¿Qué tipo de padres cinematográficos son tus padres?

Hoy vamos a dedicarle unos minutos a uno de los pilares fundamentales en nuestras vidas: nuestros padres. Ellos nos dan amor incondicional, nos ayudan a crecer y a desenvolvernos en la vida, nos dan sabios consejos cuando se los pedimos (y cuando no, también) y saben qué es lo que tenemos que hacer en todo momento y ante cualquier circunstancia, porque nos conocen como no nos conoce nadie (o eso suelen creer).

En el cine, padres de distinto pelaje y familias la mar de dispares han protagonizado un sinfín de películas con escenas memorables para cualquier cinéfilo. ¿Quién no recuerda al singular progenitor de Jason Biggs en ‘American Pie’ hablándole abiertamente sobre sexo? ¿Quién no quiso unirse al desafine de Meryl Streep, madre de Amanda Seyfried en ‘Mamma Mia!’, cantando las canciones del grupo sueco en su versión más happie? ¿Y quién no tuvo ganas de traspasar la pantalla y dar un fuerte abrazo a la torpe Brenda Blethyn en ‘Secretos y Mentiras’, cuando conoce a su hija biológica a la que abandonó al nacer?

Sin duda, tipos de padres hay muchos y el mundo del celuloide nos ha dado buena cuenta de ello. ¿Y tus padres? ¿Crees conocerlos como ellos te conocen a ti? Demuéstralo en este quiz y descubre qué tipo de padres cinematográficos son tus padres.

Los padres más famosos de la tele española

cuentame_bfacemag

El próximo 19 de marzo se celebra el Dí­a del Padre. Y, como ya es tradición, en Bfacemag nos sumamos a todas las celebraciones. En este artí­culo sobre padres televisivos, no podemos dejar de mencionar a unos cuantos de ellos. Son padres cascarrabias, divertidos, autoritarios, sensibles… cabezas de familia que nos han hecho reí­r y llorar pero que todos recordamos y queremos.

 Nacho Martí­n

nacho_padrestv_medicodefamilia_bfacemag

Es uno de los padres más emblemáticos de nuestra televisión. Médico de profesión, tení­a tres hijos de su primer matrimonio -Marí­a, Chechu y Anita-, y dos -Manu y Elena- con Alicia, su ex cuñada. Un apasionado de su trabajo y un padre atento, obsesionado por mantener la paz en una casa siempre llena de gente. No siempre lo tuvo fácil para desempeñar su rol paterno, en especial con su sobrino que le metió en algún lí­o. El protagonista de Médico de Familia siempre será uno de los padres más famosos de nuestra tele.


 Diego Serrano

diego_serrano_padrestv_bfacemag

Otro padre histórico de la historia de la televisión española. Diego Serrano, era el estereotipo del macho ibérico. Un padre testarudo y malhumorado que tuvo que hacerse cargo de la educación de sus tres hijos -Marcos, Guille y Curro- en la serie Los Serrano. La «mente sucia», la escobilla del baño o las broncas en la despensa con sus hijos son algunas de las señas de identidad de este personaje. Sin duda, se convirtió en uno de los padres más queridos.


Juan Cuesta

cuesta_aquinohayquienviva_padrestv_bfacemag

El eterno presidente de la comunidad de Desengaño 21, era también padre de dos hijos: Natalia, una adolescente rebelde, y José Miguel, un friki aficionado a los videojuegos. Este profesor de primaria pasaba más tiempo preocupado por los problemas de los vecinos de Aquí­ no hay quien viva que de lo que pasaba en casa. Pero aunque era un poco pasota como padre, Juan Cuesta se caracterizó por ser un hombre pací­fico que intentaba resolver los problemas domésticos mediante chapas sin mucho éxito.


Antonio Alcántara

antonio_alcantar_padrestv_bfacemag

Los Alcántara son una de las familias españolas más famosas de la tele. Antonio es el patriarca, un hombre chapado a la antigua que ha trabajado mucho para que a su familia no le falte de nada. Antonio representa en Cuéntame como pasó los valores de una época pasada. Un padre protector y algo cabezota que, a pesar de su carácter autoritario, siempre se esfuerza por tratar de entender a sus hijos.


Fernando Hidalgo

fernando_anaylos7_padrestv_bfacemag

El protagonista de Ana y los 7 es uno de los padres más tiernos de la ficción. Combina su trabajo como banquero con el cuidado de sus siete hijos. Leal a su familia, Fernando se caracterizó por ser un hombre tranquilo, serio y muy preocupado por la educación de sus hijos. La irrupción de Ana, la niñera, cambia su vida para siempre.


La paternidad no es fácil, ni siquiera aunque sea padre en la ficción. Todos lo intentan hacer lo mejor posible aunque a veces no salga bien.

[socialpoll id=»2257689″]

8 pelí­culas que no puedes ver con tus padres

A una semana del estreno de 50 Sombras de Grey, Dakota Johnson, protagonista de la pelí­cula, ya le ha prohibido a sus padres que vayan a verla. Y es que aunque nos encante compartir el cine, no todas las compañí­as son apropiadas para ciertas pelí­culas. En tiempos de los videoclubs (su existencia ya es casi mitológica), este tipo de situaciones incómodas sucedí­an con cierta frecuencia: «He alquilado esta pelí­cula, que me la ha recomendado el del videoclub, Eyes Wide Shut se llama» – decí­a tu padre antes de cometer el mayor error de su vida desde que te mandó en verano a aprender inglés, que poco inglés aprendiste, la verdad… mucha fiesta, y bueno, la chica esa francesa… algo de francés sí­ que aprendiste.

Desgraciadamente, aunque lo de los videoclubs ya no se lleva, siempre existe el riesgo de ver una pelí­cula con tus padres que hubieras preferido ver con diferente compañí­a. Para eso te traigo esta lista de pelí­culas con el fin de evitar traumas innecesarios. También puedes recomendársela a tu vecino el de los niños gritones como «la mejor pelí­cula familiar desde Shrek». VENGANZA.


1. TITANIC (1997)

«Leo el artista»

carteles titanic bface  bfacemag

¿Quién no ha visto Titanic a estas alturas? Una de las escenas cumbre de la pelí­cula es cuando a nuestro querido DiCaprio se le ocurre pintar un cuadro de Winslet. Y cómo no, completamente desnuda. Cualquier malpensado dirí­a que lo del «arte» es una excusa para que se quite la ropa, pero tal y como demuestra la brillante escena final de la pelí­cula, ES AMOR. Tus padres ya la habrán visto pero no dejará de tener momentos rarunos, eví­tala.

Nivel de trauma: 6

Con quién verla: en pareja, o solo en San Valentí­n con un Ben & Jerries tamaño transatlántico y llorando por haberte convertido en un cliché de comedia romántica.


2. SUPERSALIDOS (2007)

«Caca, culo, pedo, pis»

carteles supersalidos bface  bfacemag

Supersalidos es escatológica, divertida y sin ninguna pretensión. Pocas pelí­culas sin rating R o X reúnen tantos diálogos guarros. Si tu cara de poker no es suficiente para aguantar las carcajadas de tus «progenitores» (guiño, guiño, codazo), huye de esta peli. El ejemplo vale para cualquier sucedáneo de American Pie.

Nivel de trauma: 5

Con quién verla: con media docena de amigos.


3. NYMPHOMANIAC (2013)

«Porno y pesca»

carteles nymphomaniac bface  bfacemag

Lars von Trier es un tipo peculiar, como mí­nimo. Nymphomaniac combina escenas de sexo explí­cito con diálogos sobre pesca, árboles y Bach. A no ser que tengas la habilidad para volverte invisible ni se te ocurra verla con tus padres.

Nivel de trauma: 10

Con quién verla: con los hijos del vecino. Que aprendan.


4. MULHOLLAND DRIVE (2001)

«El circo de David Lynch»

carteles mulholland drive bface  bfacemag

Es de dominio público el afecto que el director de cine David Lynch le tiene a lo raro, así­ como concepto. No es recomendable ver Mulholland Drive con tus padres, por mucho que les imprimas la guí­a para entenderla. Además tiene su momento sonrojante: la escena lésbica con Naomi Watts y Laura Elena Harring. La tensión de la escena la vas a notar en el salón.

Nivel de trauma: David Lynch

Con quién verla: con tu amigo el freak de Twin Peaks. Y con los hijos del vecino. Que aprendan.


5. PROJECT X (2012)

«Videoclip de Pitbull de hora y media»

carteles project x bface  bfacemag

Project X es cine de milagro, pero si un dí­a tienes curiosidad por entender qué hací­a Miles Teller antes de WHIPLASH (con mayúsculas), pues encontrarás una peli que no para de decir SEXO en cada plano. No sólo te dará vergí¼enza verla con tus padres, te dará vergí¼enza verla con cualquier persona.

Nivel de trauma: 5

Con quién verla: nadie la merece.


6. CRASH (1996)

«Sexo y accidentes de coche»

carteles crash bface  bfacemag

David Cronenberg confirmó en el 96 que estaba como una cabra alemana con Crash, una pelí­cula que mezclaba sexo, morbo y accidentes de coche. La pelí­cula ideal para ver con la familia, vamos.

Nivel de trauma: 8

Con quién verla: con algún Cronenlieber.


7. PINK FLAMINGOS (1972)

«Competición sucia»

carteles pink flamingos bface  bfacemag

Un clásico de lo guarro, lo escatológico y lo incorrecto. Si estás dispuesto a ver con tus padres escenas de pornografí­a, canibalismo o zoofilia, no lo dudes, ésta es tu pelí­cula.

Nivel de trauma: 10

Con quién verla: los que te mandan ví­deos de dudoso gusto por whatsapp.


 8. SHAME (2011)

«Fassbender por dentro y por fuera»

carteles shame bface bfacemag

El drama erótico de Steve McQueen no sólo es devastador, sino que muestra a sus actores como vinieron al mundo desde todos los ángulos imaginables, incluido Full Frontal del gran Michael Fassbender (jejejej… chiste involuntario). Si no tienes la capacidad de hundirte en el sofá hasta quedar completamente oculto bajo los cojines, no la veas en familia, trauma asegurado.

Nivel de trauma: 8

Con quién verla: con tu amigo/a cinéfilo/a de turno.


Y hasta aquí­ la lista de pelí­culas sonrojantes. No son todas las que están, pero están todas las que… o son las que están todo, no… bueno, algo así­. En definitiva: ¿cuáles creéis que me he dejado y no podí­an faltar en la lista?

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies