5 cosas que aprendí de Buffy Cazavampiros

buffy-screencaps-buffy-the-vampire-slayer-13454800-1280-720

El día 1 de febrero el canal de televisión SyFy  dio una enorme alegría para los fans de Buffy Cazavampiros: la cazadora volvería a la parrilla televisiva.

Para mi, que crecí en los 90, la serie supuso un gran impacto. No era una más. Aún sin mucho conocimiento me di cuenta que era diferente y que tenía algo que provocaba que me gustara tanto, y aún lo sigo pensando. Buffy no era una serie típica de instituto.

Hoy os voy a contar por qué creo que Buffy fue tan importante y qué aprendí de la serie.

Las chicas no somos débiles

Puede que ahora no resulte raro ver a una protagonista fuerte. Pero antes sí lo era. Buffy supone una especie de heroína. Una chica que no es perfecta (de hecho Buffy hacía el papel de chica “tontita”). Pero era fuerte. Era valiente y luchadora. Y no necesitaba que viniera ningún chico a salvarla ni protegerla.

Nadie es perfecto

Buffy bien podría ser el ideal americano: rubia, guapa, talentosa, popular… podría tener a casi cualquier cosa que quisiera… sin embargo, durante toda la serie Buffy sufre y mucho. En especial con los temas amorosos. Siempre antepone el «deber» a ella misma e incluso ve como poco a poco va perdiendo todos esos privilegios que su vida anterior tenía.

Aún así ella conseguía salir adelante y esforzarse. Aún cuando tenía la imagen de (como he dicho antes) «tontita» ella se esfuerza y se obliga a ir a la Universidad. Si algo te enseñaba Buffy era que lo más importante era el esfuerzo y las ganas de superación.

Los amigos son imprescindibles

Por muy fuerte que fuera Buffy, le pasaba un poco como a Harry Potter: sin sus amigos, no era nadie. Tanto Willow, Xander o Giles, suponían un pilar fundamental y continuo en su vida y le hacían poner los pies en la tierra cuando lo necesitaba.

Esta «debilidad» o más bien, necesidad, hacían que fuera un personaje más real y creíble. Le daba humanidad.

La igualdad se aprende desde pequeños

Que podías ser diferente. Ahora no nos sorprendería nada ver una relación homosexual en televisión, pero en su día, la relación de Willow y Tara supuso todo un shock. No era normal verlo en antena y menos en una serie que supuestamente estaba orientada a adolescentes.

Buffy supuso un paso adelante, una forma de normalizar (mediante una relación muy bonita de una de las protagonistas) algo real que la televisión daba de lado.

Todos podemos cambiar

Para mi, Faith supuso uno de los mejores personajes de la serie. Tanto ella como Spike me parecían los más interesantes. En el caso de Faith, una chica que procedía de los barrios más complicados y que se había criado sin los beneficios con los que contó Buffy, el toparse con el poder de cazadora supuso todo un reto: un reto entre el bien y el mal. Realmente ninguno dábamos nada por ella: parecía un personaje complicado que podía darles la espalda a la primera de cambio.

Sin embargo, Faith consiguió dominar el lado oscuro y seguir luchando como cazadora: una vez la serie terminó en televisión, la historia continuó en los cómics con «No future for you» y «Safe» donde resurge como una auténtica líder.

Aunque Buffy Cazavampiros solo era una serie de ficción, interpretando los capítulos podemos ver como hay muchas alusiones a problemas reales del día a día. Muchas similitudes que, mezcladas con magia, peleas, algo de amor y un poquito más de trama, hacían que Buffy Cazavampiros fuera una gran serie.

Malas de serie

Las odiamos. Suelen provocar la desdicha de nuestros personajes favoritos y para colmo, por culpa de ellas nunca salen las cosas como deberían… ¿o no? Personalmente, las malas me suelen gustar y mucho. Creo que estos personajes son los que suelen darle «chica» a la serie y por ello me encantan. Tienen tantas posibilidades y salidas, que nunca sabes por dónde van a ir… a veces es difícil quererlas, cierto. ¿Tenéis algún personaje en la cabeza ya? Al final del post hay un tema sobre la mesa por si os apetece debatir. Ahora, vamos con el top 5.

Cercei Lanninster

Oh, para mi es una de las mejores «malas de serie» del momento. Tanto su personaje en la serie de Juego de Tronos como en los libros me encanta. Me parece uno de los mejores, pese a que levante más odios que amores.

Su personaje tiene un por qué de «maldad». Según ella, «debió haber nacido chico». Ella sabe que tiene las capacidades para ser la que domine los Siete Reinos y le da rabia que, por ser mujer, haya otros intentando hacerse con su puesto. Es manipuladora, controlador y planificadora. Me encanta.

Skyler White

Vale, mala mala no es que fuera. Pero si insoportable. Se coronó como uno de los personajes más odiados de Breaking Bad y no, en este caso, no me gustaba nada. Lo suyo no tenía explicación. Al menos no del todo.

Su marido, diagnosticado de un cáncer grave, decide trapichear con drogas para pagar los gastos del médico y dejar a su familia dinero para que vivan bien (al menos, así empezaba la trama). Pues el personaje de Skyler se pasó temporada tras temporada metiendo la pata, mirando con desaprovación, amargando a Walter y, en definitiva, dejarse odiar.

Blair Waldorf

Si hubiera que elegir a la mala malísima de Gossip Girl, ésa era Blair. Es cierto que durante la serie le salieron competidoras (la pequeña Jinny y Georgina) pero nada comparable a la ira, ingenio y perspicacia de Blair. Hacía un tándem perfecto con Chuck Bass y oye, a mi me encantaban.

Edie

Para mi uno de los más sosos de la lista. Era mala, envidiosa pero también tenía un lado triste que daba razón a su «maldad». Sin duda fue una de las malas malísimas de «Mujeres Desesperadas» pero no una de mis favoritas de la lista.

Fue divertida porque no sabías por dónde iba a salir y alteró mucho el barrio de Wisteria Lane pero bueno, una «mala» normalita.

Tiffany Doggett

Ella pertenecería más al rol de «mala loca» y es que, por mucho que salga rehabilitada, es un personaje que puede dar muchísimo juego en Orange is the New Black. Cuando conoces su historia te da más pena y te compadeces un poco de ella, pero aún así, es una de las malas de la prisión. Por ejemplo, Leanne’s y su compañera que siempre están en prisión, también son malas en la serie pero cometen locuras por su adicción a las drogas. Pero lo de Tiffany es muchísimo más divertido.

Faith

Ésta sí que era una de mis favoritas en Buffy, Cazavampiros. Aunque luego se «reinsertó» gracias a Ángel, se dejó seducir por el lado oscuro y se unió a los demonios de Sunnydale. Era envidiosa, rencorosa y siempre tenía una actitud desafiante y «peligrosa».

Bueno, tan sólo ha sido un pequeño repaso a las «malas de serie». Se que hay muchas más pero sería imposible añadirlas a todas. No se si os habréis fijado en lo que tienen en común pero la mayoría son malas por envidia  o porque les han hecho daño en algún momento. Es un poco machista, ¿no? ¿Por qué no podían ser malas simplemente porque les gustara serlo? En fin, dejo el debate en el aire. ¡Espero que os haya gustado recordarlas!

5 razones por las que ver Catastrophe

 

catastrophe-miryam-artigas

No me suele gustar analizar series de forma individual. Por lo general me sumerjo tanto en las series o, por el contrario, veo tantas a la vez que termino perdiendo la conexión con la serie y olvido todo lo que quiero transmitir. Contar todo lo que te provoca una serie y cuál es tu opinión respecto a los personajes es difícil, ¿con qué te quedas? ¿Con lo último que pasa en la serie? ¿Te remontas al principio y haces un balance?

Sin embargo, hace poco he visto una serie que me ha sorprendido tanto que me ha hecho escribir estas líneas. Para recomendáosla. Para debatir. Para (por qué no) hablar con alguien que la haya visto, porque por el momento en mi entorno es bastante desconocida. Así pues, aquí van mis motivos del por qué creo que deberíais dejar de leer e ir a ver la serie para luego volver y comentadla conmigo.

PORQUE ES REAL COMO LA VIDA MISMA

El glamour de Sexo en Nueva York nos gusta, pero las fajas de Bridget Jones nos gustan más. Por lo general la vida no es todo como en las películas de Hollywood y por ello Catastrophe mola tanto.

En Catastrophe puedes ver cosas tan reales que te arrancarán carcajadas cuando menos te lo esperes. La historia comienza con un affaire entre Rob y Sharon que dura una semana. Al principio cumple con todo lo que podríamos ver en cualquier comedia romántica… pero no lo es.. Sharon se queda embarazada y llama a Rob para soltarle la bomba. Ahí es donde comienza lo divertido: el vivir en pareja cuando son unos completos desconocidos. El tener mal aliento al despertarse. Ver tu espacio invadido completamente por otra persona o un combo explosivo de hormonas e inseguridades.

PORQUE HAY MUCHÍSIMA QUÍMICA ENTRE LOS PROTAGONISTAS

Desde los primeros minutos podemos ver como hay una conexión especial entre los protagonistas. En la vida real Sharon y Rob no son pareja pero además de actores son guionistas, por lo que tienen facilidad para construir historias y meterse en el papel. Y lo hacen de maravilla.

Las discusiones, las conversaciones y los momentos tiernos son tan naturales que te metes enseguida en la historia. Sólo tiene dos temporadas breves (con 6 episodios por temporada) y, aunque los capítulos duran pocos minutos, consigues engancharte con facilidad a su desastrosa vida.


PORQUE ES RIDÍCULAMENTE OBSCENA

Para mi es uno de los mejores puntos de la serie. Sharon, la protagonista, es tan TAN bruta que me encanta. Es un auténtico desastre: fumaba mientras estaba embarazada, no se siente identificada con el resto de madres, es despegada con Rob, no es romántica, está llena de inseguridades, dice tacos cada dos por tres pero con un su toque fino de británica… hay ciertos momentos en los que incluso resulta un poco desesperante pero ella es la que le da “chicha” a la serie.



PORQUE ES UNA COMEDIA ROMÁNTICA POCO ROMÁNTICA

Rob también es bruto: es el típico yankee grande y basto pero completa la balanza de Sharon. Él lo deja todo y apuesta todo por ella. Pero su relación no es perfecta: sienten una gran atracción pero tienen tanto carácter que podrían matarse… si no tuvieran una familia en común.

Aquí no hay amor perfecto. Aquí hay una unión por un desliz y una familia de por medio. Y eso lo convierte en una serie con posibilidades y situaciones muy divertidas.

PORQUE ES BRITÁNICA

Bueno, vale, quizá este motivo sólo me valga a mi pero no lo puedo evitar. Me encantan las series británicas (esta se emite en Channel 4). Pero en este caso está justificado. Sharon y Rob terminan viviendo juntos en Londres y eso hace que podamos ver los contrastes culturales entre la británica Sharon y el americano Rob.

Hay muchos tópicos de ambas culturas, ya no sólo en los personajes si no en acciones y en especial reflejados en los protagonistas (como el mal hablado y obsceno amigo de Rob).

En definitiva: Catastrophe es una serie muy divertida cargada de humor políticamente incorrecto donde verás reflejadas relaciones reales, tal cual como son, tal como podría ser la tuya o la mía.

Si os animáis a verla, dejadme un comentario por aquí abajo para saber qué os ha parecido ¡me encantaría saberlo!

Ganadores de los Globos de Oro 2016 (Televisión)

Cualquier entrega de premios es una buena excusa para ponernos nuestras mejores galas (pijama) y coger una bolsa de palomitas para así disfrutar del espectáculo.

Esta madrugada se celebró la 73 edición de los Globos de Oro, el reconocimiento de la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood, presentada por Ricky Gervais. Como ya podíamos adivinar viendo las nominaciones, los premios han estado más que repartidos.

Si no pudiste ver la gala, echa un vistazo a los galardonados de los Globos de Oro en el apartado de televisión.

 

MEJOR DRAMA Y ACTOR DE REPARTO

La serie protagonizada por Elliot Anderson, el justiciero informático, ha conseguido además de ganarse al público, llevarse el Globo de Oro. Es una serie que ha dado mucho de qué hablar por lo que no nos ha sorprendido del todo.

Por otro lado, el actor Christian Slater (Mr. Robot) consiguió hacerse con el premio de mejor actor de reparto.

MEJOR COMEDIA y MEJOR ACTOR COMEDIA

En cuanto a comedia, la serie Mozart in the Jungle ha sido la elegida para hacerse con el premio a mejor comedia. Un buen galardón dado que la serie está pasando bastante desapercibida pese a ser bastante divertida. Además, el protagonista Gael García Bernal, también fue premiado como mejor actor de comedia, un merecidísimo premio viendo su actuación en la serie.

MEJOR TV MOVIE O MINISERIE

Wolf Hall, la mini serie de seis capítulos de la BBC Two, se llevó a casa el premio de mejor miniserie. La serie, aunque también ha pasado bastante desapercibida, es una adaptación de las novelas “Wolf Hall y Bring Up the Bodies de Hilary Mantel”, así que tendremos que echarle un vistazo para comprobar si se merece el galardón.

MEJOR ACTOR DRAMA

Como no podía ser de otra manera, la crítica decidió despedir al personaje Don Draper (Mad Men) entregándole al actor Jon Hamm el premio al mejor actor de drama. Un reconocimiento más que merecido después de sus siete temporadas.

MEJOR ACTRIZ DRAMA

 

La americana Taraji P. Henson se hizo con el galardón de “mejor actriz dramática” gracias a interpretar a ‘Cookie’ (la exmujer de Lucious) en Empire.

MEJOR ACTRIZ DE COMEDIA

 En cuanto a comedia, la creadora y protagonista de Crazy Ex-Girlfriend, Rachel Bloom, consiguió hacerse con la nominación al interpretar a la joven y desesperada abogada que busca el amor en la ciudad de Nueva York.

MEJOR ACRIZ DE MINISERIE O TV MOVIE

Respecto a miniserie o tv movie, Lady Gaga supuso una de las sorpresas de la noche al hacerse con el premio por su interpretación en American Horror Story: Hotel.

¿Qué os han parecido los ganadores de los Globos de Oro? ¿Os hubiera gustado que otros se llevaran el premio?

Personajes de serie del 2015

Ellos nos hacen emocionarnos. Nos meten en el papel. Provocan romances idílicos e incluso nos generan odio hacia ellos.

Antes de despedir el 2015 me gustaría hacer un pequeño homenaje a aquellos personajes que han destacado en las series de este año. Obviamente hay muchos momentos clave en las diferentes temporadas de la parrilla televisiva pero no todos sus personajes dan un paso al frente y evolucionan.

Los personajes que vais a ver a continuación forman parte de esta lista porque o bien han protagonizado algún momento clave, o su personaje ha conseguido evolucionar junto a nosotros.

¡Ojo! ¡Si sigues leyendo, puede que te tragues algún spoiler!


CERCEI LANNISTER

La quinta temporada de Juego de Tronos nos ha dejado una buena cantidad de momentos para el recuerdo. Pero si tuviera que elegir uno, sería el Walk of Shame del 5×10 en el que Cercei Lannister es castigada por sus pecados. 

En la escena, vemos como la orgullosa reina es desnudada y paseada entre la muchedumbre como muestra de vergüenza. Cuando leí el libro, me sentí incómoda, y avergonzada. También sentí una pena increíble por Cercei. Pese a que todo el mundo la odie, para mi es uno de los mejores personajes que hay y verla tan bien interpretada por Lena Headey hizo que se convirtiera en uno de los momentos top del 2015.


DON DRAPER

En 2015 tuvimos que despedir a una de las mejores series que hemos tenido: Mad Men. Y como no podía ser de otra manera, su final estuvo a la altura. Antes de echar el telón, quisieron hacer un guiño a la historia de la publicidad. Nos enseñaron a un Draper renovado, deslumbrante,  que había resurgido de sus cenizas. Don, tranquilo y brillante, meditaba y después sonreía rodeados de unos hippies que aludían a uno de los spots más famosos del mundo, el de Coca Cola. Esa sonrisa, tan importante para la esencia egoísta y triunfadora de Draper, supuso un broche final para el protagonista de Mad Men.


CLAIRE UNDERWOORD

Lejos de  querer recrearme en últimos momentos de serie(s), uno de los más impactantes de este año fue el protagonizado por Claire en House of Cards. Si algo habíamos visto en ella es que era un personaje frío, impasible y calculador en el que el afán de poder lo es todo. Por ello, cuando vi en el último capítulo que decide resurgir, dejar de estar en el fondo del hoyo y salir a la superficie con un rotundo golpe en la mesa para preocuparse (por primera vez) por ella misma de una forma tan directa, supe que tendría que estar en esta lista.


SHARON MORRIS

Puede que muchos de los que estéis leyendo esto hayáis puesto el grito en el cielo al leer el nombre de Sharon Morris en este pequeño recopilatorio. Se que no se ha ganado muchos fans con su papel en Catastrophe pero precisamente por ello, creo que merece estar aquí.

Su papel se sale de la norma. Reúne defectos que, en mayor o menor medida, podríamos tener todos. Es lo contrario a perfecta: es egoísta, suele mirar su propio bien, fuma (incluso algo cuando está embarazada), no para de decir tacos y no responde a los cánones de la mujer perfecta. De hecho, es comprensible que nos saque de nuestras casillas en determinados momentos de la serie pero aún así, corresponde a un cambio y a un aire fresco que hacen que Catastrophe sea una de mis descubrimientos de este 2015 (aunque sin duda, la segunda temporada no está consiguiendo estar a la altura de la primera).


SHELDON COOPER

Dentro de la más que trillada historia de The Big Bang Theory, este año hemos podido ver como uno de sus personajes estrella evolucionaba. Sheldon, el estirado y meticuloso científico, conseguía dar de lado a la frialdad que le caracteriza para demostrar lo que sentía por su (ex)novia Amy y además, recuperarla.

Sin duda con el Sheldon de hace unas temporadas habría sido imposible tener un momento como el que os enseño a continuación por lo que, si sois fans de la serie como yo, entenderéis que él esté en esta lista y sin duda, disfrutaréis de la re-visión de este momento:


En fin, espero que hayáis disfrutado con esta pequeña lista de momentos y personajes de serie del 2015. Creo que es muy difícil echar la vista al pasado y resumir de forma tan sutil un año entero (y seguramente me dejaré muchos personajes interesantes en la trastienda) pero me gustaría que me dijerais cuáles han sido vuestros personajes de serie durante este año.

Por lo pronto nos volvemos a leer en dos semanas en OnTv pero no quería despedirme sin desearos una buena entrada de año y cruzar los dedos para que este 2016 esté cargados de grandes momentos de serie y temporadas memorables.

Seriefilia para sobrevivir a la Navidad

30

Decir Pamplona con un polvorón en la boca. Aguantar un viernes con una resaca del quince después de una cena de empresa. Escuchar por enésima vez el “All I Want For Christmas Is You” de Mariah Carey o tener que soportar la visita de familiares extraños…

Sabemos que las navidades están llenas de momentos que rompen la idílica imagen de felices fiestas. Por ello, para endulzarlas un poco sin caer en indigestiones, te traemos una serie de capítulos en los que la Navidad es la protagonista pero donde no encontrarás nada de lo rancio de las películas de Antena 3. Palabra.

¡Ojo! ¡Contiene spoilers!

 

‘The Maternal Congruence’

Sabemos que en estas fechas es normal reunirse con la familia, pero es mucho más divertido cuando no formas parte de los típicos líos familiares.

En la tercera temporada de The Big Bang Theory vivimos un capítulo muy divertido gracias a la presencia de la madre de Leonard en el episodio. Ver a Leonard incómodo, a una Penny nerviosa para intentar caerle bien a la madre de su novio y a un Sheldon que siente una conexión increíble con ella, nos dio unos momentos que a día de hoy, conservamos en la mente.

Ese beso, esa borrachera, ese viaje en coche incómodo… uno de los imprescindibles.

‘White christmas’

Si algo tiene Black Mirror es una capacidad increíble para hacernos sentir incómodos en el sofá. Para Navidad decidieron hacer un capítulo en el que tres historias se nutren de humor negro, sátira y giros de guión que te sorprenden.

Aquí pudimos ver como la tecnología corrompía a seres humano. Un futuro distópico en el que se mostraba de forma preocupante la capacidad que tiene la tecnología para dominarnos. Como personaje conductor de las tres historias veíamos a Jon Hamm (Mad Men) y como fondo, un escenario navideño con toques distópico. ¿Buena mezcla, verdad?

‘Symphony of illumination’

Cómo conocí a vuestra madre nos ha ofrecido muchos y grandes momentos divertidos. Otros más tiernos y otros más tristes (como el funeral del padre de Marshall) pero si hay uno que consiguió marcarnos, fue el especial de Navidad de 2013 (7×12).

Robin había descubierto que no podía tener hijos, y, aunque no era algo que estuviera en sus planes, este hecho le provoca un sentimiento de soledad enorme al pensar que el resto iban a seguir con sus vidas y ella iba a terminar sola. Sin embargo, Ted decide organizarle un espectáculo de luces al ritmo de Highway to hell (de ACDC) para hacerle saber que siempre le va a tener a su lado. Un momento cursi (como nos acostumbra Mosby) pero que consigue convencernos por ese momento tan íntimo y bonito que viven al abrazarse.

‘Can’t fix crazy’

Pero no todo son cosas bonitas. El último capítulo de la primera temporada de Orange is the new black también transcurre en Navidad y ésta está muy presente. Como nos tiene acostumbrados, nos ofrecieron drama y risas por igual. Hay un musical. Hay un ataque. Es especial por tener la carga emocional que un último capítulo de temporada necesita, y la energía para querer ver la siguiente. Es una Navidad diferente, una Navidad entre rejas. Y por ello está en esta pequeña lista.

‘Christmas comes but once a year’

Soy incapaz de hacer una lista sin recurrir a Mad Men. Pero esta ocasión (como el resto, de verdad) está totalmente justificada. Como en cada capítulo, en éste vemos una carga emocional bastante grande. Es un momento importante: hay cambios en la directiva, hay un divorcio inminente, hay soledad, hay una fiesta de empresa, una conga encabezada por Joan, hay felicidad fingida, regalos que ha comprado otro…

‘The One With the Holiday Armadillo’

No quiero que os vayáis con mal sabor de boca, que esto iba de endulzar las navidades. Para terminar, un extraño, original y divertido episodio de Friends. Al hijo de Ross (Ben) le toca pasar las navidades con su padre y éste decide aprovechar la oportunidad para acercarle un poco más la cultura judía.

El niño, sin saber qué está pasando, se encuentra con un armadillo y un Papá Noel que intentan explicarle, de forma inocente, como ambos personajes conviven en las fechas navideñas. Para colofón final la aparición de Joey disfrazado de Spiderman. ¿Por qué? Porque pueden.

En fin, espero que os hayan gustado y por supuesto, que consigan amenizaros estas fechas. Eso si, si me recomendáis vosotros algunos para evitar darme al Ferrero Rocher, mejor que mejor.

¿Qué tienen las sitcom que nos gustan tanto?

En los últimos años, las sitcom (comedias de situación) se han convertido en uno de nuestros formatos televisivos favoritos. Pero, ¿por qué están teniendo tanto éxito? ¿existe una fórmula secreta? Vamos a analizar qué es lo que tienen para que nos gusten tanto este tipo de series:

Porque a veces son disparatadamente absurdas

Lo mejor de ver una sitcom, por lo general, es que nunca sabes cuando pueden arrancarte una carcajada. Y esta capacidad de sorprendernos nos encanta. De hecho, los personajes más disparatados (como Phil Dunphy, Barney, Chandler, etc) suelen ser nuestros favoritos.

tumblr_nvpzt3DnJh1u1lc6qo1_500


Porque no requieren mucho tiempo

Vale, si nos ponemos a calcular todos los capítulos juntos de algunas de ellas, nos puede salir una buena cantidad de horas de emisión. Pero lo bueno de este tipo de series es que los capítulos suelen durar poco tiempo y por tanto, no nos cuesta mucho ver un capítulo con frecuencia. Por lo general a mi se me hacen cortos pero no hay mejor sensación que llegar a casa con cansancio, ponerte un capítulo de tu serie favorita (o la que estés viendo) y prepararte para reír.

tumblr_nlmhnr478F1sx7yc0o1_500


Porque representan aspectos de tu alrededor

Aunque sabemos que es ficción, hay algunas series en las que puedes ver a ciertos amigos/familiares reflejados en los perfiles de los personajes y eso es genial. De hecho, este tipo de cosas hacen que implementemos elementos de las series en nuestro día a día. ¿O vosotros nunca le habéis hecho a algún amigo un «conoces a Ted«?

tumblr_nkdbee0hi41qkpqezo1_500


Porque nos sentimos identificados con la trama

Quizá uno de los puntos más importantes de las sitcoms, sea éste. Es cierto que ver el glamour de Sexo en Nueva York nos gusta, que en algún momento u otro nos gustaría ser un poco Carrie Bradshaw, pero la realidad, nuestro día a día, es bastante más diferente a ese papel aspiracional.

Ver aspectos de nuestra vida reflejados en una serie provoca una conexión instantánea con los personajes. Y si además, lo tratan con humor y ridiculizan algo que hacemos o un momento de nuestro día a día, mejor que mejor.

giphy (7)

 


Porque aunque tenga toques humorísticos, también los tiene tristes

Ver una serie en la que todo sea maravilloso o todo sea horrible sería extremadamente cargante. Uno de sus puntos fuertes es que aunque traten temas desde el humor, siempre hay algún toque dramático, triste, que convierte la serie en algo más real y que consigue bajarla a nuestra vida.

tumblr_lye0ju8H7F1qiykx3o1_500


Porque tienen algo que a ti te gustaría tener

Seamos conscientes o no, a todos nos gustaría tener a nuestro lado a un Sheldon Cooper (de vez en cuando), tener un amigo que siempre sale con traje, que un amigo viva al otro lado del pasillo, unos padres lo suficientemente locos como para crear las mejores fiestas de halloween, una historia de amor de «serie», etc.

new-girl

Como veis, son varias las cosas por las que tienen éxito estos formatos televisivos pero lo que si es seguro, es que funcionan y que nos lo pasamos genial viendo esas series. ¿Añadiríais alguna razón más?

Los mejores opening de series

Los opening son una clave fundamental para las series. Aunque se suelan interponer entre el nuevo capítulo y nuestras ganas de saber cómo continúa la trama, es lo que les caracteriza. Una primera carta de presentación al principio y  una melodía familiar después.

Los hay de todos los tipos: amigables como el de ‘Cómo conocí a vuestra madre’ hasta cortantes como el de ‘Utopía’ o ‘Girls’. Por ello, en este artículo, os traemos una pequeña selección de algunos de nuestros openings favoritos: aquellos que (aunque hagamos un maratón) no somos capaces de pasar de largo.


Orange is the new black

Sin duda, una de nuestras series favoritas. La historia ya nos encandiló al tratarse de una historia real cuya protagonista, Piper Kerman, entra en la cárcel por un delito que cometió en el pasado.

Pero su opening es, además, especial por varios motivos: Por un lado, por la canción de Regina Spektor (‘You’ve Got Time’) y por otro por sus protagonistas.

En las imágenes vemos distintos rostros de mujeres. Algunos serios, otros tranquilos, tristes e incluso amargos. Pero todas esas mujeres son especiales porque son reclusas reales. Al tratarse de una historia real decidieron que ellas eran las que mejor podían contar la historia.


True Blood

Pese a que han pasado casi siete años desde que se emitiera por primera vez True Blood, lo cierto es que su opening sigue siendo uno de los más impactantes que hemos visto hasta el momento en una serie de televisión.

Las imágenes son inquietantes. En él podemos escuchar una versión del tema ‘Bad Things’ (de Jace Everett) mientras vemos desnudos, animales en descomposición, gente rezando y localizaciones desoladas de Estados Unidos. Es como una mezcla de algunos de los peores rasgos del ser humano en imágenes que pasan a distintas velocidades, contadas en un minuto y medio.


Juego de Tronos

Juego de Tronos nos ha conquistado. Es una de esas series en las que puedes esperar que pase casi cualquier cosa (si no has leído antes los libros, claro). Pero su opening, además de ser un montaje impresionante, nos desvela poco a poco cosas sobre la trama de la serie. Nos da pistas de las localizaciones que los personajes visitan en el capítulo así como los escudos de cada familia.


Misfits

Aunque la serie decayera, utilizó un tema que sigue siendo top. Bajo ‘Echoes’ de The Capture, el opening de la serie de E4 nos contaba la historia de los personajes. De cómo consiguen los poderes que hacen que arranque la trama.

Además del grafismo que es muy original, vemos como van apareciendo los personajes. Un opening muy sencillito pero que conseguía que la viésemos al completo.


Mad Men

Y la guinda final. Para una servidora, una de las mejores series que han habido hasta la fecha. Y su opening, uno de las más memorables.

Su diseño está muy cuidado. En él podemos ver la figura de Don Draper bajo el tema de RJD2. Vemos como se aproxima a una ventana y como va cayendo al vacío hasta aparecer recostado en un sillón mientras se fuma un cigarro. Una metáfora del papel protagonista de la serie: de la soledad que siempre le acompaña, de la capacidad de caer y levantarse una y otra vez, del abismo al que siempre se lanza sin paracaídas.


Los Simpson

Bonus track: si hay una serie que sea famosa por su opening es Los Simpson. Todos empiezan igual pero tienen un guiño final que les hace especiales. Eso si, si tenemos que elegir uno, nos quedamos con el que dirigió Guillermo del Toro: especial de Halloween XXIV.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies