10 programas veraniegos que deberían volver

Es verano y los programas de entretenimiento en televisión brillan por su ausencia. Cuando llega junio las cadenas comienzan a dar por acabado las temporadas de sus series y las ediciones de sus realities. En verano no queda en casa ni Rita y eso las grandes cadenas lo saben. ¿Resultado? Películas aburridas en prime time que todos nos sabemos de memoria. Por eso, desde BFace Magazine hemos hecho una recopilación de los diez programas que, creemos, deberían volver a la televisión para hacer del verano algo más divertido. ¿Pondrías alguna más?


El juego de tu vida

El juego de tu vida

Eso es… mentira. Todos leemos esa frase con la voz en off que daba el temido veredicto en el programa de Telecinco, El juego de tu vida. Ese programa que presentaba Emma García, con un estilismo para echarse a llorar de aúpa. Cada semana varios concursantes se sometían a un test de la verdad en el que solo valía ser sincero para ir subiendo niveles y ganar dinero. Pero lo cierto es que El juego de tu vida, probablemente, ha destrozado más familias, parejas, amistades que WhatsApp o el fútbol. Eso sí, lo bien que nos los pasábamos los espectadores viendo emitidas esas discusiones no tenía precio.


Grand Prix

Grand Prix

Antes de que muchos acabáramos odiando a Ramón García y su capa en las campanadas de Nochevieja, este presentaba el que, seguramente, fue y será siempre el programa más recordado y divertido de cada verano: Grand Prix. Dos equipos de dos pueblos diferentes que competían, uno azul y otro amarillo, en varias pruebas que lo único que aseguraban eran las risas del público. Las caídas imposibles en los troncos locos son imágenes que pasarán a la posteridad como historia de la televisión. El programa se emitió entre 1995 y 2005, por lo que muchos de los lectores de BFace Magazine recordarán con nostalgia su infancia viendo Grand Prix.


Allá tú

Allá tú

Allá tú no es un programa específicamente veraniego, puesto que también se emitió en el resto de estaciones del año. ¡Pero qué programa! El formato fue creado por Endemol (creador de Gran Hermano) y fue exportado a infinidad de países. A España llegó de la mano de Jesús Vázquez. El juego de las cajas que escondían dinero y que solo el azar y la intuición eran dueños de él. El concursante debía elegir una caja que creía ganadora y conservarla hasta el final, cambiarla por otra o aceptar el dinero que la banca le ofrecía. Las tardes de antes eran eso, ver Allá tú mientras creías ser el listo y saber dónde se escondían los 300.000 euros. ¡Qué recuerdos!


Arena Mix

Arena Mix

Durante algunos años, todos los veranos aparecían nuevos programas veraniegos, al estilo Callejeros, en los que un reportero se recorría la costa española para ponernos los dientes largos a los de secano. Arena Mix es uno de los más recordados, sobre todo por la cantidad de personajes que este programa debe tener filmados. El trabajo de edición tuvo que ser duro en cada uno de los programas para elegir qué personaje sacar, porque otra cosa no pero reírte con cada uno de ellos te reías. Las señoras playeras siempre han tenido su aquel y Arena Mix se encargaba de demostrarlo.


Gandía Shore

Gandía Shore

Con la resaca del snookizado Jersey Shore apareció en 2012 la versión española: Gandía Shore. El programa que mejor ha definido el prototipo de choni y de cani, en la versión masculina. El programa que nos descubrió a la reina del Pégate, Ylenia y al ahora viceverso Labrador, entre otras lindezas. El programa que hizo que todos durante un tiempo (sí, admítelo, tú también) dijéramos “tete” y “nano” como si no hubiera mañana aunque fuéramos de Ferrol. El punto de encuentro era un chalet de Gandía, famosa por el ocio nocturno (Bacarrá, Cocoloco, Falkata…), en el que se juntaban ocho personas desconocidas entre sí durante un mes para “darlo todo” de fiesta en fiesta. Ay, Gandía Shore cuántos momentos nos has dado.


Humor Amarillo

Humor Amarillo

Las sobremesas ya nunca han vuelto a ser lo mismo desde que Humor Amarillo no se emite. Por decirlo de alguna manera, Humor Amarillo era la versión hardcore y asiática del Grand Prix, con unos narradores que supusieron gran parte del éxito del programa. ¡Al turrón! ¿Quién no recuerda esa frase? Las pruebas eran de lo más variopintas y las caídas de lo más surrealistas posible. El programa original fue emitido a finales de los años 80 en Tokyo y aunque también llegó a España en aquella época, nosotros recordamos su versión del siglo XXI. Todavía hoy, diez años después seguimos haciendo muchas referencias a este disparatado formato.


Hijos de papá

Hijos de papá

La frivolidad hecha programa de televisión, esa es la mejor forma de definir este formato. Pero nos lo pasábamos en grande viendo cómo sufrían los niños pijos y mimados, acostumbrados a no hacer nada y malgastar. Diez concursantes se daban un baño de realidad en Cuatro, presentado por la magnífica Luján Argüelles. Un programa que consistía en poner a fregar o trabajar en cuadras a estos supermegadivos y que nos ha dejado lindezas como: “Vivo entre algodones, pero algodones egipcios de lujo” o “¿Trabajar? Mi vida es perfecta y no quiero estropearla”.


Fear Factor

Fear Factor

Uno de los realities que importamos fue Fear Factor, porque somos así de morbosos y nos gusta ver cómo otros lo pasan mal. Presentado en Antena 3 por Alonso Caparrós era el plan perfecto para muchas noches aburridas. Concursantes individuales o por equipos que se sometían a pruebas de alto riesgo, físicas y mentales, y que debían superar para conseguir el gran premio final. Comer insectos vivos, maniobras acrobáticas a gran altura, caminar sobre cristales rotos o aguantar gas lacrimógeno son solo algunas de las infinitas pruebas que el programa hacía superar a sus concursantes.


Confianza ciega

Confianza ciega

Una temporada le bastó a este reality para clavarse en nuestro subconsciente. Confianza ciega, tres parejas concursaban en una casa y eran divididos por sexos. A cada uno les trataban de seducir pibones. ¿Caer o no caer? Esa es la cuestión. Además, para más inri, a los concursantes se les ponían vídeos ficticios de lo que supuestamente estaba haciendo su pareja con todos esos cañonazos paseándose. Si a muchos les escandaliza Gran Hermano, esto ya es el acabose, pero el verano es la temporada perfecta para que suba la temperatura en la televisión.


Splash! Famosos al agua

Splash!

Famosos y una piscina. Y no, no es un tema suculento para paparazzis. Es el formato del programa Splash, que consistía en el salto del concursante a la piscina y cuya destreza era evaluada por un jurado. Todos los concursantes recibían entrenamiento para realizar los saltos desde distintas alturas y en diferentes modalidades. Los participantes eran desde actores hasta gimnastas pasando por toreros. Juan José Ballesta, José Antonio Canales Rivera, Jesulín de Ubrique, Manu Tenorio, Miriam Díaz Aroca o Falete son solo algunos de los famoso que se atrevieron a mojarse. Un programa entretenido para las calurosas noches de verano.

Jennifer Gómez Vértigo
Jennifer Gómez Vértigo

Redactora

Periodista cultural a veces, poeta a ratos. Las palabras son el mejor bisturí, yo cuando escribo me abro en canal. Entre todos podéis diseccionarme aunque he publicado un poemario, Vértigo.

No hay comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR