Crí­tica | Kingsman: Servicio secreto

Que vayas caminando por la calle y un señor con traje te reclute para unirte a una banda de espí­as secretos es algo que está a la orden del dí­a. Bueno, igual no, pero es lo que le pasa a Eggsy, un chaval de los barrios bajos que, tras una serie de pruebas a cuál más jodida que la anterior, se transforma en el nuevo 007. Visto así­, puede sonar como una pelí­cula que hemos visto un millón de veces. Entonces, ¿cuáles son las claves del éxito de ‘Kingsman’? Vayamos por partes:

1. Taron Egerton, ha nacido una estrella.

No sé si es que yo me hago fan muy rápido de las jóvenes estrellas con acento inglés o qué pero el carisma de este chico es impagable. Su ‘Eggsy’ es algo así­ como el ‘Austin Powers’ del siglo XXI con los matices propios de la era actual: si Powers era un mamarracho que se reí­a de las cintas de acción de los 70, Eggsy es el ejemplo de todos y cada uno de esos niños que hemos crecido viendo pelí­culas de James Bond y que hemos soñado con prestar servicio a la Reina (sólo que él lo ha conseguido, claro).

Taron-Egerton

2. Colin Firth y Samuel L. Jackson, FIGHT!

Es imprescindible para que una pelí­cula de este calibre triunfe que haya dos rostros conocidos a la cabeza porque, por mucho carisma que tenga el joven Egerton, las celebrities son las que mandan. Y, en este caso en particular, tenemos, por un lado, a Colin Firth en un papel que le sienta como anillo al dedo: un señorito inglés que, cuando le da la vena, se convierte en un arma letal, sin despeinarse ni arrugársele el traje ni nada. Y, por otro lado, a Samuel L. Jackson, un villano de los que ya no quedan: un robaescenas gracioso que, sin ser yo muy fan del actor, convence de principio a fin gracias, en gran parte, por ser de lo más atí­pico que te puedas encontrar en el género (¿un asesino que no puede ver la sangre? WTF!)

Kingsman-3

3. Matthew Vaughn, genio de la reinvención.

Si ya cambio las reglas del género de superhéroes con ‘Kick-Ass’, con ‘Kingsman’ ha dado una vuelta de tuerca al de espí­as gracias a una autoparodia que no llega al humor absurdo de ‘Austin Powers’ pero que funciona a la perfección por su calibrada fórmula de humor, secuencias de acción, pizca de romance y chulerí­a inglesa (el final con la princesa es para hacerle la ola a Vaughn).

Ademas, sin ser tan sangrienta como ‘Kick-Ass’, sus escenas de acción vuelven a ser el puente fuerte de la cinta, a destacar esa maravilla de secuencia en la iglesia. Locura máxima.

kingsman-the-secret-service-official

Vale, vistos los pros, vamos con los contras. Los mayores problemas de ‘Kingsman’ vienen de su guión y de su poca capacidad para sorprender. Partiendo de que prácticamente te cuentan la pelí­cula en su tráiler (en serio, ¡huid!), la estructura es tan tí­pica que sabemos (casi) todo lo que va a ocurrir antes de que pase. ¿Es un problema? Sí­ y no. Creo que la pelí­cula es consciente de ello y juega con el espectador a reí­rse de esta misma estructura. Es decir, toma lo que ya hemos visto mil veces y, sobre ello, reescribe con humor autoconsciente su propio camino.

El gran propósito de ‘Kingsman’ es entretener. Si alguien va a verla esperando un guión sesudo, con giros imposibles en el que el villano final es el perro que mueve los ojos de ‘Los Simpsons’, saldrá defraudado. Quien se deje llevar por su festival de diversión, se encontrará de nuevo con su niño interior, aquel que disparaba con el dedo tras ver a Pierce Brosnan en ‘Goldeneye’.

Colin Firth y otros pagafantas del celuloide

El maestro Allen presenta su pelí­cula anual: Magia a la luz de la luna. Todaví­a no la hemos visto, pero al parecer en ella Colin Firth hace de pagafantas; sí­, sí­, Colin Firth, el rey del discurso y un pedazo de Sir. Veremos, mientras esperamos a que se estrene, os dejamos una lista con pagafantas del celuloide, una especie con la que nos identificamos demasiado. Ahora que ya conocemos al Pagafantas español, podemos pasar a otro tipo de pagabebidas, más sofisticado, por supuesto, el pagafantas francés: Cyrano de Bergerac. Si el español es capaz de dominar todo el espectro del comportamiento animal, desde el lémur hasta el koala pasando por la cobra, el francés es mucho más elevado. Cyrano es un romántico empedernido, como buen pagafantas, y se lo curra el tí­o, habla rimando y todo, pero por mucha nariz y mucha rima que le ponga el pobre hombre no puede dejar a un lado que las Fantas caen por su cuenta, lo quiera él o no.


pagafantas_borja_cobeaga_n-640x640x80GORKA OTXOA: Hace ya 5 años, Borja Cobeaga y Diego San José escribieron una pelí­cula con ese mismo tí­tulo, Pagafantas. En ella, Chema (Gorka Otxoa) encarna todos las caracterí­sticas del manual pagafántico, amor no correspondido con ensalzamiento de la amistad sin roce alguno. Para colmo ella, Claudia (Sabrina Garciarena) es argentina y tiene un acento que convierte al lémur Chema en un pagafantas de manual. Si no habéis visto la pelí­cula es el momento de conocer las caracterí­sticas de este género, si ya lo habéis hecho, puede ser el momento de revisarla para intentar corregir futuros errores. Os daréis cuenta de que acabar con el pelo de rata puede ser lo de menos.


ben_stiller_att_29052014BEN STILLER: Otra versión del pagafantas que no podí­a faltar es la estadounidense. En este caso, como no podí­a ser de otra manera, el sueño americano y todo eso, el final es feliz, pero hasta llegar a eso hay mucha botella de fanta suelta. Hablamos de Ted (Ben Stiller) en Algo pasa con Mary. Ese pobre hombre que no es capaz de llevar a cabo con la colocación adecuada una subida de bragueta y tiene que soportar las consecuencias de un disloque de sus enjundias vitales, vamos, que se pilla con la bragueta lo que viene siendo toda la parte bajera.


vivir-es-facil-con-los-ojos-cerrados-imagen-1Javier Cámara: la versión más complicada del pagafantas, sabe que lo es, queda en una cafeterí­a con una chica y sale corriendo porque no es capaz ni de pagarle una bebida isotónica a su acompañante. Gafas de pasta, pero no de las que estás pensando y muy poco arte para este pobre hombre que en una capital de provincias demuestra todas las virtudes del pagafantas.


356568.jpg-c_640_360_x-f_jpg-q_x-xxyxxTom Hanks: hasta este náufrago empeñado en salvar al soldado Ryan ha pasado por el mal trago de ser un pagafantas con todas las de la ley.


Quasimodo-quasimodo-18873416-960-536QUASIMODO: Este hombre, entre campanazo y campanazo, que eso ya tiene que dejarte un poco picuet, salva a Esmeralda, la trata como una princesa Disney y luego tiene que ver cómo ella se va con el guapazo. Agasajamiento nivel pagafantas y al final derrota mayúscula para el pobre Quasimodo, que ni siquiera es elevado a la categorí­a de pagafantas.


jack-black-as-bernieJack Black: un nivel elevado de pagafantas, capaz de reconocer que el amor no tiene mucha vista e incluso preparado para organizar una escuela de música que no tiene pinta de ser muy exitosa, pero, oye, lleva su pagafantismo con buena música por lo menos.


Torr205Gabino Diego: la cara ha señalado el camino de este actorazo español que, suponemos sin el quererlo, ha marcado la senda de los pagafantas, mucho antes de que este término se pensara.


fangirls-guide-to-jonah-hill-3Jonah Hill: no nos engaña, por mucho que se rodee del chulazo Channing Tatum, el pobre Jonah no se escapa de su imagen de pagabebidas. Con las mujeres no se maneja mal, pero para eso, para financiarles bebida y poco más.


magic-under-the-moon-lightColin Firth: ahora que la doña se ha retocado un poco, sólo un poco eh, creo que el Sir deberí­a reconocer que ha actuado como un auténtico pagafantas con Mrs. Jones. No pasa nada Colin, todos la conocimos con otra cara pero ahora puedes empezar de nuevo con ella, como si fuera otra persona, sin problema alguno, cúrratelo de nuevo, a ver si esta vez hay suerte.


Bueno, como me he dado cuenta de que de pagar fantas sé un rato, desde aquí­ hago un llamamiento para vivir el pagafantismo sin ataduras, libres. Viva el pagafantismo, pagafantismo free. Me voy a difundir el mensaje. Ciao.

[socialpoll id=»2235135″]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies