Pequeños avances, gigantes copias: “Pequeños gigantes”

Ya está pululando por la parrilla de la televisión el que pretendí­a ser el siguiente boom televisivo del año. Sí­, hablo de “Pequeños gigantes”, el “Tú sí­ que vales” solo para niños incrustado en la mecánica de “La voz”. Hala, ya sabes de qué va.

Posiblemente, si no habí­as leí­do previamente nada sobre el nuevo programa de Telecinco o no eres un medio de comunicación televisivo como servidor, no hayas entendido de la misa la mitad. Te entiendo. Tiene bastante que ver el “pequeño” detalle de no explicarlo al comienzo del programa, y de ser así­, enrevesarlo hasta tal punto de no entender por qué unos famosos eligen en interiores y otros en pleno plató.

Os lo resumo. Cinco padrinos (cual coaches en “La voz”) tienen que formar sus equipos con las diferentes categorí­as de baile, voz, etc.. y un jurado final (cual “Tú sí­ que vales”) sentencian sin piedad. Los primeros son Lucas, de Andy y Lucas; Marbelys de “Fama”; Adrián Rodrí­guez de “Chiringuito de Pepe”; Lili de “Dreamland”; y Joaquí­n Prat de “El programa de AR”. Los que dicen sí­ o no, son Melody, Jorge Cadaval y una Angy Fernández a la que cuesta trabajo mirar.

Los pequeños, y algunos casi gigantes, van desfilando por el enorme plató (para empequeñecer al personal, de ahí­ el juego de palabras del tí­tulo del programa..) y un estrafalario, para variar, Jesús Vázquez, los presenta ante la mesa de jueces. Los tres famosos tendrán que decidir quién de los dos contrincantes pasa y quién se vuelve por donde vino (la mayorí­a llorando…).

¿Ya lo habéis entendido? Pues lo que os dije, como “La voz” y “TSQV” pero sin Risto para dar morbo y sin sillones giratorios. Pasemos ahora al análisis del material. Digamos que la cadena de Mediaset España ha adaptado del extranjero, para no perder la costumbre, a la carrera. Generosa producción y sonido, buena imagen y grafismos, y extravagante casting (la mayorí­a salido del sur de España) combinado con un cansino desfile de niños, algunos más repelentes que otros, que quieren ser el centro. Digamos que podrí­a situarse entre la frontera del aburrimiento y el entretenimiento de fondo, es decir, tí­pico programa que tienes en casa de estéreo mientras preparas la cena o chequeas WhatsApp. Una pena.

Para sacar talentos ya tenemos a “La voz”, para encontrar gourmet ya se encarga “Masterchef” y para entretenernos ya está “Tu cara me suena”. ¿Por qué insistir en más show infantil, en más de lo mismo? Vale que los niños siempre tienen un punto extra para que un programa triunfe pero… esta vez me reservo el beneficio de la duda. Contra un “Tu cara me suena mini”, creo que tiene todas las de perder (por aquello de enfrentar el mismo género…).

dhdhdhh

Lo que está claro es que en jurado han gastado poco parné: una Melody que salta de show en show, cuando no es actuando es juzgando y, cuando no, es de invitada donde cuestionan su cultura por ser nacida en el sur. Una Angy Fernández que, tras su fracaso en el mundo de la música, de las series y de prácticamente el apoyo del público, tiene que sobrevivir a base de shows televisivos que tengan tirón y extravagancia –si no, no entendemos el porqué de ese look–. Y uno de Los Morancos que ya ha olvidado que es quien es gracias a Antonia, hija de Omaita, y que de vez en cuando debe invocarla… El presentador, que continúa fichando por el mismo tipo de formatos en televisión, parece ser lo mas costoso de “Pequeños gigantes”; el resto, low-cost.

Yo ya he puntuado. Del 0 al 10, ¿qué puntos le das tú…?

[followbutton username=alvaroroldan_]

[wp_ad_camp_2]

Álvaro Roldán
Álvaro Roldán

Redactor

Periodista, coordinador de Tuteledigital.es, crí­tico televisivo y deslenguado.

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies