Supervivientes 2014: desmontando la isla perdida

Dos años han tenido los de Telecinco y Magnolia TV para preparar la que podí­a haber sido la edición más impactante y sorprendente de la historia del reality de náufragos, pero no; ha resultado ser con diferencia la versión más friki y descontrolada de toda la historia del programa.

El dí­a de su mismí­simo debut lo comentaba en esta misma ventana digital, se han equivocado con el personal. Si has tenido el santo valor y la bendita paciencia de aguantar las seis galas que lleva el concurso de Jorge Javier Vázquez y Raquel Sánchez Silva -uno muy demasiado protagonista esta edición y una más ausente que Aí­da en la serie “Aí­da”-, habrás perdido la cuenta de los abandonos, bajas y viceversa que se han producido a lo largo de estas semanas.

Tan bueno y maravilloso ha sido el casting de náufragos y la meditada producción de este año, que la productora ha querido ir más allá y le ha dado la vuelta: esta vez la supervivencia es a la inversa, es decir, luchan por sobrevivir fuera del mundo de las cámaras. De momento, Amador Mohedano se postula como principal vencedor tras haber podido burlar a las multitudinarias alcachofas de los de “Sálvame” y compañí­a en la puerta de su casa. En peor puesto queda Oriana (una de las tantas “viceversas” de esta temporada) que abandonó la isla porque le daban miedo los bichos y echaba de menos sus cremas, algo totalmente normal si sabí­a que iba una isla desierta.

Los poco más de 2.5 millones de fieles telespectadores que ha conseguido engatusar este año Telecinco habrán observado el poco tino que han tenido a la hora de seleccionar al personal, pues, por el momento, ya se han producido dos bajas por problemas de salud (y eso que pasan pruebas médicas). Alberto Santana, uno de los fibrados posturitas que presidí­a el trono del programa de más ligoteo de la tele, y con una presencia deportiva evidente, tuvo que dejar la isla por arritmias. Algo similar a lo del showman Antonio Tejado, que aunque tuvo la coartada del accidente presuntamente casual, se vio obligado a asistir a todos y cada uno de los programas televisivos tras su agonizante salida de Supervivientes (¡ínimo¡).


Aunque para agonizante la despedida de Suhaila, que se vio obligada a abandonar el programa por motivos gravemente familiares, pero su profesionalidad no le impide deslenguarse viva en la tele y maquillarse de arriba a abajo mientras en su casa pasan las de Kain.

gfthfhj

Pero lejos de “la pandilla del abandono” tenemos a los más sutiles, a esos que también tiran la toalla pero con presunta elegancia pidiéndole a la audiencia soberana que los devuelva a su lugar de origen: a la tele. El caso más descarado es el de Anabel Pantoja y su casi depresión tras semana y pico sin saber nada de su pequeño del alma y la tita Pantoja; así­ como la showgirl de interminables extensiones y extravagantes vestiduras llamada La Pelopony, que hizo un llamamiento a su séquito LGTB para que la devolviesen urgentemente al camerino.

Como ven, todo un acierto de edición. Y todo ello sin hacer repaso a lo que aún pulula por la isla telecinquera: una Bibiana Fernández recién salida y con 200.000€ en su bolsillo previo solarium y dieta dukan de extra; un Tony que juega a ser gay para buscarse un sillón en otro programa de la misma franja que de la que salió metiéndose en el bolsillo a Nacho Montes, que por su parte se ha creado su propia APP Grindr humana gritando a España que es de roll activo (lo ha dicho él, que conste…).

También sigue dentro “el chino” tróspido, Yong Li, “Chiqui” de GH (que presuntamente su marido le tira los tejos a una brasileña), Carolina Sobe (que dice ser más fina que la piel de una mierda) o Abraham de “Gandí­a Shore” (bautizado Mr.Huesitos), además de Rafa Lomana y Leo (la que juega a las cartas), que luchan por un trozo de madera en mitad del agua.

¿Qué mas vueltas tiene que dar Supervivientes 2014 para que remonte? La cuestión es que tan solo el exmarido de Rosa Benito (ganadora de la pasada edición de la isla, allá por 2011) y hermaní­simo de La más grande, fue quién dio un empujón curioso al programa, convirtiéndolo inclusive en lí­der de su franja. El reality show se impuso a las galerí­as Velvet de Antena 3 y pudo pisar el 20,7% de audiencia, su mejor nota hasta el momento (y amenaza con ser la única…). La cadena tuvo que recurrir una vez más a la prensa del cotilleo, el mundo rosa y el espectáculo para relanzar un formato que anduvo por si solo en su anterior edición pero que en la actualidad roza a duras penas los 2.5 millones de telespectadores. El frikismo y la simpleza de producción han dejado muy enterrada la calidad y entusiasmo televisivo que caracterizaba al hermano menor de los realities, Supervivientes, con el permiso del galán Gran hermano (que está de cumple, por cierto).

jl

Al final Ylenia de Gandí­a Shore, Yola Berrocal y Argi de GH 14 hubiesen sido una mejor opción como náufragos, tal y como propuse aquí­. Quién sabe, lo mismo los de Mediaset nos leen y entran en razón.

Recemos…

[followbutton username=alvaroroldan_]

[wp_ad_camp_2]

Álvaro Roldán
Álvaro Roldán

Redactor

Periodista, coordinador de Tuteledigital.es, crí­tico televisivo y deslenguado.

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies