Arde el cielo en Gau&Café

Naranja es el color de Lavapiés, con su olor a especias y ambiente ecléctico a solo diez minutos del centro. Son naranjas los atardeceres tardíos de verano que se funden con sus tejados y naranja es el color de Gau&Café, la terraza que te enamorará de su comida y tu acompañante. Elige bien, no querrás verte abducida por un australiano que vuelve a casa dejándote a merced del calor sin playa de esta ciudad.

bface2Escondida en la 4ª planta del Edificio Escuelas Pias (Tribulete 14), la azotea de Gau&Café lleva dando color a las noches estivales desde 2006, adecuando su carta a las estaciones y ofreciendo una gran variedad de platos vegetarianos. El ambiente es tan acogedor, distendido y romántico –oye, hay momentos para todo en esta vida- que no querrás que la noche acabe nunca. Con algo de suerte una tormenta de verano amenazará con arruinar la velada, y mientras el resto se resguarda, os anclaréis a la silla obviando las gotas que recorren vuestra frente y compartiendo azotea con nadie más que el cruce de vuestras miradas. Por ejemplo.

bface3Carnívora como la que más, he de decir que no eché de menos la hemoglobina en ningún momento. El menú del día son 12,80€, pero el acierto total está sin duda en su menú degustación de 28€. Un recorrido por la gastronomía mediterránea a través de sus 6 platos más demandados con joyas como estas berejenas y calabacines en tempura con miel de romero que desafían todas las leyes siendo las verduras más sabrosas que he probado nunca. A destacar también el barquillo de foie, el hummus, y la bomba final con un surtido de sus mejores tartas.

bface4Y terminamos con dulzura. Si el atardecer naranja intenso reflejado en los tejados ámbar y la botella de vino blanco no fuesen suficiente aliciente para impulsar el encuentro, nunca viene mal un chute de canela, y si viene acompañado de una majestuosa tarta de chocolate blanco, mejor.  Gau&Café es un imprescindible para este verano sea con amigos, novios o primeras citas. ¡Un touchdown en toda regla!

Fotos | Gau&Café

Mr Marshall y sus III Actos

El Teatro del Barrio ha sido el escenario de presentación del segundo disco de Mr Marshall (cañas y bocatas de nocilla, eso sí­ es un teatro de barrio), ubicado en el mí­tico barrio de Lavapiés. El grupo madrileño presenta ahora nuevo disco, que en realidad son tres Eps: Acto I: Exterior, noche, Acto II: Interior, dí­a y Acto III: Entre perro y lobo.

19

Mr Marshall no podí­a haber elegido mejor sitio para demostrar de lo que son capaces. A menos de 20 dí­as de la llegada de la primavera, ellos quieren hacernos volver al otoño. Rodeados de hojas secas y peculiares árboles se presentaron las guitarras que minutos después harí­an vibrar las butacas. Una perspectiva que recuerda a alguna escena de True Detective, con un Javier Vidal como McConaughey. Lleno absoluto para recibir a una boyband que se está haciendo un hueco en el panorama musical.

Su presentación el pasado 5 de marzo supuso un concierto dinámico, con subidas y bajadas, con impresionantes solos de guitarra y canciones acústicas. Violí­n, trompeta, bajo, guitarras, baterí­a. Hasta mandolina. Les faltó sacarse la zambomba para hacernos enloquecer.

Lo que parecí­a un concierto indie más se convirtió en un mix de pop, rock e indie con mucha caña. Los cambios de ritmo son su fuerte, dirigidos por un magistral baterí­a que disfruta marcando el pulso de los Marshall.

Presentado su nuevo trabajo, desde Bface queremos recomendaros esta banda madrileña que después de Bienvenido (su primer trabajo) parece querer quedarse en este mundo musical. Hemos hablado con ellos, y esto es lo que nos cuentan, y si queréis más fotos del concierto, aquí­ os las dejamos.

Bienvenido fue vuestro primer disco, como no podí­a ser menos. ¿Estarí­a Berlanga orgulloso de vosotros?

Ojalá…..Berlanga es uno de los más grandes y serí­a un orgullo para nosotros que lo estuviera. Nos harí­a más ilusión aún que se sintiera orgulloso del segundo. Acto I: Exterior, Noche. Acto II: Interior, Dí­a. Acto III: Entre perro y lobo.

¿Qué es lo que os ha unido teniendo en cuenta que sois de diferentes lugares?

La música y nuestro compromiso por hacer las cosas como nosotros las entendemos.

¿Con qué tipo de música disfrutáis?

Con las canciones tristes y bonitas. Las malas canciones son las únicas que nos ponen tristes.

¿Qué ha cambiado con este segundo trabajo?

Nada. Es un paso más en la búsqueda por no hacerles una faena a las canciones y tener que grabarlas. Con el tercero esperamos que ya seamos capaces de entener un poco mejor qué es todo esto de escribir canciones y vestirlas con los mejores ropajes.

16

Tenéis unas canciones agradables, elegantes y dulces. ¿Cómo transmití­s esta idea en vuestros directos?

Gracias por los tres adjetivos. EL directo nos vale para enseñar los dientes y decir  Joder.

Habéis comentado que os gustarí­a telonear a Depedro. ¿Por qué?

Hay artistas como Jacobo Serra, Carmen Boza, Depedro, Xoel con los que nos encantarí­a tocar porque, salvando las distancias, hay puntos comunes. Todos ellos hacen la música que ellos tienen dentro sin pararse a pensar que es lo que se escucha ahí­ fuera. Tienen su propia voz.

¿Cuál es la idea que más se repite en vuestras canciones? Es decir, ¿qué mensaje queréis transmitir?

Que el mundo es un lugar extraño

¿Qué objetivos tenéis en este momento?

Ninguno. No hay objetivos como tampoco hay preguntas. Hace tiempo que nos dejamos de plantear el por qué hacemos las cosas. Simplemente las hacemos.

A todos aquellos que se acercaron al Teatro del Barrio, ¿qué les dirí­ais?

Que vengan  el 26 de marzo a la sala Costello porque algunos buscan un mundo más bonito….y otros lo crean.

Mucho amor en La China Mandarina

Pensaba yo un dí­a como otro cualquiera de este invierno sin fin a dónde podrí­a enviaros yo, una semana más, para vuestro disfrute quincenal. Mientras escribo estas lí­neas, El Corte Inglés ya ha sido inundado de corazoncitos. Enemigos de Cupido, temed: San Valentí­n se cierne sobre nosotros.

SATC_valentines

Para todos aquellos que no estéis familiarizados con la melosa festividad, sabed que San Valentí­n se basa en demostrar mucho y muy fuerte que queréis a vuestra pareja más que los 364 dí­as restantes. Y, por supuesto, que queréis a vuestros novios más que el del al lado al suyo a base de besos de tornillo por doquier, flores, bombones, peli romántica y/o cena. Y folleteo. Empotramientos desenfrenados también por doquier. Pero como yo no he venido a hablaros de la asignatura transversal de San Valentí­n (de eso se están encargando ya mis calenturientos compañeros de Lifestyle), hoy os voy a ayudar a preparar el plan previo para que la noche sea de 10. Por eso, hoy he decidido traer a escena «La china mandarina».

china_2

El pasado año, Fran Echegoyen decidió dar a la luz «La China Mandarina» (Plaza de Cascorro, 17 – metros La Latina, Tirso de Molina) en pleno centro neurálgico del hipsterismo madrileño: entre Lavapiés y La Latina, el bar se levanta como un remanso de paz en una de las zonas más transitadas del centro de la capital. Decorado por el estudio de interioristas Plantea (con un estilo caracterí­stico que impregna cada uno de sus proyectos), los tonos neutros, la madera clara, el mobiliario ligero, la luz, las plantas y las flores -custodiadas por un árbol mandarino al fondo del salón- inundan cada centí­metro de «La China».

china_3

Ofrece desayunos, comidas y cenas al más puro estilo mediterráneo tradicional, una cocina sencilla pero fusionada con guiños a la cocina asiática: ensaladas ya hechas o al gusto con un toque de alga wakame, humus, calzone, cocas, tortillas, croquetas de setas, carrilleras y postres de frutas con chocolate forman parte de una carta en continua renovación. Tampoco se perdona la hora del vermú con decenas de tapas, cervezas artesanales y vinos; los cafés de media tarde y, por supuesto, los brunch (16 euros) domingueros trasladados al sábado porque, seamos sinceros, un madrileño medio a las 11 de la mañana de un domingo no come: duerme. O está pasando frí­o/calor/la resaca en el Rastro.

china_5

Además, hoy, en maravillas del mundo moderno: «La China» cuenta con wi-fi gratis y regletas bajo las mesas para conectar ordenadores, iPad’s, iPhones y demás iArtilugios que usáis los modernos, lo que os permitirá trabajar a gusto, desatestar Starbucks y ¡sorpresa! el café no cuesta un riñón. Además, «La China Mandarina», multicultural ella, también acoge exposiciones y representaciones de micro-teatro. De 09:30 a 00:30 entre diario y hasta las 02:00 los fines de semana, por unos 15-20 euros el cubierto -o un menú del dí­a por menos de 10 euros- podéis coronar un San Valentí­n de sábado sabadete, con camisa nueva y… y no os olvidéis de un regalo bonito, o la flecha de Cupido podrí­a acabar dándoos en la cara.

china_6

[followbutton username=’danisindahaus’]

Fotos: madriddiferente.com
Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies