Bang-bang

«- So what is a bang-bang?
It’s where we go have a whole meal at one place, and then go right to another place and have another one. Bang-bang
Louie.

.

Para bang-bang, el que hizo Daniel, que comió en su casa y luego volvió a comer con nosotras en el Gramabar (c/Preciados 40). No te juzgo, amigo, de verme en tu situación yo hubiese hecho lo mismo. ¿Cómo negarse a la comida venezolana?

En fin, el caso es que «grama» en Venezuela significa «césped», y por eso en las paredes del restaurante y su decoración dominan los verdes. Luego sales del local y ves la vie en rose, lo cual es muy poético.

00 01
No me extraña que los tequeños sean su entrante estrella por antonomasia. BOCADITOS DE CIELO. Se trata de unos palitos de queso blanco salado (llanero, latino, paisa,…) envueltos en masa de trigo y fritos, que mojas en una salsa, en este caso, de miel, y luego lloras.

03 03a 04
Bitch please.

05
Nota: no morirse sin antes probar las AREPAS. Aptas para los amigos celiacos, son de maíz. Me la pedí de queso y plátano porque precisamente la noche anterior cené arepas también (son El Vicio) y me apetecía probar algo diferente. DELI.

06
Por esas costillas, heaven can wait.

07
Esa barra tan bonita había que aprovecharla. En la carta tienen cocktails tanto típicos como propios, y muy, muy generosos.

 

Llegó la pregunta del millón, ¿postre o café? He querido evitar Malasaña en mis posts anteriores, pero idk, whatever, si me abren sitios así, era cuestión de tiempo:

a) postre, en Lolo – Polos artesanos (c/ Espíritu Santo 16). Abrieron hace nada y MENOS MAL porque con este calor era estrictamente necesario que vinieran a salvarnos. Cada día tienen 10 sabores distintos y van rotando. Colores de picnic y series de teenagers setenteros.

0809 copy

 

b) café, en Bianchi Kiosko Caffé (c/ San Joaquín 9). Llegué y me dijeron Abrimos mañana. La satisfacción que provoca el saber algo antes que los demás. Volví y todavía estaban acicalando el local, pero ya estaban abiertos al público. —Café ecológico. No 100%,  pero sí todo lo que se pueda sin que pierda calidad—, me explicó Sandro.

1111a
Café blend excelente, granizados, infusiones, y, oh, probamos las Boogie balls, sus bolitas dulces de creación propia a las que INYECTAN siropes. Mejor café de Malasaña, junto con Toma Café (c/ de la Palma 49), de veritas.

11b12 a
Utensilios de papel reciclado, como es menester.

12
Recuerdo este chai latte frappé como quien recuerda un amor de verano.

 

De repente te das cuenta de que ya son las cervecita o’clock y te ves caminando hacia la c/ Hortaleza 87, donde se encuentra Manzana Mahou y su terraza playera-ish.

12a13
Te pides unas cañas y pegas los cromos de las cosas más típicas de Madrid en el álbum porque estás bebiendo cerveza pero en realidad tienes 8 años. Haceos con esa revistita, te pone al día con los eventos de la ciudad, los quehaceres más autóctonos, rutas de bares y todas las actividades de la Manzana Mahou, que dispone de tienda, galería, librería,…

1415161718
En esta especie de tipis se hacen picnics todos los jueves. Check this out.

.

Quiero aclarar, que antes de aparecer en el Urban Beach Cinema de Conde Duque, y aun contentos con todo lo ingerido, paramos por Casa Julio (c/ de la Madera 37) y jugamos a adivinar los ingredientes de sus maravillosas croquetas. Estómagos imparables.

Ya sabéis que yo soy muy Conde Duque enthusiast. Han montado unas terracitas y hay foodtrucks para vuestro deleite cuando termine la peli. Os dejo aquí la cartelera.1921

 

Pero esa noche preferimos venir a cenar a Chuanyu (c/ Estrella 5), mi restaurante sichuanés favorito. Vale, es cierto que no he estado en ningún otro, pero eso no quita que esté delicioso. Decoración austera y clientela mostly china, lo cual es muy buena señal.

21a2223

 

Al final, con la tontería bang-bang-bang-bang-bang-bang-bang. Bang.

 

Hello Summer

Siempre es verano con el pepino en la mano.

Bueno, ya es verano, con o sin pepino. Y yo, que soy una persona muy literal y con todo el TOC, me gusta hacer las cosas típicas del tiempo y del lugar (e.g.: voy a Barcelona y lo primero que hago es comprarme un Cacaolat porque es lo autóctono y eso, precisamente, hace que sepa mejor en ese justo momento). Os traigo a Wanda Café, en la c/ de María de Molina 1. ¿Por qué? Pues porque no hay verano más verano que el que nos pone los dientes largos en las películas o series que transcurren en California. Qué islas tropicales ni qué niño muerto. Estuve allí el verano pasado y sé de qué hablo.

02

Da gusto, de vez en cuando, entrar en un café QUE SE NOTA que toda la decoración ha sido escogida minuciosamente para que haga juego entre sí, y no esa falsa ilusión de que cada silla es adoptada de a saber dónde porque qué casuales y qué retromodernos somos.

0103

Sácate el cojín del bolso, que te he visto.

04

La comida es ligera, refrescante, y muy… ¿energizante? Sí, energizante. Smoothies, bagels, distintos tipos de huevos,… Muy brunch para chicas, la verité, con todos esos colores fosforitos y dorados en la decoración.

.

Desde Wanda Café, en el tiempo que dura una canción, llegas al Museo Nacional de Ciencias Naturales (c/ de José Gutiérrez Abascal 2). Creo que aquí, o venís solos, o venís con una persona que os coja de la mano, sea tan curiosa como vosotros y a la salida os compre un helado de cono. Más no, que no os concentráis, y hay demasiadas cosas bonitas que te incitan todo el rato a UUUUH y OOOOH y AAAAH.

05(A los niños que me hicieron photobombing les he puesto una carita mineral porque tengo mucho miedo a todo ese asunto de los derechos de imagen. También sería raro que sus padres leyeran esto pero idk whatever.)

06 07Demasiadas cosas que me hacen pensar en Pokémon.

08
Mi tataratatara os saluda.

09
– Bueno, tendrá todo el dinero del mundo, pero hay una cosa que nunca podrá comprar, Marge…
– ¿El qué?
– …Un dinosaurio.

10
Aquí es donde me vuelvo yo muy loca, en la sección de Mineralogía. Demasiado brillante y bello todo.

10a
11
11a
Donde un montón de abuelos sacan fotos de sus nietos al lado de la jirafa, debajo de la ballena, delante del elefante, y los niños no hacen más que preguntas adorables.

12
13
14
15
En Die Verwandlung no se especifica en qué tipo de Käfer despierta convertido el protagonista, así que estuve un rato especulando sobre cuál de ellos podría ser Gregor Samsa.

.

En una sección del museo se encuentra otra de las expos de Photoespaña. No quiero decir lo de que matamos dos pájaros de un tiro estando en un museo de ciencias naturales, peeero.

16

Janek Zamoyski centra la vista en la ruta marítima que emprendió Colón hacia las Américas, y fotografía el ánimo del agua a medida que avanza en su viaje. Un poco Hiroshi Sujimoto desde otro punto de vista.


17
18

Y ya para plan de noche, que nunca os propongo nada: Cibeles Midnight Movies.

Me voy que tengo prisa y claro que he dejado este post para última hora.

Oda al asfalto

He observado que cada año prevéis con más antelación la operación bikini para poder subir cuanto antes la foto de rigor a IG de vuestras piernas desnudas color terracota en la playa, a la que os gusta dar el título de “pasándolo mal”. Lo cual es muy poco aristócrata por vuestra parte, vaya.

Yo no tenía casa de verano, así que viajábamos. Me resulta soberanamente aburrida la idea de pasarme dos meses en una segunda vivienda, día tras día en el mismo letargo tórrido y la misma nada. Soy una chica de ciudad. Me gustan las ciudades, y cuanto más grandes, mejor. No, no me agobio. Y debe ser genético, porque a mi madre le pasa lo mismo, y a mi abuela le pasa lo mismo. Dios me libre del campo y de la playa.

«Cuando está uno en la ciudad, se divierte solo. Cuando está uno en el campo, divierte a los demás. Lo cual es extraordinariamente aburrido.»
— La importancia de llamarse Ernesto, de Oscar Wilde.

Y esto que escribió Cortázar, me parece también demasiado cierto.

En fin, todo este maldito rollo para decir que me quedo en Madriz este verano y que voy a dedicar gran parte de mi ocio a pasearme embadurnada en SPF 90 de exposición en exposición, de bar en bar y te tiro porque me tocas.

Mira que yo creo que lo más fácil para todos va a ser que os abra la veda con lo de PHotoEspaña, por si no sabéis por dónde empezar, que en la primera museo/galería que entréis cojáis uno de los folletos que trae un mapita con todas las exposiciones del programa y ya os lo organizáis como veáis. Y se define así: PHotoEspaña, festival internacional de fotografía y artes visuales, nació en 1998 con la vocación de ser un festival realizado desde la sociedad […] ofrece una ocasión extraordinaria para conocer proyectos fotográficos, videos e instalaciones de los fotógrafos y artistas visuales nacionales e internacionales más destacados así como el trabajo de nuevos creadores. Un copy-paste muy bien puesto, ¡sí señor!

El festival empezó el pasado día 3 de Junio y, dado que recuperé mi vida casi que ayer, no he tenido apenas tiempo para haceros el súper reportaje fotográfico del año. Pero corrí a ver una exposición a la que le tenía muchas ganas: la colección de obras de 2008-2014 de Chema Madoz, Las reglas del juego, en la Sala Alcalá 31.

0106La poética de los objetos fotografiados y la sala, tan biutiful.

0809

Se supone que ahí es cuando cogéis dicho mapita y veis lo que hay enderredor. Me pasé también por el Museo ICO (c/ Zorrilla 3) que exhibe Construyendo mundos — Fotografía y arquitectura en la era moderna, con obras geniales de fotógrafos como Walker Evans, Bernice Abbott, Stephen Shore, Sugimoto, Nadav Kander, Schulman, Lucien Hervé o Julius Shulman. Corazones en los ojos todo el rato.

Latin Fire — otras fotografías de un continente en CentroCentro Cibeles me pareció un poco… intensita. Meh.

.

Otras exposiciones que he planeado ver durante este verano, aparte de tooodas las de PHotoEspaña, son:

Enrique Meneses — La vida de un reportero, en la Sala Canal de Isabel II. Y ya que estoy allí y he sacado el DNI y me han puesto una identificación y toa la parafernalia, pues vemos Watch me move – Un viaje por la animación, que no nos cuesta nada.

– Las fotos de la mexicana Tina Modotti, en la tienda de Loewe de la c/ de Serrano 26.

Alberto Korda, el fotógrafo cubano que capturó la famosa imagen del Che Guevara, presenta Retrato femenino en el Museo Cerralbo (c/ Ventura Rodríguez 17).

– En la Sala Bárbara de Braganza de la Fundación Mapfre, seis décadas de antología del fotógrafo americano Paul Strand.

La colección moderna del Kunstmuseum Basel, Fuego Blanco, en el Museo Reina Sofía.

Todas gratis, majos. No tenéis excusa alguna.

.

No me conocéis NADA si pensabais que no iba a nombrar ningún sitio para comer. Shame on you.

Nos dieron a elegir entre la puerta A o la puerta B. En la puerta A, Food Truck (c/ San Lucas 11) y sus hamburguesas más imponentes que el Empire State Building; y en la puerta B, El huerto de Lucas (c/ San Lucas 13), un precioso mercado de comida ecológica con un patio interior taaan bello donde comer. Teníamos el día bio y Montse y yo nos decantamos por la puerta B.

11a212 13Me hizo soñar con plantas que no se me mueran.

Os animo a que os paséis estos días por la Feria del Libro de Madrid en el Retiro. Yo me dejé la renta en libros de Blackie Books, como es menester. Y volveré. Sólo diré: LIBROS Y HUMOR ABSURDO FOREVER.

14

Fotos: © Laura Cocodrilo

Una estudiante por Salamanca

Qué bien, qué bien que ya esté aquí el tiempo idea para llevar falda corta sin medias pero recuerda que se te enfriará el culo en el cine, en el autobús y en la sección de congelados de tu supermercado de confianza. Gajes del oficio. Una cosa buena es que puedes jugar a ser la Monroe.

(Póngase voz de la cabecera de Celebrities de Muchachada Nui) Hoooy… barrio de Salamancaarl. Qué pensaría el pobre Espronceda sobre el título de este post.

LR9A9076
He de deciros que este terreno lo tengo poco explorado, PERO. Bueno, comenzamos el trayecto en  & Other Stories (c/ de Hermosilla 15). No es que piense que el grupo H&M necesite de mi publicidad, pero es que el local de la tienda es taan bello. Fue un antiguo teatro, cine y restaurante, y la decoración de la tienda actual muestra vestigios de ello.

LR9A9082   LR9A9085

Además, está genial para que me compréis cosas bonitas.

LR9A9086

En la misma calle, en el número 26, Federica & Co.

LR9A9087

LR9A9122  LR9A9090


LR9A9092
LR9A9093

Es una tienda que te da ganas de quemar tu casa para cobrar el seguro y redecorarla con sus vajillas y sus muebles y sus y sus y sus todo.

LR9A9110LR9A9108LR9A9114

Si me preguntáis, siempre os diré que sí, que claro que preferiría estar comiendo. Nos vamos. A la c/ Castelló 3. Más concretamente, a Garten True Food. Comida 100% casera y ecológica. Mola porque la dueña es nutricionista y confecciona un menú semanal para que comas de todo.

LR9A9149LR9A9143LR9A9148Zumos top, panadería, ensaladas, pasta, pizzetas y todos tan contentos.

LR9A9154

 

En la cara b de la Biblioteca Nacional está el Museo Arqueológico Nacional (c/ Serranos 13). ESTO ES MUY FRIKI, ¿CRÉEIS QUE NO LO SÉ? Queredme así.

LR9A9167 LR9A9159LR9A9196Si os gusta, podéis ver cómo eran vuestros tataratataratataratataratataratataratataratataratattaratataratataratataratatarataratatarabuelos y si os parecéis.

LR9A9192LR9A9179LR9A9185 No sé si habréis visto la peli La Momia —yo unas 2984723984729 veces—, pero si abres esos tarritos cae sobre ti una maldición y te viene un calvo a que le hagas un chequeo de campanilla y al final te mueres porque un escarabajo azul se te mete por la piel y te come el cerebro.

LR9A9186Nah, pero a mí es que la cultura griega me resulta tan atractiva y allí que fui directa.

LR9A9191

Al ladito de la Puerta de Alcalá, en la calle Salustiano Olózaga 18, se encuentra este precioso salón de té llamado Vailima y suena música decadente mientras maldigo el tener que ir a clase en lugar de quedarme aquí tomando té helado y tarta y hablando sobre los minimalismos.

LR9A9199LR9A9217LR9A9207LR9A9209LR9A9229LR9A9233LR9A9219

Y nos despedimos aquí, ya os dejo en paz.

Fotos: © Laura Cocodrilo

Primavera mon amour

Todavía no me oriento muy bien cuando camino por las callecitas que separan Gran Vía y la escuela, pero me sale una vena de orgullo muy tonta y juego a no mirar el Maps. Algunas veces aparezco en Parla y tengo que desandar, pero otras invento un camino aproximadamente correcto y todo sale a pedir de Milhouse. Y ese día que me fue bien me fue mejor cuando pasé de largo Socarratt (c/ San Marcos 3) y diez pasos después entendí lo que había visto, y retrocedí moonwalking de nuevo hasta el escaparate.

LR9A8957

Como valenciana practicante —aquí es cuando vosotros jajajá corrupción, jajajá Fallas, jajajá tetes y tetas, y yo os bostezo en la cara—,  me parece un destarifo cuando pido una caña por ahí y me sacan una tapa de «»»paella mixta típical espanis»»».  Me puse a llorar porque YA ERA HORA, JODER, ¡paella valenciana hecha por valencianos y otros arroces del cielo to take away!

Ese día no tenía la cámara pero le dije a Jordi (hermano-dueño diseñador de interiores) que volvería, y nos dijimos hasta luego agitando un pañuelo blanco como quien se despide en el andén de la estación de trenes y al par de semanas llamé por teléfono a Rafa (hermano-dueño cocinero meister) para pasarme a probar esos arroces que parecían atardeceres.

LR9A8909LR9A8916

Y allí que fuimos y estaba Gundi esperándonos a nosotras y a las paellas. Hicimos tiempo con una Socarrada admirando los detalles del precioso local, que con tanto gusto ha decorado Jordi. Y llegaron por fin y yo las miré y ellas me miraron, y el amor soltó sus espumas como el shampoo bajo la ducha. Van rotando, ese día trajeron paella valenciana, arroz a banda y “paella de la abuela”. Hicimos cata, no podía no probarlas todas.

LR9A8934LR9A8912LR9A8928
LR9A8933LR9A8930LR9A8949

Y allí que fuimos y estaba Gundi esperándonos a nosotras y a las paellas. Hicimos tiempo con una Socarrada admirando los detalles del precioso local, que con tanto gusto ha decorado Jordi. Y llegaron por fin y yo las miré y ellas me miraron, y el amor soltó sus espumas como el shampoo bajo la ducha. Van rotando, ese día trajeron paella valenciana, arroz a banda y “paella de la abuela”. Hicimos cata, no podía no probarlas todas.

LR9A8961

Cuando os sequéis las lágrimas de los ojos, podremos continuar el paseíto de primavera. Espero por vosotros que haga buen día, porque nos vamos al Retiro. Noo, no vamos a montarnos en una barquita y a usar el palo de selfier. Vamos al Centro Cultural Casa de Vacas, que hay una exposición muy resultona del artista valenciano —casualitat, t’ho jure— Antonio de Felipe. Esculturas, graffiti y acrílico neo-pop.

LR9A8965LR9A8978LR9A8979LR9A8983LR9A8985LR9A8986LR9A8990LR9A8991LR9A8992

LR9A9002

LR9A9007

Quería traeros a la exposición de Luciano Fabro en el Palacio de Velázquez, pero terminó el día 12 y ahora están montando la de Carl André, que se inaugura el día 5 de Mayo —ese día voy a comer taaantos tacos—. Estad atentos a eso.

LR9A9014

En el interior del Palacio de Cristal: Tuiza – Las culturas de la jaima de Federico de Guzmán.

LR9A9020LR9A9021LR9A9023

Calidez, gente durmiendo, lo que yo pensaba que era un audio de pajarillos cantando y NO, eran pajarillos reales. Hay varios tipos de actividades organizadas que tienen lugar en la tuiza, entre ellos conferencias, recitales de poesía, conciertos y hasta una ceremonia del té los viernes a las 5pm.

LR9A9030LR9A9027LR9A9032LR9A9039

Si habéis hecho los deberes y habéis visitado las librerías que os he comentado en capítulos anteriores, estaréis bien abastecidos de lectura para rato y vamos a dejar ese tipo de tiendas a un lado una temporada. (Este post estaba programado para que saliese la semana pasada, así que feliç Sant Jordi.) El caaaso es que se pueden alquilar patines en el Retiro y eso me parece que es GUAY para que mováis el culo.

Portaos bien, niños.

Fotos: © Laura Cocodrilo

 

Un Edén sin serpiente

Diane, son las 12:55am del jueves y estoy delante del ordenador sirviéndome la segunda taza de cerveza. Una taza que dice «I <3 GIRLS». No me juzgues, todos los vasos están en el lavavajillas .

Vámonos, átomos. La ruta de hoy comprende la zona que está entre mi casa y mi trabajo. Es decir, que ya se me han terminado las rutas cómodas y a partir de ahora a ver qué me invento. Agradezco, si estáis dispuestos a recomendarme algún sitio para que yo vaya y como un tornado haga desaparecer toda la comida que con tanto esfuerzo han preparado los que allí­ trabajen, me dejéis un comentario aquí­ o en Twitter o wherever, y yo con mucho gusto os traeré un informe detallado de lo que acaeció en el lugar de los hechos.

* * *

Me fui a dormir, tení­a el cerebrito frito y así­ no habí­a quien escribiera. Ahora que ya he descansado y el gato ha interrumpido mi yoga trepándome la espalda y sentándose en la cima de mi downward facing dog, imposibilitando cualquier movimiento por mi parte, puedo ponerme a pensar en desayunar. Imaginad que de mi cabeza sale una nubecita algodonada que proyecta los recuerdos de lo que desayuné el otro dí­a en The Little Big Café (c/ Fernández de los Rí­os 61). Stay tuned a la nubecita:

01

Como su nombre indica, es un local pequeñito PERO tanto su personal encantador como sus productos HQ, que ellos preparan allí­ mismo con todo el amug del mundo, le hacen ganarse las mayúsculas.

01a

Todos tenemos un amigo celiaco. Saludos al mí­o.

02

Daniel y Camila, siempre a la altura de mis ganas de comer.

05

«Cualquier hora es buena para un trozo de tarta», dice el proverbio chino que me acabo de inventar. He venido unas cuantas veces  y cada una de ellas he intentado probar una distinta. Mi TOP –no sólo de este sitio en particular, sino de Madrid en general– lo encabezan esa cheesecake y la tarta de cerveza con especias que está en segundo plano. No need no mo, os lo juro.

06 07

Damn fine coffee del que le gusta al FBI Special Agent Dale Cooper.

08

Cheesecake de café y cappuccino con leche de almendra.

08a 09 10

Hell yeah los zumos y ese sandwich de aguacate y pollo. La carta es muy amplia y tienen deals de desayuno, ensaladas, sandwiches, smoothies,… incluso menú del dí­a y brunch los fines de semana.

10a

í‰sa todaví­a no la he probado y me está mirando así­ que VOLVERí‰.

Menos mal que Galileo y Vallehermoso están en cuesta y podéis bajarlas redolant. Levantaos y sacudí­os el polvo al llegar a c/ Conde Duque. Parada obligatoria en la Queserí­a de Conde Duque (nº15) y Panic Bakery (nº13), aunque sólo sea para echar un vistazo.

17

Ah, el antiguo cuartel militar de Conde Duque, reformado ahora en un centro cultural de categorí­a: salas de exposiciones, auditorio, teatro, salón de actos, salas de ensayo… Mi idea inicial era traeros a ver la exposición de Ouka Leele, que pensaba que iba a estar guay y resultó al final que ni foo ni fighters. Vamos, que ni fu ni fa, pero de ella tampoco es algo que nos sorprenda, ¿a que no?

18 19

En este giro inesperado de los acontecimientos, descubrí­ la inmaculada biblioteca.

202121a

POR SUPUESTO QUE ME SAQUí‰ EL CARNET. No tení­a uno desde aquel verano soporí­fero en el pueblo en el que me leí­ toda la colección de Goosebumps durante las horas muertas de «hacer la digestión». Sonará idiota, pero me hizo mucha ilusión recibir en mis manos ese plastiquito azul con mi nombre, y os lo recomiendo sobre todo a los que viví­s en una cajita de zapatos y tenéis que llevar una maleta llena de libros cada vez que vais a casa de vuestros padres. Se acabó. Os abro las puertas de un Edén sin serpiente. Podéis retener los libros durante un mes, y las pelis –que vaya colección guay se gastan– una semana. Ya lo estoy viendo: maratones por director y palomitas preparadas en una olla, hmm…

2223

Las vistas. It’s lovely, isn’t it?

24

Prohibido hacerse el intelectual y no curiosear en la sección de libros infantiles.

2527
26

28

A tiro de piedra está el Museo ABC (c/ Amaniel 29), que siempre tiene buenas propuestas artí­sticas en cuanto a Dibujo e Ilustración y una librerí­a muy golosa. Ahora mismo hay tres exposiciones vigentes.

30

1) Caperucitas al rojo vivo: Tiene la intención de rendir homenaje a uno de los personajes más fascinantes y controvertidos de la historia de la literatura.

29

33

2) Universos, de Fernando Vicente. Quiero empapelarme las paredes con sus retratos de escritores y otros personajes célebres.

34
35

38

No menos importante, 3) un paseo por la obra de otro ilustrador madrileño, Narciso Méndez Bringa. Maravishosa.

39404142

Casi que ya se nos ha hecho la hora de comer. Por la zona: Federal Café, Roll, Crumb, Dionisos, The Place… será que no hay para elegir.

Un besito en los morros.

Fotos: © Laura Cocodrilo

Sobre el buen gusto

Hola, Artemaní­acos.

Me gustarí­a cogeros con la manita virtual del ratón y arrastraros al principio de nuestra ruta de hoy, pero imagino que será más factible que os bajéis del metro en Alonso Martí­nez.

Este caminito es la segunda parte de mi trayecto casa-escuela, y más de una vez he llegado tarde a clase por quedarme embobada en la Librerí­a Pasajes (c/ Génova 3). Tienen taaantos libros en sus idiomas de origen, y ya sabéis que pocas cosas hay peores que leer poesí­a traducida. Solución aquí­.

Hace un par de semanas vi que al mismí­simo ladito, en el nº5, acababan de abir GUST. Este taller de bocadillos y bar de ensaladas me parece una opción fenomenal para comer ligero ahora que llega el calor –está lloviendo afuera y yo hoy voy a comer lentejas, pero ya está a la vuelta de la esquina, os lo prometo.

00 00a 00b 00c

Esto no termina aquí­.

00f

Mirad, he desayunado paracetamol porque hay un señor obrero que está realizando su honrado trabajo en el piso de arriba, JUSTO encima de mi cuarto y mecagoentodo. Es como la personificación de la resaca. Así­ que hoy no es que tenga el ánima muy escritora –menos que de costumbre–, pero no pasa nada, porque de todas formas no serí­a capaz de explicaros con palabras porqué la decoración de GUST hace justicia a su nombre. Una imagen vale más que bla bla bla.

0204 05

Me encanta el ambiente doméstico, me hubiese quedado a vivir allí­. (Suspiro.)

06a

Puedes elegir entre varios tipos de menú, si mal no recuerdo, son ensalada/quiche/bocadillo + bebida + postre frí­o. Anotaciones: La ensalada te la confeccionas a tu gusto alrededor del fastuoso naranjo de la entrada, las quiches y las tartas vienen de la mano del L’Atelier de Mousse, y sobre los bocadillos diré que puedes elegir entre una variedad de panes magní­ficos.

06c

La mirada de l’amug y las ganas de comer de Camila y Dani.

06d 06e

Pues claro que la copa de vino era mí­a, de quién si no.

06f 06g07 12

Libros ordenados cromáticamente y otras formas de hacer que me derrita.

14

Los dueños,  Pierre y su hermano –no me dijo su nombre, pero como volveré para comerme una quiche, ya lo descubriré–, importados directamente desde Francia, y tan ilusionados con su nuevo proyecto. Como para no. Todo mi amor para este negocio.

15

Hasta la escalera a los baños es bonita, copón.

Seguimos bajando la calle Génova. En el nº25, vemos que también han abierto nuevo Prep’ La Críªpe, pero como ya tenemos el estómago contento, nos lo apuntamos en la lista de cosas que hacer de Foursquare para otra ocasión.

Me parece fatal que tenga que venir yo, alguien que no es de Madrid, a deciros que aprovechéis las actividades que os ofrece vuestra ciudad. Todos conocéis las salas de la Fundación Mapfre –o deberí­ais–, que siempre presentan unas exposiciones que son de puti meri y GRATUITAS. No tenéis excusa alguna. Yo las he visto ya dos veces. Ahora mismo y hasta el 3 de Mayo, tenéis en la Sala Braganza de la Fundación Mapfre (c/ Bárbara de Braganza 13) la exposición del street-photographer neoyorkino de los 50s-60s, Garry Winogrand. Un gran retrato de la sociedad estadounidense de aquellos años.

19

El tipo murió de repente y se dejó como unos 6500 carretes sin revelar. La mitad de las fotos en esta muestra jamás fueron revisadas por el mismo fotógrafo y han sido impresas a propósito de esta exposición.

 

Cruzamos la calle y en el Paseo de Recoletos 23 está la Sala Recoletos, donde se presentan las Pinturas académicas del Salón de Parí­s en la exposición El canto del cisne, que pretende analizar el último esplendor de la pintura académica. Me alegro de que no se puedan hacer fotos, así­ le prestaréis atención a los cuadros.

16

La parte de mitologí­a es mi favorita. Bouguereau petándolo muy fuerte con El nacimiento de Venus Dante y Virgilio en el Infierno.

18

Importante merendar antes de ir a clase si no quiero morir de inanición porque llego a mi casa a las 11pm. Menos mal que al lado de la escuela está Il Tavolo Verde (c/ Villalar 6). Sólo productos orgánicos y buení­simos.

22a

  Habréis notado que se me acabó la baterí­a de la cámara y que estas fotos son tomadas con el móvil. Sorry for that.

3125

Al cruzar la primera sala descubres que el local tiende al infinito y gradualmente se convierte en una tienda de antigí¼edades.

2627

  Me duele mucho venir aquí­ porque lo quiero todo. Cuando sea millonaria, mi casa va a ser tan rococó…

28Processed with VSCOcam with kk1 preset

Llego tarde a clase. Au revoir les enfants!

Fotos: © Laura Cocodrilo

But first, coffee

Hoy es mi primerito dí­a, sed buenos conmigo.

Desde hace unos meses, que me vine a vivir a Madrid, he tenido miedo de volverme comodona y que se me ponga culo de metro. Entre eso, y que no soy muy fan del comportamiento de otra gente en el transporte público, voy andando a casi todos los sitios. Camino siempre que tengo tiempo y veo en Google Maps que la duración estimada del paseo no va a ser más larga que mi estancia en el sitio X, claro.

Lo que vengo a presentaros en esta sección son pequeños itinerarios de cosas que hacer fuera de lo cómodo y conocido que resulta el barrio de Malasaña.  Quiero que esta experiencia puesta en práctica dure más de lo que tardéis en encontraros en la parada del metro más cercana, entrar, tomaros el café y ese trozo de tarta compartido y luego ciao, a hacer un recado. Pensad en el gustazo que le darí­a a Linklater veros conversar de cualquier cosa mientras paseáis por un barrio que no es el vuestro –o sí­–, descubriendo, como si fuese cosa del azar, locales que os pueden interesar, la arquitectura de tal edificio o los cerezos de flor.

Como en este post mando yo, la primera ruta va a ser en los dominios de mi reino a.k.a. cerca de mi casa.

LR9A8227 LR9A8229

Mi tienda de libros de segunda mano favorita, Libros Dodó (c/ Vallehermoso 35). Me encanta porque da la sensación de que su dueño, Daniel, escritor y poeta mejicano, se ha leí­do todo lo que tiene en la tienda. Es como ir a comprarle una varita a Ollivander, el tipo CONOCE realmente lo que te está vendiendo, y eso es un gustazo. Un cartelito en la entrada te dice «2.- Euros/ (3 libros x 5 Euros)» y te promete que no te va a hacer pupita en los bolsillos. En definitiva, si vas a comprar el libro de alguien que lleva muerto mucho tiempo, ¿para qué quieres gastarte el triple en una edición nueva, cuyo diseño de portada tal vez ni sea tan molón como el de uno antiguo? (A mí­, es que los escritores muertos son los que mejor me caen.)

LR9A8231
(Más majo que las pesetas, Daniel, dejó una mañana la tienda a mi disposición para que hiciera un mini-proyecto fotográfico para clase.)

Cruzamos la acera –si no camino por la acera donde está el sitio al que voy, me da TOC– y subimos la calle. Pasaréis por el Mercado de Vallehermoso. Aprovechad para comprar un par de tomates de verdad, y no el tomacco ése que compráis siempre en el supermercado. Seguid para arriba, hasta el nº 112 y llegaréis al Monkee Koffee.

27

«Listen, Jimmy, I’m only gonna say this once: You and me, we could end tomorrow, who knows, but in the meantime, if there is even a remote possibility of breakfast and you don’t wake me up, I will never touch your dick again with any part of my body.»
– Gretchen en You’re The Worst.

23

El desayuno es SAGRADO. Se desayuna dos veces si hace falta.

22

A lo que iba, el local es amplio y bonití­simo. Tostadas, tartas, bocadillos bizcochos, tés, zumos y aghaghagh. Ya veis, no soy crí­tica gastronómica porque redactarí­a los reviews igual que Homer sin la ayuda de Lisa. Lo que me gusta especialmente de este sitio  es el café, que está MUY bueno. I truly believe que existen ciertas cosas que tenemos que consumir de buena calidad sí­ o sí­ porque si no te roen el alma, como son el café, el té, o las gafas de sol.

24a

Ya que el nombre del sitio hace referencia a los monetes, qué menos que probar el bizcocho de plátano.

25 26

Paseí­to hasta el Canal de Isabel II (c/ Santa Engracia 125), para ver El ruido y la furia, la expo que recopila las obras del fotógrafo Pablo Genovés. Chapeau. No sólo por las fotografí­as en sí­, que desde que las vi por primera vez en ARCO 2009 todo fueron corazoncitos en mis ojos, sino también por la torre donde se encuentra la exposición.

LR9A8161 2

La entrada es gratuita pero hay que pasar por un control y enseñar el DNI para que te den un pase de visitante. Les faltó poco para preguntarme si tení­a intenciones de matar al presidente.

LR9A8164 2

Very much appreciated.

LR9A8172 2 LR9A8179 2

Son imágenes que hablan del paso del tiempo, se mueven entre la evocación y el ensueño o la pesadilla, ambiguas y a veces espectrales fracturan el ámbito de la lógica y, como en la novela El ruido y la furia de William Faulkner que les sirve de tí­tulo, componen un relato sobre la decadencia y la desaparición.

LR9A8202 2

Vertiginosos ABSTENERSE de las escaleras, usad el ascensor. Yo vi pasar mi vida en fotogramas ante mis ojos.

LR9A8213 2 LR9A8211 2

En el último piso se proyecta un clip de unos 8min en una pantalla enfrentada a unos aaamplios y recostados sillones, justo debajo de la cúpula de la torre.

Mi propuesta de itinerario termina aquí­. Claro que aún podrí­ais pasaros por Monceau Fleurs (c/ Santa Engracia 129) y comprarle un ramito de narcisos a vuestra abuela. O quedar con otra gente para hacer deporte en las instalaciones del Canal de Isabel II. Para esto último no contéis conmigo.

Serí­a precioso que al menos UNA persona del mundo llevase a cabo la ruta. Me llenarí­a de orgullo y satisfacción, de veritas.

Seguiré inventándome palabras y mezclando idiomas en el próximo post.

Fotos: © Laura Cocodrilo

//
//

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies