Crítica | ‘La Habitación’, un talento desgarrador y poético

Cartel de la película La Habitación

Mañana se estrena en los cines de España La Habitación (Room). El domingo de madrugada es probable (al menos así lo quiero yo) que gane alguna estatuilla dorada. Hoy os voy a contar por qué después de algunos días continúo enamorado de esta cinta irlandesa dirigida por Lenny Abrahamson y escrita por Emma Donoghue, que también realizó la novela basada en hechos reales.

Evidentemente, una película de estas características, tan aclamada por crítica y público en diferentes festivales y ceremonias de premios, no ha llegado hasta este tramo del camino sin 118 minutos a sus espaldas que la sostengan de los pies a la cabeza. Pero si me obligan a seleccionar los muros de carga de este largometraje, elijo sin duda a Brie Larson y a Jacob Tremblay, los auténticos protagonistas de una función sólida como el acero y claustrofóbica como una habitación sin salida.

[youtube id=»KfHOKdBsJc4″ align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»750″]

 

Las actuaciones de madre e hijo no son sólo correctas y suficientemente académicas como para que la crítica más conservadora y rancia se deleite con ellas. El talento de Larson y Tremblay va mucho más allá y nos sumerge y asfixia entre silencios, tosidos, miradas y llantos desgarradores durante el metraje completo. Ella se tiene que hacer con el premio sí o sí. Él debería estar nominado. Entiendo que nadie en Hollywood quiera otro juguete roto, pero el carisma y la profesionalidad del pequeño Jacob son innegablemente desbordantes.

Fotografía de Jacob Tremblay con Jennifer Lawrence, Leonardo Dicaprio y Silvester Stallone
Jacob en su papel de jodidamente adorable

Sin embargo, también es necesario destacar el mérito de Abrahamson para conseguir dos actos tan marcados, tan diferenciados y tan bien construidos sin que el ritmo decaiga en ningún momento, a pesar de la pseudo-decadencia ya impuesta por la historia en sí. Aunque quiero intentar hacer esta crítica sin spoilers, para que a todos os exploten vuestras cabezas al ver esta obra maestra del 2015, no puedo evitar mencionar cómo la primera parte, más claustrofóbica y llena de tensión, da pie a una segunda parte más abierta y, sin embargo, todavía más agobiante y estremecedora que la anterior. Como público, no tenemos tiempo para descansar.

Muchos critican precisamente esta evidente antítesis, inusual y chocante para el espectador. Yo, sin embargo, me apunto a este juego tan potente de no todo es como tú crees que te agarra, te envuelve y te pone la piel de gallina hasta en el último minuto. No es fácil, teniendo entre manos un contraste tan marcado y peligroso, sostener los hilos sin titubear. Lenny no vacila ni un segundo y desarrolla el cambio con maestría, arriesgando. Su trabajo, de nuevo, es asombroso y valiente; digno de un neurocirujano. Por supuesto, sin la historia, sin los personajes y sin el reparto, nada de esto sería posible. Y es que la redondez y perfección de La Habitación saltan a la vista.

Fotografía de Brie Larson y Jacob Tremblay
En realidad piensan con qué película quieren comerse la pantalla próximamente

La Habitación nos demuestra que no son necesarios demasiados artificios para contar una historia emotiva; no es necesario caer en el morbo cuando puedes sugerir de manera poética las luces y sombras de un secuestro que dura más de 5 años. Armados y rodeados con talento, una mujer y su hijo narran a través de inofensivos e ingeniosos diálogos de cuento de hadas una desgarradora y perturbadora historia; debes entrar con valor y tripas para comprender la pasión que, como espectador, desprendo en estas líneas. La culpa de esta fascinación la tiene una habitación de la que no todo el mundo sabría salir, ni siquiera estando fuera de ella.

Jameson Notodofilmfest 2016: the very best of cortometrajes

Es bien sabido en los circuitos cinematográficos que el Jameson Notodofilmfest es un gran festival y los cortometrajes muy cortometrajes y muchos cortometrajes. Ya son 14 años de arte breve y en BFace Magazine continuamos disfrutando con esta cultura audiovisual en treinta segundos, de estas piezas hilarantes y deprimentes de menos de tres minutos, de millares de cortos que han servido de trampolín a novatos e incipientes artistas que con una sábana y una cámara decidieron contar su historia. Cientos de miles de euros en premios, visitas a raudales en la web y un prestigio viral cuyo pistoletazo de salida tendrá lugar el próximo 1 de marzo, fecha límite para subir un cortometraje.

En la XIV Edición del Jameson Notodofilmfest, reconocidas figuras del mundo cinematográfico como Cesc Gay, Paula Ortiz, Javier Fesser, Leticia Dolera, Leonor Watling o Raúl Arévalo conforman el jurado. Algunos fueron participantes. Algunos este año también han publicado un cortometraje por diversión. Nadie se aburre en este festival.

Jurado de la nueva edición del Jameson Notodofilmfest
Jurado de la nueva edición del Jameson Notodofilmfest

Sabemos que el jurado tendrá la ardua misión de elegir las mejores piezas para los mejores premios. Soltar los euros nunca es sencillo y como no van a dar a basto con tanto corto subido, queremos echarles una mano haciendo esta lista con lo mejorcito que hemos visto hasta la fecha en esta nueva entrega del Jameson Notodofilmfest. A falta de una semana, ¿estará todo el pescado vendido?

The Airplane (Jotoni Pérez, Jesús Martínez Nota)

A veces los avioncitos vienen con sorpresa. Y más cuando nos cuentan el cuento que no es. O cuando leemos ese cuento desde nuestras camas, olviándolo cuando nos vamos a dormir. Nunca 30 segundos de triple destilación fueron tan impactantes.

[vc_raw_html]JTNDY2VudGVyJTNFJTNDaWZyYW1lJTIwaWQlM0QlMjdmbHVtb3Rpb25faWZyYW1lX3BsYXllciUyNyUyMG5hbWUlM0QlMjdmbHVtb3Rpb25faWZyYW1lX3BsYXllciUyNyUyMHNyYyUzRCUyN2h0dHAlM0ElMkYlMkZwbGF5LmxhZmFicmljYS53ZWJ0di5mbHVtb3Rpb24uY29tJTJGcGxheSUyRnBsYXllciUzRnBvZCUzRDE5Mzc1JTI2YXV0b1BsYXklM0RmYWxzZSUyMHNjcm9sbGluZyUzRCUyN25vJTI3JTIwZnJhbWVib3JkZXIlM0QwJTIwd2lkdGglM0QlMjc2NDBweCUyNyUyMGhlaWdodCUzRCUyNzQ4MHB4JTI3JTNFJTNDJTJGaWZyYW1lJTNFJTNDJTJGY2VudGVyJTNF[/vc_raw_html][vc_row][vc_column][vc_column_text]

 

Niña de papá (Miki Esparbé)

Primer cortometraje del gran Miki, un must de la comedia española que, como en el corto, seguro que recibe muchos likes por reflejar tan bien lo lejos que puede llegar la gilipollez de algunos padres obsesionados. A veces, entre padre e hijo, me pregunto quién es más niño.

[/vc_column_text][vc_raw_html]JTNDY2VudGVyJTNFJTNDaWZyYW1lJTIwaWQlM0QlMjdmbHVtb3Rpb25faWZyYW1lX3BsYXllciUyNyUyMG5hbWUlM0QlMjdmbHVtb3Rpb25faWZyYW1lX3BsYXllciUyNyUyMHNyYyUzRCUyN2h0dHAlM0ElMkYlMkZwbGF5LmxhZmFicmljYS53ZWJ0di5mbHVtb3Rpb24uY29tJTJGcGxheSUyRnBsYXllciUzRnBvZCUzRDE5NzYyJTNCJTIwc2Nyb2xsaW5nJTNEJTI3bm8lMjclM0IlMjBmcmFtZWJvcmRlciUzRDAlMjB3aWR0aCUzRCUyNzY0MHB4JTI3JTIwaGVpZ2h0JTNEJTI3NDgwcHglMjclM0UlM0MlMkZpZnJhbWUlM0UlM0MlMkZjZW50ZXIlM0U=[/vc_raw_html][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

 

Treinta (Juanmi Díez)

A veces no somos conscientes de lo caro que nos puede salir un deseo, de lo caro y lo egoístas que somos y podemos llegar a ser. Aquí llega un nuevo corto de Juanmi Díez para el Jameson Notodofilmfest. ¡Y menuda vuelta al concurso!

 

[/vc_column_text][vc_raw_html]JTNDY2VudGVyJTNFJTNDaWZyYW1lJTIwaWQlM0QlMjdmbHVtb3Rpb25faWZyYW1lX3BsYXllciUyNyUyMG5hbWUlM0QlMjdmbHVtb3Rpb25faWZyYW1lX3BsYXllciUyNyUyMHNyYyUzRCUyN2h0dHAlM0ElMkYlMkZwbGF5LmxhZmFicmljYS53ZWJ0di5mbHVtb3Rpb24uY29tJTJGcGxheSUyRnBsYXllciUzRnBvZCUzRDE5NjQzJTI2YXV0b1BsYXklM0RmYWxzZSUyNyUyMHNjcm9sbGluZyUzRCUyN25vJTI3JTIwZnJhbWVib3JkZXIlM0QwJTIwd2lkdGglM0QlMjc2NDBweCUyNyUyMGhlaWdodCUzRCUyNzQ4MHB4JTI3JTNFJTNDJTJGaWZyYW1lJTNFJTNDJTJGY2VudGVyJTNFJTNDYnIlMkYlM0U=[/vc_raw_html][/vc_column][/vc_row]

 

Una inversión de presente (Mar Corzo Sánchez)

¿Sociedad involutiva que siempre tropieza con la misma piedra? Sarcástica, cómica y triste visión del mundo del arte, de los cánones y de la presión social que tanto daño nos hace al cerebro y, por extensión, a nuestro cuerpo.

[vc_raw_html]JTNDY2VudGVyJTNFJTNDaWZyYW1lJTIwaWQlM0QlMjdmbHVtb3Rpb25faWZyYW1lX3BsYXllciUyNyUyMG5hbWUlM0QlMjdmbHVtb3Rpb25faWZyYW1lX3BsYXllciUyNyUyMHNyYyUzRCUyN2h0dHAlM0ElMkYlMkZwbGF5LmxhZmFicmljYS53ZWJ0di5mbHVtb3Rpb24uY29tJTJGcGxheSUyRnBsYXllciUzRnBvZCUzRDE5NjA2JTNCJTIwc2Nyb2xsaW5nJTNEJTI3bm8lMjclM0IlMjBmcmFtZWJvcmRlciUzRDAlMjB3aWR0aCUzRCUyNzY0MHB4JTI3JTIwaGVpZ2h0JTNEJTI3NDgwcHglMjclM0UlM0MlMkZpZnJhbWUlM0UlM0MlMkZjZW50ZXIlM0UlM0NiciUyRiUzRQ==[/vc_raw_html]

 

¡Qué puto desastre! (Isaac Berrokal)

Nos encanta el Jameson Notodfilmfest, pero hay que reconocer que entre mucho corto bueno, también se escapan bastantes malos. Es normal, las ideas que surgen en la cabeza no son fáciles de poner sobre la pantalla. Por eso, aquí van algunas indicaciones de cómo no hacer un cortometraje.

[vc_raw_html]JTNDY2VudGVyJTNFJTNDaWZyYW1lJTIwaWQlM0QlMjdmbHVtb3Rpb25faWZyYW1lX3BsYXllciUyNyUyMG5hbWUlM0QlMjdmbHVtb3Rpb25faWZyYW1lX3BsYXllciUyNyUyMHNyYyUzRCUyN2h0dHAlM0ElMkYlMkZwbGF5LmxhZmFicmljYS53ZWJ0di5mbHVtb3Rpb24uY29tJTJGcGxheSUyRnBsYXllciUzRnBvZCUzRDE5MzI4JTI2YXV0b1BsYXklM0RmYWxzZSUzQiUyMHNjcm9sbGluZyUzRCUyN25vJTI3JTIwZnJhbWVib3JkZXIlM0QwJTIwd2lkdGglM0QlMjc2NDBweCUyNyUyMGhlaWdodCUzRCUyNzQ4MHB4JTI3JTNFJTNDJTJGaWZyYW1lJTNFJTNDJTJGY2VudGVyJTNFJTNDYnIlMkYlM0U=[/vc_raw_html][vc_row][vc_column][vc_column_text]

 

Aladino (Luis Ángel Gil Alonso)

No es fácil conseguir la atención del espectador durante unos cuantos minutos sin que el plano cambie. Que lo logremos es gracias a una impecable actuación, un diálogo fresco y lleno de trasfondo social y cuñadil y gracias a los tatuajes, que nunca sabes qué problemas pueden provocar.

[/vc_column_text][vc_raw_html]JTNDY2VudGVyJTNFJTNDaWZyYW1lJTIwaWQlM0QlMjdmbHVtb3Rpb25faWZyYW1lX3BsYXllciUyNyUyMG5hbWUlM0QlMjdmbHVtb3Rpb25faWZyYW1lX3BsYXllciUyNyUyMHNyYyUzRCUyN2h0dHAlM0ElMkYlMkZwbGF5LmxhZmFicmljYS53ZWJ0di5mbHVtb3Rpb24uY29tJTJGcGxheSUyRnBsYXllciUzRnBvZCUzRDE5NzU2JTI2YXV0b1BsYXklM0RmYWxzZSUyNyUyMHNjcm9sbGluZyUzRCUyN25vJTI3JTIwZnJhbWVib3JkZXIlM0QwJTIwd2lkdGglM0QlMjc2NDBweCUyNyUyMGhlaWdodCUzRCUyNzQ4MHB4JTI3JTNFJTNDJTJGaWZyYW1lJTNFJTNDJTJGY2VudGVyJTNFJTNDYnIlMkYlM0U=[/vc_raw_html][vc_column_text]

 

255 me gusta en un minuto (Jesús Rabasco)

Tema candente con el que te ríes mientras te dan varias punzadas al corazón. Nos estamos volviendo loco y esta historia ficticia no se aleja demasiado de aquella basada en hechos reales.

[/vc_column_text][vc_raw_html]JTNDY2VudGVyJTNFJTNDaWZyYW1lJTIwaWQlM0QlMjdmbHVtb3Rpb25faWZyYW1lX3BsYXllciUyNyUyMG5hbWUlM0QlMjdmbHVtb3Rpb25faWZyYW1lX3BsYXllciUyNyUyMHNyYyUzRCUyN2h0dHAlM0ElMkYlMkZwbGF5LmxhZmFicmljYS53ZWJ0di5mbHVtb3Rpb24uY29tJTJGcGxheSUyRnBsYXllciUzRnBvZCUzRDE5NzQyJTI2YXV0b1BsYXklM0RmYWxzZSUyNyUyMHNjcm9sbGluZyUzRCUyN25vJTI3JTIwZnJhbWVib3JkZXIlM0QwJTIwd2lkdGglM0QlMjc2NDBweCUyNyUyMGhlaWdodCUzRCUyNzQ4MHB4JTI3JTNFJTNDJTJGaWZyYW1lJTNFJTNDJTJGY2VudGVyJTNFJTNDYnIlMkYlM0U=[/vc_raw_html][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

 

Una cita de mierda (Roberto Montalbo)

Sin palabras. Esta es mierda de la buena.
[/vc_column_text][vc_raw_html]JTNDY2VudGVyJTNFJTNDaWZyYW1lJTIwaWQlM0QlMjdmbHVtb3Rpb25faWZyYW1lX3BsYXllciUyNyUyMG5hbWUlM0QlMjdmbHVtb3Rpb25faWZyYW1lX3BsYXllciUyNyUyMHNyYyUzRCUyN2h0dHAlM0ElMkYlMkZwbGF5LmxhZmFicmljYS53ZWJ0di5mbHVtb3Rpb24uY29tJTJGcGxheSUyRnBsYXllciUzRnBvZCUzRDE5NjEwJTI2YXV0b1BsYXklM0RmYWxzZSUyNyUyMHNjcm9sbGluZyUzRCUyN25vJTI3JTIwZnJhbWVib3JkZXIlM0QwJTIwd2lkdGglM0QlMjc2NDBweCUyNyUyMGhlaWdodCUzRCUyNzQ4MHB4JTI3JTNFJTNDJTJGaWZyYW1lJTNFJTNDJTJGY2VudGVyJTNFJTNDYnIlMkYlM0U=[/vc_raw_html][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

 

Podrían ser tantas cosas (Andrés Suárez González)

– ¿Qué tal?

+ Bien, bien… Sí, bien. ¿Y tú?

– Bien también…

A veces estamos tan llenos de mierda dentro que no sabemos ni de qué manera explotar ni con quién. Y luego nos preguntamos que por qué no avanzamos en la vida.

[/vc_column_text][vc_raw_html]JTNDY2VudGVyJTNFJTNDaWZyYW1lJTIwaWQlM0QlMjdmbHVtb3Rpb25faWZyYW1lX3BsYXllciUyNyUyMG5hbWUlM0QlMjdmbHVtb3Rpb25faWZyYW1lX3BsYXllciUyNyUyMHNyYyUzRCUyN2h0dHAlM0ElMkYlMkZwbGF5LmxhZmFicmljYS53ZWJ0di5mbHVtb3Rpb24uY29tJTJGcGxheSUyRnBsYXllciUzRnBvZCUzRDE5MzgyJTI2YXV0b1BsYXklM0RmYWxzZSUyNyUyMHNjcm9sbGluZyUzRCUyN25vJTI3JTIwZnJhbWVib3JkZXIlM0QwJTIwd2lkdGglM0QlMjc2NDBweCUyNyUyMGhlaWdodCUzRCUyNzQ4MHB4JTI3JTNFJTNDJTJGaWZyYW1lJTNFJTNDJTJGY2VudGVyJTNFJTNDYnIlMkYlM0U=[/vc_raw_html][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

 

Marcial Z (Rubén Bautista)

Por dios, ¿cómo no nos vamos a acordar de Marcial? Uno de los personajes más entrañables de la televisión de los 90. No hay nada mejor que un revival hipsteriano y casposo para ponernos a todos los dientes largos. Si con cerebros e infectados todo entra mucho mejor, ¡que se lo digan a Jane Austen!

[/vc_column_text][vc_raw_html]JTNDY2VudGVyJTNFJTNDaWZyYW1lJTIwaWQlM0QlMjdmbHVtb3Rpb25faWZyYW1lX3BsYXllciUyNyUyMG5hbWUlM0QlMjdmbHVtb3Rpb25faWZyYW1lX3BsYXllciUyNyUyMHNyYyUzRCUyN2h0dHAlM0ElMkYlMkZwbGF5LmxhZmFicmljYS53ZWJ0di5mbHVtb3Rpb24uY29tJTJGcGxheSUyRnBsYXllciUzRnBvZCUzRDE5Njk3JTI2YXV0b1BsYXklM0RmYWxzZSUyNyUyMHNjcm9sbGluZyUzRCUyN25vJTI3JTIwZnJhbWVib3JkZXIlM0QwJTIwd2lkdGglM0QlMjc2NDBweCUyNyUyMGhlaWdodCUzRCUyNzQ4MHB4JTI3JTNFJTNDJTJGaWZyYW1lJTNFJTNDJTJGY2VudGVyJTNFJTNDYnIlMkYlM0U=[/vc_raw_html][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

 

El tiempo de los ángeles

Héroes anónimos que no protagonizan películas. Es bueno tener cortometrajes como éste que sí reflejen de verdad las historias que importan y que desaparecen entre el murmullo de las noticias.

[/vc_column_text][vc_raw_html]JTNDY2VudGVyJTNFJTNDaWZyYW1lJTIwaWQlM0QlMjdmbHVtb3Rpb25faWZyYW1lX3BsYXllciUyNyUyMG5hbWUlM0QlMjdmbHVtb3Rpb25faWZyYW1lX3BsYXllciUyNyUyMHNyYyUzRCUyN2h0dHAlM0ElMkYlMkZwbGF5LmxhZmFicmljYS53ZWJ0di5mbHVtb3Rpb24uY29tJTJGcGxheSUyRnBsYXllciUzRnBvZCUzRDE5NzQzJTI2YXV0b1BsYXklM0RmYWxzZSUyNyUyMHNjcm9sbGluZyUzRCUyN25vJTI3JTIwZnJhbWVib3JkZXIlM0QwJTIwd2lkdGglM0QlMjc2NDBweCUyNyUyMGhlaWdodCUzRCUyNzQ4MHB4JTI3JTNFJTNDJTJGaWZyYW1lJTNFJTNDJTJGY2VudGVyJTNFJTNDYnIlMkYlM0U=[/vc_raw_html][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

7 películas que Penélope Cruz quiere olvidar

La resaca de los Goya 2016 aún me dura (y supongo que Cesc Gay seguirá celebrándolo por todo lo alto) y únicamente puedo recordar cómo Dani Rovira, presentador por segunda y, espero, última vez, intentaba ligar de broma con Penélope Cruz, mientras Javier Bardem le miraba con instinto asesino y Manuela Carmena era maldecida por enésima vez por no conseguir que el amor entre el cómico y la de Alcobendas triunfase.

[youtube id=»1HaKSmQvVbI» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»700″]

Realmente, prefería haber olvidado ese momento para siempre. En cambio, se me quedará grabada a fuego la incomodidad de la Pe que, a pesar de haber protagonizado con Rovira el spot para la gala de este año, se mostraba sin química, sosa y con ganas de irse a tomar alguna copa para llorar el hecho de que Natalia de Molina le hubiera arrebatado el cabezón; una incomodidad que los espectadores también hemos sufrido a veces con las cintas que Penélope Cruz ha protagonizado. Esta semana se estrena Zoolander 2 y tiene pinta de que la Pe nos la va a liar de nuevo con un papel insoportable y una película mediocre.

Yo aprecio mucho su talento, estoy en contra del linchamiento que sufre a veces y reconozco su maestría para desenvolverse como pez en el agua en numerosas y buenas películas españolas. Sin embargo, por capricho del destino o por necesidad de comer (en alguna de sus viviendas millonarias), la carrera de Cruz se ha tornado irregular e inestable, dejándonos interpretaciones en las antípodas de Volver, Todo sobre mi madre o La niña de tus ojos; películas para pedir un whisky con hielo y olvidar.

Piratas del Caribe: en mareas misteriosas

Penelope Cruz en Piratas del Caribe

Que a esta saga se le fue la olla hace mucho tiempo es algo que todos sabemos. Que Penélope Cruz estaba completamente forzada y sin gracia, es algo de lo que también nos acordamos. Pero lo cutre de verdad viene cuando te enteras que las escenas de acción las grabó su hermana, Mónica Cruz, porque la Pe andaba embarazada. Escenas de acción, por cierto, sin ritmo, patéticas y que bien podría haber realizado la pequeña Luna, hija de la actriz.

Bandidas

Penelope Cruz en Bandidas

Penélope Cruz no está hecha para el humor. Lo siento, tiene una expresión demasiado seria y fría. El drama es su medio natural y cuando la sacas de ahí para ponerle en una cinta cuyo único objetivo es aprovechar la sexualización de sus dos protagonistas para vender más, se estrella con un estrepitoso estruendo. Una actriz puede estar mal dirigida, pero ella pudo leer el guión previamente al rodaje y aceptó. Dijo «sí» a una historia pobre, ridícula, con personajes tristes y lamentables que conforman unos cuantos minutos de algo que aún no he sido capaz de describir. Y tampoco se esforzó demasiado en disimularlo. No sé cómo Salma Hayek y Cruz se prestaron a esto. Espero que al menos se divirtiesen.

Nine

Penélope Cruz en Nine

En mi pueblo esto es lo que se llama mucho ruido y pocas nueves. Película bonita y fallida a partes iguales que no solo puso en evidencia el talento de Rob Marshall como director, sino que también puso en evidencia la poca soltura de Penélope en el canto y en el baile. Su personaje, además, era plano y soso, como el resto del reparto. Ni lujo ni millones: las hostias de taquilla y crítica fueron sonadas; el largometraje hacía aguas por todos los lados.

Vanilla Sky

Penelope Cruz en Vanilla Sky

Con lo bien que estaba Abre los ojos, tan redonda y memorable como la recuerdo después de unos años… Cruz podía haber sido menos ambiciosa y no protagonizar también el remake de la película de Alejandro Amenábar. Pero no, decidió colaborar con esa mala y nefasta copia para hacer de bailarina española sin sangre en las venas. Aunque Pe lo hace mal, porque tampoco este proyecto daba más de sí, ¿cuál es la razón por la cual Tom Cruise lleva toda la vida haciéndolo así de mal?

El consejero

Penelope Cruz en El Consejero

Y de nuevo, un reparto estelar y de lujo para una película mediocre en la que Penélope Cruz tiene un personaje sin importancia, sin peso y que anda perdida a lo largo de la frontera de México. Acaba encarnando la mujer florero que sufre y ve cómo su marido de la ficción se mete en el negocio de las drogas, con su marido en la vida real, para pagar la boda. Y ella, como no sabe hacer otra cosa, sufre durante 113 minutos con la misma cara. Hasta en la escena de sexo con Michael Fassbender tiene la misma expresión.

Gothika

Penelope Cruz en Gothika

Aquí, la Pe encarna a una enferma internada en un hospital psiquiátrico porque su padrastro abusó de ella. Sí, yo tampoco le encuentro sentido, pero la propuesta parecía interesante. Claro, las apariencias engañan y Gothika acaba siendo lo que todo el mundo esperaba realmente: una historia vacía, típicos sustos para una mala película de terror, personajes estereotipados y actuaciones forzadas y exageradas que acompañan a una Halle Berry igual de pavisosa que siempre.

Bonus: Vicky Cristina Barcelona

Penelope Cruz en Vicky Cristina Barcelona

Penélope Cruz se llevó el Oscar a la Mejor Actriz de Reparto por su actuación en esta película de Woody Allen. Sé que el mundo está divido en personas que aman y que odian este largometraje. Yo me inclino más por considerarla una de las peores películas de Allen y una de las más incomprensibles actuaciones de la Pe; no sé si por culpa del guión, de la dirección o de que ella se ha estancado y ya no da más de sí. Almodóvar, sálvala.

No sé qué llevo peor, si su pésimo acento inglés o que jamás dobla su propia voz en las películas extranjeras.

Entrevista | Leticia Dolera: «El mejor sitio para encajar está dentro de nosotros»

Fotografía de Leticia Dolera

Un tono, otro tono, otro tono más… Espero al otro lado del teléfono con la Intro de The XX cuando surge la voz de Leticia Dolera, cariñosa y agradable como cada vez que me atiende, porque no es la primera. Pensará que soy un pesado, aunque es posible que no se acuerde de mí. Yo de ella sí: la vi haciendo de novia asesina de infectados, en el suburbano de Barcelona por un apocalipsis de agorafobia o de adolescente quinqui y bisexual. Pero no parecía ser suficiente y se animó a escribir, dirigir y protagonizar su primera película, Requisitos para ser una persona normal, que ha enamorado a público y crítica por igual por su ternura, su originalidad, su colorido y su optimismo para recordarnos la importancia de ser uno mismo, querernos, saber quiénes somos y saber qué queremos. Algo ha debido funcionar, porque está nominada a tres premios Goya por Mejor dirección novel, Mejor montaje y Mejor actor revelación.

Desde el estreno de ‘Requisitos para ser una persona normal’ ha tenido que ser todo una locura, ¿no?

Sí, pero una locura bonita. Lo malo sería que no nos hubieran hecho caso desde los medios y que la gente no se hubiera enterado de la existencia de la película. Pero ha sido muy bonito, ha significado el compartir la obra con el público, ya que al final para eso hacemos películas. Las películas cobran sentido cuando las personas las ven, porque es otra manera de comunicarte con los seres humanos. Estoy muy feliz, además, de que haya habido esta respuesta por parte de crítica y de público.

Es difícil que espectadores y críticos nos pongamos de acuerdo…

Sí, la verdad, pero en todos los coloquios en los que he estado tengo la sensación de que la película conecta con una parte muy bonita de cada persona. Y eso me hace muy feliz.

«Como no sabía que era imposible, lo hice»

¿Cómo surgió la idea de hacer Requisitos?

Pues mira, te cuento. Había hecho tres cortometrajes y una web serie, que se llama Bloguera en construcción, y me puse a escribir una nueva historia. De manera natural me di cuenta que no estaba trabajando en un corto, sino que necesitaba más minutos y más páginas que con mis cortos anteriores. Realmente, me estaba enfrentando a la escritura de un largometraje, así que me animé y mi buen amigo Luiso Berdejo, en mi Moleskine donde empecé el proyecto, escribió “como no sabía que era imposible, lo hice”. Y ese fue mi lema durante todo el proceso.

La película, y esto lo he contado mucho durante la promoción, surge de una sensación que yo siempre he tenido de no encajar, pero creo que todo el mundo la ha tenido en su vida. Por el tipo de educación que recibimos, desde pequeños nos enseñan que tenemos que encajar en los cánones que la sociedad nos marca. Y por el camino se olvida que el mejor sitio para encajar está dentro de nosotros. Y para ello tenemos primero que saber quiénes somos y qué queremos.

La verdad es que todo lo que rodea a ‘Requisitos para ser una persona normal’ es bonito, es indie, es bastante colorido. ¿Cuáles son tus referencias para haberla creado?

En el momento de escritura del guión, me hice un repaso de todo el cine de Woody Allen como Annie Hall, Siempre Alice, Cuando Harry encontró a Sally o La boda de Muriel. El espíritu de esas películas y el tono me resultaban muy inspirado para trabajar en Requisitos. A nivel formal, mis referentes han sido películas que me gustan como Juno, 500 días juntos o el cine de Miranda July o las películas de Valeria Bruni-Tedeschi, que son mujeres que son también actrices que escriben y dirigen sus propias películas. Era como un espejo en el que mirarme.

[youtube id=»W8MHSGz0rCQ» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»700″]

¿Cómo ha sido ponerte detrás de las cámaras en tu primer largometraje y, al mismo tiempo, escribir y actuar?

Ha sido novedoso porque era mi primer largo, pero ya había dirigido tres cortometrajes, por lo que sabía qué era ponerme al otro lado. Pero el trabajo ha sido muy intenso, ha requerido esfuerzo, pasión, trabajo y mucha dedicación. Y cuando te crees un proyecto y te importa lo que estás contando, las energías nunca se te acaban.

Hace poco conocimos tu periplo con Laia, la directora de arte, en el que fuisteis a una galería de arte y el dueño os preguntó dónde estaba el director de la película, ¿qué ocurre en este mundo que todavía nos sorprendemos de ver mujeres directoras?

Pues que no nos educan en igualdad. La educación todavía está muy estereotipada. Solo tienes que ver los libros de primaria, los cuentos infantiles o la publicidad. Tenemos que tomar responsabilidad y preocuparnos por romper esos estereotipos. Debemos preocuparnos desde algunos lugares de reflejar esa diversidad de personalidades, de formas de vivir. Creo que los estereotipos nos hacen daño a todas.

«Es hora de hablar de la mujer cirujana o la mujer abogada»

¿Faltan mujeres haciendo cine, faltan que se les den oportunidades o faltan mujeres siendo nominadas en festivales y premios?

Bueno, más que mi opinión, que siempre se puede malinterpretar o ver como algo sesgado, yo me voy a los datos. Somos lo suficientemente adultos e inteligentes para darnos cuenta de que los datos están ahí e indican que hay una desigualdad en muchos sectores, como el de la cultura, y es por ello que tenemos que conseguir visibilizar a la mujer desde más prismas y más maneras, no solo como el ama de casa o la mujer joven y atractiva. Es hora de hablar de la mujer cirujana o la mujer abogada. En muchos otros roles, los no estereotipados, las niñas tienen que tener referentes diversos y plurales.

¿Y cómo se puede conseguir transmitir esa visibilidad y esa igualdad a través del cine?

Bueno, lo esencial es no plantearse la creación de una historia como un proceso de aleccionar al espectador o que el espectador piense lo que tú quieres que piense. A mí me gusta que el público se haga preguntas y que las respuestas las encuentre cada una y cada uno. En mi película, aunque no es sobre este tema, yo planteo la pregunta de “¿qué es ser normal?”, una pregunta que yo me he hecho y, por tanto, pienso que más gente se la ha podido hacer. Creo que cuando te mojas y escribes o diriges sobre aquello que te preocupa o te conmueve, aquello que supone un motor real en tu vida, es cuando conectas con la gente.

El otro día hablaba con Juana Macías sobre vuestra generación de directoras que, a pesar de ser pocas, tiene una presencia relevante en el cine español. ¿Creéis que sois vosotras la que debéis luchar por la igualdad a través del cine?

Bueno, tú es que no eres de nuestra generación porque eres un jovenzuelo jajaja. Pero no, no creo que tengamos que ser nosotras las únicas encargadas de esto. Eso es como ponernos la responsabilidad de vivir en una sociedad machista. La oportunidad de luchar contra la desigualdad está en manos de todas y todos. Tanto las directoras como los directores podemos hacer personajes interesantes de los dos sexos y reflejar una sociedad diversa.

Sí, al final los hombres también deberíamos hacer por crear relatos feministas e igualitarios

Claro, es normal escribir sobre lo que uno conoce y que un hombre escriba un personaje protagonista que también sea un hombre, pero el tema está en qué tipo de personajes femeninos muestran esas películas. Tenemos que preocuparnos por todos ellos, no solo por los de un sexo u otro. Es una responsabilidad de toda la sociedad.

«Llevamos bastantes años reconectando con el público y haciendo películas para ellos y ellas»

¿Y cómo ves a la industria española del cine tú que estás ahí dentro?

Pues la veo resistiendo y avanzando, aunque todavía con algunas cositas pendientes que cambiar. Tenemos que seguir evolucionando, pero ahora tenemos cine de todo tipo, géneros distintos y es muy positivo que exista esa pluralidad. Ciertamente, llevamos bastantes años reconectando con el público y haciendo películas para ellos y ellas, pero no creo que tengan que ser todas de una manera, porque las personas son diversas y el cine que, finalmente, triunfa en taquilla no debería ser tan solo de un tipo.

¿Qué papel juega Internet aquí?

Ahora mismo es tierra de nadie y no tenemos unas leyes serias como se ha hecho en otros países, a los que nuestros políticos les encantan citar, como Francia, Inglaterra, Alemania o los países nórdicos, respecto a propiedad intelectual y regulación de la piratería. Parece ser un tema más impopular y no se acaban de mojar. Contaba en mi blog hace poco que la cultura es libre y tiene que estar al alcance de todo el mundo, pero también tiene que ser sostenible y para eso debe contar con unos tiempos. Si una película está en Filmin por 3€ y gratis en una web pirata, que se enriquece con contenidos que no son suyos y que no ha creado, es muy difícil competir contra ella.

Por eso hay legislar esto de una vez, cerrar esas webs y dar a la cultura el valor que tiene. Pero al final, la piratería hace más daño a la industria local. Quiero decir, las plataformas legales están pagando impuestos, altas en la seguridad social… Esto es importante, forma parte de la economía de todos. Entonces hay que mirar por el bien común. A este paso, las únicas que sobrevivirán serán las grandes productoras de Estados Unidos, porque tienen un gabinete legal y gente ocupada en revisar las webs piratas para vigilar en España y reclamar los derechos de cada película suya que se publica de forma ilegal. Pero nosotros no tenemos esos medios. Entonces, al final favoreces a las grandes compañías y te cargas la competencia local. Esto no es bueno para España, porque corremos el peligro de hacer desaparecer la cultural. Y la cultura es parte de nuestra identidad.

Y después del cine, los festivales, las plataformas digitales y los premios… ¿Cuál es el siguiente paso para Requisitos?

Bueno, lo primero es que la gente siga viéndola y después haremos dos cosas: iremos a una cárcel de Madrid para verla con los presos y comentarla, lo cual será una experiencia única para Manuel Burque y para mí; y, después, Requisitos se proyectará en un Ciclo de cine en valores en Valencia en el que alumnos de distintos institutos trabajarán con una profesora de Filosofía los temas y valores que trata la película para reflexionar sobre ello. Me hace bastante ilusión que los institutos, a partir de mi película, vayan a pensar sobre temas que les conciernen, sobre la vida, sobre quiénes son o si quieren aspirar a ser normales o ellos mismos.

Las películas tienen una vida muy larga y Requisitos este año tendrá una vida pedagógica dentro de los institutos o de las cárceles. Pero también es verdad que tengo que pasar página en algún momento y centrarme en los nuevos proyectos.

¿Cuál será esa nueva página con la que te encontrarás?

Pues ahora estoy en Bajo sospecha, tengo muchas ganas de hacer teatro y que alguna producción abra casting para participar y, sobre todo, voy a seguir escribiendo. En el cine no me veréis de momento, cuesta mucho sacar un proyecto adelante.

Crítica | ‘Embarazados’, un relato generacional descafeinado

“Una pareja trata de concebir un bebé pese a algunos inconvenientes: él tiene un esperma pobre, vago y anormal, y ella se encuentra en etapa premenopáusica a pesar de tener sólo 37 años”

Tener hijos, no tenerlos, cómo tenerlos. Ese es el dilema central de Alina (Alexandra Jiménez) y Fran (Paco León) en Embarazados, el segundo largometraje de Juana Macías después de Planes para mañana, su primera obra realizada hace 6 años que triunfó en el Festival de Málaga y consiguió dos nominaciones a los Goya. Ni punto de comparación esta cinta con la de 2010; ni en tono ni, por desgracia, en calidad.

La comedia es un género complejo. De hecho, la propia Juana admitió hace unos días, en una mesa redonda con varios periodistas que asistimos a la presentación de Embarazados, que con el tema de esta película se podría haber hecho un dramón tremendo. A esto se añade que suele considerarse un tipo de cine simple, facilón y manido que no es capaz de hacer frente al drama, a la llorera y a lo cruento. Como la directora madrileña, opino que debemos evolucionar como sociedad y desdramatizar ciertas situaciones a lo largo de nuestras vidas. No por quitarlas importancia o abordarlas con inmadurez, sino para analizarlas y afrontarlas de manera sana y sencilla; sin dejarnos la piel por el camino y con el objetivo de romper algunos tabúes.

Sin embargo, lo que se presenta como una comedia indie no funciona en dos aspectos clave: en lo humorístico, porque recurre a chistes previsibles, innecesarios y simples; y en lo dramático, debido a ciertos momentos excesivamente intensitos que rompen con el poco ritmo que la película había alcanzado a la mitad del metraje. La solución habría estado en decantarse por uno de los dos géneros y continuar con ello a lo largo de 100 minutos asumiendo todas las consecuencias. En cambio, se presenta una fallida tragicomedia con la que no me reí y con la que tampoco me emocioné. A esto se une un reparto de secundarios que, salvo Goizalde Núñez, se convierte en un grupúsculo plano y aburrido.

¿Y si el problema soy yo? Me preguntaba después de entrevistar al equipo de Embarazados. Es posible que mi descontento con la cinta se deba a varias imperfecciones llamativas, pero también existe un elemento importante: la característica generacional del relato. La cinta de Juana Macías me convierte en un veinteañero con todo por hacer que no conecta y tampoco empatiza con los protagonistas, por no tener sus mismas preocupaciones. Hablaban Macías, Jiménez y León de la infertilidad, de tener un bebé entre los 35 y los 40 años, de la in-vitro, del período de la lactancia, de la conciliación laboral, así como de la maternidad o la paternidad en un mundo conectado a Twitter con porros y momentos musicales amables y entretenidos con referencias cinematográficas directas a 500 días juntos y Pulp Fiction.

Y resulta que toda esa enumeración es la parte positiva de la cinta, pero es reducida y breve; se queda en una serie de anécdotas críticas y reivindicativas que confluyen en un final poliédrico en el que tú como espectador construyes la conclusión que te apetezca. No reclamo el “todo masticado”, pido un final y una conclusión coherentes para los personajes, que éstos no desaparezcan de golpe (hecho que ocurre con bastantes secundarios) y que su evolución no se efectúe a matacaballo en los últimos 15 minutos de la cinta. A pesar de esto y de un Paco León sin más, Alexandra Jiménez, con un talento en bruto que espero ver estallar dentro de poco, destaca como la auténtica protagonista y con el personaje mejor construido de todos. Juana Macías no puede evitar compararse con Alina y eso sí le ha salido redondo.

[youtube id=»CS4CikFPoCY» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»700″]

Embarazados no es un manual para ser progenitores, sino un conjunto de experiencias reales que le sirve a una generación cada vez más amplia de madres y padres para ver sus problemas e inquietudes reflejadas en la pantalla grande; algo que no se había hecho hasta la fecha. Y solo por eso, quizás, se merece un hueco en la industria. Aunque no seré yo quien os la recomiende para ver en el cine.

¿Por qué el título de la película es “Embarazados” y no “Embarazadas”?

Fight Club | Leticia Dolera vs. Daniel Guzmán

Con motivo de la 30ª Edición de los Premios Goya, resucitamos de las cenizas cual ave fénix nuestro particular Fight Club para enfrentar a dos contendientes novatos detrás de las cámaras, pero respetados y queridos en la gran pantalla (y en la pequeña) desde hace bastantes años. Hablamos de Guzmán y Dolera, nominados a la Mejor Dirección Novel por sus películas Requisitos para ser una persona normal y A cambio de nada, dos largometrajes que revolucionaron el año pasado el cine español por su naturalidad y su frescura, tanto para hacernos llorar como para hacernos reír.

No puedo olvidarme de Dani de la Torre (El Desconocido) y Juan Miguel del Castillo (Techo y comida) pero las reglas del Fight Club son claras y no quiero que Brad Pitt y Edward Norton me den palos hasta en el carnet de identidad. Además, he decidido batir en duelo a las dos figuras nóveles con mayor repercusión y más papeletas para llevarse el cabezón a casa. A pesar de ello, soy consciente de que las sorpresas están aseguradas el próximo 6 de febrero.

Daniel Guzmán por ‘A cambio de nada’

daniel-guzman

Peso: ligero, duro, luchador y adolescente

Antecedentes: aunque todos conocemos al madrileño por su célebre personaje de Roberto en la serie de televisión Aquí no hay quien viva, Daniel ya había interpretado otros papeles en cine y televisión anteriormente. De hecho, compartió pantalla con Javier Bardem en Éxtasis y también apareció en largometrajes como Hola, ¿estás sola? de Itziar Bollaín o El sueño del caimán. Sin embargo, la actuación no siempre ha sido su punto fuerte y habitualmente ha tenido papeles secundarios o nada destacables. Sin duda, la dirección y la realización es lo que siempre le ha hecho destacar como personaje cinematográfico, razón por la cual ganó el Goya en 2004 por su maravilla de cortometraje Sueños.

[youtube id=»WyOs8g6GGTs» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»835″]

Premios: arrasó en el Festival de Málaga y ganó los 4 premios a los que estaba nominado, entre los que destacan la Biznaga de Oro a Mejor Película y la Biznaga de Plata a Mejor Dirección. Y ese solo fue el pistoletazo de salida para un éxito indiscutible que le ha permitido a Daniel Guzmán estar en el punto de mira con sus nominaciones en los Premios José María Forqué, en los Premios Feroz y también en los Goya, de los que parte con 6 nominaciones. Además, ha sido galardonado con el Premio Asecan 2016 a Mejor Película.

Leticia Dolera por ‘Requisitos para ser una persona normal’

leticia-dolera

Peso: ligero, alternativo, indie y colorido

Antecedentes: la muchacha catalana está como pez en el agua delante de las cámaras. Los focos la quieren y hemos podido disfrutar de ello desde sus primeros pinitos en Al salir de clase, El otro lado de la cama, Hospital Central o la divertida Semen, una historia de amor. Después hizo de novia asesina de infectados en la tercera entrega de [REC] o de la adorable y entrañable Violeta en De tu ventana a la mía, dirigida por Paula Ortiz, amiga suya del alma que también le dio un papel secundario en La Novia. Pero le picó la curiosidad a Dolera y decidió realizar varios cortometrajes con resultados positivos y un estilo muy peculiar que ha heredado la película por la que opta al Goya este año. A o B con Alexandra Jiménez o Lo siento, te quiero son algunos de estos ejemplos.

Premios: Requisitos para ser una persona normal ha ganado premios no tan destacados a lo largo del año, a pesar de la importancia de éstos, como el Mejor guión novel, el Mejor montaje o la Mejor fotografía en el Festival de Málaga, así como el galardón al Mejor Cartel en los Premios Feroz.

Conclusión

Sin duda, la relevancia de A cambio de nada en las galas de premios españoles y su triunfo en Málaga nada más empezar su carrera hacia los Goya es una fortaleza con la que cuenta Guzmán para hacerse notar en la gala de febrero. Habitualmente, los dramas suelen tener mayor aceptación que las comedias románticas, pero, en este caso, la obra de Dolera atrapa con su originalidad y la pluriempleabilidad de ella, que escribe, dirige y actúa en un largometraje redondo y tierno. Sin embargo, Requisitos para ser una persona normal ha pasado un poco más desapercibida y todo apunta a que el esfuerzo novel de Daniel durante 10 años para sacar adelante este conmovedor proyecto le va a permitir alzarse con el galardón… Si no hay sorpresas.

Y tú, ¿a quién le darías la victoria de este Fight Club?

Globos de Oro 2016: ganadores

Todavía nos estamos atragantando con la sorpresa del Roscón de Reyes y ya empecemos fuerte el 2016. ¿Que qué nos han traído los magos de Oriente? Exámenes, especiales con el mejor cine del milenio y una temporada de premios en la que esperamos ver caídas con vestidos, más reivindicaciones y algún discurso achispado con sabor a vodka. Hasta la fecha, hemos tenido los People’s Choice Awards y algunos premios de la crítica. Sin embargo, ninguna de esas galas está a la altura de los Globos de Oro, de Ricky Gervais y de su humor ácido, que ya lo consideramos como un ser humano individual e independiente del cómico británico.

[youtube id=»jnIGdb-sT-s» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»835″]

Ayer se celebró la 73ª Edición de los Globos de Oro entregados por la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood en el Hotel Beverly Hilton con luces, colores, vestidos que parecían cortinas, lámparas de arañas, alcohol y muchas sorpresas. El Renacido se coronó como gran triunfadora de la noche con 3 galardones. ¿Nos servirá como premonición para los Oscar 2016? Cada vez tienen más puntería, pero la escopeta sigue siendo de la feria, así que desde la redacción de BFace no prometemos nada. ¡Dejaos de haceros ilusiones!

Me lo han dao’ y a vosotros no

Yo me siento satisfecho porque Leonardo DiCaprio se hizo con el Globo de Oro. Me da igual que luego no se lleve la estatutilla de la Academia, pero ya tiene un trofeo con el que atizar a todos aquellos que todavía, y después de tantos años, no le reconocen el trabajo. Eso sí, hoy creemos que es el año, Leo. ¡HOY ES EL AÑO! Su novia de barco y hundimiento, Kate Winslet, se mostraba sorprendida cuando también le dieron el galardón por Mejor Actriz de Reparto. En general, en interpretación, todo estuvo muy repartido para que ningún niño se enfadase y todos pudieran subir al escenario: Matt Damon, Jennifer Lawrence, Sylvester Stallone, que no subió a lo Rocky porque ya está mayor, o Brie Larson, cuyo nombre por La Habitación (Room) sigue sonando alto y claro para convertirse en la estrella de este año.

Si no seguisteis la retransmisión en directo por Twitter (lo entendemos, preferís dormir para el examen que estaréis realizando ahora mismo), aquí os dejamos la lista completa de los preciados Globos de Oro y quiénes han sido sus respectivos ganadores:

Déjame paso, Leo. He pagado mucho por este premio

Mejor película dramática

  • Carol
  • Mad Max: Furia en la carretera (Mad Max: Fury Road)
  • El renacido (The Reventant)
  • Room
  • Spotlight

Mejor comedia o musical

  • La gran apuesta (The Big Short)
  • Joy
  • Marte (The Martian)
  • Espías (Spy)
  • Y de repente tú (Trainwreck)

Mejor dirección

  • Todd Haynes – Carol
  • Alejandro González Iñárritu – El renacido (The Revenant)
  • Tom McCarthy – Spotlight
  • George Miller – Mad Max: Furia en la carretera (Mad Max: Fury Road)
  • Ridley Scott – Marte (The Martian)

Mejor actor protagonista en drama

  • Bryan Cranston – Trumbo
  • Leonardo DiCaprio – El renacido (The Reventant)
  • Michael Fassbender – Steve Jobs
  • Eddie Redmayne – La chica danesa (The Danish Girl)
  • Will Smith – La verdad duele (Concussion)

Mejor actriz protagonista en drama

  • Cate Blanchett – Carol
  • Brie Larson – Room
  • Rooney Mara – Carol
  • Saoirse Ronan – Brooklyn
  • Alicia Vikander – La chica danesa (The Danish Girl)

Mejor actor protagonista en comedia o musical

  • Christian Bale – La gran apuesta (The Big Short)
  • Steve Carell – La gran apuesta (The Big Short)
  • Matt Damon – Marte (The Martian)
  • Al Pacino – Danny Collins
  • Mark Ruffalo – Infinitely Polar Bear

Mejor actriz protagonista en comedia o musical

  • Jennifer Lawrence – Joy
  • Melissa McCarthy – Espías (Spy)
  • Amy Schumer – Y de repente tú (Trainwreck)
  • Maggie Smith – The Lady in the Van
  • Lily Tomlin – Grandma

Mejor actor de reparto

  • Paul Dano – Love & Mercy
  • Idris Elba – Beasts Of No Nation
  • Mark Rylance – El puente de los espías (Bridge of Spies)
  • Michael Shannon – 99 Homes
  • Sylvester Stallone – Creed. La leyenda de Rocky

Mejor actriz de reparto

  • Jennifer Jason Leigh – The Hateful Eight
  • Jane Fonda – Youth
  • Helen Mirren – Trumbo
  • Alicia Vikander – Ex Machina
  • Kate Winslet – Steve Jobs

Mejor película extranjera

  • El nuevo nuevo testamento (Le tout nouveau testament)
  • El club
  • The Fencer (Miekkailija)
  • Mustang
  • El hijo de Saúl (Saul fia)

Mejor guión

  • Emma Donoghue – Room
  • Josh Singer y Tom McCarthy – Spotlight
  • Adam McKay y Charles Randolph – La gran apuesta (The Big Short)
  • Aaron Sorkin – Steve Jobs
  • Quentin Tarantino – The Hateful Eight

Mejor banda sonora

  • Alexandre Desplat – La chica danesa (The Danish Girl)
  • Carter Burwell – Carol
  • Bryce Dessner, Carsten Nicolai y Ryuichi Sakamoto – El renacido (The Revenant)
  • Ennio Morricone – The Hateful Eight
  • Daniel Pemberton – Steve Jobs

Mejor canción

  • Love Me Like You Do – Cincuenta Sombras de Grey (Fifty Shades of Grey)
  • One Kind of Love – Love & Mercy
  • See You Again – Fast & Furious 7
  • Simple Sound #3 – Youth
  • Writing’s On The Wall – Spectre

Mejor película animada

  • Anomalisa
  • El viaje de Arlo (The Good Dinosaur)
  • Del Revés (Inside Out)
  • Carlitos y Snoopy: La película de Peanuts (The Peanuts Movie)
  • La oveja Shaun. La película (Shaun the Sheep)

Dextrocardiaco, del libro al teatro

Juro solemnemente, con la mano sobre el lado derecho de mi pecho, que todos moriremos de amor con Dextrocardiaco, la obra de teatro de Juan Arcones que se estrena el próximo 8 de enero en NAVE73. Empezó como un libro, después se convirtió en una exposición fotográfica de Abel Azcona y ahora se sube encima del escenario para dar marcha atrás en la historia de Marc (Ventura Rodríguez) y conocer con más detalle todo su pasado.

Encontrarnos en Madrid con este joven enamoradizo y entusiasta nos ha removido los entresijos, pero también hemos querido contar con la presencia de todas las personas importantes de su vida. Alejandro (Álvaro Cea), David (Brays Efe), María (Alba Fontecha) y Eva (Laura Put) son parte de la historia de Dextrocardiaco y hemos pasado una tarde con ellos entre chupitos, cervezas y sesiones de fotos. Les hemos preguntado por sus inquietudes, sus vergüenzas y sus secretos, pero también hemos aprovechado para descubrir todos los detalles de esta obra de teatro en la que el amor es el verdadero protagonista.

Juan, estrenas la obra Dextrocardiaco basada en tu propia novela. ¿De qué trata el libro y qué es la dextrocardia?

Juan: El libro cuenta la historia de Marc, un chico jovencito y madrileño, que conoce a otro chico que se llama Lucas y le enseña cómo es la noche madrileña y el amor verdadero. ¡Más o menos! Por otro lado, la dextrocardia es tener el corazón, en vez de en el lado izquierdo, en el lado derecho. El protagonista juega con la metáfora de tener el corazón en un lado o en el otro y reflexiona sobre el amor en base a eso.

¿Qué se os pasó por la cabeza la primera vez que leísteis el guión de la obra?

Ventura: Yo cuando escuché el nombre del libro de Juan me llamó mucho la atención; luego cuando descubrí lo que significaba, me pareció bastante curioso. No sabía la existencia de esto. Me parece interesante, es una forma más de hablar de amor.

Laura: Yo tampoco había oído hablar nunca de esta anomalía y al principio creía que era mentira, pero luego lo busqué y vi que era verdad. Está muy bien traído, es muy original, romántico y bonito.

Brays: La verdad es que da pie a una reflexión interesante; es esa cosa biológica que parece que no puede tener relación con lo sentimental, pero Juan lo hila para hacerlo interesante. DSC_0367

¿Quiénes sois en Dextrocardiaco?

Alba: Mi personaje es María, una de las amigas de Marc y es una de las partes más inocente, espontánea y aniñada de los amigos de él. Es la que le da alegría cuando pide consejo. Ella aporta la alegría en los momentos de bajón; es una amiga que todos necesitamos.

Álvaro: Yo soy Alejandro y creo que llega como un terremoto en la vida de Marc, le pone patas arriba. Es un personaje que está en búsqueda y en ella descubre a otro personaje que también está búsqueda. ¡El resultado lo tendréis que ver en el teatro!

Ventura: Marc es un chico bastante normal, pero es muy tímido y una persona que ve el amor como algo necesario y absoluto en su vida. De repente aparece Alejandro, el chico del que estaba enamorado en el colegio, y viven una historia de amor muy intensa y bonita.

Brays: Mi personaje es David, el mejor amigo de Marc. Es un chico algo pesadito, muy chistoso y es un desahogo cómico que, en un momento dado, se ve forzado a darle una mala noticia a Marc. Es algo descreído en el amor y aporta esa visión.

Laura: Soy Eva y la parte negativa; es un personaje como amargado. Es íntima de María y somos amigas de Marc, somos como las típicas amigas de un chico gay. Siempre estamos con él y, al mismo tiempo, tengo un amor/odio con María porque no la soporto, pero no puedo vivir sin ella. También soy como el personaje de Brays, que da las malas noticias, le ve el lado malo y no es tan happy. Somos las malas y el apoyo de Marc.

M: No creo que sean las malas, aportan el toque de realidad a lo que está viviendo Marc. Sin embargo, María vive la historia de amor de otra forma. Ellos han sufrido más por amor y por eso lo ven desde esa perspectiva. 

¿Cómo ha sido el proceso de adaptar Dextrocardiaco desde la publicación de la novela hasta este estreno en teatro, pasando por una exposición?

J: La obra no es la novela en sí, sino la precuela, justo lo que pasa antes de lo que cuenta el libro. Vimos que el libro era más cinematográfico, así que creamos algo nuevo que fuera más teatral. Empezamos en enero de 2015 y se ha ido retrasando hasta septiembre con el nuevo montaje que vamos a estrenar en 2016. De hecho, Brays y Alba han estado desde el principio. 

¿Qué retos te has encontrado a la hora de adaptar la historia?

J: A la hora de escribir, yo todo lo veo muy visual, pero cuando escribo teatro, en realidad los personajes no van a estar en un bar, sino en un teatro, por lo que me cuesta visualizar esos elementos.

DSC_0354 

Es una ficción basada en hechos reales, ¿de qué manera os sentís identificados en esta historia?

Laura: Yo soy todo lo contrario, siempre le busco el lado positivo a las cosas. Yo sería más el personaje de María y precisamente por eso me gusta, porque es hacer algo totalmente distinto.

Álvaro: Yo opino lo mismo que Laura, mi personaje es opuesto a mí al 100%. Pero es lo que me dio ganas de probar algo tan diferente, ya que puede salir algo muy enriquecedor como actor.

Marc: Yo soy como Alejandro, pero es cierto que es una historia de amor y cuando la lees te sientes identificado con cualquiera de los personajes, porque es algo que te ha pasado a ti o a alguno de tus amigos. Entonces cuando ves la obra de sientes un poco parte de todos y cada uno de los protagonistas.

Brays: ¡Yo soy exactamente igual a mi personaje! (risas) Es broma, hacía el chiste por contraposición, pero creo que en todos los trabajos de interpretación buscas qué hay en ti que conecta con la verdad que está escrita en el guión.

DSC_0357_2En esta obra, al igual que en otras tuyas como Holden, destaca el elemento LGTB. ¿Pensáis que hay cada vez más representaciones de esta temática en el teatro, en el cine o, incluso, en los libros?  

Laura: Cada vez hay más visibilidad, pero la historia de amor podría ser de una pareja heterosexual. Es lo que mola de la historia que, aunque son dos chicos, cualquiera se puede sentir identificado.

Brays: Aquí realmente lo LGTB no es importante, porque es la historia entre dos chicos pero no hay nada en la historia que recalque ninguna diferencia con otro tipo de relación. Y esto es lo interesante, el ir a las historias de verdad sin importan quién las protagonice.

Marc: Al final contamos una historia de verdad que le puede pasar a cualquiera.

Álvaro: El rollo gay siempre ha estado presente en el arte, pero ahora sigue estando y es más visible; es algo inevitable. Esta historia no es diferente porque sea gay, sino porque cada vez el arte está más teñido de una visibilidad que tiene la vida, que es lo que representa. Tú sales a la calle y ves parejas de todo tipo. Este es un tipo de pareja más.

 

Juan, ¿cuál es el próximo paso para Dextrocardiaco? ¿El cine?

J: Yo espero que el cine sea lo siguiente. En televisión no lo vería mucho, pero por ahora estamos centrados en el teatro y ver cómo funciona para pasar al siguiente nivel.

Dextrocardiaco se estrena el 8 de enero en Nave 73, compra tus entradas aquí.

CRÉDITOS

Redacción: German de las Heras

Vídeo: María Palacios (http://www.kuokoaletsfilmit.com/)

Fotografías: Paloma de la Fuente (http://rockcornphotography.com/)

Producción: Ana Mora y María Pulgar

Dirección: Sergio Barreda

Goya 2016: lista de nominados

Las señoras y los señores de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España son extremadamente adorables y nos han concedido el prestigioso y exclusivo honor de asistir a la Lectura de Nominados de la 30ª Edición de los Premios Goya. Lo de que nos inviten a la gala de entrega, que se celebrará el próximo 6 de febrero de 2016, ya tal. Resines, si nos lees: ¡queremos varias butacas a nuestro nombre! ¡Aunque tengamos que volver a soportar a Dani Rovira como presentador!

En cualquier caso, nosotros estamos encantados de formar parte de la celebración de los treinta tacos de los Goya 2016, una edición muy importante que demuestra la madurez de la industria cinematográfica de nuestro país y la calidad de las cintas que este año optan al cabezón. No habrá dinero, ayudas o subvenciones, pero el talento nos sale por las orejas. Son tantas las favoritas, que todavía estamos pegándonos por ver con cuál nos quedamos.

Si te has perdido nuestro directo por Periscope o tienes alergia al Twitter, este es tu artículo. Conoce la lista definitiva de nominados a los Goya 2016, una lectura que ha estado protagonizada por la portentosa Emma Suárez y el magnífico Asier Etxeandia:

MEJOR PELÍCULA

  • La novia
  • Truman
  • A cambio de nada
  • Nadie quiere la noche
  • Un día perfecto

MEJOR DIRECCIÓN

  • Paula Ortiz (La novia)
  • Cesc Gay (Truman)
  • Isabel Coixet (Nadie quiere la noche)
  • Fernando León de Aranoa (Un día perfecto)

MEJOR DIRECCIÓN NOVEL

  • Daniel Guzmán (A cambio de nada)
  • Dani de la Torre (El desconocido)
  • Leticia Dolera (Requisitos para ser una persona normal)
  • Juan Miguel del Castillo (Techo y comida)

MEJOR GUION ORIGINAL

  • A cambio de nada
  • El desconocido
  • Negociador
  • Truman

MEJOR GUION ADAPTADO

  • La novia
  • B de Barcenas
  • El rey de la Habana
  • Un día perfecto

MEJOR MÚSICA ORIGINAL

  • El teatro del más allá
  • La novia
  • ma ma
  • Nadie quiere la noche

MEJOR CANCIÓN ORIGINAL

  • El país del miedo
  • Matar el tiempo
  • Palmeras en la nieve
  • Techo y comida

MEJOR ACTOR PROTAGONISTA

  • Pedro Casablanc (B de Barcenas)
  • Luis Tosar (El desconocido)
  • Asier Etxeandia (La novia)
  • Ricardo Darín (Truman)

MEJOR ACTRIZ PROTAGONISTA

  • Inma Cuesta (La novia)
  • Penélope Cruz (ma ma)
  • Juliette Binoche (Nadie quiere la noche)
  • Natalia de Molina (Techo y comida)

MEJOR ACTOR DE REPARTO

  • Felipe García Vélez (A cambio de nada)
  • Manolo Solo (B de Barcenas)
  • Javier Cámara (Truman)
  • Tim Robbins (Un día perfecto)

MEJOR ACTRIZ DE REPARTO

  • Elvira Mínguez (El desconocido)
  • Marian Álvarez (Felices 140)
  • Nora Navas (Felices 140)
  • Luisa Gavasa (La novia)

MEJOR ACTOR REVELACIÓN

  • Miguel Herrán (A cambio de nada)
  • Fernando Colomo (La isla bonita)
  • Álex García (La novia)
  • Manuel Burque (Requisitos para ser una persona normal)

MEJOR ACTRIZ REVELACIÓN

  • Antonia Guzmán (A cambio de nada)
  • Iraia Elías (Amama)
  • Yordanka Ariosa (El rey de la Habana)
  • Irene Escolar (Un otoño sin Berlín)

MEJOR DIRECCIÓN DE PRODUCCIÓN

  • El desconocido
  • Nadie quiere la noche
  • Palmeras en la nieve
  • Un día perfecto

MEJOR DIRECCIÓN DE FOTOGRAFÍA

  • El rey de la Habana
  • La novia
  • Nadie quiere la noche
  • Un día perfecto

MEJOR MONTAJE

  • El desconocido
  • Requisitos para ser una persona normal
  • Truman
  • Un día perfecto

MEJOR DIRECCIÓN ARTÍSTICA

  • La novia
  • Mi gran noche
  • Nadie quiere la noche
  • Palmeras en la nieve

MEJOR DISEÑO DE VESTUARIO

  • Mi gran noche
  • Nadie quiere la noche
  • Palmeras en la nieve
  • Un día perfecto

MEJOR MAQUILLAJE Y PELUQUERÍA

  • La novia
  • ma ma
  • Nadie quiere la noche
  • Palmeras en la nieve

MEJOR SONIDO

  • Anacleto
  • El desconocido
  • La novia
  • Mi gran noche

MEJORES EFECTOS ESPECIALES

  • Anacleto
  • El desconocido
  • Mi gran noche
  • Tiempo sin aire

MEJOR PELÍCULA DE ANIMACIÓN

  • Atrapa la bandera
  • Meñique
  • Noche de paz
  • Yoko

MEJOR PELÍCULA DOCUMENTAL

  • Chicas nuevas 24 horas
  • I’m your father
  • Sueños de sal
  • The propaganda game

MEJOR PELÍCULA IBEROAMERICANA

  • El clan
  • La once
  • Magallanes
  • Vestido de novia

MEJOR PELÍCULA EUROPEA

  • Camino a la escuela
  • Leviathan
  • Macbeth
  • Mustang

MEJOR CORTOMETRAJE DE FICCIÓN ESPAÑOL

  • Inside the box
  • El corredor
  • Os meninos do rio
  • Cordelias
  • El trueno rojo

MEJOR CORTOMETRAJE DE ANIMACIÓN ESPAÑOL

  • Alike
  • Honorio
  • La noche del océano
  • Víctimas de Guernica

MEJOR CORTOMETRAJE DOCUMENTAL ESPAÑOL

  • Hijos de la tierra
  • Regreso a la Alcarria
  • Ventana
  • Viento de atunes

Ocho películas catalanas

Nos quitarán la butifarra, podrán arrebatarnos los caganers de Albert Rivera, nos dejarán sin goleadas del Barça al Madrid y nos obligarán a aguantar las chapuzas de Calatrava porque las de Gaudí ya no las podremos ver. Pero hay algo que jamás nos podrán impedir disfrutar… ¡El cine! A estas horas es posible que ya se estén levantando los primeros ladrillos de la muralla que separará Cataluña del resto de España, pero por mis cullons que yo esta semana no me quedo sin ver Barcelona nit d’hivern. Este viernes se estrena la segunda parte de la película de Dani de la Orden que, después del éxito de la primera, ha decidido repetir por partida doble y a lo grande, con más historias, más amor, más personajes, mucho más frío y, seguramente, muchísimos más motivos para llorar como un bebé.

Así es como celebramos la llegada de Barcelona nit d’hivern

Lo catalán está de moda, no me digáis que no, ya sea para matarse a palos en el Parlament o para petarlo en taquilla como ha hecho Ocho apellidos catalanes, que confirma aquello de que segundas partes nunca fueron buenas (en este caso, tampoco la primera). Pero yo, como Jennifer Lawrence, veo el lado bueno de las cosas y prefiero dejar en mi recuerdo buen cine catalán con el que llorar, reír, sufrir y gritar. Hay para todos los gustos, en catalán o castellano, con remakes norteamericanos, con premios o para los más jóvenes. La variedad está servida, así que elige una de estas Ocho Películas Catalanas que te propongo para recordar con nostalgia la Cataluña que fue y ya no será al otro lado del muro. ¡Corre ahora que todavía no han electrificado la valla!

Barcelona nit d’estiu
barcelona nit d'estiu

Quién: Dani de la Orden, de Barcelona, ¡solo tiene 25 años!

El toque catalán: Historias románticas, conmovedoras, algunas tristes y otras inocentes, emplazadas en una sola noche bajo el cielo estrellado de Barcelona, una ciudad que cobra vida en cada plano.

Por qué hay que verla: Porque es entretenida, tierna y con relatos interconectados que ponen en valor la diversidad del amor sin avergonzarse de ello. Señoras y señores, el amor existe, es bonito y no pasa nada. Lo original, lo curioso y lo talentoso es hablar de ello con sinceridad, de forma natural y sin complejos, actualizando la manera en la que se quiere y cómo el sexo (el amor no es incompatible con el sexo) tiene un papel fundamental en ello.

«Sé valiente y deja que el amor te ahostie»

Pa negre

pa negre

Quién: Agustí Villaronga, mallorquín curtido en el cine desde 1975

El toque catalán: La película habla de la posguerra en Cataluña desde la historia de una familia republicana que vive en un pequeño pueblecito de Barcelona. La cinta fue rodada en el municipio de Cànoves i Samalús.

Por qué hay que verla: En España se han hecho películas sobre la Guerra Civil hasta la saciedad, pero Pa negre (Pan negro para los duros de mollera) se erige como una película diferente, con una fotografía envidiable y una historia tierna, pero al mismo tiempo cruda y sufrida. Es necesario que veáis esta desgarradora cinta que se llevó nada más y nada menos que 9 Goyas.

«Los pájaros son para volar y ser libres, Andreu. Los podemos enjaular, pero no cambiar su manera de ser»

Herois

herois

Quién: Pau Freixas, barcelonés conocido por su trabajo como director en Polseres Vermelles de TV3

El toque catalán: La película también viene firmada por Albert Espinosa, al que admiro profundamente por todo su trabajo,

Por qué hay que verla: Porque a veces no está mal recordar lo que éramos, cómo éramos y la inocencia que perdimos durante el camino hacia nuestra adolescencia. Debo ser de lágrima fácil, pero esta cinta me cautivó por completo y me atrapó no solo con su banda sonora, sino también con ese aire de años 80 que nos habla de la nostalgia y de aquellos días en los que, de verdad, nos creíamos héroes y pensábamos que íbamos a cambiar el mundo… hasta que el mundo nos abofeteaba con la realidad.

«Cada vez os costará mas encontrar momentos mágicos. No tengáis prisa en haceros mayores, hacedme caso»

Mientras duermes

mientras duermes

Quién: Jaume Balagueró, maestro español del terror

El toque catalán: Producida por la catalana Filmax y rodada en el parque audiovisual de Terrassa, demuestra que el terror español tiene un filón muy importante en Cataluña

Por qué hay que verla: Tosar, Tosar y mil veces Luis Tosar. Aunque no nos encontramos ante una película de horror, gore y sustos, lo que convierte a esta cinta en una película de terror es esa atmósfera de suspense e inquietud maníaca en la que el espectador se ve envuelto. Llega hasta puntos tan espeluznantes, que yo a veces sentí empatía con el villano, lo cual es denigrante, pero nos coloca en una posición aún más incómoda a la hora de ver la película. Tensión y escenas impactantes que hacen de esta cinta una delicia terrorífica.

«Hoy he vuelto a soñar contigo, parecías una puta, cómo me gustaba»

10.000 Km

10000km

Quién: El catalán Carlos Marqués-Marcet que tiene un Goya por Mejor director novel

El toque catalán: Además de firmarla un autóctono de Barcelona, la mitad de la historia, la que está a un lado de la pantalla, transcurre en esta ciudad.

Por qué hay que verla: Porque vivimos pegados a Internet. Y si hemos hablado de amor en diferentes situaciones, etapas y edades, las relaciones a distancia también son aliciente del amor. ¿Posible o imposible? Sin duda, la labor aquí del director, de los actores y del montaje, tan infravalorado y desconocido, es impresionante y nos trasladan a una situación difícil e íntima. Somos parte y cómplices de esa desconexión en la relación que empieza desde el primer momento en el que encendemos Skype o Whatsapp como único recurso para sociabilizar y amar.

«Has hecho muchos kilómetros para quedarte en casa»

Requisitos para ser una persona normal

requisitos para ser una persona normal

Quién: La maravillosa Leticia Dolera, directora novel y de Barcelona

El toque catalán: ¡Está rodada en un Ikea de Sabadell! Vale, no es lo más catalán que existe, pero Leticia también nos regala momentos únicos en Barcelona y en el precioso Parc de Montjuïc.

Por qué hay que verla: No nos engañemos, nadie es normal. A pesar de lo que nos intentan transmitir allí y allá, cada uno es un ser único y eso es lo que tenemos que poner en valor y darle importancia de verdad. El reclamo simpático, fresco y naif de Dolera nos traslada a una historia tierna, llena de colores y con una banda sonora que roza lo indie. Lo bonito de la cinta es que nos empujan a reclamar nuestra independencia, a encontrar nuestro lugar y a integrar entre nosotros a todas aquellas personas despreciadas por una sociedad ignorante que no sabe quererse tal y como es.

«Por cierto, ya sé cuando alguien te gusta de verdad. Si cuando estás con esa persona te sientes como David el Gnomo, 7 veces más fuerte»

REC

REC

Quién: De nuevo, Jaume Balagueró. Esta vez, con la compañía de Paco Plaza

El toque catalán: Lo catalán lo encontramos en un piso de Barcelona de la Rambla de Catalunya que se ha convertido en atracción turística y al que acude la gente después de visitar la Sagrada Familia.

Por qué hay que verla: Soy fan devoto de REC, es algo que a estas alturas ya sabéis. Terror, sangre, sustos, gritos y un guión sencillo que empezó como un experimento y que acabó como un referente español del cine de terror. Una Ángela Vidal heroína, unos diálogos lapidarios e hilarantes y unos monstruos infectados que hacen las delicias del espectador en poco más de 80 minutos.

«Pablo, grábalo todo. Por tu puta madre»

Krámpack

krampack

Quién: Cesc Gay, director catalán por excelencia (y por talentoso)

El toque catalán: Una historia playera y homoerótica rodada en Castelldefels

Por qué hay que verla: Con Herois teníamos la inocencia y con Krámpack tenemos el despertar sexual y el descubrimiento de la orientación sexual en un mundo confuso y que te confunde. Sin que los límites estén demasiado establecidos entre la amistad, el amor y el sexo, la historia de Cesc Gay nos presenta un mundo divertido, sensual, veraniego, pero que esconde elementos muy complejos de perversión, inadaptación y rechazo a lo extraño, que debe esconderse y manifestarse únicamente de noche. Precisamente, Gay reivindica una perspectiva inocente y “normalizadora” para ver esta “oscuridad” como una realidad existente, natural y cotidiana. Los 2000 no eran los 2015 de ahora.

«Yo es que soy un tío serio, Dani»

Y tranquilos, por ninguna de estas cintas le han dado a Dani Rovira el Goya por Mejor actor revelación; no tendréis que soportarle, así que ya podéis elegir libremente sin temor a nada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies