto que no es que se caracterizase por su expresividad el resto del tiempo. Yo soy de las que piensan que si te vas, vete a lo grande. Grita, araña, llora o lo que sea. Pero más realismo, por favor.

Lucí­a, Los Serrano

Si hablamos de muertes repentinas, la de Belén Rueda en Los Serrano podrí­a llevarse la palma. Nadie se esperaba que Diego Serrano se enterase de que volví­a a quedarse viudo y mucho menos con una aparición espectral de su mujer. Al ver los 10 minutos finales de este capí­tulo me planteo que, para haberla concebido como una comedia, los creadores de la serie tení­an un gusto morboso por hacer que nos deshidratásemos llorando.

Silvia, Quique, Montoya y Nelson, Los Hombres de Paco

Sangrientas  e innecesarias pueden ser las dos palabras que mejor definan las muertes del último capí­tulo de la octava temporada. Silvia, Quique, Montoya y Nelson perdieron la vida en un tiroteo en el que debió morir hasta el apuntador. Tras un momento tan bonito como lo es una boda ¿cómo, señores guionistas, pueden cargarse a una de las novias? Son capaces de cualquier cosa con tal de vernos sufrir.

Chanquete, Verano azul

Puede que esta sea la muerte más famosa y parodiada de la televisión española. Y es que es muy difí­cil compararla con las que vinieron después. Ver cómo esos niños inocentes se enfrentaban al fallecimiento de un ser querido fue para muchos un trauma difí­cil de superar. Esta pérdida nos enseñó que no hace falta mostrarnos directamente la muerte de un personaje para hacernos llorar como locos.

No podemos olvidar tampoco en este artí­culo homenaje a los personajes sufridores de la televisión española las muertes de Carol en El Internado, Fer en Fí­sica o Quí­mica o Marcial en Médico de Familia. Q.D.E.P, como dirí­a Mariló Montero.

Mi conclusión con este artí­culo es que, aparte de la evidente sobre-dramatización (si es que puede llamarse de alguna manera) de algunos actores en la muerte de sus personajes, Internet es un lugar maravilloso donde puedes encontrar montajes en los que se revive a los personajes y se hacen finales alternativos que nada tienen que envidiar de los finales auténticos.

 

Ana Pareja
Ana Pareja

Redactora

Más madrileña que el "mazo". Puede que sea rubia, pero de tonta no tengo un pelo. Insegura hasta para cruzar la calle y friki hasta la médula.

No hay comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies