¡Te invitamos al Carnaval de Canarias (en Madrid) gracias a Arehucas!

Por todos es sabido que el Carnaval de Canarias es uno de los que más interés despierta en nuestro país. Cada años, miles y miles de personas se reúnen para hacer una celebración sin igual. Se trata de una fecha en la que vivir cobra un nuevo significado, un evento en el que todo es posible, siempre y cuando el calor y el color de las islas esté presente.

Este año, gracias a Arehucas, destilería del norte de Gran Canaria que exporta sus productos a más de 10 países, tendremos la oportunidad de vivir la experiencia del Carnaval… sin necesidad de viajar hasta las islas.

¿Cómo será posible? El 9 de marzo, la marca unirá en un solo espacio todos los elementos presentes en el Carnaval canario: comparsas, DJ, disfraces, fotomatón, Drag Queens… y, por supuesto, barra libre de Arehucas. ¡Un plan al que no podemos faltar! Y tú tampoco.

 

¿Quieres vivir el auténtico Carnaval canario en Madrid?

Desde BFace, cuya plantilla cuenta con unos cuantos canarios, sorteamos cuatro entradas cuádruples; es decir, puedes ganar una entrada para ti y cuatro amigas o amigos. Si quieres saber cómo, ¡sigue leyendo!

Si quieres entrar en el sorteo de una de estas cuatro entradas, debes hacer lo siguiente:

1. Ser seguidor o seguidora de BFace Magazine en la red social en la que participes (Twitter, Facebook o Instagram)

2. Ser seguidor o seguidora de Arehucas en la red social en la que participes (Twitter o Facebook o Instagram)

3. Comentar en la publicación de este artículo, que compartiremos en Twitter, Facebook e Instagram, mencionando a cuatro amigas o amigos con los que asistir a la superfiesta de Arehucas.

¡Y ya está! Los nombres de las ganadores o ganadores se anunciarán en nuestras redes sociales (uno en Twitter, uno en Facebook y dos en Instagram) el 3 de marzo. Hasta entonces… ¡muchísima suerte!

Carmela: el Gin del verano sabe a Guayaba y Mango

¿Acostumbrados a probar nuevas ginebras? ¿Os gusta innovar y que os dejen sorprender? Carmela Gin es una nueva ginebra Premium elaborada en las Islas Canarias que destaca por su sabor exótico a guayaba y mango.

La reina de las fiestas, Carmela Gin es una gran opción para sorprender después de las largas comidas y cenas con amigos. Esta ginebra delicada y con personalidad crea una conexión emocional con todos aquellos que se atreven a probar cosas nuevas y sorprendentes.

¿Os atrevéis a probar algo nuevo?

Cerramos el verano con la #AperolChiringuitoParty

Aunque el verano finaliza oficialmente el 21 de septiembre, nosotros vivimos nuestro broche final cinco días antes en la #AperolChiringuitoParty. Porque chiringuitos hay miles repartidos por todo el mundo, pero nosotros hemos podido conocer ese “algo” especial que tienen en una fiesta icónica e irrepetible.

El sábado, como cierre final del verano, fuimos a la fiesta organizada por Aperol Spritz en el Red Fish 2 de Barcelona. A las 18:00, como un clavo, estuvimos allí para no perdernos ni un minuto del eventazo que habían montado en primera línea de playa. Sin duda, fueron 4 horas plagadas de sol, playa, amigos y buenos recuerdos.

Como lo prometido es deuda, nuestros amigos de Aperol Spritz, recrearon dos chiringuitos de las míticas ciudades de Miami y Malasia en pleno corazón de Barcelona. Con copa en mano, pudimos viajar del sureste de Florida al continente asiático en cada uno de nuestros tragos.

Como no podía faltar, el calor nos acompañó durante toda la tarde e invitaba a refrescarse con la ayuda de Aperol Spritz. En la ciudad de Miami pudimos sentirnos como los protagonistas de los vigilantes de la playa, porque entre tanta palmera y piel bronceada, ¿quién puede resistirse a ser uno de ellos? En la ciudad de Malasia, la espiritualidad de Budha, la vegetación y la brisa del mar fueron los compañeros perfectos para hacer del sábado una tarde realmente mágica.

Otro año más, el equipo de Aperol Spritz nos hizo dar la vuelta al mundo pasando de un chiringuito a otro.

Hoy, después de necesitar unos días para asentar lo vivido el sábado en la #AperolChiringuitoParty. Aunque se acabe el verano, siempre hay algo que celebrar (#LoveEveryDay)

Ya sólo nos queda contar los días para asistir a la fiesta del año que viene.

Si queréis conocer más cosas del evento y de esta bebida única, os recomendamos que entréis en sus redes sociales y estéis atentos a todas sus novedades:

*Disfruta de un consumo responsable 11º

¡Aperol Spritz alarga las fiestas veraniegas hasta el 16 de septiembre!

¿Imaginas poder disfrutar de dos chiringuitos de dos ciudades distintas como Miami y Malasia en plena ciudad de Barcelona? Nuestros amigos de Aperol Spritz traerán el próximo 16 de septiembre la #AperolChiringuitoParty en uno de los lugares más cool de Barcelona, el Red Fish de Barcelona (PORT OLIMPIC), donde podréis disfrutar de la arena de la playa y las mejores vistas.

Cuatro horas para disfrutar de una fiesta irrepetible con personalidad única. De 18:00 a 22:00, el Carrer de la marina s/n estará plagado de sol, amigos, música en directo, Aperol Spritz y un catering para chuparse los dedos.

Si quieres contagiarte del espíritu del Sureste de Florida, ve a disfrutar de los flamingos, palmeras, pieles bronceadas y vigilantes de la playa que tendrán preparados en el chiringuito de Miami para ti. Si por el contrario quieres que el color de la vegetación, la brisa del mar y la espiritualidad de Budha sean los compañeros perfectos de una tarde mágica, disfruta del ambiente cañizo y tradicional en el chiringuito de Malasia.

¿Te apetece vivir esta oportunidad única?

Te damos la oportunidad de ser uno de los ganadores de las dos entradas dobles que sorteamos. Para ello, sólo tienes que compartir este artículo en tu Facebook y decir por qué quieres ir, incluyendo el hashtag #AperolChiringuitoParty y mencionar a @AperolSpritz.esp y @BFaceMag. ¡Así de sencillo! Además, si te registras en www.loveeveryday.es, también podrás conseguir entradas.

¡Los únicos requisitos para entrar en el sorteo son ser mayor de edad y tener ganas de compartir buenos momentos en compañía! El lunes, 11 de septiembre, anunciaremos los nombres de los ganadores. ¡Estad atentos!
Os aseguramos que habrá muchísimas sorpresas, pero os adelantamos que la fotografía más original tomada en cada uno de los photocalls tendrá un fantástico regalo. Además, para que nunca olvidéis lo bien que lo pasareis ese día, podréis llevaros impresas en una Polaroid las fotos que compartáis en vuestro Instagram con el hashtag #AperolChiringuitoParty.

¿Te atreves a compartir con nosotros ese “algo” especial que tienen los chiringuitos? Si no os queréis perder ninguna de las novedades que tienen preparadas el equipo de Aperol Spritz, estad atentos a sus redes sociales:

Facebook: www.facebook.com/aperolspritz.esp 
Twitter: @AperolSpain
Instagram: @aperolSpain

Os contamos cómo llegar:

Coche:
Por la Ronda Litornal salida 22 o 23.
Encontrarás un aparcamiento en la calle Marina 13-17.
Metro:
Parada de metro; Ciutadella | Vila Olímpica; de la línea 4.

Bus: 
Varias líneas de bus llegan a la zona.
Consultar rutas y horarios en www.tmb.cat

Noches que no recuerdas con amigos que nunca olvidarás

La verdadera personalidad de una persona se pone en juego en el preciso momento en el que se pega una buena farra. Eso es así. La chispilla puede sacar nuestras mejores virtudes aunque en algunos casos, también puede sacar a relucir los peores defectos. Aún así, se pongan como se pongan, son nuestros amigos y no podemos evitar quererlos tal y como son. Posiblemente nosotros estemos a su lado, pintándole la cara con rotulador mientras está luchando por sobrevivir o intentando colarnos sin que el segurata – al que es más fácil saltarlo que rodearlo por su portento físico – te mande directamente al hospital. Y nunca se sabe cuando tendremos que utilizar el vale del buen amigo así que… ¡Allí van los perfiles que lo petan en las noches de desenfreno!  

El San Miguel

Ese amigo que se lo proponga o no triunfa allá donde va. Le da igual si es una discoteca, unas fiestas de pueblo, el bingo del barrio o el puesto de perritos calientes de camino a casa. ¡Es el triunfador de la noche y lo sabe!

El llamada de emergencia (baby)

También conocido como «El mensajitos o llamaditas a las 4.36h a.m?» Tiene la misma velocidad para beber que para coger el móvil y hablarle a todo quisqui sin filtro alguno: «Ven y sana mi dolor, tienes la cura de este amor. Hago este llamado, para que tú vuelvas, tú no ves que estoy sufriendo, es muy dura esta prueba». ¡Suerte en la vida!

El Bob Esponja

Suele coincidir con la persona que hace el grupo de Whatsapp de «Survival Party» convocando a todos sus colegas para liar una noche épica. Su aguante merece una mención especial, al igual que los 4 chupitos de Jagger, los 2 tequilas, la botella de ginebra – que el mismo se encargó de comprar – y el agua de todos los floreros que encontró por la sala. RESPECT.

El animador

Posiblemente sea la persona capaz de iniciar un limbo o una conga multitudinaria, el que te lance el anzuelo imaginario, el que te hace un reparte cartas, el que saca a bailar al que está anclado en la barra, o el que se marca un manos libres con la copa apoyada en la barbilla. Sus habilidades para bailar y crear un auténtico videoclip de la nada las tiene más que validadas en Linkedin.

El reportero

El encargado de documentar y tener pruebas gráficas de tu pérdida de dignidad. El punto a favor es que puede ser muy útil a la hora de reconstruir los hechos de esa noche que posiblemente para ti acabó al sexto cubata. Corresponsal nocturno que al día siguiente se dedica a hacer un spam de fotos/vídeos, por el grupo y con el único filtro de «no hay ningún filtro».

El rayado

La última vez que lo viste estaba dándolo todo en lo alto de la tarima y cinco minutos después se convierte en un pozo de lágrimas al que los chupitos le quitaron las ganas de vivir – para posteriormente devolvérsela – cuando su amigo del alma le consuela de la forma más inteligente que sabe: «Te invito a algo y ya verás como lo ves todo de otra manera». Y oye, más literal imposible.

El que sale de “tranquis”

También llamado «Mentiroso compulsivo». Se cree que puede engañarnos, incluso hasta a él mismo, pero no tiene nada que hacer. Es el primero que quería volver a casa y el que lo acabará haciendo el último. Ley de vida.

El socorrista

Siempre con los cinco sentidos puestos a su alrededor, suele ponerse en un lugar estratégico – normalmente en la tarima – para tener las mejores vistas y tener controladas a las posibles víctimas. Y si tiene suerte, reanimarlas a base del boca boca.

El que hace la bomba de humo

Todos hemos sido en alguna ocasión el que – cuando tus amigos se quisieron dar cuenta – ya no estabas. Una huida magistral, sin hacer ruido para evitar líos. Lo peor no son insultos de tus colegas al día siguiente, sino cuando te cuentan que te perdiste la mejor parte de la noche.

El si te he visto no me acuerdo

 Lo ves al principio de la noche y después nunca más se supo. Despídete de él, aprovéchalo mientras puedas y reza porque se acuerde de todas sus aventuras y que te pueda alegrar la resaca.

El que te suelta la chapa

 Te hace la cobra con el brazo y no te suelta en los próximos treinta minutos. La mayoría lo conoce como «El cansino de la fiesta», que te habla al oído y te acaba escupiendo en la cara con sus conclusiones sobre la Teoría de la relatividad.

El «Beer & Breakfast»

Posiblemente sea uno de los amigos más valiosos que puedas tener. Aquel que pone su casa para el calentamiento previo y con el que siempre puedes contar para tener un sofá o un felpudo en el que poder caerte muerto al final de la noche. Pensión fiestera completa por el módico precio de una amistad. ¡Olé tú!

El que lo pierde todo

Sale a darlo todo y se deja por el camino un móvil, el carnet de conducir, la tarjeta VIP del supermercado y un rastro de dignidad que es difícil recuperar.

El suplente

El calentamiento se le fue de las manos y aunque llevaba bastante tiempo preparando el partido, se queda sin salir al terreno de juego. Exceso de motivación que lo destierran a un banquillo más que merecido. ¡Dulces sueños!

El cono

Quizás no te has dado cuenta pero está allí, impasible, viendo la noche pasar. No sabe muy bien qué hace allí pero alguien tiene que mantener la posición y ejercer como punto de referencia para encontrar al grupo cuando vuelves del baño.

Y tú, ¿quién eres? Si a lo largo de la noche eres capaz de pasar por diferentes fases, eres un@ fiester@ en toda regla. ¡Pin para ti!

Manual para no ser otro pingüino más en Nochevieja

Como en todo diciembre, se avecina una temporada de fiestas en bucle. Puede parecer maravilloso, y lo es, pero también supone un verdadero arma de doble filo. En una temporada de Navidad, Nochevieja y demás festivos, las fashion victims no sufren por los regalos que deben preparar, sino por sus looks. Que si largo, que si esmoquin, que si tocado… De verdad, lo que son los problemas del primer mundo.

En época de fiesta, el mundo masculino es bastante extremista. O más insípido que el caldo sin sal, o tan estrafalario que duele a los ojos. Los hombres no solemos entender de términos medios. La clave está en abrir la mente y estar a la altura, que estamos muy estancados a lo Caribe 2001. ¡Hay mundo más allá del negro, el azul marino y el blanco! Suena fuerte e incluso disonante cuando se lee por primera vez, pero luego se asimila. Respira hondo y no te exijas tanto.

pingüino

Sumado a todo ello que todavía no tengo outfit para recibir el 2017, os presento un manual de autoayuda para no ser un pingüino más en la pista, la plaza del pueblo o la república independiente de tu casa. Toma mi mano, juntos conseguiremos ser los más ‘tops’. Eso sí, elegancia por encima de cualquier cosa en el mundo. Que se nos recuerde con glamour.

Adiós a la sobriedad

Entramos al terreno de juego con los colores. Es cierto, los tonos apagados son una apuesta segura. Con un traje negro o azul marino y camisa blanca, el éxito está más que garantizado. Pero eres uno más, otro men in black. Y eso no lo queremos, bajo ningún concepto. Pasado pisado. ¿Por qué no atreverse con una americana chillona? No hiperventiles. Tranquilidad y buenos alimentos.

pingüino

Las hay para todos los gustos y riesgos. Desde materiales como el terciopelo y la lentejuela hasta estructuras kimono y militar o estampados. Si eres de los que se lo juega todo a una moneda, he aquí la pieza perfecta para triunfar. Advertencia: la regla está en el equilibrio. Blazer llamativa, todo lo demás relajado. El barroco ya pasó, cerró su puerta en el siglo XVII. Déjalo tranquilo, que ahí está muy bien. (No olvides que el chaleco de punto, tanto con botones como sin, también es una alternativa a considerar.)

Juego de prendas

pingüino

Si por el contrario prefieres sorprender con los pantalones, las posibilidades siguen siendo infinitas. Para los más locos, ¿por qué no una falda? No es necesario el estampado, una falda masculina en negro ya hará de tu atuendo un 10. Encontrarás también estructuras (pantalón tobillero o de pinzas, por ejemplo), estampados como la pata de gallo o a rayas, y toda la gama de colores. ¡No descartes el denim! Con doblete y algún detalle que los potencie, puede ser una buena elección. Muchas veces no es el look en sí, sino los detalles lo que lo hacen excepcional.

La pieza clave más infravalorada

Parece ser que la camisa es la prenda que menos preocupación genera. ¡Qué gran equivocación! Pensamos que por llevar una camisa básica está todo hecho, y no es así. Error mayúsculo. A no ser que apuestes por algunas prendas aquí arriba… no hay excusa que valga, amigos.

collage2

No es necesario volver a aquellas camisas de color gris abrillantado o malva que llevaban nuestros ya casi ancestros. Encasíllate en el blanco, reconozco que es una buena jugada. Puedes experimentar con los tallajes, la estructura, la botonadura y sus cierres, los cuellos, si tiene jaretas o no… Y un larguísimo etcétera. ¡El mundo de las camisas es más amplio de lo que puedes imaginar! Así que dale rienda suelta a la imaginación…

Remate final

Última opción: look básico con complementos ideales para hacerlo crecer como la espuma. Puedes empezar con un sombrero fedora negro con detalle, una boina o un monk pie. La bisutería también es un elemento a considerar (anillos, pulseras o un colgante discreto), y el reloj sigue la misma tónica. Pueden ser piezas clave que le sofistiquen tu vestimenta como la que más.

pingüino

Cinturones, gafas transparentes, calcetines estampados, el fular y cordones de colores no quedan fuera del saco cuando se trata de dar chispa al outfit. Y, por supuesto, aunque no indispensable, una corbata bonita o una pajarita graciosa. Un poquito por aquí, un poquito por allá, ¡el look perfecto ya estará!

7 veces en las que Lindsay Lohan has sido tú de fiesta

¿Cuántas veces hemos visto a la pobre Lindsay posando y sonriendo ante la cámara? Yo no recuerdo ni una, la verdad. Y es que su vida se ha convertido durante los últimos años en un auténtico infierno, del que parece que poco a poco va saliendo.

Si me nombran a ‘Lindsay Lohan’, una de las primeras imágenes que se me viene a la mente es la de la actriz con los ojos entrecerrados, despeinada y demacrada (¡lo siento, Lindsay!). Por eso, aprovechando lo cómico de la situación, vamos a reírnos un poquito de nosotros mismos, también. Analizando algunas actitudes de la actriz, me han recordado a algunas de las ridículas situaciones que vemos cada vez que salimos de fiesta:

1 – HOY SE LÍA, TETES
lindsay-lohan
2 – POR UN CHUPITO MÁS NO NOS VAMOS A MORIR
chupito
3 – DISIMULA, VIENE EL CHICO QUE TE GUSTA
tumblr_mafk8rvhGv1qi0ofuo1_500
4 – NO TENÍA QUE HABERME TOMADO ESE ÚLTIMO CHUPITO…
Lindsay-Lohan-borracha
5 – CREO QUE HOY ME HE PASAO…
lind
lindsay lohan borracha
6 – YO, AQUÍ, EN COMA

lindsay-lohan-borracha-605xXx80

7 – CUANDO AL DÍA SIGUIENTE MIRAS LAS 53 FOTOS QUE OS HICISTEIS
lindsay-lohan-gif

 

7 cosas que todos hacemos antes de salir de fiesta

Muchos piensan que salir de fiesta es una tontería, pero se equivocan. Es una tarea ardua que requiere de una preparación muy específica si queremos cumplirla con éxito. No es cualquier cosa.

Hoy, en BFace, que solo pensamos en el bienestar de la sociedad, traemos 7 cosas que toda persona de bien debe llevar a cabo para poder decir con la cabeza bien alta que esa noche de fiesta va a ser LA noche.


1. Arreglarse con reggaeton a todo volumen para motivarse y empezar a ensayar delante del espejo tres o cuatro pasos de baile. Uno, due, tre, quattro!

Dance


2. Crear un drama por decidir a qué discoteca ir y para buscar un RRPP que te ponga en listas y te salga por la mitad de precio. ¡Somos jóvenes y cada euro cuenta!

funnykristenwigpoor


3. Ordenar la habitación para que esté perfecta, por si pillas en la discoteca. La cama bien hecha y las velas preparadas en la mesilla de noche.

anigif_enhanced-buzz-24573-1387727084-14


4. Comprobar que tienes el dinero justo en la cartera y atar con candado el abono transportes al pantalón para poder volver a casa sin que me roben nada

counting-money-gif


5. Desfilar por el pasillo. Hay que probarse tres modelos como mínimo hasta dar con el mejor. Si hay espejo, mejor. Si le pasas fotos a tus amigos, más que mejor.

Adiós (Svetlana)


6. Gastar tres botes de laca en perfeccionar mi tupé hasta que los GEOS irrumpen en mi baño con máscaras antibacteorológicas

tumblr_lswij6Tyts1qc3yd1o1_500


7. Y, por supuesto, e indispensable, tomarse una Desperados bien fría para ir calentando la noche

despega

Que, por cierto, si utilizáis el hashtag #DSPega en Twitter e Instagram, podéis ganar cajas de cervecita por la face. ¡Nosotros ya hemos participado!


10 cosas que hacer cuando llegas perjudicado a casa

Hay un ratito, entre que llegas a casa después de una noche de copas y entre que te acuestas, en el que todo puede pasar. La magia sencillamente sucede. Tus capacidades se quintuplican –en negativo– y dan lugar a situaciones tan fascinantes como perturbadoras. No nos sentimos orgullosos de todas, claramente, pero alguna son dignas de recordar. Aunque sólo sea por echarnos unas risas.

Si crees que este artículo va de cómo mantener la decencia en esos momentos –duros en su mayoría–, lamento decepcionarte. Es prácticamente imposible. Lo más cercano a la elegancia que experimentarás entrando por la puerta de casa en mitad de la madrugada y habiendo rebasado cómodamente el consumo recomendado de bebidas espirituosas puede ser… no sé, que alguien haya olvidado unos zapatos muy caros en el recibidor. Con los que, por cierto, tropezarás inmediatamente. Pero eso es algo de lo que hablaremos más tarde.

Aunque probablemente ya no sorprenda a nadie; sí, hoy vamos a hacer una to do list para asegurarnos de que esa recta final hacia la cama, protagonizada entre otras cosas por la embriaguez o el cansancio extremo, se nos haga entretenida. Y dice así:

1.- Tardar en torno a una década en atinar con la llave en la cerradura. Deja que el ruido del acero arañando sutilmente la madera sea como el coro de trompetas que anuncian tu llegada.

2.- Golpearte con absolutamente todo. Hay una parte involuntaria del proceso durante la cual tu subconsciente se fija en todo aquello que resuena más alto para luego embestirlo con fuerza. Ahora, si al intentar dejar las llaves en el mueble del recibidor éstas se caen al suelo, y al intentar agacharte golpeas un perchero que cae también, no sin antes golpear a esa otra lámpara que irá a parar a un paragüero de aluminio que jurarías no haber visto nunca antes, ya sabes a qué se debe.

3.- Hacer muchísimo ruido. Ya me entendéis. Una cosa lleva a la otra.

4.- Responder a preguntas de aquellos que están despiertos. Tradicionalmente, si cuando llegas a casa muy tarde hay alguien despierto, esta persona te somete a un interrogatorio que se extenderá ampliamente en el tiempo. Más o menos tanto como hayas tardado tú en abrir la puerta. “¿Dónde has estado? ¿Con quién? ¿Y qué tal estuvo? ¿Y salió Fulanito? ¿Y se vio a Meganito? ¿Y entonces? ¿Y tuvisteis que pagar entrada? ¿Y cuánto os salió? ¿Mañana no tenías que estudiar?”. Y un largo, larguísimo etcétera.

5.- Comer. Como un sabañón. Como si acabaras de llegar de una expedición por el desierto. Nunca es suficiente. La coherencia no es un requisito indispensable. Dedícate a ingerir y a rezar porque tu estómago esté de acuerdo con tus decisiones. El resto déjalo a tu imaginación.

6.- Poner la tele y dejarte llevar. ¿Quién no se ha visto alguna vez a las 6 de la mañana fijando toda su atención en las numerosas virtudes técnicas que brinda ese prodigio de la tecnología también denominado cortador de verduras con palanquita de la teletienda?… ¿No? ¿Nadie?.

7.- Mirarte durante un rato al espejo y hacerte preguntas que ahora mismo no puedes responder. Sobre tu futuro, sobre tu presente, sobre qué pensaría de ti el adolescente que un día fuiste si te viera en esa situación –un tanto lamentable, todo hay que decirlo–. Ese tipo de cosas. Lectura ligera para antes de dormir.

8.- Escoger el atuendo con el que vas a dormir. Existen dos opciones entre las cuales se elige dependiendo del grado de perjuicio del sujeto en cuestión: la ropa con la que viene de la calle, y el pijama. De franela, seguramente. Desde aquí recomendamos encarecidamente dedicar unos instantes al cambio de ropa.

9.- Volverte imparable con tu smartphone. Es muy probable que revises todas tus redes, las aplicaciones de ligar, la evolución de los mercados financieros, o el tiempo que hace tal día como ese en Birmania. También, es de espera que de repente te conviertas en el ser más sociable del universo observable y le envíes un mensaje a toda tu lista de contactos. Excepto a tu amigo el que te dijo «envíame un mensaje cuando estés en casa para saber que has llegado bien». A ese ni caso. 

10.- Ponerte una alarma muy poco realista para el día siguiente. Tal como [introduzca aquí el nombre de la persona que le esperaba despierto] te recordaba hace un momento, mañana tienes que estudiar. Por tanto, justo antes de irte a dormir, debes ponerte un despertador del todo inverosímil. Por ejemplo, si son las 9… a las 10. Es importante que la programes con una expresión muy seria en el rostro, como de persona plenamente convencida de lo que hace. En cualquier caso, mucha suerte. La vas a necesitar.

5 tipos de amigos borrachos

tipos de amigos, tipos de amigos borrachos, amigos borrachos

Quedan exactamente dos días para Fin de Año, el día en que muchos jóvenes y no tan jóvenes lo dan todo. Muchos celebran el 31 de diciembre como si fuera el último día de sus vidas y eso implica que el alcohol sea el protagonista de esta historia. Aunque desde BFace no queremos incitaros a beber, tampoco queremos obviar la realidad. Así que hoy vamos a repasar los cinco tipos de amigos borrachos que, sin duda alguna, tienes al lado.

1- Aristotélico

Siempre hay ese amigo borracho que con un par de chupitos de tequila, dos cubatas y tres vodka con lima, empieza a filosofear sobre la vida, a contarte sus problemas – con mucho DRAMA –  y, sobre todo, a darte la charla. ¿Por qué narices siempre te toca a ti aguantarle cuando sois un grupo de ocho personas? ¡PREGUNTO!

4

2- El perdedor

No, no me refiero al que no consigue ligar ni con el feo de las cinco de la madrugada. En tu grupo de amigos seguro que hay ese borracho que bebe y pierde el móvil, la cartera, el DNI, la tarjeta de crédito, la virginidad, su hígado e incluso su propia dignidad. En vez de llevar un bolso, mejor llevar una caja fuerte con candado, clave de seguridad y detector de cara.

5

3- La patética

Siempre hay esa amiga borracha que bebe más que los peces en el río y que a la hora de entrar en la discoteca se hace la sobria. Lo peor no es solo eso, sino que para rematar el asunto te dice, mientras hace de equilibrista tocando el dedo meñique con la rodilla alzada: «Mira, mira no voy borracha». Es la que una vez dentro se cree que es la reina de las tarimas y lo único que hace es ser LA PATÉTICA.

3

4- El gorrón

Este es el que dice que no bebe…. NO BEBE DE SU VASO. El amigo gorrón es aquel que se emborracha a costa de los demás, el que no paga ni un mísero euro pero su hígado lo nota. ¡Bien de morro! Siempre puedes aprovecharte de él y, una vez esté borracho, oblígale/convéncele para que te invite lo que te debe.

2

5- The Walking Dead

No. No me he equivocado. En tu grupo de amigos –  o tú mismo – seguro que hay ese que de tanto beber acaba vomitando por todas las esquinas de tu querida ciudad. Es aquel amigo borracho que se queda durmiendo en un portal y tú, que tienes una bonita amistad con él, aprovechas para hacerle una foto tras otra. Bien de dignidad.

1

¿Y tú que borracho eres o amigo borracho tienes? ¡Feliz año!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies