La influencia de Twitter en Gran Hermano

Sobra decir que la adaptación española de ‘Big Brother’ es el reality estrella de este país desde que llegó a nuestras pantallas aquel, ya lejano, 23 de abril del año 2000. Edición tras edición ha ido cosechando éxitos y ha sabido reinventarse para no quedarse en el camino; cambios en la dinámica del concurso, revistas, libros, juegos de mesa, aplicaciones para móviles y un larguísimo etcétera.

Van ya unos años en los que el reality show ha perdido su ‘esencia’ inicial para convertirse en más show que reality. Y no, no me refiero al show que la productora ofrece, que también, si no a cómo las redes sociales han ido haciéndose un hueco en el concurso. Principalmente Twitter.

Para muchos (entre los que me incluyo), es inconcebible la idea de ver ‘Gran Hermano’ sin el móvil en la mano, sin twittear cada segundo de lo que pasa en la gala. ‘Ayyyyyyyyyy, qué nervios’, ‘Dios, qué fuerte’, o ‘Seguro que…’ son comentarios que leemos en todos los seguidores del formato semana tras semana. Todo acompañado del ya conocido # (hashtag) del concurso.

Familiares, amigos, conocidos y hasta primos del vecino del perro de los concursantes tienen Twitter hoy en día. Como es normal, utilizan ese medio para defender con uñas y reetweet’s a su concursante. Ya no basta con ver debates, últimas horas, galas, resúmenes, bajarse la app, ver el 24h, leer el minutado… Si no tienes Twitter, no te enterarás jamás de nada.

Hasta aquí todo genial pero vuelvo a lo de antes; ¿Por qué ‘Gran Hermano’ ha perdido parte de su esencia?

CSh1I4hWUAAuLuc

Muchas veces os habréis sentado en el sofá de casa para ver como expulsaban al chico más machista del concurso, a la más sosa, a la infiel o al mentiroso, en definitiva; al más odiado. Y muchas veces os habréis quedado con las ganas de ver como ese concursante era expulsado ya que ‘la audiencia’ había decidido que no abandonase la casa. Con el paso de las ediciones, son más los que conocemos como funcionan estas ‘expulsiones sorpresa’. Como ya decía antes, en Twitter se unen familiares y fans de cada concursante y se van formando grupos y a su vez diferentes alianzas entre estos grupos dispuestos a -casi- todo por salvar a su concursante favorito. Es así que si dos de ellos caen nominados juntos, sus seguidores se salvarán mutuamente y votarán para expulsar a otro nominado.

Nada más finalizar la ronda de nominaciones, Twitter se pone en marcha; encuestas, preguntas, pactos, alianzas… todos los fans quieren salvar a su concursante preferido y todo vale. Una vez que todos se han puesto de acuerdo, cada ‘CF’ (Club de Fans) empieza su particular campaña para expulsar a uno de sus rivales. Se ponen números de teléfono prepago a disposición de todo el mundo que quiera mandar dinero para salvar a su favorito, se sortean objetos personales de los concursantes y hasta jamones o móviles entre todo aquel que envíe dinero a dichos números de teléfono. Algunos concursantes acumulan grandes cantidades de seguidores, por lo cual es difícil ‘declararles la guerra’ o ir contra ellos en una nominación, ya que se volvería en contra y sería tu favorito el expulsado. Como fue el caso de Paula -ganadora de GH15- o Indhira -GH11-, que con organización y MUCHO DINERO consiguieron su propósito. (Si obviamos el vasito de agua, claro).

CTcAsZmWcAAfV7e

Hace unos años no eran muchos los que se animaban a estas campañas, por lo que no repercutía demasiado en los resultados finales pero desde el año pasado todo cambió. La gente ya confía (a veces demasiado) en este método. Cada equipo suele tener entre 5 y 10 personas que organizan los denominados ‘retos’, los cuales consisten en crear un hashtag con una cifra concreta (supongamos que son 300; #Reto300) para que la gente desde sus casas suba los pantallazos de sus sms y de este modo puedan saber la cantidad de votos que dicho concursante está recibiendo. Estos retos son diarios, incluso a veces, varios al día. Pueden llegar a acumularse 5.000 votos, que a 1.45€ son 7.250€ que se llevaría la organización a cambio de sacar de la casa a tu concursante odiado. A estas cifras hay que sumarles los euros que se guardan en las líneas de teléfono prepago disponibles para que la gente recargue.

Últimamente antes de la expulsión suelen poner una cuenta atrás en la cual, la cantidad de votos que se recibe es muy superior a la que se realizan los días que no hay programa. Son muchos los que no conocen Twitter y solo ven Galas y DBT’s, por lo tanto votan según los vídeos que sean emitidos en ese momento (con su respectiva música y montaje de imágenes). Este público es denominado GALERO. Éste muchas veces no coincide en votar al que la mayoría de twitteros quieren ver en la calle, por eso mismo se guarda dinero en los teléfonos prepago. Cuando llega el momento de la cuenta atrás, los teléfonos se ponen en marcha para contrarrestar los ‘votos galeros’ y se empieza a gastar el dinero acumulado.

Por ello muchos concursantes buscan una ‘carpeta’ (pareja) a la desesperada dentro de la casa, ya que contaría con los seguidores suyos y los de la otra persona. Y está demostrado que es una buena táctica si eres mujer, ya que Laura Campos (GH12), Susana Molina (GH14) y Paula (GH15), ganaron el reality después de una tormentosa historia de ‘amor’. Los fans de dichas parejas se hacen llamar ‘carpeteros’ y, como ya os digo, suele tener mucha fuerza a la hora de organizarse. Es por esto por lo que algunos de vuestros favoritos salen de la casa en nominaciones que no esperas.

Twitter ha pasado de ser un mero enlace entre seguidores y reality a convertirse en el epicentro del guión del programa. Nada escapa ante los ojos del pajarito azul.

Por cierto, no se lo cuentes a nadie.

Juan Fitipaldi
Juan Fitipaldi

Comento la 'telebasura'; de eso te sueno.

3 Comentarios
  1. Totalmente de acuerdo Gran Hermano evoluciona con y gracias a las redes sociales como Twitter. Muy buen artículo y espero alguno más de quien nos ameniza las noches de los jueves con sus tweets.

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR