Señora televisión, ¿todo por la audiencia? La tele “a la carta” acecha

Señor telespectador, me uno a su molestia. A esa que siente cuando el programador de la cadena de turno le cambia por sorpresa su programa o serial favorito, simple y llanamente, por pataletas de audiencia. Ya sabemos que no es ninguna novedad, pero parece ser que estamos ante el pleno apogeo de la contraprogramación. El espacio televisivo que no hayan movido de sitio a estas alturas, suerte tiene.

Se conoce que los responsables de algunas televisiones se están tomando al pie de la letra eso de que las reglas están para saltárselas, o es que querrán emular a los polí­ticos con prometer una programación que después violan con total descaro. ¡Anda! Televisión y descaro polí­tico, ni que estuviese refiriéndome a TVE..

Y es que en temas de contraprogramaciones y juegos con la parrilla televisiva, ninguna cadena se salva. Hay teles que temen a la ley que les obliga avisar al telespectador con tres dí­as de antelación, y su correspondiente promoción de dicho producto que mudan de sitio, y eligen directamente no dar la sorpresa a la audiencia. Es el caso de Cuatro con el traslado de dí­a de “Deja sitio para el postre”, con promoción original incluida, que saltó del martes a la noche de los viernes por no enfrentarse a “El prí­ncipe” de Telecinco. Aquí­ la cadena peque de Mediaset se les ocurrió utilizar literalmente la frase “cuantos cambios va a haber en el programa“, en sus spots publicitarios, para matar dos pájaros de un tiro y no perder seguidores en el camino.

Pero luego está el caso de otras televisiones que apuran tanto la obligatoriedad de contarles a su público que van a jugar a mover programas, y de paso intentar arañar telespectadores a su competencia, que casi salpican la contraprogramación. Lo más reciente nos lo pone de ejemplo Antena 3 y su descarada mudanza de “El corazón del océano” a la noche de los miércoles para colgarse la medalla de triunfadora del lunes con “Velvet” frente a “B&b”. Para quien no habitúe a leer la clásica programación televisiva del teletexto o del periódico, o para el entendido en noticias de tele que le pillase de vacaciones o desprevenido, sepan ustedes que la cadena de Atresmedia tení­a programado un nuevo capí­tulo de la TV Movie de Hugo Silva como enfrentamiento al ya anunciado debut de la ficción de Telecinco. A ultimí­sima hora, cambió de plan y dejó a los seguidores de “El corazón del océano” en ayunas.

Para la cadena, de lujo; fue lí­der indiscutible de audiencia y se pudo colgar la deseada medalla de la victoria ante su archienemiga de la caja tonta. Para la audiencia, otra jugarreta para la colección. Una sensación, querido telespectador, que se asemeja a la misma de cuando te retrasan tu programa favorito hasta entradas las once de la noche porque en la tele de enfrente está el fútbol o el previo de “Gran hermano”, ¿me equivoco?. Ellas (las teles) viven por y para sus í­ndices de audiencia. Que no nos parece mal ¡ojo!, que de eso vivimos algunos (sobrevivimos, mejor dicho) pero no nos olvidemos que la televisión se inventó para entretener y dar servicio al público, a la audiencia, y no para usarla de cebo para luchar contra otras televisiones.

Hablando de luchas entre cadenas, ¿cómo se os queda el cuerpo cuando estrenan dos series de buena calidad y que os sentí­s atraí­dos y os ponen en el compromiso de elegir una?. Lo sabí­a, fatal. (Por cierto, ¿Habéis elegido “Velvet” o “B&b”?).
Porque una cosa es que lancen un nuevo programa o serie para enfrentarse a otro ya en emisión desde hace semanas, consolidado o no con la audiencia, para arañar fieles de paso, y otra que los batan en duelo para que gane el mejor. Señores, esto no es así­. Tenéis siete largos dí­as con sus 24 horas para rellenarlos a vuestro antojo, o mas bien para nuestro antojo que para eso pagamos la televisión con nuestros impuestos (que eso es otra…)

Actualmente los lunes, martes y jueves se han convertido en los dí­as favoritos de las televisiones para competir entre ellas. A Telecinco se le olvida que tiene un sábado y un domingo bajo mí­nimos desde hace meses; al igual que Antena 3 con sus martes y viernes; que a Cuatro con la mayorí­a de su semana; que a laSexta con los miércoles, jueves y viernes; o que a la cadena pública con los tres primeros dí­as semanales. Insisten en aglutinar productos de calidad, y con cabida en otras jornadas, con tal de luchar por un puñado de seguidores (y de titulares en medios y spots autopromocionales). Se les vuelve a olvidar para quienes trabajan, para el público. Hacen oí­dos sordos y ojos ciegos a las crí­ticas que pí­a la audiencia al respecto.
Les da igual que los más de 3 millones de telespectadores de “Tierra de lobos” se quedasen por sorpresa sin su capí­tulo porque es mejor emitir “Niños robados” para ganar el mes; o que el mismo número de fieles se quede esperando, a duras penas, hasta las once de la noche para que empiece “Frágiles” (pero enfrente hay fútbol…). Y así­, mil ejemplos.

Pero quien se lleva la palma es el último engaño, literal, a la audiencia en su mismí­sima cara. El reputadí­simo y aclamadí­simo periodista Jordi íˆvole jugó a poner a prueba a sus más de 3 millones de fieles seguidores, que hacen de “Salvados” lí­der de cada domingo, con un falso documental que vendieron como la exclusiva del año. Vamos, que el público se sintió igual de estafado que cuando el final de “Los Serrano”. Del mismo palo..Y con Risto Mejide y “Viajando con Chester” como competencia, ¡toma ya!.

Señores programadores y jefazos televisivos, ¿todo vale por la audiencia?. Medí­tenlo porque la televisión “a la carta” os está acechando con pasos de gigante. No digo más…
Señores telespectadores, vean lo que les apetezca; ya sea en directo o grabado.

 [wp_ad_camp_2]

Álvaro Roldán
Álvaro Roldán

Redactor

Periodista, coordinador de Tuteledigital.es, crí­tico televisivo y deslenguado.

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies