Di adiós a las duchas frías: calma tus hormonas primaverales

¡Chicos, ya ha llegado la primavera!

Y con ella llegan las flores, el sol -tranquilos, sólo llueve porque es Semana Santa y las tradiciones son tradiciones-, el buen tiempo, los “¡Mierda, aún no he empezado la operación bikini que me propuse en Año Nuevo!”, los mocos y los ojos de chihuahua para los alérgicos… Salimos a la calle con menos ropa y, sobre todo, con menos vergüenza.

Hay un algo que flota en el ambiente, aparte del CO2, un no sé qué que qué sé yo, que lo que queremos es que nos coma(n) el tigre. Nos sube la bilirrubina, la dopamina, la metanfetamina -también, por qué no- y todas las inas que nos hacen levantarnos con fuerza por la mañana, si entendéis lo que quiero decir. Nos da un subidón que hasta el cocido de nuestra abuela nos parece afrodisíaco.

tumblr_ny1pdqfPLu1rzy5lko1_500
La primavera la sangre altera… y mucho.

No he llegado a descifrar cuál es la ciencia detrás de todo este asunto, seguro que se trata de algún acuerdo comercial entre las marcas de preservativos y las de refrescos que nos echan popper en las bebidas. Pero lo que sí sé es que los artistas no hacen nada para remediarnos los sofocos, de hecho, los acentúan más con sus canciones y vídeos erótico-festivos. Y ya que estamos, vamos a recopilar unas cuantas para aquellos días que nos queramos poner a tono.


Zayn – PillowTalk

Bien sabemos todos y todas que, aunque Zayn cantara La gallina turuleca, se nos caerían las bragas, los calzoncillos, los empastes y todo lo caíble. No sabemos qué tiene el muchacho que cada día es más hombre y está más guapo. Pero, además, nos saca unos temas que pa’ qué. Que si vamos a molestar a los vecinos, que todo muy sucio y puro, comportándose imprudentemente. PillowTalk, además, ofrece un vídeo en el que se da más el lote que en Pasapalabra.

[youtube id=»C_3d6GntKbk» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


Ariana Grande – Dangerous Woman

All that you got, skin to skin, oh my God

Don’t ya stop, boy

Oh, my God; oh, my God. Ariana se nos hace mayor y ya la tenemos que dejar hacer sus cosas de mujer peligrosa. El nuevo single de la exchica Nickelodeon nos trae letras como “quiero saborearlo, guardármelo para luego, probar tu sabor […] es natural, vivo para el peligro”. Y, claro, nos hace sentirnos como si lleváramos un traje de látex constantemente y tuviéramos que hacer cosas that we shouldn’t.

[youtube id=»TFrMDGfW_Sg» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


Selena – Hands To Myself

Y hablando de niñas que se hacen mujeres, Selena se viene toa sexy y toa porno. Esta canción va básicamente que está tan cachonda que necesita hacérselo donde sea y cuando sea. No se puede reprimir la muchacha. Que ella quiere toda la “metafórica ginebra con zumo” para ella. Para quitarnos esta imagen una tanto extraña de la cabeza con la ginebra y el zumo, la muchacha se pasa todo el vídeo en ropa interior. Y nosotros encantados. ¡Viva!

[youtube id=»FMlcn-_jpWY» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


Fifth Harmony – Work From Home

Las Quinta Armonía se nos vienen arriba con una canción y un vídeo en el que destapan toda la sensualidad que sus cuerpos serranos rebosan. Twerk arriba, twerk abajo, las cinco disimulan más con sus letras que con sus sensuales bailes: “Sólo sábanas entre nosotros, nada de acabar temprano”, “deja que mi cuerpo haga el trabajo”, “podemos trabajar en casa”. Sin embargo, con Ty Dolla $ign, el rapero que canta con ellas, la sutileza brilla por su ausencia con su “haz que aplauda, sin manos, para mí”.

[youtube id=»5GL9JoH4Sws» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


Tanto con más sutileza o con menos, está claro que nos encanta el restregueo y… ¡esta primavera no tenemos ni que buscar excusa con los temazos que nos vienen!

5 canciones escritas para humillar a otros artistas

¡Hola, amiguis!

Ya nos quedó claro con el artículo de la semana pasada de nuestro compañero César Ramos que nos gusta más un drama entre celebrities que a Kim Kardashian enseñar silicona carne. Como si no tuviéramos suficiente con que a la vecina del quinto se le caigan las bragas del tendedero cada día impar y nos toque al timbre cuando nos estamos desgañitando con alguna canción de Sia a toda leche, a nosotros, cuanto más drama mejor. A Pasión de gavilanes muerto, Twitter puesto.

tumblr_mraaknwGEd1riu228o1_500
Y nosotros ojipláticos, atentos a todo lo que pueda pasar

Pero aparte de las indirectas por la red del pajarito azul, hay todavía una fase superior: aquella a la que llegan cuando la tragedia alcanza la categoría de «drama máximo»; cuando no es simplemente un rebote tonto en el que les da por meterse a Twitter con unas copillas —posiblemente otras sustancias— de más. No. Aquí el cabreo es tal que deciden escribir —posiblemente hacer que le escriban— una canción sobre ello. Para que duela, que escueza, que humille, que deje a sus enemigos del momento a la altura de Naím Thomas el betún.

Y como no siempre nos llegamos a coscar de todo lo que pasa en este mundillo, aquí os dejamos 5 canciones meté-mierdé que no sabíais que lo eran -o sí.


Justin Timberlake – Cry Me a River

Habla sobre: Britney Spears

Los Brangelina de comienzos de los 2000, Justin Timberlake y Britney Spears, la pareja oficial americana antes de que llegaran Beyoncé y Jay-Z, tuvieron una sonada ruptura en 2002 cuando Britney le fue infiel con el coreógrafo Wade Robson (que, por seguir con el cotilleo, más tarde puso una demanda contra Michael Jackson por supuestos abusos que fue finalmente desestimada).

Justin confirmó al cabo de los años que esta canción fue inspirada por una llamada telefónica que tuvo con Britney en esa época y que lo enfureció hasta el punto de encerrarse en el estudio con Timbaland y hacer una canción sobre ello. Aunque no hace falta confirmación teniendo en cuenta la historia que aparece en el vídeo: Justin pillando a su novia con otro y, como venganza, haciendo como que le pone cuernos y, atención, grabándolo con una cámara de vídeo. Chúpate ésa, Britney.

[youtube id=»DksSPZTZES0″ align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


Kelly Rowland – Dirty Laundry

Habla sobre: Beyoncé

En este caso, más que una canción meté-mierdé se trata de una canción saca-mierdé, pues la #2 de las Destiny’s se sienta en el confesionario y se lo cuenta todo al Súper. Habla sobre la envidia que le tenía a Beyoncé cuando la banda se separó y vio que la única que tenía éxito era ella.

Went out separate ways, but I was happy she was killing it

Bittersweet, she was up, I was down

No lie, I feel good for her, but what do I do now?

Nos habla de una relación amorosa abusiva en la que fue maltratada y que, además, la hizo separarse del mundo y de su “sister Beyoncé. En esta parte ya nos entra el drama porque, claro, pobrecita, esto sí que era un Dilemma. De todos modos, esta historia acaba con final feliz, pues Queen B respondió diciendo que estaba muy orgullosa de su amiga por ser tan honesta. Bah. Next.

[youtube id=»xuFUR6ZH5Zg» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


Mariah Carey – Obsessed

Habla de: Eminem

Podríamos utilizar toda la discografía de Eminem para llenar este artículo, pues al rapero le falta nada más que nombrar a Belén Esteban para acabar de darle un repaso a todo el mundo en sus canciones. Pero mejor que eso es cuando le dan de su propia medicina. Como es el caso de Obsessed, de Mariah. Eminem afirmaba que había mantenido una relación con la cantante durante seis meses y en su canción Bagpipes from Baghdag habla sobre el drama que es estar sin ella y que va a hacer lo posible por recuperarla.

With that Latin hunk Luis Miguel

Nick Cannon better back the fuck up

I’m not playin’, I want her back you punk

Si es que parece mono y todo.

Sin embargo, Mariah negaba cualquier relación con él y dedicó esta canción a su supuesta obsesión con ella. Incluso en el vídeo se disfraza de él. Échale un vistazo.

[youtube id=»H1Yt0xJKDY8″ align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


Taylor Swift – Dear John

Habla sobre: John Mayer

La reina del drama, la princesa del pueblo -americano-, la viuda negra, como la queráis llamar, pero que indudablemente es la figura más importante del pop actual, Taylor Swift, no podía no entrar en esta categoría.

Aceptando que nunca ha dejado claro si Bad Blood la escribió sobre Katy Perry o no, vayamos a una que es más que evidente. Taylor es conocida por su long list of ex-lovers, está claro que, como nos pasa a todos, tiene esa debilidad humana de despotricar como si no hubiera un mañana, lo que pasa que no todos somos número uno en Billboard semana sí, semana también. Dear John va dedicada al breve idilio que mantuvo con el cantante John Mayer, quien a su vez tuvo una relación con Katy Perry (¿casualidad?), en la que dice cosas como:

Dear John, I see it all now that you’re gone.

Don’t you think I was too young

To be messed with?

The girl in the dress

Cried the whole way home, I should’ve known.

[youtube id=»MI0KbQ6970M» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


Bonus Track

Emily Ellis – Will The Real Slim Shady Please Shut Up

Habla sobre: Eminem

Durante muchos años se creyó que esta parodia de la canción The Real Slim Shady de Eminem fue escrita e interpretada por Christina Aguilera, pero no es así. En realidad, la autora de la sátira canción es Emily Ellis, una rapera desconocida que escribió este «homenaje» como si fuera una respuesta de Christina a la mención que hace de ella Eminem en esta misma canción. La cosa comenzó cuando a Christina se le fue la boca al mencionar en una entrevista un rumor sobre el rapero y él trató de vengarse lanzando rumores que había oído sobre ella en este conocido tema.

Yo Shit, Christina Aguilera better switch me chairs

So I can sit next to Carson Daly and Fred Durst

And hear ‘em argue over who she gave head to first

[youtube id=»zpcLVvXT5dg» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


La verdad es que echando la vista atrás, uno echa de menos cuando no existía Twitter o Instagram para lanzarse indirectas y directamente se ponían a parir en canciones. Tenía su aquel, oye.

Repaso de los nominados a Mejor Canción Original de los Oscars

Febrero, aparte de ser el mes del amor para unos y el mes de cagarse en todo(s) lo(s) que se menea(n) para otros, es el mes de las galas de premios. Pero de las galas de «verdad», las que se supone que valoran el arte genuino y no se rigen por la popularidad del material en sí, sino por su calidad y valor artístico real, puro y sincero.

Tori Kelly shady
Recordemos que Meghan Trainor ha ganado un Grammy

Pero los Grammy ya son historia y ahora es momento de que todo se centre en los Oscars, que se celebrarán este domingo 28 de febrero. Esta gala, aparte de darle premios a un montón de actrices y actores blancos y de tener a Jennifer Lawrence cayéndose cada cinco minutos, ¡también da premios a cantantes! Cada año nominan cinco canciones en la categoría «mejor canción original» y, aunque parezca mentira me pongo colorada, esta nominación tiene más requisitos que una beca del Ministerio de Educación.

En primer lugar, la nominación va dirigida sólo para el autor y compositor de la canción, no para el intérprete; lo sentimos, Madonna. Después, la canción debe haber sido compuesta única y exclusivamente para la película, por lo que tampoco se pueden incluir samples de otras canciones o versiones de musicales. Para más inri, la canción debe aparecer en la película o, como mucho, ser la primera en aparecer en los créditos. Como sea la segunda, kaput.

Pues fíjate, aun así, tres de los cinco nominados de este año son artistas pop, así que desde plató le enviamos un fuerte aplauso por su esfuerzo y dedicación. Ahora sí, analicemos las canciones nominadas porque somos gente preparada que basa sus juicios únicamente en nociones básicamente objetivas.


Earned It – 50 sombras de Grey

¿Os acordáis de la canción infantil «debajo de la mesa hay un gato tuerto, el que diga cuatro se lo come muerto»? Bueno, pues este hombre debía de tener unos amigos horribles en el colegio que le obligaron a llevarlo en la cabeza durante los veinte años consecutivos, porque no le encuentro otra explicación a semejante accidente capilar. Pero, bueno, pelillos a la mar. La canción trata sobre una relación basada únicamente en el sexo, sin amor ni otros lazos. La combinación del piano con el falsete del cantante ambienta muy bien la canción y la hacen perfecta para la película. Justa nominada.

[youtube id=»waU75jdUnYw» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


Simple Song #3 – Youth

Vale, aquí estamos hablando de otra cosa. Un tema completamente diferente al anterior. La canción, compuesta y escrita por David Lang, es interpretada por la cantante lírica surcoreana Sumi Jo, así que os podéis imaginar que se trata de una canción llena de drama máximo. La película trata sobre un director de orquesta retirado al que le piden una última actuación. Nos encontramos con un personaje principal que te enternece hasta la médula y, además, te remata con este último tema que grita a los cuatro vientos: «Llora, mamón, llora».

[youtube id=»wBWOhXhkaEA» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


Writing’s on the Wall – Spectre

Por mucho que nos duela, no, no es un homenaje al disco de las Destiny’s Child, sino el tema de Sam Smith para la nueva película de James Bond. Este tema nos vuelve a traer el sabor de Skyfall con una balada sobria, elegante, con sentimiento y vocals on point. Como en todas las canciones escritas e interpretadas por Sam Smith, esas letras te hacen querer matarlo por decirte lo que sientes, aunque ni tú mismo puedas expresarlo. Esta canción llegó al número uno en las listas inglesas y, quién sabe, lo mismo «the writing’s on the wall» y se repite la misma suerte que con Adele.

[youtube id=»8jzDnsjYv9A» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


Manta Ray – Racing Extinction

Agarraos los machos, porque esta canción está interpretada y escrita por nada más y nada menos que Anthony Hegarty, el hombre que da voz al grupo Anthony and the Johnsons y que es capaz de agarrarnos el corazón, darle una paliza y tirarlo a la basura. El documental en el que está incluida el tema trata sobre las especies animales que se están extinguiendo actualmente y el esfuerzo de los científicos y periodistas de documentarlos. O sea, que la canción trata de una manta que cuenta la historia de un pájaro que se extingue llamando a su pareja que nunca llega y yo me muero por dentro porque es algo precioso, cuqui y desgarrador al mismo tiempo.

[youtube id=»Yyx9wMrmgXM» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


Til It Happens To You – The Hunting Ground

Quizás ésta la conoceréis un poco más, pues la intérprete y co-autora es nuestra Lady Gaga. La canción está incluida en el documental The Hunting Ground, que trata sobre los abusos sexuales que tienen lugar en los campus universitarios de Estados Unidos. La canción, tema principal que acompaña a la obra, habla de que nadie puede entender lo que se siente en esa situación «hasta que te pasa a ti». Se trata de un tema bastante polémico y que está en boca de todos con el reciente caso de #FreeKesha, que ha sido obligada a sacar seis discos más con su supuesto violador Dr. Luke. Se rumorea que Gaga podría actuar en la gala junto con Kesha interpretando esta canción. ¿Seremos testigos de un momento tan emocionante como lo sería ése?

[youtube id=»ZmWBrN7QV6Y» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


5 One-Hit Wonders de los últimos años

Ey, me has pillado… Estaba aquí, quitándole la poca gracia que le queda a esta broma. Es 2016, superémoslo ya. O devolvemos a Chenoa al estrellato entre todos o la enterramos para siempre. No podemos tener a la muchacha en el limbo entre el éxito y la casposidad sin dejarle claro si la admiramos o nos reímos de ella. Y hablando de volver al estrellato… Me pregunto yo si muchos de los pringaos one-hit wonders de estos últimos años también se han tenido que acabar dedicando al maravilloso y milenario arte de la venta de productos cosméticos a domicilio como nuestra querida María Laura.

De vez en cuando está bien hacer un ejercicio de solidaridad -de vez en cuando, Brangelina, desde Benetton nos informan que van a tomar medidas legales si no les devolvéis a los niños de su último anuncio-, así que he considerado oportuno abrir el baúl de los recuerdos y volver a escuchar esas canciones que hicieron creer a sus intérpretes que tendrían una carrera de éxito y más bien acabaron con un paseíto a la vuelta de la esquina. Llegar al top de las listas y mantenerse es todo un reto que no todos llegan a superar, aunque se intente de cualquier manera, ¿verdad, Rita Ora?

Sin más dilatación, echemos la vista atrás un poco.

Raven visión


Kat DeLuna ft. Elephant Man – Whine Up

¿Quién no recuerda este temazo dance-pop-latino de la JLo del chino? A pesar de parecer que se acaba de comer algo a lo que es muy alérgica, esta muchacha es multifuncional; lo mismo te canta ópera que te hace twerk subiéndote la pata como si te fuera a marcar territorio o te rapea versos tan delicados y sutiles como:

A ese nene lo tengo trikiao (oye)

Cuando lo bailo lo bailo de lao

Y lo empujo lo tengo tumbao

Con mis caderas lo tengo amansao, what!

[youtube id=»jcMXZjYqIog» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


Gotye ft. Kimbra – Somebody That I Used To Know

Si en 2011 no escuchaste esta canción es probablemente porque vivías debajo de una piedra o eras Christina Aguilera y seguías encerrada en tu casa llorando por el flop de «Bionic». Hemos de admitir que quien no haya llorado con esta canción poco le ha faltado, ¿quién no se siente identificado con la letra? Fue una gran fuente de subtweets para nuestros exes y debemos estarle agradecidos. Menos agradecidos estamos de este vídeoclip, creativo a la par que incómodo de ver. Desde sus pies con las uñas largas al principio del vídeo hasta el primer plano de su piñata, se le podía oler el aliento desde el otro lado de la pantalla. Menos mal que no comió ensalada antes de grabarlo. Tras este éxito tan sonado que le dio tres Grammys, Gotye no volvió al mundo mainstream ni sacó ningún álbum nuevo. Si nos estás leyendo, Gotye, nos gustaría volver a cortarnos las venas con tu música y, a poder ser, no arrancarnos los ojos con tus vídeos.

[youtube id=»8UVNT4wvIGY» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


Aqua – Barbie Girl

Aquí tenemos dos opciones: o nos encanta o la odiamos con todas nuestras fuerzas; y yo casi que estoy en el segundo bando. Es la típica canción que esperas que si la ponen en la discoteca la mezclen rápidamente con otra antes de que acabes de los nervios y le estampes la copa al primero que pase.

Después de petarlo con Barbie Girl, el grupo danés-noruego fue en declive hasta llegar a separarse en 2001. Sin embargo, plot twist de la vida, que nadie pidió, se volvieron a reunir en 2007 y, actualmente, siguen siendo una banda, allá en su pueblo dinamarqués de nombre seguramente impronunciable. No sé si lo volverán a petar, pero desde aquí queremos hacerles algunas sugerencias para llegar a conectar con el público actual: Monster High Girl (ft. Mónica Naranjo), Dora the Explorer is F*cking Lost Again o I Hope The Pink Elephant Doesn’t Rape Pocoyó.

[youtube id=»ZyhrYis509A» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


t. A. T. u – All The Things She Said

Bueno, bueno, bueno. No podíamos no incluir en esta lista a las bolleras de mentira más amadas y odiadas de la música. A muchos os dolerá que las incluya en una lista de one-hit wonders, pero, seamos sinceros, más allá del dramatismo pezonero tras la valla del insti no conocemos. Atención, ojocuidao, que son reconocidas como “la banda rusa más exitosa de todos los tiempos”. Quizás Putin debería reconsiderar algunas cosis, desde BFace te animamos, bonico. Lo último que supimos de ellas fue su actuación en el Festival de Eurovisión de 2003, donde actuaron en vaqueros y camiseta, muy del rollo “explotemos el estereotipo tortillero a ver si sigue colando”. Pero nada, oye, en 2004 le dieron la patada a su manager y salieron del armario. O sea, entraron al armario. Bueno, que dejaron el rollo bollo.

Después siguieron dando tumbos sin conseguir llegar muy alto… -sin drama no había fama-, hasta que en 2014 se separaron en plan telenovela, echándose los trastos a la cabeza. Si es que esto de las girlbands nunca acaba durando…

[youtube id=»8mGBaXPlri8″ align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


Willow Smith – Whip My Hair

Parece mentira que haga 5 años desde que Willow Camille Reign Smith Pinkett -su madre se creía que iba a dar a luz a la duquesa de Alba-, la niña más moderna del cole, sacara este temazo de la nada y nos transportara a un concierto de heavy metal con tal aspaventoso movimiento de melena. A todos nos causó sorpresa, y a más de uno, una tortícolis, ver que la hija de Will Smith molaba muchísimo más que nosotros con tan sólo 10 años. La canción llegó al número 11 en el Billboard Hot 100 y, a partir de ahí, sacó unos cuantos singles más; se dio una vuelta por el desierto de Almería, sacó una canción con Nicki Minaj… Sin embargo, desgraciadamente, se ve que suspendió un examen de mates y su papi la castigó sin disco y nunca lo acabó sacando. Aún estamos a la espera de que acabe la ESO para que esta mini Rihanna resurja de sus cenizas, sobre todo, viendo lo que nos espera con la Rihanna de tamaño normal…

[youtube id=»ymKLymvwD2U» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


Todavía quedan muchos más one-hit wonders que desempolvar de las gasolineras de todo el mundo, pero ya otro día, que leer sobre los fracasos de los demás deprime un poco. Volvamos todos a escuchar a Adele, que tenemos que aprovechar ahora que es feliz. Por favor, que nadie le deje dormir la siesta, que como se despierte igual que yo, nos jode la vida a todos de nuevo.

5 canciones que iban para unos artistas y… acabaron en las manos de otros

¿No os ha pasado alguna vez que, siguiendo los sabios consejos de cualquier libro de autoayuda, «aprendéis a decir que no» y luego os arrepentís trágicamente llorando en la ducha? Como cuando, acercándoos a las cajas del Mercadona, tenéis que tomar la decisión de vuestra vida y escoger la cola que creéis que será la más corta y que nunca lo es. Siempre acabas viendo a la señora que iba detrás de ti en la otra cola, yéndose a su casa, mirándote como si hubiera ganado el Tour de Francia.

La cara de póker que se os queda en ese momento debe de ser parecida a la que se les quedó a estos artistas al descubrir que las canciones que habían rechazado se encaramaban al top de las listas de éxitos.

In no particular order, aquí os dejamos 5 canciones que antes fueron rechazadas por otros artistas.


1. We Found Love – Rihanna

Rechazada por Nicole cabezazoalteclado Scherzinger

Todos, sin excepción, lo hemos dado todo con este temazo; unos en un hopeless place y otros hasta en la verbena de su pueblo, pues esta canción sonó en todas partes allá por el 2012. La Beyoncé de The Pussycat Dolls afirmó en una entrevista para la revista Notion que “rechazó la canción porque estaba cansada de hacer música dance. Ay, amiga, cambia de consejero espiritual, porque no te va bien.

[youtube id=»tg00YEETFzg» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


 2. …Baby One More Time – Britney Spears

Casi la cantan… ¡las TLC!

Este éxito, que lanzó a Britney al estrellato inmediato, pasó primero por las manos de aquel grupo R&B que a finales de los 90 nos deleitó con clásicos como No Scrubs o Waterfalls. Habría sido interesante escuchar el toque urbano de este tema que tan bien representa el Bubblegum Pop que nos introdujo el nuevo milenio.

[youtube id=»C-u5WLJ9Yk4″ align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


3. Happy – Pharrell

Rechazada por Cee-Lo Green

Según afirmaba Pharrell, cual colaborador del Sálvame, “los de arriba vetaron la versión de Cee-Lo porque no le quedaba bien”. Al parecer, el couch de The Voice sí llegó a grabar una versión de la canción que no llegó a ver la luz… ¿Iluminati? Lo que está claro es que fue una jugarreta para el cantante, pues Happy, que se convirtió en el principal instrumento de tortura china de 2014, llegó a vender 13,9 millones de unidades.

[youtube id=»y6Sxv-sUYtM» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


4. Umbrella – Rihanna

Originalmente escrita para Britney Spears

Este tema, que marcó un antes y un después en la carrera de la chunga favorita del planeta, fue aparentemente escrito para Britney que, si recordamos bien, por aquel entonces no estaba en su mejor momento. Casi que le agradecemos que la rechazara, pues no habría pegado mucho entre el nuevo pop de «Blackout». Aun así, antes de grabar la canción, Britney se adelantó y comenzó a grabar el videoclip, aquí os dejamos una imagen exclusiva del set de rodaje.

JEJE

[youtube id=»CvBfHwUxHIk» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


5. Halo – Beyoncé

¿Quitada de las manos de Leona Lewis?

Hay muchas versiones de esta historia. Por un lado, se dice que la balada era originalmente para Leona, pero Beyoncé se la arrebató. Por otro, se rumoreaba que Leona Lewis estaba demasiado ocupada para grabar el tema, así que se lo cedió a la Queen B.

Sin embargo, Ryan Tedder, productor de la canción, afirmó que lo que hizo fue presentarle Halo al equipo de Leona Lewis para que Beyoncé agilizara la grabación de la canción. El productor pensó que si le ofrecía la canción a otra artista de éxito, Beyoncé la querría más aún.

[youtube id=»bnVUHWCynig» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


Y… ¡Hasta aquí lo que se daba y se quitaba! La lista podría seguir y seguir, básicamente con todas las canciones de Britney Spears, pero después de los turrones y los polvorones, será mejor que salgamos todos a correr como si de Belén Esteban en las rebajas del Shana se tratara. Hay que aprovechar que estamos en junio enero. ¡A ejercitar, malditos!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies