Quim Gutiérrez, Emociones para Emidio Tucci

Quim Gutiérrez, Quim Gutiérrez Emidio Tucci, Quim Gutiérrez Emociones, Emociones Emidio Tucci, Emidio Tucci nueva colección

Las 19:30 de la tarde en el maravilloso Bar Cock de la calle Reina en Madrid, el típico bar donde te encantaría pedir la botella entera de whiskey por un desamor.  Pero hoy no hemos venido a eso, hemos venido a vivir Emociones.

Emociones es el título de la nueva campaña de Emidio Tucci protagonizada por el actor de moda Quim Gutiérrez protagonista de películas como «Azul oscuro casi negro, Primos o ¿Quién mató a bambi?».

foto-quim-gutierrez-emidio-tucci

La nueva colección nos presenta un hombre con sentimientos que vive y disfruta. Quim nos cuenta lo inquieto que es, intentando buscar retos cada día, como hacer deporte y salir a correr algo que le hace evadirse e intentar superarse en cada km, eso sí no conseguimos saber en cuanto tiempo hace 10km y eso, que lo intentamos! Siendo los retos lo que le motiva a trabajar, sorprendido por la idea de El Corte Inglés y Emidio Tucci no pudo negarse a formar parte de ello.

La personalidad que lleva consigo Quim la vemos reflejada en la marca en las dos tendencias que esta nos propone, la línea suit y la linea casual. En la linea suit podemos encontrar una inspiración en la ciudad de Londres donde las tonalidades oscuras y los cuadros britanicos son los protagonistas, mientras que la tendencia casual nos destaca la Gran bretaña más otoñal, terracotas, verdes y tonos cálidos. Vuelve para esta firma  el Barbour donde los plieges en los pantalones y el pitillo con vuelta vienen pisando fuerte.

La idea creativa de la campaña la ha llevado a cabo la agencia Zapping junto con Jose Manuel Ferrater, sonando de fondo la música de «La muerte y la Doncella» donde como anécdota Quim nos contaba que le cuesta verse sin sonido, y que es algo pudoroso al verse en las marquesinas, mientras que para muchos de nosotras y nosotros, nos alegrará el Otoño/Invierno saliendo en nuestras televisiones desde el día 8 de Octubre, día en el que la presentación de la nueva colección comienza en los medios.

Mientras tanto aqui os dejamos con el making of:

https://www.youtube.com/watch?v=kivcLoFhJpw

No dejes que tus emociones dejen tu estilo ‘Del Revés’

Que nuestro estilo diario a la hora de vestir se encuentra estrechamente ligado a nuestras emociones no es ninguna novedad. Que gracias a Disney Pixar hace un par de semanas que tenemos muy presentes a las 5 vocecillas de nuestro cerebro sí que lo es. Y no, esto no es cine pero, ¡qué de moda que hay dentro del séptimo arte!

Si bien sabemos que Alegria debe haber mutilado (literalmente) al resto de vocecillas de Agatha Ruiz de la Prada y que la Tristeza de Macaulay Culkin tomó el control de sus emociones tras la última cinta de Solo en Casa; en el mundo de los mortales nos podemos ver sobrepasados según nuestro entorno; algo que, sin duda, puede ser devastador. Alegria,  Tristeza, Asco, Miedo e Ira pueden ser los responsables de una catastrófica situación social, aunque guiados por el camino de la sensatez el éxito está asegurado. Para los que no hayáis tenido el gran privilegio de ver el filme no os preocupéis, hoy dejamos los spoilers para otra ocasión.


 

Alegría

Ese es el día en el que combinar todos los colores es buena idea. Ese día que decides que las pamelas molan mogollón, que debes rescatar ese reloj de la Barbie y que, además, tienes que vestirte escuchando ‘Walking on Sushine’. Ese día en el que predominan los rojos, los verdes flúor y los amarillos. Mejor todavía si van todos juntos.

agatha-ruiz-dela-prada


Tristeza

Vas a la oficina como si fueras a un entierro, con colores sobrios y predominancia de negros. Pulseras pa’ qué os quiero, una bufanda que te tape la cara a 40 grados en pleno agosto y el mejor día para decidir no utilizar el tapa ojeras.

soraya saenz de santamaria


Asco

Un día perfecto para vestirte con el mejor de tus atuendos. Te sientas en el sofá y miras por la ventana. La chusma de la calle no se merece tu estilazo. Miras la puerta y recuerdas que tienes que bajar tres pisos andando porque no tienes ascensor. Sabes perfectamente que vas a llegar al portal hecha/o un Camacho. Decides que mejor te preparas el aperitivo en casa y te sientas en el balcón. Desde arriba podrás seguir riéndote de la plebe.

isabel-preysler


Miedo

Hoy tienes esa reunión. ¿Qué digo ‘esa reunión? Hoy tienes LA REUNIÓN. La Directora de Marketing va a estar allí. También tu jefe. Abres la puerta de tu armario y extiendes sobre la cama ese conjunto tan in que te compraste en el Mercado de Fuencarral (un minuto de silencio). Vas a la ducha pero acabas lavándote los sobaquines en el lavabo. Anoche viste un documental sobre muertes en baños y todavía te tiene aterrorizado/a. ¡Mierda! Eres tan cutre que has usado el jabón de manos. Ahora irás oliendo a lavanda al trabajo. Vuelves a tu cuarto y miras con desdén la ropa inerte sobre tu cama. No eres digno/a de llevar ese conjunto de los dioses. Además, seguro que piensan que vas hecho un cuadro; que cómo te atreves a ser tan arriesgado. Apuestas por lo clásico: unos vaqueros y una camisa básica de Zara serán más que suficientes.

kristen-steward-disney


Ira

El metal es tu amigo y será mejor aliarte a sus complementos. Cinturones con puntas y botas de militar. Colores agresivos que te sitúen 10 metros a la redonda de cualquier mirada furtiva. Como la dependienta del Starbucks vuelva a hacer esa rima estúpida con tu nombre cogerás el rotulador que utiliza para escribir en el vaso y te harás un helado con su cabeza.

katy perry disney


Ahora que ya reconoces a estos 5 monstruitos es el momento de que puedas estudiar tu estado anímico antes de salir de paseo. Modera tus sentimientos; menos es más, ya lo sabes. Lidera a tus emociones; no te dejes llevar por la fiebre y puedas llegar a convertirte en protagonista de uno de nuestros artículos en Vaya Cuadro.

No quiero desvelarte nada de la película, pero recuerda esto: el final de ‘Del Revés’ es el símil perfecto que debes tener en cuenta a la hora de vestirte.

7 apps que deberí­an existir

App que nos harí­an la vida más fácil. Foto de Jonathan Velasquez

Infinidad de personas se comen cada dí­a la cabeza para dar con ideas viables que convertir en apps móvil para hacernos la vida más fácil y, obvio, hacer negocio. Pero tantas otras nos echamos las manos a la cabeza porque pese a tanta tecnologí­a hay cosas que parece que jamás tendrán solución ni respuesta.

Como pedir es gratis y criticar, también, sobre todo cuando uno -como yo- no tiene ni medios ni luces para desarrollar las ideas, ahí­ va una retahí­la de necesidades eternas que me persiguen y que sueño solucionar con apps:

1. Medidor de emociones. Pero de verdad.

Ansí­o hacerme con unas Google glass y lo que ellas y su evolución pueden prometer y prometen, lo reconozco. Pero voy más lejos. Con unas gafas que no serán exclusivas para unos pocos en su dí­a, el interlocutor será consciente de que puedes estudiar cada uno de sus gestos y tú estarás en igualdad de condiciones. Aunque podrí­amos comenzar un debate sobre la idoneidad o el trasfondo ético de quedarnos desnudos emocionalmente, con la posibilidad de escudriñar entre cada ángulo de ceja, movimiento de labios o número de pestañeos, hoy no entraremos en materia…

Hablo de un tabú para el consciente mucho más básico: ¿cuándo nos están mintiendo? Estarí­a bien que WhatsApp desarrollara un nuevo tipo de doble check, color rojo si te la están clavando, amarillo si tuvieras que ponerlo en cuarentena y con destellos glitter en caso de que fueran completamente sinceros con nosotros. Vamos, un plus en la app que funcione de verdad, no como el azul con el que nos pretenden hacer creer no solo que nos han leí­do, sino que nos han entendido.

También me  interesarí­a que las app de mensajerí­a, incluso en la vertiente de grabación y enví­o de notas de voz, midieran el grado de ironí­a y la capacidad de comprensión del remite. No sé, que vibrara el móvil y la intensidad fuera directamente proporcional a la asimilación del mensaje y también te permitiera saber cuándo están siendo sarcásticos contigo.

Y cómo no, serí­a muy interesante saber cuándo esas personas que te pinzan el corazón cada vez que invaden tu móvil con una foto en Instagram están subiendo una imagen ficticia. Es decir, que no corresponden al tiempo real en que se produjo la estampa y que esa o esas personas que salen no son más que una estrategia para hacerte perder la cabeza.

2. «¿Eso ha sido un orgasmo?»

Esto es un arma de doble filo, lo sé. Puede que quieras disimular y pasar palabra. Pero, ¿qué hay de esas veces que no atinas o no te atinan? Serí­a una gran guí­a, ¿no? Estoy pensando en una app que mida gemidos, calores y sudores e ilumine la habitación o la pared a la que cada implicado esté mirando. Claro, la cosa se complica si la pareja es muy movida e intrépida o si acaso no está rodeada de paredes precisamente o, simplemente, no sea una pareja (de dos). En este caso la aplicación podrí­a iluminar el móvil o vibrar, obligando a tener al alcance el móvil de la piel y el cuerpo… ¡Serí­a cuestión de acostumbrarse! Quizá con esto, además, nos fijáramos menos en los calcetines.

3. «¿Tiene los pies feos? No, pero sí­ lleva relleno»

Cada uno tiene sus maní­as. Pongamos por caso que una amiga de una amiga de una amiga no soporta que le pongan los pies encima y mucho menos si son feos -no hablo de mí­…-. Y si tu época estrella del año es la temporada otoño-invierno, lo tienes complicado para descubrir a priori detalles como estos. Puede cuadrar el exterior y también la conversación pero… ¡Ay unos pinrreles chungos!

Pues bien, serí­a maravilloso que hubiera apps que nos permitieran hacer un pequeño escaner para detectar esas cosas que los ojos no ven. ¿Lleva cuñas ocultas en los zapatos, relleno en el sujetador o el calzoncillo, se ha depilado, lleva la ropa interior conjuntada, usa peluquí­n, ese es su color de pelo real, lleva lentillas o tiene tatuajes?

4. Lo que esperan oí­r

Aplicable en miles de casos posibles, pero yo pienso ahora en una entrevista de trabajo, por ejemplo. ¡Cuántas ocasiones hemos salido de una reunión pensando que hemos metido la pata o teniendo una genial idea para haber convencido! Parto de que seamos aptos para un empleo y confí­o en una app que neutralice nuestros nervios. Abrirla y dejar que unas ondas mágicas detecten en el aire el ambiente que se respira en la oficina, que lea en las voces lejanas, que analice la pose del entrevistador y nos vibre cuándo nos suelten una pregunta trampa.

5. De gracioso a desgraciado

Todos conocemos a alguien que empezó siendo una persona muy maja, con la que te reí­as mucho en esas reuniones de vez en cuando y que un dí­a se convirtió en una pesadilla, sin gracia y que no calla ni debajo del agua. Esta serí­a una aplicación que sirviera a esa gente que se cree con chispa y le preocupe no perder a las personas que un dí­a se echaban unas risas con sus comentarios. ¡Un medidor de oportunidad! 

Podrí­a grabar una conversación y medir tanto la intensidad como la sinceridad de las risas y enviar un informe con los resultados, personalizados, a ser posible.

6. Involución sentimental

En la mayor parte de casos cuando rompemos una relación nos hacemos muchas preguntas. ¿Qué hice mal? ¿Y si no hubiera hecho o dicho tal o cual? ¿Qué me falta y qué me sobra?

Imagino una app que nos dibuje un timeline con nuestros momentos álgidos y nuestros graves errores, incluso que sea capaz de rescatar ví­deos y conversaciones tipo Hermano Mayor

7. Cerebro off

Y molarí­a que pudiéramos conectar nuestro coco por bluetooth con otras apps (hasta que no nos instalen un chip en el cerebro y alguien apriete el interruptor en la distancia) que nos obligara a parar de pensar. A falta de ello, simplemente, apagad el móvil. Es posible que si tenemos menos, menos esperemos. Y a más tranquilidad, menos quebraderos de cabeza.

Voy a intentarlo. Ya os cuento.

[followbutton username=’PulgarcitaPe’]

Hora de desconectar.
Hora de desconectar.
Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies