Gala 6 OT. ¡El jurado se ha vuelto loco!

¡Qué galón! OT está dándolo todo y, por ello, se está convirtiendo en el éxito del que todos hablan por redes sociales. Menuda noche hemos vivido: visibilización de la lucha contra el sida, catalán y gallego en prime time en Tve, bailarines representado parejas LGTB+, anuncio del primer álbum de gala a la venta y, en consecuencia, firma de discos el próximo sábado en tres ciudades de España. Y, como no podía ser de otra forma, la notícia de que el próximo representante de Eurovisión saldrá de la academia. ¿Podemos pedir más?

La semana pasada podíamos ser reacios ha afirmar que OT despuntaba y empezaba a ser un producto de calidad. Pero ahora sí, con todo lo que se vivió en la gala de anoche, afirmamos que Operación Triunfo es la pera limonera. Los concursantes están tomándose tan en serio su formación en la academia que el jurado empieza a perder la cabeza y a nominar al tuntún porque, muy a nuestro pesar, alguien debe salir del concurso cada semana. Y sí, decimos al tuntún porque no tenemos ni idea de qué criterio han seguido Mónica Naranjo y sus secuaces para nominar. Pero OT es así, los chicos empiezan a acomodarse en el escenario y a hacer de la tarea del jurado un ejercicio muy difícil. Tanto para ellos, como para nosotros, que una semana más os proponemos este repaso de gala a modo de ranking.


 

9. Let me love you

 

Aitana es una de esas concursantes a la que más futuro le vemos fuera de la academia. Con su voz interpreta todo lo que le proponen y, a estas alturas, no hay reto que le asuste en el escenario. Como hace cada semana, la concursante brilló por todo lo alto y salvó el número, o almenos, gran parte. Desgraciadamente, no podemos decir lo mismo de su compañero. Raoul estuvo flojo, tanto que nos sorprende mucho que no lo nominaran. El catalán estaba un poco descafeinado y en cierto punto llegó a quedarse sin voz. La realidad es que Aitana se lo comió sin piedad alguna mientras él deslucía una actuación que, desde que supo que tenía que defender, no le hacía mucha gracia. Sin embargo, su actitud en el escenario sin derrotarse sea el reto que sea, siempre compensa.

Para nosotros, sintiéndolo mucho, es la peor actuación de la noche. Pero no por ello una mala actuación. ¡Este programa ya va muy en serio! Por otro lado, lo que parece que no va tan en serio son los numeritos que montan con el ballet del equipo. ¿Por qué los chicos tienen que enfrentarse a espectáculos de segunda mano? Los números deberían estar a la altura de los concursantes y sino, que les dejen cantar con el piano.

 

8. Quién

 

Cepeda se ha salvado… y ha vuelto a caer nominado; la tercera nominación de lo que llevamos de programa. Su imbatible club de “cepedistas”, el mismo que nos va a odiar por situar su actuació en penúltimo lugar, sigue empeñado en que siga en la academia aunque el jurado no lo crea merecedor de ello. ¿Qué hacemos con Cepeda?

El gallego continua sin transmitir cuando canta, e incluso aún peor, se le nota tanto que lo intenta que el resultado es forzado, incómodo y sin sustancia. Y, aunque cuando canta en solitario gana enteros, su evolución está siendo la más sosegada del reality. Podría -y seguro que puede- habernos sorprendido anoche como su compañero nominado. Pero Cepeda jugó sobre seguro, como está haciendo durante todo el programa, y no ganó. Ni gana ni disfruta de su formación como sí podrían hacerlo muchos de sus compañeros que ahora ven el concurso desde casa.

La semana que viene tendrá una nueva oportunidad para intentar sorprendernos como no lo hace desde la Gala 1. Esta vez parece que ha cambiado de dinámica; el tema que ha escogido para defenderse, Until it’s gone de Linkin Park, se aleja de lo que suele ofrecernos en el escenario. Ya llevamos mucho tiempo esperando, pero ¿será por fin el momento en el que se crecerá y nos callará la boca como lo ha hecho Ricky? Ojalá.

 

7. Comiéndote a Besos

 

Altanera, preciosa, orgullosa y salvada una semana más de la nominación. Ana Guerra sigue creciendo y ganando fans con cada gala, pero… ¿merecía seguir con la buena racha mientras Mireya ha caído? Bueno caído, le han empujado. Durante toda la semana Mireya ha sido una de las más flojas en los pases de micros. Se trababa tanto que cuando ha superado el estribillo en plató el público se ha vuelto loco. Pero ha hecho una pedazo de actuación; con esa presencia, esa seguridad, ese poderío que le sale de dentro a pesar de estar en la cuerda floja en los ensayos. ¡Es otra en el escenario, se crece como nadie! Y el jurado va y la nomina. ¿Por qué?

Comiéndote a besos le ha faltado vidilla por parte de Ana y la actuación en conjunto es mejorable, así que no entendemos la posición por la que se ha decantado la nominación. Deducimos que la plaza de nominada que ha dejado Amaia al ser favorita ha hecho caer a la andaluza en el grupo de propuestos para abandonar el programa, -aunque compañeros con peores resultados se hayan salvado- . La próxima expulsión, en caso de irse Mireya, será la más injusta de la edición hasta el momento. No debería estar nominada, no en una noche como la de ayer.

 

6. The Lady is a Tramp

 

Agoney y su sald vocal nos tienen sufriendo. Que si un derrame en las cuerdas vocales, que si un edema, no puede aprovechar Rise like a Phoenix y lo nominan, su limitación hace que se le escapen gallos cada dos por tres. ¡Agoney, haz el favor de cuidarte de una vez copón! Aún así, él es una diva, ojalá algún día de las grandes. Sale al escenario y que sea lo que Dios quiera, pero él entrecierra los ojos, saca su voz que se balancea entre los niveles del erotismo y la seguridad, y se defiende con dignidad. ¿Alguien se ha dado cuenta de que estaba enfermo? Porque yo no.

Por otro lado, uno de los eternos favoritos, Alfred, ese que junto a Amaia volverá a unir a España y Cataluña, nos ha demostrado que es humano. Esta noche el “raro” de la academia se ha perdido por momentos, el juego con el pie de micro no le ha parado muy bien y se ha olvidado de la letra. ¿Pero se ha hundido? ¿Alfred, hundirse? No. Puede que incluso lo haya hecho a propósito para dar un poco de emoción al asunto. Bromas a parte, The lady is a tramp ha sido una buena actuación que se ha visto en algún momento deslucida por el catalán pero que, en conjunto, gana mucho más que pierde. La expectativas estaban muy altas y estos dos, incluso cuando son imperfectos, lo petan.

 

5. Que te quería

 

 

Vale sí, Miriam es dura. Dura como una piedra. Pero su dureza no ha hecho otra cosa que darnos la interpretación que este tema necesitaba. Ha estado poderosa, con fuerza y disfrutando cada momento. Nada que ver como el Pedazitos de ti de la semana pasada. La nominación de Miriam está muy injustificada, ¿se han empeñado en echarla de la academia por el mal rollo que provoca en redes sociales? Ya que nos metemos, conspiramos un poco y le damos vidilla al asunto.

Queremos pensar que no es así, pero poco se puede decir de Miriam a parte de que es muy trabajadora e intenta evolucionar tanto como puede. Es posible que necesite más tiempo del que la academia le proporciona, pero el defender un tema sin descontrolarse como algunos de sus compañeros esta noche, y ser propuesta para abandonar el programa, desmerece mucho al jurado. ¡Stop bullying a Miriam!

 

4. So What

 

Aclarado: Amaia puede con todo. Hace dos semanas pedimos que la sacaran de su zona de confort, le tocó Shape of you que no le pegaba nada y lo hizo suyo. La semana pasada pedimos que bailara, nos hicieron caso y le retan con Pink. ¿Resultado? NUMERAZO. Lejos de ser perfecto, debido a todo lo que la actuación pedía, el So what de la surfera de Pamplona ha superado todas las expectativas. ¿Podría haber bailado mejor? Sí. ¿Se ahogaba por momentos? También. ¿Ha sido la performance impuesta más difícil de la edición? Si no la más, una de ellas. Pink no tiene nada que ver con Amaia, pero eso a ella le da igual, saca de sus adentros a la sexóloga Raquel y te monta un espectáculo.

Nadie en esta edición ha resuelto una “canción nominable” con tanto éxito y eso que, por sus dolores intestinales, no se puso a ensayar en serio hasta el viernes. Interpretación, baile, voz y buena puesta en escena, con algún que otro “pero” que puede sacarse si nos ponemos quisquillosos, todo ha funcionado. Amaia nos sorprende cada día y por ello esta semana ha vuelto a ser favorita. ¿Que el jurado quiere nominarle después de superarse a si misma? Pues nosotros la salvamos antes de que puedan hacerlo. No hay jurado, reto o diarrea que pueda con ella.

 

3. La Llamada

 

¡El jurado se ha vuelto loco! ¿Cómo nominan a Roi con La Llamada? El gallego se lo ha creído, lo ha cantado desde dentro y ha deslumbrado con su particular voz, única en la academia. Roi crece y crece y por ello esta noche los profesores lo han salvado en una noche de nominaciones muy duras. ¿No ha sido ésta la mejor actuación del artista de lo que llevamos de programa? Para mi, lo ha sido por goleada. Roi nos ha hecho sentir la llamada casi tanto como Sor Bernarda.

Es el gamberro de la edición, el que no vocaliza y sorprende con su creatividad. Ese que empezó flojo y ahora es incomparable. No merecemos que Roi se marche todavía. ¿Y si dejamos paso para un nuevo trío de favoritos en el que Roi consiga una plaza? Actuaciones como estas no deberían estar en posición de nominación.

 

2. Let me entertain you

 

Como ya predijimos la semana pasada, The time of my life ha sido tan solo un billete de ida, del plató a casa. En lo que no estuvimos tan acertados es en decir que el programa ya le venía demasiado grande a Ricky. ¿Limitado vocalmente? Para limitado yo y mis berrinches en la ducha. Ricky es de los que apuestan, creen en si mismos y demuestran todo lo que valen. Porque Ricky lo vale, y anoche lo demostró.

En su primera nominación se arriesgó aportando a este programa un musical desconocido para la mayoría de los espectadores, Rent. Sin dudarlo hizo, por su propio pie, el formato un poco más diverso y multicultural. En su segunda, cansado de escuchar que es “vocalmente plano”, se ha tirado a la piscina con Let me entertain you. Con garra, fuerza, pasión, sentimiento. Se ha comido el escenario y, como su gran amiga Mimi, se ha ido por la puerta grande con su mejor actuación. Un momentazo de esta edición que nunca olvidaremos. Se pueden decir muchas cosas de Ricky, pero el escenario es suyo. Quien no arriesga no gana y, esta noche, el balear ha ganado muchos seguidores. Ricky, como bien dices, nos vemos en los estadios.

 

1. Quédate conmigo

 

El gran número de la noche. La ascensión de Nerea a lo más alto del programa. Ha estado apuntando maneras toda la semana, pero lo de hoy ha sido de otro planeta. No era suficientemente difícil cantar una canción de Pastora Soler tan potente que, encima, minutos antes de salir a interpretar el tema Pastora se aparece de la nada. ¿Y qué hace Nerea? Petarlo. Petarlo sin desafinar, su gran preocupación, y ponernos los pelos de punta.

La tia llega, se sube a la plataforma con su vestido de Elsa de Frozen, te deja muerta y chimpúm, hasta la semana que viene amigos. La pequeña de la edición nos ha emocionado tanto con tal sencillez y cariño que más de una lagrimilla se le ha escapado a alguno. Al igual que con Roi, ¿podemos empezar a votarle para que sea favorita alguna semana? No todos pueden hacer lo que hace ella en la academia con esa voz. Lo que hizo anoche Nerea fue precioso, ella y su talento no tienen límites.

Joan Folguera
Joan Folguera

Redactor

Hijo metáforico de Spielberg viviendo al compás de una banda sonora de John Williams. Mientras espero mi encuentro con Gene Kelly, mi vida solo tiene sentido a través de una pantalla.

¡Menos comentar y más compartir, cosuca!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies