QQCCMH: ¿Con qué hijo te casarí­as?

El programa estrella de Cuatro, ‘¿Quién quiere casarse con mi hijo?’ llega a la recta final de su cuarta temporada y a nosotros nos embarga la pena porque, primero, nos encanta Luján y no podemos vivir sin ella; segundo, las madres son lo más y querrí­amos irnos de copas más con ellas que con sus vástagos; y, tercero, el petardeo de las pretendientas es algo que nos da la vida. Esto es así­. Pero, ¿y los hijos? ¿Qué opinamos de ellos?

Es probable que sea lo que menos nos ha gustado de esta edición (la más descafeinada, para mi gusto) pero hemos decidido haceros un casting para ver con qué hijo tendrí­ais más oportunidades de casaros (es ficticio, no huyáis, que no se va a enterar nadie):


Rafa-amigos-llaman-millonetis-triunfo_MDSVID20150114_0119_17Rafa: Un joven millonario que tiene todo en la vida menos el amor. ¿Nos suena? Ajá, Pretty Woman. Si quieres un noble caballero que vaya a recogerte a lomos de su blanco Ferrari corcel, él es tu mejor opción.

¿A favor? Te harán 2×1 en los salones de bronceado, no tendrás que volver a sacar la cartera elrestodetuvida en los próximos  años y, si le gustas, parece ser un auténtico romántico de los que no quedan.

¿En contra? Esperamos que te gusten las pelí­culas en versión original porque para entender a tu suegra vas a necesitar subtí­tulos. Y, en cuanto a él, bueno, uno puede llegar a aburrirse de tanto viajecito a la Bahamas, tanto Ferrari y tanto Cartier… Porque, aunque no lo reconozcamos, en el fondo, a todos nos gusta ir a comprar a Mercadona y no es algo a lo que estemos dispuestos a renunciar.


DavidDavid: Si le eliges a él, prepárate para pasar las nocheviejas en casa de Aramis Fuster. Su madre da todo el mal yuyu y nosotros no pasarí­amos ni una noche en su casa: cuadros con ojos que se mueven, alineamiento de chacras en la oscuridad,… La nave del misterio es el Parque Warner comparado con la residencia de esta familia.

¿A favor? David no parpadea por lo que es el perfecto vigilante de toallas cuando os vayáis a la playa. Además, es de los pocos hombres a los que les gusta escuchar… Bueno, en realidad, está de viaje astral, pero en sus silencios puedes contarle toda tu vida. Algo es algo.

¿En contra? Nos da mucho miedo y su fí­sico no nos atrae demasiado. No queremos pecar de superficiales pero es que el muchacho agraciado, lo que se dice agraciado, no es.


Gay-Sandro-QQCCMH4-620x350Sandro: Bienvenidos a la Avenida de la Piruleta del Paí­s del Algodón. Sandro es como una Barbie con barbita: todo lo ve de color de rosa y es la sensibilidad hecha persona. No ve nada venir y, claro, luego todo le afecta: en definitiva, es un drama queen.

¿A favor? Es como Pablo Alborán: guapo, simpático y gay muy atractivo. Y ya. ¿Qué más quieres?

¿En contra? Su pose naif nos mosquea un poco. Necesitamos que saque algo más de carácter y se ponga en su sitio (sobre todo, con esas dos maricas malas que son Rá y Vicente).


Todo sobre el quinto programa de Quién quiere casarse con mi hijo... tróspido - MarkusMarkus: Esperamos que estés preparada para un trí­o porque es lo que te espera: tú, él y su ego. Su casa debe estar llena de espejos y de peines. Su orientación sexual es aún todo un misterio pero, oye, si te van las sorpresas, adelante.

¿A favor? Es el kit perfecto: novio + amiga. ¿Puede ser un problema? No, siempre y cuando no le presentes a tus amigos gays; entonces, igual hay un poco de tensión.

¿En contra? Teniendo en cuenta que va buscando un putón familiar, si te acepta como pretendienta, es que algo no estás haciendo muy bien con tu vida. Además, en cuanto que se te empiecen a notar las primeras arruguitas, te va a dar el número de su mejor amigo: el cirujano.


Diego-expresarme-traves-amigos-peliculas_MDSVID20150114_0167_23Diego: ¿Quieres un novio para que te lleve al cine? Bien, éste es tu hijo pero hazte a la idea de que nunca más volverás a ver a Jennifer Aniston en pantalla grande. A Diego le gusta el cine un poco raruno y que sólo él entiende… Como él, vaya.

¿A favor? Diego es el fucker más atí­pico que nos hemos encontrado en la vida pero tiene actitud y eso es algo que puede llegar a conquistarte si eres de las que le gusta la chulerí­a made in Mario Casas (pero sin fí­sico ni na’).

¿En contra? Es un creí­do y, en cualquier discusión, su opinión es la que vale y que ni se te pase por la cabeza el que vaya a dar su brazo a torcer.

[socialpoll id=”2256467″]

Jonathan Espino
Jonathan Espino

cine@bfacemag.es

Volé en el Oceanic 815, bailé con Billy Elliot y me enamoré de Satine en el Moulin Rouge. Ahora, comparto despacho con Alicia Florrick y canto en las barricadas en mis ratos libres.

No hay comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies