Qué esperar de los Oscars 2015 (de la A a la Z)

Este próximo domingo se entregan en Los Angeles los premios Oscars de la Academia de Hollywood en una ceremonia que llega ya a su 87 edición y que será conducida por primera vez por el actor Neil Patrick Harris.

Sin claros favoritos en la mayorí­a de las categorí­as y pocas celebrities de renombre entre los nominados que aseguren un espectáculo televisivo actractivo, la gala de este año esconde muchas incógnitas que ni siquiera la maratón de galardones de estos meses ha conseguido despejar.

Pero si en el apartado de posibles vencedores la cosa no está clara, tampoco lo es intuir cómo se desarrollará el show: ¿brillará como host el actor de ‘Cómo conocí­ a vuestra madre’ o se quedará a medio camino de lo que suele hacer en los Tony o los Emmy? ¿las actuaciones musicales serán soporí­feras? ¿valdrá la pena trasnochar para saber, en riguroso directo, qué pelí­cula se alza con la estatuilla dorada? Si os estáis haciendo esas u otras preguntas similares, hoy os ayudamos a eliminar las dudas con unos cuantos datos, tirando de alfabeto, sobre qué esperar de la próxima ceremonia de los Oscars y no caer en lamentaciones llegado el momento.

Actuaciones musicales: no habrá tiempo para cabezaditas ni pestañeos. Tegan y Sara, Rita Ora, Adam Levine, Lady Gaga y John Legend estarán in da house y ya han confirmado su actuación. Everything is Awesome!

Británicos: ¡invasión inglesa! El clan de los de ‘La Teorí­a del todo’ y el de los de ‘The Imitation Game’ ocuparán buena parte de la platea. Menos acompañada pero menos perdida, Rosamund Pike también tendrá su butaquita reservada.

Chulaz@s: este apartado lo salvan (thanks, God!) Bradley Cooper, Benedict Cumberbatch, Channing Tatum, Chris Evans, Jared Leto, Scarlett Johansson, JLo y Marion Cotillard (Dieu merci!).

bradgiphy

Directores: Richard Linklater y Alejandro González-Iñárritu mantienen el pulso en este apartado

Entretenimiento: la combinación entre las actuaciones musicales y la fe depositada en el presentador podrí­an ser el cóctel perfecto para asegurar la diversión.

Fanatismo: componente indispensable para seguir la gala con intensidad, deberá correr a cargo de cada espectador.

Glamour: no será el protagonista de la noche por la ausencia de figuras hollywoodienses de primera lí­nea

Heidi Klum: la modelo y presentadora alemana no se pierde un sarao y tampoco este evento. Su presencia no tiene ninguna relevancia y nos da bastante igual, pero es un clásico intrí­nseco a esta cita anual.

In memoriam: en el momento más emotivo de la noche, se rendirá homenaje a los fallecidos durante el año pasado, entre los que se encuentran Robin Williams, Lauren Bacall o Bob Hoskins.

Julianne Moore: si hay un Oscar seguro, ese es el suyo

juli

Kit de regalo: los nominados y presentadores recibirán una bolsa de regalo valorada en 125.000 dólares y que contiene, entre otras cosas, sales de mar francesas, un vaporizador, la visita a una vidente o un vibrador. ¡Habrá que fijarse bien en sus caras para saber si ya han estrenado algo!

Leticia Dolera: aliciente extra para los espectadores españoles. La actriz conducirá el programa especial de Canal +

Meryl Streep: defiende su 19 nominación y como dijo el personaje de Penélope Cruz en ‘Volver’ «¡aquí­ huele a pedo!».

Neil Patrick Harris: se estrena como presentador en los Oscars. Su sello personal como maestro de ceremonias son los números musicales. ¿Nos regalará alguno el domingo? Si hacemos caso a su cuenta de Twitter, todo parece indicar que sí­.

http://youtu.be/danBaPWT09A

Olvidados: no veremos a Jennifer Aniston, Jake Gyllenhaal o David Fincher

Pelirrojos: si Julianne Moore y Eddie Redmayne ganan en sus categorí­as, el color pelirrojo y los caobas podrí­an convertirse en tendencia en las peluquerí­as

maQuillaje: tras el caso Uma Thurman, el maquillaje será un nuevo elemento que tendremos que tener en cuenta antes de escribir tuits envenenados hacia las actrices y sus cirujanos plásticos.

Relatos Salvajes: la representante argentina a la mejor pelí­cula de habla no inglesa cuenta con producción española, así­ que sentiremos su triunfo como algo un poco español en caso de que consiga imponerse a sus rivales.

Sorpresas: que no sepamos por dónde van a ir los tiros abre el camino a los chascos y las alegrí­as imprevistas.

Twitter: la gala no solo se vivirá por televisión. Para enterarnos de todo, las cuentas de Twitter de la Academia y de los actores nominados e invitados serán indispensables de seguir.

El Gran Hotel BUdapest: en los Globos de Oro se proclamó Mejor Pelí­cula en la categorí­a de comedia. ¿Y si el film de Wes Anderson pega la campanada en los Oscars y repite triunfo?

Vestidos: gracias al pre-show de la ABC podremos ver con todo lujo de detalles los atuendos de las celebs y elaborar nuestras propias listas de los mejor y peor vestidos.

Witherspoon: la ‘rubia muy legal’ tiene pocas probabilidades de darle un nuevo hermanito al Oscar que ya tiene en casa, pero merece una mención especial porque,… ¿acaso no es una debilidad?

reese1

BotoX: la alfombra roja será un buen medidor para comprobar cómo avanzan las capacidades de expresión facial de nuestros actores y actrices.

Eddie RedmaYne: el pecoso londinense podrí­a dejar sentado a Michael Keaton y llevarse el galardón a casa. Nos parecerá bien siempre y cuando no vuelva a hablarnos de su boda y de su inexistente luna de miel en su speech.

ZzzZZzz: el sueño será el protagonista secundario y principal rival a batir durante la madrugada. ¡Una cafetera bien cargada siempre será buena ayuda!

Cómo triunfar en tu discurso de agradecimiento

Las ceremonias de entrega de los premios gordos del cine están a la vuelta de la esquina. Durante los dí­as previos, los asistentes a estas fiestas se encuentran en plena fase de preparación: selección del vestido, pruebas de peinado, elección del taconazo,… Pero si hay un aspecto igual o más importante, que solo afecta a los nominados, y que también necesita de dí­as de reflexión, elaboración y reelaboración, ese es el discurso de agradecimiento.

Muchos son los candidatos que, año tras año, dicen no haberse preparado nada porque prefieren dejarlo a la espontaneidad y lo que surja. ¡ERROR! Ya sea por los nervios o por la emoción del momento, en la historia de las entregas de premios se han producido situaciones de lo más bizarras que con un poco de preparación previa se podrí­an haber evitado.

Y es que escribir un speech de agradecimiento no es tarea fácil, así­ que hoy damos algunos consejos básicos sobre cómo elaborar un buen discurso sin morir en el intento.


-Ante todo, concisión-

El tiempo que suelen tener los triunfadores para pronunciar su discurso ronda los 45 segundos, por eso es importante saber resumir lo que se quiere decir.

Un discurso largo puede llegar a aburrir y despertar los deseos de algunos para que abandones el escenario. En los Oscars, por ejemplo, fue memorable la escena en la que Penélope Cruz y Antonio Banderas tuvieron que sacar del escenario a Pedro Almodóvar cuando ganó por Todo sobre mi madre a la Mejor Pelí­cula de habla no inglesa. Y en los Goya, Karra Elejalde se tiró más de tres minutos contando batallitas, con mención incluida al gato de su hija.

Pero resumir no debe confundirse con no decir nada. Merritt Weber desperdició su momento en los Emmy con un ‘Muchas gracias. Muchas gracias. Me tengo que ir. Adiós’. ¡Y se fue!

Por favor, recordad: ¡menos es más pero demasiado poco es nada!


-Los consejos, si no se dan, dos veces buenos-

_del_toro_bba55f8cLlegado el momento de pronunciar el discurso NO es buena idea ponerse a dar consejos a los compañeros de profesión. Eso es lo que quiso hacer Benicio del Toro cuando ganó el Goya por Ché, el argentino. El puertorriqueño se creyó más experimentado que nuestros actores españoles y quiso dar una lección imposible (de entender): «estando aquí­ esta noche, no preparé nada, […] Siempre que he hecho una interpretación hago una visualización, tengo una idea del personaje y esa idea siempre es mucho mejor que la interpretación real que existe en la cinta que vivirá por toda una vida […]. Lo único que sé, es que lo importante es tratar. Tratar con ganas. Es un honor y quiero darle las gracias a la Academia».

Por favor, recordad: ¡ir de resabidos os puede jugar una mala pasada!


-La gimnasia, mejor en casa-

Que algunos de los nominados están como el queso Gruyer y llegan a las galas en plena forma fí­sica lo sabemos de sobra, pero eso no significa que tengan que hacer alarde de ello como hizo Jack Palance en 1971, poniéndose a hacer flexiones para demostrar que a sus 73 años estaba fenomenal.

Llegar a estas demostraciones es ir un poco lejos, pero siempre hay excepciones si los protagonistas son: Jesús Castro, Bradley Cooper o Benedict Cumberbatch (por citar a algunos de los nominados de este año). En estos casos no hay lí­mites e incluso lo agradecemos.


-Julia Roberts solo hay una-

El tiempo es oro en las entregas de premios y el discurso debe terminar antes de que la orquesta te saque del escenario.

En la edición de los Oscars de 2001, en pleno subidón, Julia Roberts (Erin Brockovich), declaró sus intenciones: ‘como no sé si voy a volver a estar aquí­ arriba en toda mi vida, me voy a tomar el tiempo que necesite para agradecer el premio a quien quiera’. ¡Diosa!

Por favor, recordad: solo las grandes celebridades pueden saltarse las normas, y por desgracia para muchos, Julia Roberts es única.


-Las reivindicaciones para otro dia-

Las entregas de premios son actos festivos, así­ que… ¿para qué aguar un sarao si las quejas contra las gestiones de los gobiernos se pueden hacer otro dí­a? No hay que irse muy atrás para recordar cómo le fue a Candela Peña por mostrar su opinión sobre la sanidad pública española. Se estuvo hablando durante dí­as de su discurso e incluso en Sálvame (Telecinco) hicieron conexiones en directo a las puertas del hospital donde trataron a su difunto padre para saber si sus palabras fueron verdad o si exageró.

Así­ que, por favor, recordad: ¡digáis lo que digáis, no dejéis que decaiga la fiesta!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies