El Imparcial: del cine X a la vanguardia gastronómica

Como las siete vidas de un gato, el espacio que os presento hoy ha tenido tantos usos como años.  Situado en la calle Duque de Alba 4, el barrio de El Rastro ha recuperado un palacete del año 1913 como espacio gastronómico, centro de ocio y acción cultural, de la mano de los promotores de Dray Martina y Maricastaña. ¿Es posible que un lugar pase de ser la redacción de un prestigioso diario a sala de cine porno para terminar siendo un referente de la cultura y gastronomía madrileña? Sí señores, y ese lugar se llama El Imparcial.

impa2
El edificio albergó entre los años 1913 y 1933 la redacción de «Los Lunes de El Imparcial«, el suplemento cultural en lengua española más importante de la época, y donde colaboraban asiduamente los grandes nombres de la Generación del 98 (Unamuno, Azorín, Baroja, entre otros). La actividad de la época deja entrever aún hoy en sus paredes y techos el aliento artístico e intelectual de aquel Madrid, elevándonos a nivel en cada visita. Sin embargo, el periódico sufrió los vaivenes de la época -me quiere sonar- y cerró en el año 1933, edificándose en su patio el cine Alba. En los años 80 éste pasó a ser una sala X, de las últimas que quedaría abiertas en Madrid. Ahora, cual espíritu budista, El Imparcial se reencarna en centro cultural de referencia, gracias también al apoyo de Mahou, que reafirma así su compromiso con la cultura y el ocio innovador de Madrid.

impa3En el corazón de El Imparcial reside su Gran Sala como espacio dedicado a la actividad hostelera. Con una cocina abierta desde el desayuno a la noche, cuenta con una oferta de rigor contemporáneo, donde la propuesta de la carta responde a las necesidades y pulso de un barrio peculiar, de una ciudad abierta y de un presupuesto accesible. En la carta destacan las mejores patatas bravas, las croquetas de rabo de toro -infalibles-, el sashimi de salmón noruego con wakame y helado de wasabi, y los tacos de cochinita pilbil con guacamole y lima. Una de las características que define la personalidad es el concepto «Carta Blanca», bajo el cual el espacio contará periódicamente con destacados comisarios invitados (artistas, diseñadores e intelectuales) que intervendrán a nivel formal y de contenidos sus diferentes espacios, desde la selección de objetos y de material editorial, pasando por el diseño de carta, lecturas y comisariado de obras y acciones artísticas, casi nada.

impa4Además, El Imparcial conecta con eventos relevantes de la agenda local, nacional e internacional. Y en su vocación de profundizar en las relaciones entre las distintas esferas de la creación contemporánea, el equipo convocará tertulias y encuentros de debate, exposiciones, presentaciones de proyectos culturales y artísticos, talleres, así como una programación audiovisual con piezas de videoarte, películas y cortometrajes. Puestos a ser un espacio multidisciplinar, no podía faltar una tienda exclusiva con reliquias culturales y de vanguardia donde encontramos objetos de diseño industrial, prendas o accesorios de edición limitada de marcas seleccionadas, música, así como libros y revistas internacionales dedicadas al arte, la fotografía, la literatura y el comic. Por todo esto y lo que descubrirás al visitarlo, me atrevo a afirmar que El Imparcial lo tiene todo.

M-Clan y sus ‘Maneras de vivir’

¿Qué tienen en común M-Clan, Iván Ferreiro, Jaime Urrutia, India Martínez y Dani Martín? Poco o nada, diría yo, pero la música -como idioma universal- tiene estas cosas, que es capaz de unir a artistas dispares para crear piezas sorprendentemente redondas. Esta vez el artífice ha sido Mahou, que sigue apostando por la música y la cultura madrileña rescatando el himno de los 80 Maneras de vivir, de Rosendo, y recuperando lo castizo de la forma más sutil y bien hecha.

bface2 Ésta no es una versión cualquiera y su presentación tampoco podía serlo. El miércoles tuvimos el honor de asistir a un acústico intimísimo de M-Clan, que celebra este año su vigésimo y bien merecido aniversario. Carlos Tarque y Ricardo Ruipérez nos presentaron el videoclip resultado del trabajo en equipo e inestimable talento, antes de deleitarnos con su música e hipnotizante carisma. El proyecto funciona y los anfitriones fueron inmejorables, pero la  localización también tuvo mucho que ver en el éxito de la noche: Manzana Mahou 330.

bface3Por segundo año consecutivo, Mahou abre el Palacio Santa Bárbara al público ofreciendo un espacio multidisciplinar donde confluyen arte, gastronomía o artesanía, todo ello cuidado al mínimo detalle y siendo sin duda de visita obligada este verano. El espacio idílico y éxitos como Calle sin luz, Carolina o Maggie Despierta propiciaron la implicación de todos los allí presentes, gracias también a la complicidad y cercanía de Tarque, que casi pierde el brazo marcando el ritmo mientras Ruipérez procuraba no perder la púa con  Llamando a la Tierra.

bface4Una gran noche y un privilegio que nos deja un single y todas las ganas de volver a ver a los murcianos en acción. Mientras tanto, pasaremos las tardes arreglando el mundo de caña en caña, como siempre. Porque hay muchas maneras de vivir, pero sin duda, ésta es la nuestra.

Fotos: Unai Mateo

Arde el cielo en Gau&Café

Naranja es el color de Lavapiés, con su olor a especias y ambiente ecléctico a solo diez minutos del centro. Son naranjas los atardeceres tardíos de verano que se funden con sus tejados y naranja es el color de Gau&Café, la terraza que te enamorará de su comida y tu acompañante. Elige bien, no querrás verte abducida por un australiano que vuelve a casa dejándote a merced del calor sin playa de esta ciudad.

bface2Escondida en la 4ª planta del Edificio Escuelas Pias (Tribulete 14), la azotea de Gau&Café lleva dando color a las noches estivales desde 2006, adecuando su carta a las estaciones y ofreciendo una gran variedad de platos vegetarianos. El ambiente es tan acogedor, distendido y romántico –oye, hay momentos para todo en esta vida- que no querrás que la noche acabe nunca. Con algo de suerte una tormenta de verano amenazará con arruinar la velada, y mientras el resto se resguarda, os anclaréis a la silla obviando las gotas que recorren vuestra frente y compartiendo azotea con nadie más que el cruce de vuestras miradas. Por ejemplo.

bface3Carnívora como la que más, he de decir que no eché de menos la hemoglobina en ningún momento. El menú del día son 12,80€, pero el acierto total está sin duda en su menú degustación de 28€. Un recorrido por la gastronomía mediterránea a través de sus 6 platos más demandados con joyas como estas berejenas y calabacines en tempura con miel de romero que desafían todas las leyes siendo las verduras más sabrosas que he probado nunca. A destacar también el barquillo de foie, el hummus, y la bomba final con un surtido de sus mejores tartas.

bface4Y terminamos con dulzura. Si el atardecer naranja intenso reflejado en los tejados ámbar y la botella de vino blanco no fuesen suficiente aliciente para impulsar el encuentro, nunca viene mal un chute de canela, y si viene acompañado de una majestuosa tarta de chocolate blanco, mejor.  Gau&Café es un imprescindible para este verano sea con amigos, novios o primeras citas. ¡Un touchdown en toda regla!

Fotos | Gau&Café

La dualidad de Lady Madonna

A pocas horas de que la segunda pulsera festivalera de la temporada invada mi muñeca en el Festival de les Arts, vengo a recomendaros un local que lleva la música en sus venas. Ya lo decía Nietzsche, ‘la vida sin música sería un error’. Y es que además de hacernos más llevadero el paso por este lugar llamado mundo, sirve de fuente de inspiración para crear cosas como ésta, una Lady Madonna capaz de enamorar a cualquiera. El restaurante de la Calle Orellana Nº6 comparte personalidad con la mujer creada de la nada por Sir Paul McCartney; no es casualidad que sus dos artífices sean también músicos. Alex Pérez Alburquerque y Caleb Soler han sido capaces de plasmar 2:27 minutos de canción en un punto de encuentro que, seguro, tendrá una larga vida.

bface2

Con un hilo musical que no tiene excusa –rock en acústico, blues o soul– Lady Madonna es tan clásica como trasgesora. Llámalo dualidad o ser bipolar, pero esta mezcla de conceptos consigue atraer desde a parejas jóvenes o padres con hijos, hasta a las señoras que llevan más de 70 años custodiando Chamberí. La decoración que mezcla madera con azulejos, espejos y tapices irresistibles, acompañada de una luz cálida y acogedora, corre a cargo de Madrid in love -responsables también de nuestro amor por Dray Martina o Maricastaña. Un paso más allá de lo meramente moderno e industrial que logra su objetivo: destacar.

bface3

Qué sí, que sí, que es muy bonito. Pero, ¿y de comer qué? Podríamos decir que ofrecen tantos tipos de platos como clases de clientela; para todos los gustos, vaya. Destaca el toque tradicional que aporta su horno de leña a sus carnes y productos marineros. Risotto de boletus, pulpo braseado o el tartar de solomillo clásico a cuchillo que ves en la imagen, son muestra de su variedad, que también incluye las versiones más vanguardistas de la hamburguesa o el típico bocata de calamares. Una carta bien variada que completa el menú del día, donde el comensal elige la guarnición.

bface4

Pero como nos decían nuestras madres, el desayuno es la comida más importante del día, y Lady Madonna tiene la lección bien aprendida. La carta de desayunos es casi ridículamente extensa y sin duda un acierto en toda regla. Desayuno tardío o brunch, ya tienes plan para el sábado por la mañana, antes de esa primera caña que te desata. Amigo, algo más que eso o familiar, éste es el lugar al que llevar a esa personita especial con la que quieres compartir un desayuno-comida-cena agradable y sobre todo, diferente. Y así, mencionando que tiene una terraza permanente, me despido de la mejor manera posible, ¡dale al play!

Fotos: Lady Madonna

Fundamarket: la pop up más solidaria

Lo sé, tienes la agenda más apretada que un mujombres con Tinder, pero hay veces en la vida en las que es necesario marcarse unas prioridades, y ésta es una de ellas. Aviso con tiempo, así que no tienes excusa alguna para perderte la pop up más chic a la par que solidaria que tendrá lugar del 12 al 14 de junio en la Fundación Carmen Pardo-Valcarce, C/ Monasterio de las Huelgas 15.

BFACE2

Fundamarket vuelve tras un éxito rotundo en su versión navideña, y lo hace cargado de novedades muy trendy, de esas que nos gustan. Pero conozcamos antes a quien se esconde detrás de esta iniciativa. La Fundación Carmen Pardo-Valcarce lleva más de 60 años trabajando por la inclusión de las personas con discapacidad intelectual en la sociedad, a través de proyectos como un taller de carpintería, una floristería, una imprenta, un colegio… y así una lista interminable de despropósitos. Todo ello mientras tú intentabas -sin éxito- despertarte antes de las 12h un día festivo. Es gracias a gente así que aún mantengo un atisbo de fe en la humanidad. Eso y que mi compañera de trabajo ha conseguido guardarse los spoilers sobre el final de mi amado Don Draper durante toda la semana, respetando así mi no-tiempo vital para despedirme de él. Well done.

BFACE3

Al grano. Fundamarket es un mercadillo pop up situado en un lugar privilegiado del norte de Madrid -piensa que alguna panorámica del skyline para Instagram te llevarás. Sé que salir del barrio cuesta, créeme, pero esta excursión te abrirá la mente. En el mercado encontrarás muebles artesanales que sin duda cohabitarán perfectamente con el catálogo de Ikea que tienes en el salón, tartas de chuches más dulces que el 43 kiwi -por dios-, o arreglos florales elaborados por los trabajadores con discapacidad intelectual. Además, como buena pop up, habrá muchísimas marcas de ropa, accesorios y comida que crearán en el jardín de la Fundación una atmósfera llena de lucecillas, manteles cuadrados y olor a comida casera que no tendrá desperdicio.

BFACE4

Más de 3.000 personas visitaron la última edición de Fundamarket, aportando así su granito de arena al trabajo por la igualdad que la Fundación realiza cada día. Tienes todo el fin de semana (viernes, sábado y domingo de 12h a 20h) para despegarte del sofá, estrenar esas gafas de sol nada rentables y tirar p’al monte. Yo te propongo un plan dominguero en toda regla, no sabes lo bien que sienta una duchita antimugre y la tertulia post fiestera que te marcas con las amigas, sin poder distinguir si es la resaca la que habla o la tercera caña, que te ha devuelto a tu estado natural de embriaguez. Y que no se me olvide, además del estupendo mercadillo que tan bonito dejará tu muro de Facebook, el domingo 14 de mayo también se celebrará el Mercado del Campo, con hortalizas y productos artesanales de la zona. Ropa, abalorios, comida, cerveza, amigos, solazo… y no te lo pierdas: AIRE RESPIRABLE. ¡Sal de la urbe y ven a Fundamarket!

 

Amor por lo natural: Lechería Cántaro Blanco

Hoy vengo sin aditivos, me deshago de la capa de yeso que acostumbro a llamar ‘maquillaje’ y os hablo desde la campechanía y naturalidad que me otorga este de todo menos sexy pijama de cuadros. Y es que, como el normcore en el mundo de la moda, la vuelta a lo artesano es lo último en gastronomía, y si no que se lo pregunten a los cientos de farmers’ markets que proliferan en la ciudad. Porque sí, últimamente hay tanta pop-up que en cuanto me despiste me plantan una en el salón de mi casa.

cantaro2Pero lo que os vengo a contar, aunque reciente, tiene esperemos poco de efímero. He aquí a los protagonistas de esta historia. Como Harry encontró a Sally, la vida cruzó a Adrián y a Nacho entre sus procedentes Palencia y Valencia. Y así, compartiendo un litro de leche fresca, a dios pusieron por testigo que nunca volverían a beberla pasteurizada. ¿Recordáis a qué sabe la leche? No, ese aguachirri hiperdesnatado de oferta del súper NO me vale. Hablo de la leche que sabe a LECHE. Ésa que empiezas a beber y no ves el momento de parar. Sí amigos, las vacas existen y no son precisamente moradas y blancas. Éstas en concreto viven a cuerpo de rey en Móstoles, desde donde llega diariamente a Malasaña el tan natural como sabroso jugo blanco epicentro de la Lechería Cántaro Blanco.

cantaro3En apenas dos meses de vida, el proyecto de estos dos amigos cuyo objetivo era que la leche fresca fuera un producto asequible y no un manjar, ya se ha hecho un hueco entre los negocios del barrio. Con el litro de leche fresca a 1,10€ y la lechera de cristal a 0,60€ -sí, esa que te compraste en Ikea para decorar tu habitación- no hay excusa para no elevar el nivel de tu café con leche matutino a niveles insospechados. Además, aquí viene lo bonito, venden la leche a granel. Es decir, que puedes volver y rellenar tu lechera vintage, un cántaro, una botella o cualquier recipiente digno de esta blancura. Pero esto no es todo, puesto que me complace daros la bienvenida al universo del yogur natural customizado.

cantaro4En el centro de la tienda nos encontramos con una mesa que sabe a gloria, para placer de nuestra gula y lamento del bikini. Con un cremoso y ácido -imprescindible esto último- yogur natural de base, cereales, mermeladas, fruta, nutella y todo tipo de toppings nos abren un abanico de posibilidades más que tentadoras. Servidora no se resistió a la mermelada de arándonos y solo puedo decir que Dios existe y lo fabrican en Mieres, Asturias. Si tienes algún evento a la vista y esta vez aprecias al anfitrión de verdad, un pack de seis yogures personalizados en sus respectivos botecitos de cristal puede ser la opción más healthy, artesana, vintage… y por todo ello, triunfadora de la velada. Un #epicwin en toda regla, vaya.

cantaro5El Cántaro Blanco ha venido para quedarse y hacer posible que de vez en cuando incluyamos cositas sanas y ricas en nuestra lamentable dieta. Cosas como panes artesanos de olivas, pasas y nueces o siete cereales, quesos intensos como el de La Cabezuela, o postres desde yogures hasta flanes 100% naturales. Sin aditivos, así es el Cántaro Blanco, un espacio para el producto local, así como para tu MacBook Pro mientras te tomas un milkshake natural. Manuela Malasaña 29, ¡y únete al #freshmilk!

Fotos: Unai Mateo

El Circo y su dulce affair

Atención, artí­culo no apto para diabéticos. Hoy vengo con sobredosis de azúcar y feromonas -no creí­a que lo segundo fuera posible- con el objetivo de acercarme sin éxito con palabras a lo que este lugar produce en mi organismo. Os hablo del fantástico Circo en Corredera Baja de San Pablo 21 -efectivamente, no salgo mucho del barrio. Este bendito lugar es resultado de los años de periodista expatriado de su dueño, la afición culinaria de su familia y, según afirma sin atisbo de resignación, un despido totalmente procedente. Mientras especuláis sobre qué pudo haber hecho Antonio de Santiago para merecerlo, cojo el trapecio y me lanzo a contaros qué os estáis perdiendo.

Bfacedos

Que no os confundan los muebles reutilizados y los azulejos de Cuéntame, éste no es un bar moderno más de Malasaña, es el bar. El Circo, junto al bar La Realidad (también en Corredera Baja) fue uno de los primeros bares modernos del barrio, allá por 2010. Pero como esto no va de oposiciones y la antigí¼edad está sobrevalorada, os convenceré con argumentos. El bar/restaurante/cafeterí­a está pensado para todos los públicos, cuenta con tres ambientes que bien hacen las delicias de los «˜locales malasañeros de pro‘ como de los mayores del barrio o los actores que pululan en torno al Teatro Lara. Presentaciones, caterings, fiestas independientes de grupos, citas de parejas melosas hasta decir basta… hay sitio para todo -sí­, para una primera cita de Tinder también.

Bfacetres

¿Qué hay de comer? Cositas caseras con mucho amor y sobre todo frescas -traí­das literalmente del mercado de enfrente. Si paseáis por el barrio y os entra la gusa -porque pasear cansa- no os arrepentiréis de optar por su menú del dí­a, con la tortilla de patata y sus tartas como indiscutibles protagonistas. Aquí­ querí­a yo llegar, sus TARTAS. Me tiemblan las piernas solo de pensar en ellas, así­ que mejor cambio de párrafo.

Bfacecuatro

He comenzado hablando de azúcar y feromonas, y aquí­ tenéis a la culpable. Esta diosa rojiblanca -lo siento, mi querida Real Sociedad- es la encargada de resucitarme todos los viernes, sábados y domingos de resaca. Llamadme lenta, pero en año y medio no me ha dado tiempo a probar todas las tartas de queso de Madrid, sin embargo esto no me cohí­be de decir que la aquí­ presente es sin duda una de las mejores de la capital. ¿Su secreto? La receta que Antonio «˜cogió prestada’ a un ligue hace dos años. No sabemos cuán satisfecha quedó la mujer, pero gracias a las dotes de seducción de aquí­ el dueño y señor del Circo, podemos gozar nuestros paladares y mentes calenturientas con esta bomba de glucosa. Porque sí­, señoras y señores, este dulce puede sustituir cualquier desliz mal o bien avenido.

Fotos: Unai Mateo

 

De Nueva Orleans a Harvey’s Cocktail Bar

Si ya lo decí­a Roger Stearling: «Have a drink. It’ll make me look younger«. Sí­ amigas, el alcohol en todas sus formas es parte intrí­nseca de nuestras vidas, haciéndola más fácil y a su vez tan complicada. Pero, ¿y lo que nos gusta un buen copazo? Lo que os traigo hoy no es carne de embriagamiento banal, sino un homenaje al gin-tonic del viernes al salir del trabajo, al «una y casa»,  al «voy bien» y al «he perdido las llaves». Una oda al bartender y su sabidurí­a mezclando pecados lí­quidos. Ignorad los siguientes párrafos, insensatos, y el propio Steve Buscemi vendrá a imponer la ley seca en vuestros barrios.

0002

Welcome to the 50s. Es la época dorada del cine, Hollywood Boulevard está en pleno apogeo y los artistas exprimen el star system a golpe de música y alcohol. Una era y un paí­s que inspiraron a Eduardo Gutiérrez en sus innumerables viajes a Estados Unidos, gestando lo que hoy se ha convertido en una de las mejores coctelerí­as de Madrid. Pero la verdadera razón de ser de este local no es otra que «˜El invisible Harvey‘ (1950). La pelí­cula de Henry Koster, adaptación de la exitosa obra de Broadway escrita por Mary Chase, nos muestra a un James Steward 99% ebrio que comparte sus interminables rondas de Dry Martini con un conejo irlandés invisible llamado Harvey. Compañí­a que ya cambiarí­a yo por algún que otro despojo con el que inexplicablemente he terminado más de una noche; al menos el conejo era irlandés y podrí­a practicar inglés.

0003

Estados Unidos es una de las grandes cunas de la coctelerí­a desde finales de 1800, cuando Jerry Thomas publicó sus primeros libros dedicados a este arte. El concepto es claro y la ejecución impoluta. Cócteles clásicos con pocos ingredientes y un 90% de puro destilado. Cortinas de terciopelo rojo y música seleccionada escrupulosamente por su dueño a base de jazz, R&B, soul y los grandes crooners desde los años 30 a los 70, sin duda uno de los puntos fuertes del local.

0004

La elegancia de Hollywood Boulevard con la música de Nueva Orleans crea una mezcla mágicamente irresistible. Además de cócteles clásicos dignos de aparecer en un capí­tulo de Broadwalk Empire o Mad Men, el Harvey’s Cocktail Bar cuenta con una carta de creaciones propias. Maravillas como el «˜Bourbon Street’, dedicado a la calle principal de la ciudad que vio crecer a Louis Armstrong y su trompeta; o el exitoso «˜For the good times‘ -ya con el nombre apetece-, cuyo aroma al parecer nos vuelve locas al sexo femenino. Lo dice el conejo irlandés, que algo sabrá. Cócteles de aperitivo, all day, after dinner… digestivos todos, perfectos para empezar -o acabar- el dí­a.

0005

Eduardo ha conseguido canalizar su pasión por la música y la cultura estadounidense de aquella época a través de los cócteles en un espacio que nos hace viajar en el tiempo a un fotograma con clase y alcohol del bueno. Si ya suena perfecto, añádele que ofrecen comida del sur de Estados Unidos como los tomates verdes fritos o la tí­pica sopa de Luisiana, además de pastas y hamburguesas con la mejor carne de buey de Galicia. No se me ocurre mejor plan para celebrar que mañana no hay que madrugar. Te espero en la calle Fuencarral Nº70. No sé a ti, pero la idea de terminar hablando con un conejo irlandés a mí­ me atrae. Cheers!

Fotos | Harvey’s Cocktail Bar

Y llegó la primavera con Delafé y las Flores Azules

«˜La primavera ha llegado a la ciudad’ y si no os habéis dado cuenta es porque el viernes pasado no os «˜pusisteis blandos’ en la Joy Eslava al ritmo de Delafé y las Flores Azules. Ni el clima más propio de más allá del muro ni el consiguiente intento fallido de ver el eclipse aguaron la fiesta que se vivió allí­ dentro.

Foto-2La dulce Helena Miquel y el elástico Oscar D’aniello fueron los encargados de dar el pistoletazo de salida al festival que llenará de ritmo las noches madrileñas sobre todo en mayo, Sound Isidro. Un inicio apoteósico con sold out incluido que desengrasó nuestros tobillos, rodillas y caderas con la inestimable ayuda de Las Trompetas de la Muerte.

Foto-3Arranque del festival y fin de gira para los barceloneses, que repitieron hazaña tras llegar al clí­max la noche anterior en la Apolo. El concierto fue todo un homenaje a su trayectoria y a sus seguidores, creando una conexión que hizo al público moverse al uní­sono desde Enero en la playa hasta De ti sin mí­. Una inyección de energí­a positiva que por un momento nos teletransportó a la Barceloneta, donde olimos el mar, tocamos la arena y le dimos todo el gas que pudimos.

Foto-4Sonaron todos los imprescindibles, reí­mos por no llorar, y nos fundimos en un coro de sonrisas con La primavera -tan oportuna- y el Espí­ritu Santo. Delafé y las Flores Azules pone así­ fin por todo lo alto a una gira que les ha puesto en su lugar, colgando un cartel bien grande de «˜vendido’. Una merecida recompensa que le quitarí­a el sueño de la emoción a la propia Helena, según confesó mientras agradecí­an el feedback recibido.

Foto-5Se acercan noches, salas y acordes de todos los colores que pondrán banda sonora a la primavera de la capital. Olvidaos del kleenex refugiando vuestras narices bajo un escenario y cotillead el resto de fechas del festival, porque como dirí­an Oscar y Helena, #estonosepara.

Fotos: Unai Mateo

 

La Sardegna en Madrid se llama Aió

Ay, Aperol, recuerdo como si fuera ayer el dí­a en el que rozaste mis labios por primera vez. Aquella calurosa tarde de octubre depués de una jornada intensiva y productiva en la Universití  per Stranieri intentando asimilar que, además de cantar, para hablar italiano también hay que saber conjugar. Vimos dimitir a Berlusconi –at last-, cantamos por Mia Martini -diosa- y nos avergonzamos juntos viendo a los españoles erasmusianos perder la dignidad cantando Entre tú y mil mares. Han pasado ya unas primaveras, pero amor, no me olvido de tu olor.

Foto-2

No te confundas, el Aperol no es sólo una bebida. Es un dios ámbar que me descubrió un mundo lleno de sabores y dio sentido a eso de «anda, come algo, aunque sea para que haga de esponja«: el aperitivo. Una tradición italiana que propongo exportar y que seguro desbancarí­a al afterwork tal y como lo conocemos. Pagar una bebida y arrasar con una barra sin fondo llena de delicias que te harán sentir bajo el sol de la Toscana. Eso es el aperitivo. Ahora viene lo mejor, ¿cuándo? Todos los jueves de 20h30 a 22h30. ¿Dónde? En la embajada de La Sardegna en Madrid, Aió. Corredera Baja de San Pablo 25 es todo lo que tienes que saber. A «comida gratis« añádele que la bebida puede ser bien un Aperolthe best– como una cerveza importada expresamente desde la isla –Ichnusa– o, para los más valientes, un negroni. Mis lagunas mentales de aquel fantástico año tienen demasiado que ver con este cócktel de Ginebra, Campari y Vemú. El que avisa no es… ya sabes.

Foto-3

Marcello y Andrea son los encargados de acercarnos este pedacito de su tierra, un proyecto que se gestó en 2011 y sin duda está haciendo las delicias de aquí­ los malasañeros. Productos siempre frescos, importados desde la propia Cerdeña y elaborados tradicionalmente son la base de este exitoso lugar de encuentro. Y sí­, digo lugar de encuentro, porque en Aió conocerás a gente de todas partes. Italianos e italianas con morriña, erasmus de otras procedencias atraí­dos por su olor y estética, y por supuesto españoles con mucha hambre.

Foto-4

Hazme un favor y prueba una pizza de verdad, una carbonara de nata huevo o una lasaña como dios manda -lo siento, La Cocinera-. Hazte un favor y empieza el juernes con un bueno, bonito y barato en la mejor zona y el mejor ambiente. Pues es sabido que la comida une y entorno a un plato nos abrimos, como es sabido que la primera caña del jueves se alarga indebidamente dejando un triste vací­o en nuestro estómago. Hagámonos un favor y llenemos de placer nuestros cuerpos sin vaciar nuestras carteras. Viaje más low cost no se ha visto, de Malasaña a la Sardegna pasando por el Aió.

Fotos: Unai Mateo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies