¡Crea el reality perfecto!

Estaba Mercedes Milá muy contenta con el regreso de Gran Hermano, y la gallina también, que iba a tener la oportunidad de nominar. Cuánta promoción trabajada, cuántas novedades, cuánto espectáculo nunca visto. Porque este año, Gran Hermano, se viví­a en compañí­a. ¡La innovación!

Todo parecí­a apuntar a que, tras un merecido descanso, el reality con más ediciones en la historia de España llegarí­a con todas las claves para arrasar en audiencia y enganchar a todos. Y, lejos de las expectativas y con un golpe de realidad, la audiencia cae en picado, alcanzando mí­nimos históricos.

Entre cierta incredulidad y una pequeña sensación de satisfacción por innovar de forma innecesaria –por no decir Florentino Fernández–, uno comienza a darse cuenta de que algo va mal si ni siquiera Mercedes Milá es capaz de salvar un estrepitoso deterioro y se pregunta qué es necesario para recuperar la esencia del reality.

Y yo, que soy muy curioso, muy mí­o, he salido a preguntar –a las redes sociales, no a la calle– qué esperan los lectores de BFace Magazine de un reality. A través de sus respuestas, traemos hoy las claves necesarias para crear el reality perfecto en España.

 

–EL REALITY PERFECTO–


–A tu lado, mi música es tu voz–

Cuánto daño (o bien) ha hecho Operación Triunfo en España que la música es la temática favorita junto a la convivencia. Podemos poner a los concursantes a cantar y a bailar todo el dí­a mientras conviven o ponerlos a convivir mientras cantan y bailan. Bailando, de Enrique Iglesias, está prohibida. Otros temas interesantes son el amor –Chenoa y Bisbal, el pueblo no olvida- y el sexo –cualquier concursante de Gran Hermano, el pueblo no olvida-.

Glee-kurtfinn


–Sufro como Geno, me tiro al suelo como Sonia–

El público quiere diversión a toda costa y qué mejor que vivir el reality en tono de humor, aunque se corra el riesgo de encontrarnos con intentos de graciosos que terminan por cansar a uno. Entre broma y broma, los concursantes pueden aprovechar para criticar a sus compañeros. Y que salgan los ví­deos cada semana, y que surja la polémica, y que se acribillen entre ellos, y que Geno y Sonia Monroy sean las madrinas de todo drama.

Jeje, no (Adele)


–No importa dónde, pero que sufran– 

Hay islas, universidades, residencias móviles, casas, mansiones, escuelas –algunos especifican que debe ser como la de UPA Dance-. El lugar no tiene importancia siempre y cuando los concursantes se enfrenten a pruebas adversas en las que sólo pueda sobrevivir uno: Los juegos del hambre: Gran Operación Superviviente-Dance. Con suerte, ése que nos cae tan mal no sobrevive y una alegrí­a que nos damos.

Llanto (Demi Lovato)


–No eres la Suprema–

Los espectadores están cansados de presentadores que se creen superiores y que tratan a los concursantes como seres irrelevantes -adiós a Luján Argí¼elles, Jorge Javier Vázquez, Mercedes Milá y Risto Mejide-. Algunos de los candidatos más votados son José Marí­a Aznar, Juanra Bonet, Jesús Vázquez, Marta Torné, Patricia Gaztañaga o Teté Delgado. La variedad.

You're not the Supreme (Cordelia Goode)


–No se aceptan muebles de IKEA– 

Si quisiésemos ver muebles, pasarí­amos la tarde en IKEA, aunque luego no compremos nada porque está todo muy caro. Al espectador le atrae la polémica, el morbo, el hablar por hablar. No importa si el concursante es lo más bueno de este mundo –al menos, eso dice su abuela-, debe crear mal rollo para que la naturaleza siga su curso. Crea polémica, y que lo llamen lo que sea sin ser él nada de eso.

Maricón


–Quien rí­e el último, rí­e mejor–

Las nominaciones, de toda la vida del señor, deben llevarse a cabo por parte de los concursantes, que son los que mejor se conocen, los que conviven en todo momento y los que quieren tener la oportunidad de acabar con el compañero que le ha hecho un feo dí­a tras dí­a. Hay quien opta por los payasos a la hora de nominar. Ya que puede ser una tarea muy dura, al menos, que se haga con alegrí­a.

You disgust me


–Y no me dejas ni tan solo la esperanza, adiós– 

El mundo de las expulsiones es maravilloso y nuestros espectadores muy creativos. El pueblo español opta porque sean ellos mismos quienes expulsen a los concursantes, pero hay otros que prefieren vivir en un mundo idí­lico en el que no existan las despedidas. Ya, en situaciones más extremas, hay quienes deciden expulsar a los concursantes del paí­s o que sean estos mismos quienes expulsen a sus compañeros. Por si nominar no fuese suficiente.

Jiji (Karen Smith)


Con todo esto, Mercedes Milá y su equipo pueden recuperar el éxito que tení­a Gran Hermano en sus orí­genes o, por qué no, crear un reality más que perfecto. Si ellos no se animan, tú, aventurero de la vida, que te gusta un desafí­o más que comer -aunque parezca difí­cil-, ponte manos a la obra y consigue triunfar como te lo mereces… y acuérdate de mí­ cuando estés en la cima.

[followbutton username=’gabgarcher’]

 

[wp_ad_camp_2]

Gabriel Garcher
Gabriel Garcher

musica@bfacemag.es

Canario, que no africano. Freelance a tiempo completo; escritor en mis ratos libres. Nunca sonrío en las fotos, y no pasa nada. La vida sigue.

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies