Las_gemelas_de_Sweet_Valley_Serie

Cuestión de dos: ‘Las gemelas de Sweet Valley’ y ‘Cosas de Hermanas’

Tanto si fuiste teen o un adorable mocoso en los 90, recordarás lo maravilloso de estos años sin ningún complejo. Fue la época dorada del pop, de las Spice Girls y los Back Street Boys, de la Superpop y la Bravo.

Los veranos llegaban cargados de series adolescentes para pasar toda la mañana pegado al televisor con un colacao. Fue la década de Los Rompecorazones, Salvados por la campana o El Prí­ncipe de Bel Air. Pero hubo varias comedias que quedaron en nuestro recuerdo y que tení­an un denominador común: un par de gemelas como protagonistas. Y no, no voy a hablar de las Oslen ni de Padre Forzosos.


 

Las gemelas de Sweet Valley 

Jessica y Elizabeth son dos adolescentes guapas y muy populares en el instituto Sweet Valley High. Liz era estudiosa, responsable y amiga de sus amigos; mientras que Jessica era egoí­sta, presumida y superficial.

La serie se centraba en la vida de estas gemelas y sus amigos: Todd, el mejor amigo de Liz y novio ocasional; Enid, su mejor amiga; Lila Fowler, una adolescente algo pija y la mejor amiga de Jessica y también rival de Bruce, el niño rico de la ciudad; y Winston, el «payaso» de la clase que estaba loquito por Jessica.

La historia pasó por momentos muy telenovelescos que incluyeron secuestros o comas hasta su despedida sin previo aviso debido a sus audiencias. Las personalidades opuestas de las gemelas, sus peleas, sus alocados amigos y la vida en el instituto centraban las tramas de esta comedia.


 

Cosas de hermanas

SisterSister

Tia y Tamera eran dos hermanas gemelas que fueron separadas al nacer y adoptadas por diferentes padres. Catorce años después se encuentran en un centro comercial y deciden irse a vivir juntas. Tí­a era la hermana inteligente que querí­a estudiar en Harvard, una chica reservada y tradicional; Tamera, por el contrario, era muy impulsiva y alocada, menos preocupada por estudiar y una fanática de Hush Puppies.

La otra pareja de la serie fue la formada por los padres adoptivos y que se convirtieron en un tándem muy divertido. Lisa, la madre de Tia, era modista y, a diferencia de su hija, era muy espontánea y liberal, propensa a darse grandes atracones de comida cuando se deprimí­a. Ray era el padre de Tamera y, sin embargo, se parecí­a más a Tia. Era un hombre sensato que dirigí­a una empresa de limusinas. Junto a ellos destacaron Roger, el vecino insoportable y obsesionado con las gemelas; Tyreke, el novio de Tia; y Jordan, el novio de Tamera.

La comedia giraba sobre la vida familiar y el instituto. Eran muy comunes los intercambios entre las gemelas y los problemas de entendimiento entre unos padres que no eran pareja y viví­an bajo el mismo techo.

 

Las gemelas de Sweet Valley y Cosas de hermanas fueron las dos series de gemelas más populares de la época. En ambas las hermanas se enfrentaban al desafí­o de la adolescencia y a los problemas propios de la edad con toques de culebrón. Desde luego yo culpo a estas series de haber querido una hermana gemela.

[followbutton username=’noeliarua’]

[wp_ad_camp_2]

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies