¡Te invitamos al Carnaval de Canarias (en Madrid) gracias a Arehucas!

Por todos es sabido que el Carnaval de Canarias es uno de los que más interés despierta en nuestro país. Cada años, miles y miles de personas se reúnen para hacer una celebración sin igual. Se trata de una fecha en la que vivir cobra un nuevo significado, un evento en el que todo es posible, siempre y cuando el calor y el color de las islas esté presente.

Este año, gracias a Arehucas, destilería del norte de Gran Canaria que exporta sus productos a más de 10 países, tendremos la oportunidad de vivir la experiencia del Carnaval… sin necesidad de viajar hasta las islas.

¿Cómo será posible? El 9 de marzo, la marca unirá en un solo espacio todos los elementos presentes en el Carnaval canario: comparsas, DJ, disfraces, fotomatón, Drag Queens… y, por supuesto, barra libre de Arehucas. ¡Un plan al que no podemos faltar! Y tú tampoco.

 

¿Quieres vivir el auténtico Carnaval canario en Madrid?

Desde BFace, cuya plantilla cuenta con unos cuantos canarios, sorteamos cuatro entradas cuádruples; es decir, puedes ganar una entrada para ti y cuatro amigas o amigos. Si quieres saber cómo, ¡sigue leyendo!

Si quieres entrar en el sorteo de una de estas cuatro entradas, debes hacer lo siguiente:

1. Ser seguidor o seguidora de BFace Magazine en la red social en la que participes (Twitter, Facebook o Instagram)

2. Ser seguidor o seguidora de Arehucas en la red social en la que participes (Twitter o Facebook o Instagram)

3. Comentar en la publicación de este artículo, que compartiremos en Twitter, Facebook e Instagram, mencionando a cuatro amigas o amigos con los que asistir a la superfiesta de Arehucas.

¡Y ya está! Los nombres de las ganadores o ganadores se anunciarán en nuestras redes sociales (uno en Twitter, uno en Facebook y dos en Instagram) el 3 de marzo. Hasta entonces… ¡muchísima suerte!

La chupa amarilla de Zara, ahora en los mejores disfraces

Si la primavera de 2016 fuese de un color, sin duda sería el amarillo. Y no precisamente porque el sol irradiara, floreciesen campos de margaritas o porque la fiebre de las californianas alcanzara el clímax. No, amigas. La culpa no la tuvo el cha-cha-cha, sino la historia de una chupa amarilla de Zara que acabó convirtiéndose en plaga.

Una epidemia que parecía imparable. Hasta el nivel que un servidor se planteaba si los Simpsons habían salido de la pantalla e invadido el planeta. Vamos, que María Jesús y su acordeón estaba más feliz que una perdiz con tantos pajaritos por aquí y por allá. Para colmo, el fenómeno viral se intentó detener sacando el mismo modelo en rosa pastel y azul cielo. Desde aquí, un minuto de silencio para todas las que no cayeron en la tentación.

amarilla

Bien. Vamos al lío. Traigo malas noticias, corazones. Si parecía que la fiesta de los limones había cerrado su ciclo… falsa alarma. Mango ha vuelto a la carga, y ha reabierto la herida de tantos corazones españoles. Para que nos entendamos, ha colocado en el mercado la chaqueta amarilla. Ay, señor, que no salimos de esta fiebre ni queriendo. Aunque viendo declaraciones como la de Leticia Sabater, quizá tendría sentido el paso en falso de la marca:

«Esta chaqueta es una de las que más me pongo esta temporada. Es cómoda y está bien de precio. Además es guerrera como yo y de hecho con ella estoy conquistando a un hombre muy importante. Es lo que tiene esta chaqueta juvenil, que te ligas a hombres diez años más jóvenes que yo»

Visto lo visto, todo apunta a que la maldición de la chupa amarillo-pollo va a volver a nuestras vidas. Y como hay que tomárselo todo a la bartola, ya que la sacamos del armario, la sacamos bien. ¿Qué mejor ocasión que hacerlo para Carnaval? ¡Aquí están los disfraces que puedes montarte con la prenda estrella(da)!

1. ¿Prisionera de la rutina? ¿Con ganas de bajarte de la vida y hacer una purga cada vez que alguien dice ‘asín’? Este es tu disfraz:

amarilla

2. Si eres un alma marinera y el veganismo no es lo tuyo, coge el chubasquero de Port Aventura y lánzate a robar las olas…

amarilla

3. Para aquellas haters ante la vida, intolerantes a la lactosa, las que propinan ‘xd’ a destajo y odian la puntualidad:

amarilla

4. ¿Te declaras fan de los polvitos mágicos? ¿Eres un loco de laboratorio? ¿Te mola el riesgo? Breaking Bad es la serie de tu vida:

amarilla

5. Freddie Mercury es tu ejemplo a seguir. Eres un alma libre como la de Nino Bravo y Born This Way te define como persona. ¡Ahí va tu disfraz!

amarilla

6. Romántica empedernida, enamorada de la naturaleza y de los hombres rudos que van saltando de liana en liana: ¡disfrázate de Jane!

amarilla


Y tú, ¿cómo incorporarás el amarillo en tu atuendo carnavalero?

Carnaval, carnaval de mis horrores

Uno de los eventos más esperados de todo el año es el Carnaval. Desde pequeños, esperamos con ansia el mes de febrero para lucir nuestros espectaculares disfraces. Pobres ilusos, aún recuerdo la decepción que se llevaba más de uno cuando pretendía ser la diva de clase y venían las niñas vestidas de princesa. Aunque lo peor… viene cuando abres el álbum de fotos y das con esas fotos. Ahí tu mundo se acaba. De veras.

Como siempre, las celebrities no son una excepción y se suman a la cola del esperpento. Parece mentira, pero empiezo a sospechar que hacer el ridículo es algo que llevamos escrito en el ADN humano. Pero bueno, que la vida es un carnaval y el ritual de no pasar desapercibido tiene que durar hasta los siglos de los siglos. Amén.

Hoy, en BFace, os traemos un recopilatorio de los disfraces que jamás deberían ser llevados. Jamás de los jamases (si queremos que la especie humana sobreviva).

carnaval


SEXY CARNAVAL (invóquese a Aless Gibaja)

Uno de los disfraces más sencillos de crear es cualquiera relacionado con lo sexy. Da igual lo que lleves puesto, que unas orejeras de gata, dos coletas o un buen escote serán tu peor complemento en el baile de máscaras. Basta de Britney Spears en …Baby One More Time, de Catwoman y de Caperucita Roja. Siento ser yo el profeta, pero debo revelaros la verdad: NO-ES-SEXY. Bien sencillo, tres palabras.

carnaval


ERROR 404: DIGNIDAD NOT FOUND

Como siempre, hay quienes pecan de arriesgados y a veces demasiado. Es el caso de cantantes como RiRi, Katy Perry o Miley Cyrus (incluir a Lady Gaga implicaría escoger solo uno de sus atuendos, así que pensemos en ella especialmente vestida de carnicera). Que sí, que ser original es la clave para que todos se arrodillen ante ti, pero hay que recordar que la dignidad es más traicionera que el Karma y siempre estará al acecho.

carnaval


EL HORROR HECHO DISFRAZ

Es sabido que las fiestas de Halloween presididas por Heidi Klum son centro de reunión de disfraces: lo que aquí es Carnaval, allí es multiplicado por mil. La anfitriona es quizá la famosa que más tiempo dedica a sus disfraces (y bien lo demostró cuando se metió en la piel de Jessica Rabit). Pero… Vestirse de mujer mayor está más pasado que ‘La Gozadera’, como lo de bañarse en sangre. El fantasma de Lady Gaga es reflejo de tan gran elaboración… In love total, tía.

carnaval


Asegúrate: Para el siguiente Carnaval, vuelve a leernos. Nos lo agradecerás.

10 consejos para un buen Carnaval

Carnaval, consejos sobrevivir Carnaval, disfraces Carnaval

El Carnaval is coming. Como que está aquí ya, vamos. Aunque, atendiendo a la archiconocida canción de la grandérrima Celia Cruz, la vida en sí es un Carnaval. Y no, no hay que llorar. Porque, pues eso, la vida es un Carnaval. Y es más bello vivir cantando.

En efecto, es Carnaval. Y en Carnaval la gente se disfraza, porque precisamente de eso va. En consecuencia, se celebran fiestas de disfraces. Y éstas, amigos, contienen más intríngulis de las que podríamos imaginar así, de primeras.

Puede que en cada país –e incluso en cada región, como en el nuestro– se celebre de manera distinta. Pero hay una característica común a todas y cada una de las celebraciones; que es muy loco. Para aquellos que no estéis muy puestos en el tema del Carnaval, podríamos decir que es como Halloween, pero sin necesidad de que tu personaje haya muerto. Ah, y que las cosas no dan miedo. No todas, al menos. Luego ya, según de qué lugar estemos hablando, hay murgas, chirigotas, comparsas, cabalgatas… Pero bueno, lo que quiero decir es que consiste, básicamente, en disfrazarse y salir a pasarlo bien. Esto de pasarlo bien es un punto importante, probablemente el más importante de todos. Es por eso que este artículo sale en defensa de la diversión carnavalera, ¿y cómo? Pues adelantándoos los peligros que os pueden asaltar así, in the night. Así vais protegidicos de casa, con vuestras armaduras medievales, estacas de plata, ristras de ajo, y vuestras cosas.

Así pues, sin más dilación, vamos con las indicaciones a seguir para no liarla en exceso:

1. Asegúrate de que, sea a la que fiesta que sea, estás asistiendo a una fiesta de disfraces. Principio fundamental para evitar hacer uno de los ridículos más memorables de tu vida. Acabáramos.

2. No intentes adivinar el disfraz de la gente. De verdad, es mejor no jugársela. Los disfraces excesivamente conceptuales también tienen sentimientos y pueden ser heridos.

3. Cúrrate un poco el disfraz, hombre. Tiene que ver con la anterior. De hecho, es el primer paso para que la confusión disfracil no tenga lugar. A ver, entendámonos; no tiene nada de malo que la estructura troncal de tu disfraz sea una bolsa de basura. Ése es el grupo al que yo pertenezco. Pero si podemos ser mínimamente original, seámoslo, hermanos.

4. Por tu bien, procura ir lo menos posible al baño. Por ahorrarte el disgusto, más que nada. ¿Sabes lo que supone ir al baño con un disfraz puesto? ¿Puedes tan siquiera imaginarlo? NO MERECE LA PENA. Otra cosa es que recordemos nuestra condición de mortales y eso nos haga darnos cuenta de que tenemos necesidades. Pero bueno, nada que no pueda solucionarse con una vía de escape incorporada al propio disfraz. O unos pañales muy grandes.

5. No te fíes de nada ni de nadie. Recuerda, nada es lo que parece. 

6. Haz todo lo posible por evitar el despiece. El despiece se da cuando, un disfraz que lleva varios complementos, empieza a perderlos. Si por ejemplo vas de, qué sé yo, ¿Mosquetero? Debes concentrarte todo lo posible en no perder el sombrero, la espada… y demás enseres de mosquetero. En ocasiones resulta inevitable, pero es de agradecer. 

7. Lleva contigo sólo lo imprescindible. Como habíamos acordado al principio del artículo, los carnavales son muy locos. Y como en todo acontecimiento muy loco, hay que llevar lo justico. Como anexo a este punto, se recomienda recurrir a la clásica táctica de llevarte tu móvil antiguo, más que nada para evitar dolorosas pérdidas (que los Reyes fuero hacen ná’).

8. Ojo con los disfraces grupales. Si tienen sentido por separado, mejor. De lo contrario, estarás confinado a permanecer junto a la manada toda la noche para mantener la cohesión. Lo cual es la más absoluta de las prioridades, claramente.

9. No recicles disfraces, que es un canteo. ¿Un cavernícola con el pelo rosa y un tridente? Hm. Bueno, sí. Por qué no. Recíclalos. 

10. No te vayas a la cama sin desmaquillarte. Créeme, te arrepentirás al día siguiente, enrollado en las sábanas que antes eran blancas y que ahora parecen cualquier página de uno de esos libros de «El Ojo Mágico».


Y eso es todo. ¿Veis lo que os decía? Parecía fácil, pero no. Nah, en realidad sí que es fácil. Todo es cuestión de actitud.

Así pues, ahora sí que sí, pasadlo muy bien, disfrutad como niños, celebradlo de la manera que más os guste y, sobre todo, escoged bien el disfraz, que es la clave del éxito. ¡Hasta prontorl! 🙂

A grandes males, grandes hits de la Carrá

Ella no necesita presentación. No es Montserrat Caballé, pero tiene desparpajo. Siempre ha estado de un lado para otro, en un continuo no parar: ahora esto, ahora lo otro, ahora eso. Y ahora esto me sabe a poco, y ahora quiero más. Y con agoní­a. Y siempre con el horcate caliente oooh-oooh, caliente caliente, ooo-aaah.

Llegó a España en 1976, al programa Señoras y señores de TVE, en el que, a diferencia de otras artistas, no tuvo sólo una hora para desplegar su arte, sino cuatro. Motivo por el cual fue duramente criticada por el resto de artistas. íšnicamente Lola Flores, una de las pocas que salió en su defensa. Después, ha seguido trabajando mucho en el ente. Ha hecho programas como: Hola, Raffaella, Ciao, Raffaella, Tutto, Raffaella, En casa con Raffaella, A las 8 con Raffaella, La noche de Raffaella. No quedan nombres de programas con Raffaella disponibles ya. Si hace otro más, tendrá que llamarse Raffaella, Raffaella, Raffaella.

No nos equivocamos al decir que el 2014 ha sido su año, el del regreso. Aparte de resurgir televisivamente como coach de The Voice of Italy, después de 15 años sin grabar disco, volvió y con el hit Fernando.

El hecho de que no se hablase lo suficiente de ella no es que su trabajo no fuera de calidad, sino que estamos muy pesaditos con las americanadas. Pero hay que reconocer que en una discoteca lo damos tanto o más cuando suena una de la Carrí  como de Madonna. Pude comprobarlo este mismo fin de semana al pinchar en la fiesta Churros con Chocolate, cuya imagen es ella misma.

Por otro lado, acabamos de sobrevivir a San Valentí­n y al Carnaval. Estamos en plena resaca emocional. Por ello, en BFace te recomendamos una canción de Raffaella para cada mal. Dinos qué drama vives y te diremos qué canción quieres.

Hay que venir al sur

Primero fue El Vaticano el que la persiguió por su Tuca, tuca (más popular en Italia que aquí­ en España), pero más tarde, la Argentina militar quiso cambiar su «Para hacer bien el amor…» por un «Para enamorarse bien…». Ya en 2011, el DJ Bob Sinclar, la convenció para reconciliarse con la música, con el remix que hizo de este tema, Far l’amore. Además, con esta canción, inventó el giro y el baile del meneí­to-desnucamiento. Y la malla, ¡viva la malla! En el patio de recreo, las niñas jugaban a ser Raffaella Carrí , a ver quién hací­a mejor lo del flequillo y ganaba yo. Se ha de escuchar con: un ron-cola. Indicado para: los que tropiezan siempre con la misma piedra. Contraindicado: para tu amiga «la golfa».

Rumore

Fue su gran hit, dicho por ella misma, y escrito por su ex. Utilizado hasta la saciedad en los video-reportajes de programas del corazón como el desaparecido Mamma mí­a (Telemadrid) de Ví­ctor Sandoval. Con este tema, empezaban uno de sus tantos ya mí­ticos pasos: la baticuore (como la misma letra indica). Ella habla de que no se siente segura. Nunca. El videoclip es una joyita: cromas y cambios de volúmenes para desmayarse. Pero da igual: no es lo que tienes Raffaella, es cómo lo mueves. Se ha de escuchar con: un gintonic. Indicado para: los inseguros. Contraindicado: para los desesperados que son emocionalmente dependientes.

Fiesta

Los gayers con ella tienen pasión. Cómo no van a conectar. Ellos saben cuando habla de movimiento, de frivolidad, de torsos, de purpurina, de fiesta qué fantástica fantástica esta fiesta. Siempre la han tratado como a una reina. También ayuda que parece una vedette, también ayuda. No tiene raí­ces españolas, pero siempre se sintió como en casa, y con este tema demostró su gusto por nuestro paí­s. Fue uno de sus hits más «españolizados». Se ha de escuchar con: un calimocho. Indicado para: cuando te deja tu pareja y vas a vengarte porque para putón tú. Contraindicado: si eres de los que tienes recaí­das con tu ex, que luego te arrepientes.

Lucas

Le canta mucho al amor, pero ¿qué tiene que tener un hombre para enamorarle? «Cerebro, sentido del humor y mucha fantasí­a», dicho por la propia Raffaella. Pero resulta que allá, hace 30 años, decidió enamorarse de un joven de rizos dorados el cual le salió rana, «porque una tarde desde mi ventana, le vi abrazado a un desconocido, no sé quién era, tal vez un viejo amigo…». Con este tema sacaba una faceta algo más templada, tratando valientemente para la época la homosexualidad. Se ha de escuchar con: un whisky y un lorazepam, a lo Estela Reynolds. Indicado para: casos perdidos que te dejan y se cambian de acera. Contraindicado: para los que no paran de cruzar la carretera.

53 53 456

Sus canciones, por un lado, siempre bailables, pero por otro, transgresoras y reivindicativas para los años 70. Tocaba temas que iban desde la promiscuidad hasta el adulterio. Siempre con un golpe de ironí­a, con mensajes velados. Y para muestra un botón, el del 53: el que te deja el dedo enrojecido de tanto marcar. Hala, a meditarlo con tu endocardio. Se ha de escuchar con: un Jí¤germeister con Red Bull. Indicado para: ******. Contraindicado: siempre está indicado.

Se nos quedan en el tintero otras tan grandes como Qué dolor (una mujer en el armario) o Caliente, caliente. Pero lo importante es que te hayas dado cuenta de que Raffaella, a sus 71 años, sigue siendo una de las divas más importantes. Y que le quedan muchos años por delante. Así­ que, recuerda: cuando descuelgues el teléfono, por si acaso, responde siempre con un «¡Hola, Raffaella!».

[socialpoll id=»2243896″]

Qué ponerse para ser la reina del Carnaval

Febrero es el mes del año donde se encuentra una de nuestras fiestas favoritas. ¿San Valentí­n? ¡NO, carnaval! Aunque el tiempo es terrible (con este frí­o, mejor elegir disfraces calentitos o taparse bien con el abrigo) si te gusta carnaval ya estarás pensando en qué ponerte. Si quieres llamar la atención con algo que no sea el tí­pico disfraz ya comprado y hecho (y que por cierto, quedan fatal) o no quieres gastar un duro, este artí­culo es para ti. Aquí­ una lista de tres disfraces que no te dejarán indiferente:

Chica de los años 70: Si estás un poco puesta en tendencias, sabrás que los pitillo se han ido y que los 70 se llevan. Pantalones campana, muchos flecos y minifaldas (vaqueras o de ante, tú eliges). Si aún no tienes ningún vaquero campana, puedes recorrerte Malasaña y sus tiendas vintage para encontrar algo similar.

def1


Britney Spears: Puedes decidirte por un disfraz icónico, y a la vez super fácil de hacer: Britney Spears convertida en colegiala en su videoclip de «˜Baby One More Time’ (no hay mejor manera de homenajear tu infancia). ¿Quién no ha escuchado su primer disco? Lo tienes fácil, una camisa blanca anudada, un cárdigan gris y una falda de tablas negra. Si falta algo de esto en tu armario, siempre puedes dar un paseí­to hasta Brandy Melville o cualquier tienda adolescente similar, y seguro que lo encontrarás. Quizás su mejor prenda fue el mono rojo de «˜Oops I did it again’, pero ni queremos llamar tanto la atención ni sabemos cómo hacerlo (a no ser que seas buena costurera…).

def3


 Miércoles Addams: Si eres fan de Cristina Ricci y, sobre todo, de las pelí­culas noventeras, este es tu disfraz. Este vestido de Zara es casi igual que el de la protagonista. Con dos trenzas perfectas, unas medias negras y unos zapatos del mismo color, el outfit se convierte en un disfraz de lo más nostálgico.

def2

[followbutton username=’martacianuro’]

¡La vida es un Carnaval!

«No, no hay que llorar, que la vida es un caaaaarnaval…». Así­ dice una de las canciones más famosas de Celia Cruz, y es que… ¡el Carnaval ya está aquí­! Esa época del año donde todo vale, donde los chicos usan tacones, las chicas se pintan como puertas, pero, sobre todo, donde cualquier disfraz que se precie tiene que ser «de putón familiar«: enfermera putón, secretaria putón, monja putón, Olaf putón (sí­, sí­, el muñeco de nieve de ‘Frozen’ también tiene su disfraz putón). El Carnaval, esa fecha donde la gente baila, desfasa y disfruta sin parar (vamos, como si fueses a la GOA, pero sin tanta choni)
En BFace hemos querido elegir las mejores canciones que representan esta época del año, una época que nos encanta porque… ¡No, no hay que llorar, que la vida es un carnaval y las penas se van caaaantando…».


La vida es un Carnaval – Celia Cruz

No, no podemos empezar con otra canción. Si pensamos en Carnaval, pensamos en «La vida es un Carnaval». Canción que popularizó la cubana Celia Cruz, que nos transmite mucho buen rollo, positividad y, sobre todo, ganas de fiesta.

 


Carnaval, Carnaval – Georgie Dann

Georgie es ese cantante que tan pronto te canta sobre la barbacoa, como te habla del chiringuito o como te invita a bailar para darlo todo en el carnaval, carnaval. El cantante francés es conocido por sus temas veraniegos, esos que nos hacen bailar año tras año, y como no, no podí­a olvidarse del Carnaval y dedicarle una canción titulada ‘Carnaval, Carnaval’.

 


Ya llegó el Carnaval – Fórmula Abierta

Sí­, amigos, el grupo salido de Operación Triunfo, que cosechó grandes éxitos a lo largo de su trayectoria, sacó su versión de ‘Ya llegó el Carnaval’. Con ella querí­an hacernos bailar, gozar y disfrutar del Carnaval.

 


Noche de Carnaval – Wisin y Yandel

Venga, vamos a darle una oportunidad al perreo, perreo. Total, es Carnaval, todo está permitido. Por lo tanto, podemos darlo todo con esta canción sin sentirnos culpables a la mañana siguiente, cuando ya el alcohol sólo sea un recuerdo de una gran noche.

 


Pijas – Triqui Traques

Yo, que soy canario, no podí­a olvidarme de los Carnavales de mi tierra. Por eso he decidido poner a los Triqui Traque y su canción ‘Pijas’, que me encanta, me hace reí­r y disfrutar como un enano. Y es que unos Carnavales sin murgas, afilarmónicas o chirigotas, no son lo mismo.

 


[socialpoll id=»2251229″]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies