El show televisivo de los Goya

premios_goya_2010_n-365xXx80

Se acerca la única fecha del año en que nuestro cine se hace tele y objeto de interés puntual pero seamos francos; en un panorama sin Candela Peña, sin guerras importantes a la vista y sin Eva Hache al frente, ¿qué tienen de interesante los Goya? En Bface no queremos que desesperes y te damos las claves para disfrutar de la XXX Edición de los Premios de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España como el espectáculo televisivo de altura que aunque sus numerosas cagadas hagan que no te des cuenta.

El factor sorpresa no es precisamente el mejor santo al que encomendarse en una gala de varias horas a priori tediosas en las que los premiados a las categorías menos relevantes intentarán ganar relevancia con sus discursos. Aquello del minuto de gloria, que está muy bien, pero que nunca es un minuto. La retahíla de padres, hermanos o abuelos que escucharemos esa noche no ha de frenarnos a la hora de entregarnos a la única entrega de premios que por suerte, y por franja horaria, no requiere de despertador ni cafeteras para su disfrute. Por si no es suficiente, ahora se celebra en sábado; un guiño indiscutible a la cultura del botellón, así que reúne a tu gente, compra alcohol del bueno y entrégate a un espectáculo televisivo digno de análisis. Nosotros te dejamos las claves del éxito, ¿qué tienen los Goya que los hace únicos?

CANDELA PEÑA

Y sus discursos. Sí, Candela Peña es arte en movimiento, regalo divino para cinéfilos pero también todo un animal televisivo que merece una y mil menciones especiales por sus apariciones. Acerca de los recortes en sanidad puso voz televisada contra la política del Gobierno en un discurso que pasará a la historia. La posterior campaña mediática contra la artista contribuyó a convertirlo en un hito del surgimiento de la ola hypsterpolitóloga en la que todos nos vimos envueltos después. Por si fuese poco, Candela también presume de haber enunciado uno de los speech más emocionantes de cuantos se han televisado en nuestro país al recoger el premio a Mejor Actriz Protagonista en 2006 por su memorable prostituta de Princesas. A día de hoy tan sólo ha sido igualado por el grandioso momento en el que Nerea Barros inundara las redes en la pasada edición por lo psicotrópico ‘alegre’ de su grandilocuencia. Candela además nos tiene acostumbrados a grandes looks que no pasan por showroom o pre-acuerdo con marcas (ha llegado a lucir un vestido diseñado y confeccionado por su propia tía)y en definitiva es indispensable en una buena gala de premios que se precie… esperemos que aparezca por allí.

Looks imposibles

Paz Vega, ¡pechos fuera!. Como si de una consigna de personaje manga se tratase, el pecho de Paz salió disparado de aquél vestido imposible en el que se metió la sevillana (y por entonces actriz querida) cuando recogió el premio más importante de su carrera hasta la fecha; mejor actriz revelación por Lucía y el Sexo. Aunque ya no aparezca por España ni para anunciar yogures, su primera vez en los Goya será recordada por la eternidad de la era activia.

La alfombra de los Goya, sea del color que sea, es además uno de los momentos más divertidos por razones que poco atienden al buen gusto.La primera por la cantidad de reporteros de dudoso conocimiento del medio que manda TVE a cubrir las llegadas; errores, gazapos, nombres de diseñadores inventados… de todo puede suceder (‘oit points‘). La segunda por el morbo de observar los horrores de estilo que destilan nuestras grandes estrellas y que plagarán la red de memes en los días consecutivos. Juega con tus amigos a adivinar quién será la peor vestida de la noche, pero recuerda una premisa importante: ‘fallarás seguro, siempre pueden aparecer Loles León con algo en la cabeza o Massiel captando adeptos entre los militantes del Partido Animalista’

angelinaloles

massielmeme

Parejas estelares

Los Goya son de las pocas ocasiones que tenemos de ver en televisión a parejas de altura que viven ajenos al universo Sálvame. Penélope y Bardem, por ejemplo, reciben todo tipo de halagos, alusiones y mofas cada vez que acuden, acentuando así el hecho de que nuestra Academia es aún bastante cateta en esto de creer en su propio star system.

Clara Lago y Dani Rovira tampoco quedaron ajenos al chascarrillo general y pese a que el malagueño fue además el conductor de la pasada edición, no dudaron en ofrecer el momentazo Carbonero que mucha gente esperaba frente a sus televisores. La naturalidad y la euforia del ganador son buenos aliados del espectáculo y enemigos declarados del pudor. Y bueno, luego están apariciones sorprendentes como Chenoa cuando acompañó, y quiso dejar constancia de que así fue, a su entonces novio Álex González o la diversión hecha pareja en Macarena Gómez y Aldo Comas; mítica fue su aparición ante los micros el año que venían directitos de la boda de Andrea Casiraghi… ellos son así:

ALDOCOMAS--644x362

Sin duda, este año ha sido la reciente confirmación de que Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa acudirán juntos  a la gala el golpe de efecto necesario para que más de uno se pegué al televisor el próximo 6 de febrero ansioso por escuchar las bromas que Rovira pueda hacer al respecto de la pareja geriátrica más famosa del momento. Peloteo máximo asegurado.

Sketches y numeros musicales

Algunos son terribles, otros muy de factura del Club de la Comedia y alguno que otro reivindicativo, quizás demasiados. Hay para todos los gustos. Entre las reinas de la conducción hemos tenido a Rosa María Sardá, tan mítica que algunos crecimos pensando que era ella la única presentadora de las galas pese a haberlo hecho solo en tres ocasiones, o Eva Hache, que incapaz de aparcar su trabajo en la Sexta termina haciendo su propio show de humor al margen de la gala. Tan brillante Eva como brillante aquél Paco León de Raquel Revuelta poniendo el auditorio patas arriba con una presentación de premio memorable.

Para los estudiantes de cine o comunicación, los diferentes téasers editados para la ocasión a propósito de los guiones de las películas nominadas pueden ser un atractivo. Si bien algunos se revelan como auténticos truños de primero de carrera, en ocasiones están muy bien realizados y además tiran de los famosos más mediáticos y simpáticos que encuentran en la Academia.

Finalmente, si eres uno de esos románticos y fanáticos de los clásicos estilo Broadway o simplemente un melómano declarado, los guionistas de la gala siempre tienen algún regalo para ti aunque termine siendo envenenado para sus protagonistas. No se recuerda número musical que no haya sido duramente criticado y ridiculizado, sin embargo desde BFace queremos ser justos y defender a nuestros actores que se dejan las vergüenzas para crear un show televisivo que sirve de gran homenaje tanto para amantes del cine español como de la mítica Al Salir de Clase, pues es de las pocas ocasiones en que vemos a Lucía Jiménez con vida. Nunca falla:

Rostros televisivos

Gente del cine, obvio, pero también de la música, de la tele, de la nada, Aída Nízar acompañando a Amenábar… de todo se ha visto en los Goya y se seguirá viendo mientras haya representantes que mueven bien sus hilos para que los personajes de mayor proyección mediática del momento aparezcan esa noche entregando premios, que no recibiéndolos. En dichas apariciones hay mucha promoción y en ocasiones mucho morbo; que en la pasada edición Loles León actuara y entregase estatuilla meses después de haber sido expulsada de TVE por su apoyo explícito a la huelga de los trabajadores internos no fue en absoluto fortuito.

Éste año apostamos fuerte porque Berta Vázquez suba a entregar algún cabezón y así quitarnos el mono de Vis a Vis pese a que Mario Casas haya declinado la invitación a la gala tras el pobre trato recibido en las nominaciones por Palmeras en la Nieve. Otra televisiva como Adriana Ugarte, a punto de estrenar la última de Almodóvar, será otro de los rostros que habrá colocado en el escenario su particular Toño Sanchís  representante. Estas apariciones suelen ser frescas y divertidas, pues no van acompañadas de nervios, y nos dejan ver a nuestras actrices de forma relajada, especialmente las ‘chicas Almodóvar’ de toda la vida, siempre ordinarias y divertidas. ¿Acaso imagináis a cualquiera de las nuevas generaciones haciéndose un Bibiana? Nuestro cine gana adeptos de la misma forma que pierde grandes mujeres espectáculo, es una realidad.

bibiana caballo

Los perdedores

Momento sublime para morbosos y una pantalla partida en cuatro para que a nadie se le escape la reacción de los perdedores. Memorables fueron la decepción del Niño Jesús Sánchez tras perder frente a Dani Rovira o la de Antonia San Juan ante la absoluta injusticia que dejaba a La Agrado sin premio el año que la actriz condujo la gala. Este año, si las apuestas siguen colocando a La Novia de favorita, veremos a Inma Cuesta pasear curvas sin retoques hacia el escenario mientras la foto fija de Juliette Binoche será la única que no muestre el gesto de una perdedora pero serena Penélope o de una Natalia de Molina sonriente y nerviosa.

No hay que venirse arriba; con la buena educación a la que nuestras estrellas nos tienen acostumbrados no se puede esperar un Gaga-DiCaprio a la española, seamos francos, pero por muy actor que uno sea, las emociones nacen del corazón y puede resultar tarea difícil la de aguantar un primer plano amable cuando no es tu nombre el del vencedor … hay esperanza.

Momento dulzón

Para melancólicos y necrófilos, perfil tan de moda ahora que cada muerte de famoso nos parece un drama insuperable, el gran momento llega sin duda con el homenaje a las gentes del cine que han fallecido a lo largo del último año. A veces son tantos que casi se te escapa la cara del artista más querido de entre todos los fallecidos, pero tranquilos, que siempre ha habido clases y la realización de la gala no permitirá que nadie se quede sin honrar a Lina Morgan.SÍ

Con una gala así, con unos actores que cada vez fluyen más entre el cine y la televisión y con las polémicas que cada año persiguen a la celebración de la ceremonia, ¿quién dijo aburrimiento? El aburrimiento es un estado para necios y en la retransmisión de esta gala lo único que amenaza con matarnos a bostezos será la clásica cobardía de nuestra Academia a la hora de repartir premios. Olvídate de los Óscar o los Globos de Oro, aquí la especialidad es ignorar a las películas más taquilleras, menospreciar a los personajes cómicos (ya lo dijo Machi..) o no reconocer a las chicas más molonas nominadas al Goya revelación; aún no perdonamos haber dejado sin premio a La Juani de Verónica Echegui, por mucho que pongan la gala un sábado y terminemos viendo doble a Bayona cuando habla José Sacristán.

 

Jesús Galeote
Jesús Galeote

Cuando Carmen Alborch dejó el Ministerio de Cultura yo ya tenía 15 años. Creo en las mujeres y en Europa del Este.

No hay comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR