¡Crea una serie perfecta!

Algunas series muy distintas entre sí­, como Glee, Chiringuito de Pepe o Sin Identidadhan conseguido triunfar debido a una serie de factores que, según parece, no coinciden. Es por ello que nace una pregunta que distintos pensadores han estado tratando de descifrar desde antaño: ¿qué es necesario para crear una serie perfecta?

Tras un exhaustivo estudio, que se puede resumir en tres preguntas a través de las redes sociales, en BFace hemos llegado a la conclusión de que la serie perfecta se logra a través de tres claves: personajes, género y trama. Ahora bien, ¿a qué personajes debemos recurrir para alcanzar el éxito? Nosotros conocemos la respuesta.

 

PERSONAJES

Bueno/pringado

Existe para que te sientas culpable, y no hay más vuelta de hoja. Intentarás comprenderlo con el deseo de que llegue el dí­a en que evolucione y se convierta en un auténtico héroe; a veces, ocurre. Finalmente, terminarás gritándole a la pantalla, harto de aguantar que lo rechacen de forma continua. Bueno, pero no tonto.

tumblr_mqqstgmPoL1scd8kgo1_500
(Stiles Stilinski, Teen Wolf)

Loca 

Nunca debes subestimarlos. Pueden parecer tontos y llegarás a creer que viven en una realidad totalmente alternativa, pero siempre terminan por sorprender. Los grandes momentos que pasan a la historia de la televisión los traen personajes altamente histéricos o locos. Si es mujer y tiene acento latino, gana puntos.

giphy (1)

(Gloria Delgado-Pritchett, Modern Family)

Guapo-malote que gusta a todas

Es ideal para aquellas mujeres, y también hombres, que se han cansado de buscar Prí­ncipes Azules que no están a la altura. Serán sarcásticos y bromearán hasta romper el corazón una y otra vez. Cuando quieran darse cuenta, todas estarán rendidas a sus pies. Si son elegantes, ganan puntos. Si traen drama, también.

chuck-1_large

(Chuck Bass, Gossip Girl)

Zorra de turno

Es el alma de la fiesta, la lengua viperina; una auténtica diva, de los pies a la cabeza. En raras ocasiones será la auténtica protagonista –Chicas Malas en otro momento–, pero no descansará ni un solo momento en su tarea de hacerle la vida imposible al resto de personajes. Si finalmente se vuelve buena, que no vuelva a la serie.

tumblr_mz5ppt8iwy1ql5yr7o1_500

(Madison Montgomery, American Horror Story: Coven)

Homosexual

Esencial hoy en dí­a. Con él, la productoras se cuelgan el cartel de “progresistas”. Por norma general, los espectadores homosexuales decidirán ver la serie; los que no, buscarán ví­deos en YouTube con sus mejores momentos. A falta de una “zorra de turno”, son los encargados de lanzar pullas a diestro y siniestro. Si son guapos, ganan puntos.

tumblr_llelp7sIbQ1qjdod5o1_500

(Maxxie Oliver, Skins)

Malos no tan malos

Es la clase de malo que cae bien, hasta tal punto de pasar a odiar a los personajes que se configuran en un primer momento como buenos. Son siniestros, pero poseen un punto de simpatí­a que despierta en el espectador sentimientos contradictorios. Si finalmente se vuelve bueno, pueden restar puntos; que llegue uno nuevo.

tumblr_mg0ht15BXE1rh7i64o1_500

(Regina Mills, í‰rase una vez)

Negra chunga

Todos la aman. No importa que viva en el Bronx o tenga un doctorado, la “negra chunga” siempre traerá grandes escenas en las que el resto de los personajes saldrán mal parados. Y es que siempre tendrá la frase exacta en el momento exacto. Si hace gestos de “negra chunga”, gana puntos.

giphy

(Miranda Bailey, Anatomí­a de Grey)

El género y la trama ocupan un segundo lugar en la elaboración de la serie perfecta, pues depende de los gustos del propio espectador, pero siguen siendo imprescindibles. Como buenos españoles, la comedia y el drama son los grandes favoritos, complementándose el uno con el otro en todo momento, como sucede en series como Mujeres desesperadas o New Girl.  Mucho de lo bueno llega a cansar.

En cuanto a la trama, no se decantan por ninguna en concreto, siempre y cuando haya un buen guión detrás de esta serie. Da igual si es un psiquiatra, un hospital, un cementerio o una comisarí­a; si los personajes convencen, la serie convence. Y si cuenta con desnudos y sexo, se convierte en una obra de culto que toda persona debe seguir si quiere ser alguien.

Con estas claves tan sencillas, ahora puedes crear tu propia serie y convertirte en una persona de éxito. Yo, por ejemplo, he creado una en la que guapos-malos que gustan a todos, locos, buenos-pringados y homosexuales trabajan en una revista digital. A esta serie perfecta he decidido llamarla BFace Magazine.

[socialpoll id=”2206948″]

[followbutton username=’gabgarcher’]

[wp_ad_camp_2]

Gabriel Garcher
Gabriel Garcher

musica@bfacemag.es

Canario, que no africano. Freelance a tiempo completo; escritor en mis ratos libres. Nunca sonrío en las fotos, y no pasa nada. La vida sigue.

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies