10 razones por los que la TV nunca morirá

Para sorpresa y júbilo de muchos, la televisión está más viva que nunca. Y no lo digo porque sea un apasionado de la ‘caja tonta’, sino porque tal y como recogen los legítimos datos de audiencias, los españoles seguimos enchufando el aparato en cuestión más de 4 horas al día; ni sube, ni baja.

¿Qué en qué me baso? En diez pedazo de cacho de razones que, fijo, tú también piensas (o empezarás a pensar desde que las leas) Atiende:

  • TV: Principal excusa para tuitear.

Así es. La red social del pajarito nos incita a ello. Vale que también podemos teclear nuestra opinión a tiempo real mientras vemos nuestro capítulo favorito de “Modern family” o mientras veo a la carta en el ordenador mi programa favorito que no pude ver porque estaba trabajando. ¡Un momento! Eso también es ver televisión, ambos productos los reproduce tu PC de la emisión real: la televisión.
Necesitamos en todo momento que nuestros followers sepan, conozcan, retuiteen, marquen favorito y hasta creen un hilo de conversación (sin saber a veces porqué) sobre temas televisivos. Ya sean en vivo directo, comentando las míticas galas de GH con Mercedes Milá o ya sea opinando sobre la humillante final del último clásico del Madrid ante el Barça…

  • ¿Qué pasa en el mundo?

Ya, ya sé que te enteraste de los fatídicos atentados de Francia por Twitter o los diarios digitales. ¿Pero dónde fuiste a buscar más información del acontecimiento?, a la tele. Necesitamos que un robusto, imponente, corpulento, referente Pedro Piqueras nos detalle la actualidad mundial, o al de mi barrio. Parece que si Antena 3 o Telecinco no promocionan sus éxitos de audiencia en pantalla, no es igual de visto su programa de los viernes.. Queremos ver, oír y leer; y eso amigos, solo nos lo da la TV.

  • ¡Vivo directo!

Ni de lejos tiene la misma emoción una gala de “Gran hermano” en diferido, que en vivo directo. Y ya un partido de Champions, ni te digo… Queremos vivir la realidad ¡YA! ¿Cuántas veces se te ha parado el capítulo que estabas viendo porque: a) tu ordenador ha petado, b) tu internet es ‘caquita’, c) PUBLICIDAD o d) PUBLICIDAD? La tele, aunque tenga PUBLICIDAD, al menos tienes asegurada una emisión clara y perfecta y no te quedarás a medias cuando Alberto Chicote mande a su casa a alguien con los cuchi….(publicidad)

  • Exclusivo para televisión

Por mucho que nos pese hay programas que solo se emiten en la ‘caja tonta’. Ejemplo: ¿Te piensas descargar “Sálvame” para verlo? (qué de tiempo libre tienes..) Informativos, realities, encuentros deportivos o musicales: sólo en televisión, el resto, se permite a la carta.

  • Televisión también es ORDENADOR

Dime lo que ves en el ordenador y te diré que es televisión. ¡No, yo sigo solo “Juego de tronos”, “The big bang theory” y “Criadas y malvadas”!: Televisión. Los grupos televisivos han dado un paso de gigante y ahora son ellos los que deciden lo que ves, como antes, aunque lo hagas más tarde. ¿Te has perdido “Hermano mayor” porque estabas viendo “Tu cara me suena”, o te has perdido ambos porque querías ver a Belén Esteban en el “Deluxe”? La tele te lo vuelve a poner todo, a la carta, pero en SU televisión online. Amigos, sigue siendo televisión.

  • Porque bicho malo nunca muere
  • Ahora hay televisiones inteligentes MONÍSIMAS. ¿Cómo vas a dejar de ver la tele aunque la pongas de fondo mientras hablas por audios en el WhatsApp?
  • Porque sí, y punto.
  • ¡Comodidad!

Tú, trabajador y luchador de la vida que llegas a casa a las once de la noche. Te preparas algo calentito y exprés en la cocina para cenar mientras enciendes la TV. Ya estás demasiado agotado del día como para ponerte a abrir el PC > Google > pelis gratis en español > descargar > descargar otra vez > descargar más > otra > ¡Que te den, pongo la tele!

Family eating dinner
Family eating dinner and TV
  • Por culpa de la comida

Que levante la mano a quién no le guste comer viendo la tele. Menos los cinco de turno que la habéis levantado, el resto (la gran mayoría) estáis conmigo en que la comida llama a la tele, y viceversa. No soporto de hecho que se vayan justo a publicidad cuando acabo de sentarme a comer ¡Hago desesperadamente zapping y aunque sean los casposos documentales de La 2 (sí, aún existe esa cadena) los veo!

Mucho show y pocas series: los últimos fracasos de la ficción española

Con el permiso de Shakespeare hago mío su título para hacer frente al descarado descalabro que estamos viviendo con el catálogo de series nacionales del presente curso. Cuatro sin duda se lleva la palma en suspensos seguida de TVE. De momento Antena 3 se salva, como pura representante de la ficción que olisquea la calidad en nuestro país. Sí, Telecinco también está en este lío por culpa de “B&b”.

De casi ocho series en la parrilla de programación durante la semana, seis han fracasado. Terrible nota. No sabemos si será culpa del show con el que comparte espacio; más de 10 programas de entretenimiento arrasan la parrilla, y lideran la mayoría. Aunque mejor no hablemos aún de notas de audiencia porque sino ya nos venimos abajo demasiado pronto. ¿Por qué no han funcionado? Empecemos por la más evidente: “Rabia”. La súper apuesta de la cadena roja de Mediaset se tiró más de mes y medio, junto al resto de sus hermanitos de colores, promocionando la imponente vuelta de Cuatro a la ficción nacional con un reparto de escándalo y un argumento adictivo. La famosa “Rabia” brilló (por una sola semana) con un potente 10,6% y consiguió saltar a los cines de laSexta y hasta de Antena 3, y todo ello con una “Voz Kids” del 27% en Telecinco…

Efectivamente, en “La voz kids” está el fallo. Una vez más Mediaset demuestra poca familiaridad entre hermanastros de grupo y enfrenta un producto desconocido y tentador para la audiencia frente al fenómeno infantil que ya estaba arrasando y asentado en la noche de los lunes. Muerte fija; Calló hasta el preocupante 5% con la final del concurso de cantantes infantiles y marcó su peor nota una semana después con un 3,2% frente al también bofetón de Antena 3 con “Mar de plástico” en nuevo horario (esta estrategia si es más normal…)

rabiia

Pero continuamos para bingo sin movernos del canal que ahora cumple 10 años. “Zoo”, aunque no nacional, fue otro bombazo para las promociones de la cadena y la que encima se hizo con el mejor dato de estreno de una serie en años en Cuatro. Tras debutar con un alentador 13,4% y 2.3 millones, la descarada retirada de público de sus jueves noche llevó a los mandamás de Mediaset a programar una de sus peores estrategias: noche río con la traca final de la serie (144.000 obsoletas y respetados espectadores vieron el último capítulo) El Zoo estaba formado en las redes sociales. Mordían esos fieles seguidores tras la decisión de Cuatro de finiquitar la serie allá por las 2:35 de la madrugada…

Pero la cadena pública no se queda corta. Una de época y otra de actualidad; las dos arrancan con grandes datos y las dos (una de ellas aún agonizando) acaban su paso por la parrilla con pésima audiencia.

“Carlos, Rey Emperador” salió a escena ante una crítica muy considerada con el que fue su máximo de seguimiento (15,6% y 2.7 millones) hasta caer a su peor dato a primeros de noviembre con un agónico 10% de share frente a la imbatible “Mar de plástico”.

Peor fue lo de “Olmos y Robles”. La comedia que aterrizó en TVE con un sorprendente 19,5% y superando los 3.3 millones de espectadores quedó en eso, en sorpresa. Un mes después batía su peor resultado cayendo al paupérrimo 12% y, por supuesto, como tercer plato del martes.

byb

Y por último “B&b”, que ya dejó de ir ‘de boca en boca’ en esta segunda y muy posible última temporada. La ficción de Belén Rueda y el famosísimo Dani Rovira (que ya ha abandonado el barco) anota tan insulsos datos de audiencia que los de Mediaset la esconden sin pensárselo para estrenar en abierto el verdadero éxito de Dani Rovira, “Ocho apellidos vascos” (que junto a la nota de Cuatro suman un bestial 47,5% de share). La serie de Globomedia no termina de pasar el bajo 13% cada semana y se mantiene como tercera opción por delante de un todopoderoso Bertín Osborne y “Top Chef”.

«GH VIP» y los «hijos tróspidos», el verdadero «hit» de la tele

Llevo unas semanas viendo rondar un programa por el fin de semana de TVE con un nombre poco digno si se compara con sus datos de seguimiento. De toda la vida ‘hit’, en inglés, es sinónimo de éxito, como el que verdaderamente Mediaset España tiene con sus shows estrella «Gran hermano» y «¿Quién quiere casarse con mi hijo?».

Las noches del miércoles, jueves y domingos son dominio del grupo de los colorines. La ruidosa llegada de los nuevos «tróspidos» a la tele, con un 13,7% de seguimiento, o el abusivo 31,5% que consigue «GH VIP» en su segunda salida por televisión, dejan claro quien manda en la tele. El programa de Telecinco asusta a su competencia con los escandalosos datos de este jueves 15 de enero y el show de Luján Argí¼elles revalida su interés superando a la edición anterior. Eso es un ‘hit’ y no pasar del triste 8% de share a un catastrófico 7,6% de audiencia, radiotelevisión española…

1421253404_341208_1421253577_album_normal

Para muchos, la televisión ya está saturada de ‘frikis’ con estos dos brutales programas. Empezando por el de Cuatro, que retomó su insistencia en casar «hijos tróspidos» con lo más destacado de la sociedad española en el mundo juvenil, es de rigurosa obligación ver la actual edición. Os la resumo:

Sin entrar en nombres, que para eso soy más vago de memoria, tenemos de todo: el gay que simpatiza con partidos de extrema derecha y tintes azules, está extremadamente mimado por su madre y se encuentra en el salón de citas con un viejo conocido suyo del mundo de los Supermodelos que ya da pistas de saber quien se casará con él. Luego tenemos al hetero que es gay (y esto es literal y leí­do en prensa seria y no solamente porque lo parezca…) que contratarí­a a un asistente solo para que le recoloque el tupé cada vez que se le baje, porque no se ama, no, se harí­a el amor él mismo si llegase..
Después está el que pretende ser conquistado por los ojos, sí­, precisamente el que necesita unos minutos para que los suyos se alineen cuando mira a alguien fijamente. También tenemos al millonario, que tiene millones y quiere que sus pretendientas sepan que los tiene. Y al cinéfilo creativo. í‰ste último, el más normal y corriente, me atreverí­a a decir, que ha pisado el programa de Eyeworks Cuatro Cabezas.

Y no, tranquilos, no me olvido de las «madres tróspidas», porque este año volvemos a tener a la clásica mamá sargentona que obliga, literalmente, a su niño a elegir parienta. Tampoco falta la tocada de la cabeza que dice que tiene contacto con los astros y ve cosas que otros no vemos, o la madre que si por ella fuese llevarí­a una plancha portatil para que su hijito lleve bien estirada la camiseta que va a arrugar minutos después en una orgí­a… en fin, menos mal que los miércoles nos hacen reí­rnos.

Y si no tienes bastante con el mundo «tróspido», Telecinco te lo soluciona los jueves y los domingos con «GH VIP». Sí­, ya debes haberte enterado del datazo de audiencia que ha escrito: 31,5% y 4.4 millones de personas pendientes de la aplaudible decisión de sacar a los hermanos de Azúcar Moreno del concurso, pero sobre todo, de la morbosa entrada del pequeño del alma de La Pantoja en Guadalix. Cuanta plancha dio la gala señores…
Los Chunguitos minimizados por sus comentarios racistas, homófobos y dignos de un paí­s tercermundista fueron puestos de patitas en la calle sin anestesia ni más protagonismo que un perdón, por su parte, y el paripé de besar a un gay en directo (como si eso arreglase el asqueante comentario que soltaron). Pero lo mejor vino con la llegada de Kiko Rivera a la casa, primero camuflado y luego viéndose bien las caras con Laura Cuevas, y el resto de los habitantes. No hay palabras para describir el momento televisivo al que nos está arrastrando la de Mediaset España: una Belén Esteban encerrada junto a Olvido Hormigos (ésta si es mas normal que concurse en programas) o el hijo de la tonadillera más criticada de la historia compartiendo plano con un extronista de «MYHYV» o el mismí­simo Coman de «Adán y Eva». Sencillamente, bravo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies