Los Simpson, luego existo

Los Simpson, luego existo

Estás buscándole el sentido a la vida, y te haces preguntas sustanciales. Sólo hay dos opciones: que lo estés haciendo bien, o que lo estés haciendo mal. Y la única diferencia es si basas tu vida en aprendizajes hechos con Los Simpson o no. Punto.

La buena gente es esa que en el momento menos esperado te suelta un “como en Los Simpson cuando…” o contesta con frases de los capítulos de las temporadas buenas. (Por cierto: todos sabemos que el algoritmo que mide lo buena que es una temporada no tiene nada que ver con el número de veces que la repiten en Antena 3, que la cosa va más por las veces que memoramos los momentos y frases).

Esto no va de la serie, ni de repetir “Yo me llamo Ralph” mientras te pintas la cara con un boli. Va mucho más allá. Va de aprender a vivir y darte cuenta de que has tenido una referencia moral y un ejemplo a seguir de color amarillo. 

Que suene bien fuerte la música de Los Simpson, que aquí van las lecciones vitales

Por todos es sabido que si resumes algo en un número de puntos tiene más sentido. “Las 3 claves de”, “top 5” o “top 10”. Pero no pega un “top 8”, porque suena a “topocho” o a “topeight” y es confuso. A lo que iba. Tres frases cortas para salir adelante, por Homer Simpson.

La primera: “no digas que he sido yo”. Busca aliados, que alguien te tiene que cubrir cuando se te cae el cubata en la alfombra del piso de tu colega.

La segunda: “Oh, ¡buena idea, jefe!”. Esto se llama sentido común, pero no caigas en el peloteo. A nadie le gustan los pelotas.

Y la tercera: “Estaba así cuando llegué”. Que unida a la primera es muy útil para que tu colega no descubra que el culpable de la mancha de ron-cola en su alfombra eres tú.

[youtube id=»agl0tZiQGhY» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


Ahorra

El tiempo es oro y no podemos perderlo explicando detalles sin importancia. Por eso también es importante rodearte de gente que te entienda, y que te ayude a optimizar hasta la merienda. Necesitas una cuchara pero, por dios, ¿cómo vas a gastar tanta saliva pidiendo algo tan básico?

– Marge, ¿dónde está esa cosa… eso que se usa… ‘taca’ y a comer?

– ¿Una cuchara?

– Eso eso eso!

[youtube id=»_XT73wdYFPA» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


Sé único

No hace falta que sea al estilo Mr Wonderful. O sí, la verdad es que nos da igual. Pero lo gracioso está en perder un poco la cabeza de vez en cuando, y si alguien te confía una responsabilidad aprovecha el momento al máximo. Es posible que no te lo vuelvan a pedir.

[youtube id=»yqp3R4Ro0IM» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


Be eco, my friend

Que planeta sólo tenemos uno (por ahora, hasta que Kang y Kodos decidan montar un vuelo intergaláctico). Ponte el poncho en modo Homer Jay Simpson y aprende a tocar la harmónica. Sé un poco Lisa, pero no mucho, que tener como amigos a todos los seres vivos del planeta menos a los humanos tampoco compensa. Tu mantra: “la patata no se puede poseer”.

[youtube id=»UMZTftg0hiA» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


Ten opciones y recursos

Piensa en un plan B, just in case, que nunca se sabe. Y si te surge una oportunidad única (que puede ser por ejemplo dejar que se te vayan de las manos las cañas a golpe de martes y acabar en un karaoke a las 6 de la mañana) ten a alguien o algo que te remplace. Puede que hasta lo haga mejor que tú.

Doy el callo por dinero. Yo trabajo por dinero, no se qué y no se cuantos, pero a mí dadme dinero.

– Así me gustan los empleados, Smithers. Una sonrisa en los labios y una canción en el corazón. Asciéndalo.

[youtube id=»2Bwa2QrnzlA» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


Sé creativo

Pero no creativo como de grabar un corto sobre ti mismo desayunando vestido de romano. No hace falta. Gracias.

Ser creativo es buscar soluciones nuevas a problemas, es mezclar cosas que ya tenemos y mejorar, y es inventar nuevos nombres. Toma nota, esto es ser creativo:

– Pero ahora yo te aseguro que voy a seguir tu ejemplo.

– En vez de Bart quieres llamarte Homer Junior? Tus amigos podrían llamarte HoJu.

[youtube id=»A1YTKQE-Qfk» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


Utiliza la lógica

No dejes que la lógica te utilice a ti. Equivocarse está bien porque así, cuando aciertes, será más impactante. Es estadística clara: si fallas dos veces, y a la tercera todos creen que vas a hacerlo igual de mal pero tú les das una lección magistral, el efecto es el triple de potente. Ló-gi-ca.

Bueno, tendrá todo el dinero del mundo. Pero hay algo que nunca podrá comprar Marge. Un dinosaurio.

[youtube id=»DLmfO9gG_gA» align=»center» mode=»normal» autoplay=»no» maxwidth=»1080″]


Y siempre, siempre, SIEMPRE anima al plátano. Corre, plátano.

Los Simpsons ¿sacan disco?

Hay relaciones de años que me han dejado menos marcado que los mosquitos de esta noche. Y que Los Simpsons. ¿A quién no? A Chenoa. A día de hoy, todos hemos crecido con ellos: desde las hormonas con patas de quince años hasta los treintañeros (que son los nuevos quinceañeros).

Televisivamente hablando, poco podemos añadir de la gallina de los huevos de oro de Antena 3 que no se haya dicho ya. Pero musicalmente sí, claro que sí. Sólo ya por esas noches en las que sales de fiesta y acabas cantando a pulmón abierto una canción de ellos porque tu compi Massiel de batallas se sincroniza mentalmente contigo querido friki.

Algunas incluso simplemente no llegan ni a canción, sino que más bien son una cuña o muletilla musical. Pero cuñas que son himnos de nuestras vidas. Por eso, desde BFace, reivindicamos a la FOX que comience el proyecto musical más ambicioso de los de Springfield: desarrollar esas cuñas, o canciones a medio hacer, a canciones de verdad en un disco. Nosotros, modestamente, aportamos nuestro granito de arena con un TOP 15.


Lisa, hoy es tu cumple (3×01) – Bart Simpson & Billie Jean


Cómo me río yo (4×10) – Rod y Todd Flanders


Monorrail (4×12) – Varios


Nos manifestaremos (4×17) – Lisa Simpson


No es mi vieja yegua gris (4×22) – El Coro de los Viejos Locos


Un perro llamado Bingo (5×08) – Varios


Badulaque (5×13) – Apu Nahasapeemapetilon


Ya lo ven (Mocasines) (6×20) – Sr. Burns


Jardín del Edén (7×14) – Varios


Juego con mi melocotonero (8×05) – Lisa Simpson


Canteros (9×13) – Varios


Líder (9×13) – Varios


Pilas (10×04) – Homer Simpson


Cojo un muelle y lo tiro por el retrete (10×20) – Homer Simpson


Niños, futuro (10×20) – Niños de la Escuela de Primaria de Springfield


Y diréis: «¡Pero si faltan muchas! Versiones de canciones como las de Shary Bobbins, Krusty o los Solfamidas». Pero hemos avisado de que tenían que ser muletillas pegadizas que hemos cantado en el día a día. Y si aun así te sabes más y no están, como diría Homer, recuerda: hay tres tipos de personas, las que saben contar y las que no.


¿Cómo serí­a la familia televisiva perfecta?

Antena 3 está de enhorabuena. Su nueva serie, ‘Algo que celebrar’, se estrenó la semana pasada con un 18,1% y poniendo delante de los televisores a más de tres millones de espectadores. Para los que a estas alturas aún no sepáis de qué va, contaros que se trata de una comedia protagonizada por los Navarro, una familia en la que todos nos vemos identificados y que, en el primer episodio, celebraron la boda de su hijo, interpretado por Alejo Sauras.

Total, que con esta serie el equipo de BFace se ha inspirado y ha decidido crear la familia televisivamente perfecta. Sí­, esa que todos querrí­amos tener y matar a la vez.


phil-dance

Padre: «Un entrenador personal, un tinte que tape las canas y un coche nuevo cada dos años». Estas son las claves del éxito de nuestro cabeza de familia. Su única preocupación en la vida es superar a los demás en todo (menos en edad, claro).


tumblr_mlr069bb3G1qzzo8ao1_r1_400

Madre: ¿Qué mejor madre para una familia televisivamente perfecta que la tí­pica histérica, obsesionada con el orden y que no tiene otra frase en la boca que no sea «como vaya yo y la encuentre…»? Una maruja de pies a cabeza a la que no se le escapa ningún detalle de la tranquila vida de su hijo.


teD5AQo

Hijo: «¿Por qué hacer hoy las cosas que puedo hacer mañana?» serí­a la frase que definirí­a al hijo de nuestra familia. Un adolescente en plena edad del pavo que no tiene más aspiraciones en la vida que salir de fiesta, emborracharse e intentar ligar hasta con las piedras.


tumblr_lzo8akavq51qzado8o1_500

Hija: Cualquier padre o madre estarí­a orgulloso de que su hija fuese la primera de la clase, se pasase el dí­a estudiando y que su mayor aspiración fuese ir a la universidad e intentar cambiar el mundo. Cualquier hermano estarí­a orgulloso de deshacerse de una hermana así­.


tumblr_mqvj3x9Dj21s1vt4mo4_500

Abuelo: Ese dulce señor mayor, que pasea por el parque, juega a las cartas con sus amigos y se acuesta a las nueve no es nuestro abuelo. El abuelo de BFace es el que se pasa el dí­a en su casa viendo porno, bebiendo chinchón y, cómo no, gastando su pensión en prostitutas. Vamos, todo un ejemplo a seguir para su nieto.


Los mejores capí­tulos de la navidad

La navidad, esa maravillosa época del año para pasar junto a la familia, atiborrándote de comida y cantando canciones ñoñas mientras nieva fuera. Tú, naturalmente, lo ves por la ventana de tu maravillosa mansión a las afueras de una gran ciudad. Las calles se encuentran iluminadas con luces preciosas y las casas están decoradas con ornamentos que parecen regalar.

Si tus navidades no son así­, entonces algo mal tienes que estar haciendo. Así­ son en todas las series americanas que nos hacen sentir que tenemos aún mucho que aprender para convertir nuestras navidades en perfectas.

Y es que, cuando estamos ya metidos de lleno en las vacaciones y nos despertamos el dí­a de nochebuena o de navidad ilusionados por haber dormido por fin tu cupo de horas, encendemos el televisor con toda la ilusión del mundo para encontrarnos un capí­tulo de navidad que destroza nuestros esquemas y nos hace sentir que le falta algo a nuestras fiestas.

Hoy, en BFace Magazine os traemos algunos de los capí­tulos navideños que hacen que deseemos vivir en una serie americana.


Los Simpsons

Pocas cosas hay en esta vida que esta serie no haya convertido en capí­tulo. La navidad en la familia más famosa de la televisión no podí­a ser menos, aunque no llegue al nivel de un capí­tulo especial de Halloween. Todos sabemos que Lisa pedirá un poni y que Bart se meterá en algún lí­o, ya sea robando su regalo o destrozando el del resto de la familia, pero eso no hace menos navideño el final. Uno de los capí­tulos más recordados de navidad es, sin duda, el capí­tulo en el que la familia Simpson suma un miembro: el ayudante de Santa Claus. Es aquí­ cuando se da cuenta uno de que hasta en los peores momentos se pueden sacar cosas buenas, y más aún en unas fechas como estas. Cuando toda esperanza de tener regalos parece perdida ocurre siempre un milagro de navidad, que en este caso viene encarnado en este adorable perro.

02


Cómo conocí­ a vuestra madre

Ya sea acción de gracias, navidad o año nuevo estos cinco amigos están siempre juntos. Parece que ellos no tienen familia y pasan estas festividades juntos o simplemente que ellos mismos son como una gran familia.  Pase lo que pase, al final se reconcilian: aunque Ted insulte a Lily y ésta robe la navidad al más puro estilo del «Grinch», el espí­ritu navideño la poseerá el tiempo suficiente como para reconciliarse y decorar la casa con todo tipo de adornos luminosos que  causarí­an muy fácilmente un ataque epiléptico si te descuidas.

UKRO


Friends

Es esa serie que, aunque hace mucho tiempo que no se hacen nuevos capí­tulos, sigue estando de actualidad y deprimiéndonos al pensar que nosotros no tendremos navidades así­. En estas series, suele pasar que, a medida que van pasando los capí­tulos, sus personajes maduran con ellos. Sin embargo, parece que la navidad saca nuestro lado más infantil y así­ lo hicieron Ross y Chandler en el capí­tulo de la séptima temporada en el que quieren enseñarle a Ben lo que es Hanukkah. Por eso, su padre se disfraza de armadillo (al no haber un disfraz más navideño) sin saber que Chandler se disfrazará de  Santa Claus y Joey de Superman.

Friends Television Stills


Modern family

Si hablamos de familias extremadamente unidas, de esas que dan ganas de agarrar a tu madre decirle cuánto la quieres, Modern Family es el ejemplo perfecto. A pesar de que esta familia se reúna dí­a sí­ y dí­a también para comer, cenar o cualquier cosa que implique comida de por medio, saben hacer que la navidad parezca especial. Aunque sea adelantándolo unos dí­as porque no pueden estar el dí­a de navidad juntos y con un cañón de nieve anticipando la primera nevada del año o invitando al Santa Claus de unos grandes almacenes a cenar en tu casa. Los Pritchett saben cómo pasarlo en grande el dí­a de navidad.

modernfamSea como sea, las navidades americanas parecen siempre las mejores. Sin embargo, no son perfectas. Nosotros tenemos a Raphael y sus villancicos, los especiales de navidad y los discursos del rey (¡ay, cómo se van a echar de menos!). Tenemos los presentadores de cada cadena explicándonos cómo va eso de los cuartos, no vaya a ser que alguno se adelante engullendo uvas. Tenemos en la tele las pelí­culas de Solo en casa y en antena tres alguna pelí­cula poco conocida pero con un gran mensaje navideño. Al final, no hay lugar como el hogar, como decí­a Dorothy y, por supuesto, no hay nada como la navidad española.

[socialpoll id=»2239153″]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies