Namit Gastrobar, comida oriental high class

Llevaba oyendo hablar de Námit desde hace algunos meses, por lo que consideraba necesario hacer un break en la agenda para conocerlo de primera mano.

Algo que define a este gastrobar que lleva ya más de un año en la capital (c/ Calle Rafael Calvo, 38, 28010 Madrid) es el hecho que fusiona la cocina mediterránea con la filipina, algo que a primera vista parece complicado, pero que sin duda se consigue. ¡Doy fe!

En La carta podemos encontrar platos tan apetecibles como la Sopa tom Námit de pollo, el Tartar de salmón, mango, soja dulce y un toque de curry rojo y el Pollo adobo filipino estilo Visayas. Tampoco faltan platos mediterráneos que también dominan en la cocina de NÁMIT como el Salmorejo al gusto de Lucía o las croquetas, de queso azul y pasas o de jamón ibérico.

En nuestra experiencia, decidimos comenzar por los rollitos de pato con salsa agridulce (también tienen la opción de ser elegirlos totalmente vegetales) y las croquetas de curry, unos entrantes totalmente heterogéneos pero que combinaron a la perfección para arrancar la velada con buen pie.

namit gastro bar entrantes rollitos de pato

Namit Gastrobar croquetas

Continuamos con unos deliciosos y muy recomendados tallarines de arroz con pollo, salsa de tamarindo y cacahuetes. Es un plato que se identifica por la gran variedad de sabores y olores y que creo que refleja a la perfección lo que quieren transmitir de la gastronomía del local.

namit gastro bar

Para finalizar cerramos el menú con el pollo en adobo filipino estilo visayas que viene acompañado de arroz de Jazmín con toques de zanahoria. Una plato con un sabor potente por la multitud de especias utilizadas, presentado con cantidad contundente y que encaja con exquisitez con el resto de la carta.

namit gastro bar

Una velada así no podía terminar sin la elección de un postre a la altura, y a pesar de no ser muy fan del helado de té verde, reconozco que tanto la presentación como la experiencia de degustarlo, suponen una elección ganadora.

Namit Gastrobar Postre helado de te verde

Para los más curiosos, deciros que NÁMIT significa delicioso y sinceramente creo que no habría mejor palabra que definiera a este oriental con influencia mediterránea. ¡Volveremos seguro!

Fotografías: Andrés Moreno (@amorenocastillo)

Doña Tecla: el jardín balinés de Castellana

¿Sabíais que el centro de Madrid tiene su propio “Jardín de las Delicias”? Si la respuesta es “sí”, es que sabéis disfrutar de la vida. Si no, tranquilos, aún hay esperanza para vosotros, pequeñas ovejitas descarriadas. Estáis a punto de descubrir el lugar de moda en la capital. Doña Tecla (reservas: 91 116 95 85) nos recibe con los brazos abiertos en la calle Pintor Juan Gris, 2 (metro: Cuzco)

donatecla-5

Como ellos mismos dicen, ‘Doña Tecla no tiene nada de especial, sólo es el lugar que a todos nos gustaría encontrar’. De la mano del chef Emilio Morales, en Doña Tecla se hace una apuesta por la comida tradicional; Juan Carlos Fenández Bravo -mâitre y sumiller-, será vuestro mejor aliado para maridar vuestros platos con los mejores vinos, mientras el dominicano Domingo Casado -barman- os hará alucinar con sus cócteles tropicales. Lo mejor, su sesión golfa horario nocturno: de lunes a miércoles 20:00 a 01:00 y de jueves a sábado de 20:00 a 03:00.

restaurante-03

“Una carta reducida con productos frescos y básicos”. Con esa premisa, se puede degustar un carpaccio de buey con lascas de parmesano, rúcula y aceite de arbequina (10,50€); ensalada de jamón de pato, foie, mango y vinagreta crujiente (13,20€); unas berenjenas en tempura con salmorejo y miel de caña (9,50€); una lubina rellena de ratatouille de marisco con crema de patata (19,50€) o una mousse de tres chocolates de postre para ponerle la guinda al menú (5,20€). También podréis disfrutar de un menú del día igual de original el resto de la semana por 16€.

donatecla-9

Pero si realmente queréis flipar en colores, y nunca mejor dicho, nada mejor que hacer una visita a su colorida terraza-oasis de 200 m2. Suelos de madera, bambús, olivos, palmeras, nísperos y un sinfín más de plantas que, junto con el ambiente que aportan las velas y los complementos de colores vivos, harán que te sientas en el paraíso. Sus sillones, al más puro estilo balinés, son el lugar perfecto para disfrutar de un gin tonic cualquier tarde de verano con amigos o pareja. Como decía al principio, ‘Doña Tecla no tiene nada de especial, sólo es el lugar que a todos nos gustaría encontrar’. ¿Ya os habéis convencido?

donatecla-10donatecla-16

Fotos: Doña Tecla

La cueva de Mr Frank

Cuando el calor aprieta… búscate una cueva. Eso, o acércate al Congreso de los Diputados -déjate la indignación en casa por un día- y disponte a pasar una velada fresca, acogedora y naïf en el centro de Madrid. En la calle Jovellanos 6 te espera Mr Frank, un Don Paco cosmopolita que eleva la cercanía del bar de toda la vida a otro nivel, sin perder en el intento un ápice de esencia o sabor.

MR1Mr Frank llega a Madrid tras conocer habitats variopintos como Suiza, Bélgica, Italia, Grecia, las Islas del Caribe, Chicago, New York, Atlanta o su segunda casa, Miami. Diecisiete años de experiencia en el extranjero son la base de este local que entiende la gastronomía como una experiencia 360. Y claro, nuestro primer sentido en juzgar es la vista, que no hará más que gozar del cuidado diseño de los dos espacios del restaurante. La zona superior es perfecta para comidas y cenas a la luz de las velas del vino, en un entorno rústico y hogareño. Pero la planta principal, ay, directamente querrás vivir en ella. Una típica cueva madrileña pero con vistas a la calle y una luz natural cegadora.

MR3Mr Frank nos ofrece productos españoles con un giro auténtico y divertido. Platos típicos como el pulpo a la brasa o la provoleta a la hierbas se mezclan con los pimientos del piquillo rellenos de humus, el tataki de atún, el salmón honey mustard volcano o el risotto de boletus con queso Idiazabal (momento perro de Pavlov). Pero -cómo me gusta- a «Lo de siempre, a nuestra manera» y «Madrid, puerto del mar» le añadimos una tercera carta que si sois veganos recomendaría no leyerais, no vaya a ser que volváis a cruzar la acera: «Sí, soy carnívoro», una lista de despropósitos tales como el solomillo al Bourbon, el secreto ibérico con crema de almendras y ñoras con pimientos asados o la suculenta hamburguesa Mr Frank. Exquisiteces varias al alcance de la mano -y del bolsillo- que podemos degustar sobre una mesa de 150 años, madera de la antigua maternidad de O’donnell, que vio nacer a medio Madrid.

MR4El barrio de las letras es hipnotizante a cada paso, y Mr Frank es la puerta hacia esa vorágine de bares alternativos y bohemios que nos hacen sentirnos artistas -aunque sea tocando el triángulo. Una opción económica para deleitar a cualquier cita, amigo o familiar. Mr Frank dio la vuelta al mundo, pero vino para quedarse.

Fotos | Mr Frank

El homenaje a la gastronomía de Zurito

Noche de verano + amigos del sector +  cena degustación = Plan perfecto al que estaba claro que no podíamos faltar.

La semana pasada tuvimos el placer de visitar el restaurante Zurito en Pozuelo (Madrid), que a día de hoy ya cuenta con un gran recorrido gastronómico y se ha convertido en uno de los indispensables de la zona. Modesto Bargueño, chef y gerente al mismo tiempo, nos abrió las puertas de su “casa” para presentarnos su nuevo menú degustación y contarnos sus curiosidades e historia.

El restaurante cuenta con una capacidad para 130 comensales y dos salones exclusivos que pudimos visitar y que son realmente ideales para pequeñas presentaciones y reuniones. Desde el primer momento en que entras al restaurante, te sientes muy acogido por todo el equipo y todos ellos saben aconsejarte perfectamente en tus decisiones ante la carta o resolver tus dudas sobre el menú.

image1

Modesto lleva años ofreciendo los mejores productos en su restaurante, pero en esta ocasión ha decidido dar un paso más allá y crear un menú degustación a la altura de los más grandes. Y como no es lo mismo, contarlo que vivirlo, voy a contaros de primera mano que contiene cada uno de los platos.


Snacks variados

Con un comienzo original, el chef nos sorprendió con una mantequilla de fuá, una aceituna con blodymary y una bola ecuatoriana.

image1 (1)


Gazpacho de pepino y yogurt con bogavante y cilantro

Quizás el plato que menos me gustó por su acidez y porque el sabor intenso del gazpacho le quitaba protagonismo al bogavante.

image2 (2)


Ceviche de corvina con huevas de pez volador, bolas de mago, bolsita de guisantes crujientes y wasabi.

Es sin duda el plato más innovado del menú, tanto en presentación como en sabor. Un plato digno de un gran cocinero.
image3 (2)


Carpaccio de presa ibérica marcada, sorbete de espárrago blanco y yuzu

A pesar de su sencillez, personalmente me encantó, aunque si que es cierto que en la mesa discrepamos un poco con su concordancia con el tipo de menú.
image1 (2)


Meloso de rape y trufa

Como buen valenciano y con muchos arroces a mis espaldas, puedo decir que este estaba a un nivel altísimo. La trufa a pesar de ser un ingrediente que resta muchas veces sabor a los demás elementos del plato, estaba utilizada a su nivel perfecto para poder apreciar cada uno de los ingredientes.

image2 (3)


Merluza de pincho asada con crema de guisantes y percebes

Buena combinación de este pescado de excelente calidad con todos los demás ingredientes, destacando la tierra de morcilla. Quizás peca de sencillez pero que se contrarresta con el buen sabor del plato.

image3 (4)


Lechazo a baja temperatura con cous cous

El plato estrella de la carta. Increíble sabor, presentación muy adecuada y que sin duda, refleja todo lo que el chef quiere mostrar en su menú de estilo tradicional pero con toques de vanguardia. Un plato de 10.

image1 (3)


Tarta de manzana

Con un sabor muy acertado, falta mejorar la cocción de la masa y quizás servirlo en otro formato jugando con las posibilidades de moldeo.

image2 (4)


Tiramisú

Postre muy correcto para terminar el menú y que cuenta con una elegante presentación en tarro de cristal con tapa con la nombre del establecimiento marcada con un sello, lo que lo hace sin duda diferenciador y personal.

image3 (5)


Petit Fours

Para acompañar los cafés y finalizar la velada probamos unos fantásticos petit fours

image4


Al finalizar, tuvimos una agradable charla con el chef que tuvo el gusto de enseñarnos todo el restaurante incluida su bodega, en la que cuenta con los mejores vinos para maridar una buena cena.

A pesar de ser la versión corta del menú degustación, es una elección perfecta para probar gran variedad de la carta a un precio espectacular (35€). Todo parece indicar, que Modesto está muy cerca de conseguir su primera estrella con este menú degustación. Veremos dentro de unos meses si se cumple nuestro pronostico o no… por ahora solo podemos desearle la mejor de las suerte e invitaros a que vayáis a conocer este fantástico restaurante Madrileño.

Choque de cocinas en Tapanco

¿Cómo es posible mezclar las cocinas mediterránea, oriental, mexicana y portuguesa en un sólo plato? ¿Y en la decoración? ¿E incluso en el ambiente? La respuesta a todo esto y más es siempre la misma: Tapanco (91 447 90 53), un nombre que no ha sido escogido a la ligera.

tapanco5

Entre edificios de viviendas y oficinas; entre los tonos blancos, grises y ocres de la madrileña calle de Trafalgar (metro más cercano: Bilbao), el restaurante Tapanco no tiene pérdida: en el número 10, una amplia terraza pintada de morado con una decoración sencilla y elegante, pero contundente y muy cuidada, y una verja negra de metal, dan la bienvenida a un restaurante que mezcla lo mejor de México, Portugal y parte del lejano Oriente con lo más nuestro en un solo punto.

tapanco4

Dicen sobre el nombre los propios creadores de este emblemático restaurante -inaugurado en 2009- que, en mexicano, “se refiere al espacio construido en las edificaciones que se utiliza como desván, un ‘cajón de sastre’ en el que conviven lo antiguo y lo moderno, lo imprescindible y aquello de lo que no nos queremos desprender”. Una mezcla de sabores, texturas, olores y colores que hacen que el término sea el más top para nombrar un restaurante.

tapanco6

A los fuegos, Hugo Montiel, el responsable de que la mezcla multicultural del local tenga pies y cabeza; Jean Diola de los Santos, de origen filipino (de aquí el toque oriental de los platos) y encargada de los postres, y Roel Jiménez, el tercer chef en discordia -fanático de la carne cruda y los marinados- que lacra los rimbombantes platos antes de su salida hacia la mesa.

tapanco8

A unos 30 euros de media por cubierto -un precio que para una economía media lo hace sólo apto para eventos importantes y fiestas de guardar, pero jamás saldréis de allí con otra sensación que no sea la felicidad más absoluta-, el trío de minihamburguesas (10€), las fajitas de pollo con pico de gallo (11€), el risotto de mascarpone y espárragos trigueros (12€) o la milanesa de ternera a la napolitana (9,50€) harán las delicias de los paladares más sibaritas con anhelo de toques internacionales. En la web de Tapanco se puede consultar la carta entera, que también incluye un mastodóntico brunch por 19€. Hasta la 01:30 de domingo a viernes y hasta las 03:00 los sábados, Oriente o Occidente os esperan juntos en la cocina de Tapanco.

tapanco10

Fotos: Tapanco

[followbutton username=’danisindahaus’]

Sobre el buen gusto

Hola, Artemaní­acos.

Me gustarí­a cogeros con la manita virtual del ratón y arrastraros al principio de nuestra ruta de hoy, pero imagino que será más factible que os bajéis del metro en Alonso Martí­nez.

Este caminito es la segunda parte de mi trayecto casa-escuela, y más de una vez he llegado tarde a clase por quedarme embobada en la Librerí­a Pasajes (c/ Génova 3). Tienen taaantos libros en sus idiomas de origen, y ya sabéis que pocas cosas hay peores que leer poesí­a traducida. Solución aquí­.

Hace un par de semanas vi que al mismí­simo ladito, en el nº5, acababan de abir GUST. Este taller de bocadillos y bar de ensaladas me parece una opción fenomenal para comer ligero ahora que llega el calor –está lloviendo afuera y yo hoy voy a comer lentejas, pero ya está a la vuelta de la esquina, os lo prometo.

00 00a 00b 00c

Esto no termina aquí­.

00f

Mirad, he desayunado paracetamol porque hay un señor obrero que está realizando su honrado trabajo en el piso de arriba, JUSTO encima de mi cuarto y mecagoentodo. Es como la personificación de la resaca. Así­ que hoy no es que tenga el ánima muy escritora –menos que de costumbre–, pero no pasa nada, porque de todas formas no serí­a capaz de explicaros con palabras porqué la decoración de GUST hace justicia a su nombre. Una imagen vale más que bla bla bla.

0204 05

Me encanta el ambiente doméstico, me hubiese quedado a vivir allí­. (Suspiro.)

06a

Puedes elegir entre varios tipos de menú, si mal no recuerdo, son ensalada/quiche/bocadillo + bebida + postre frí­o. Anotaciones: La ensalada te la confeccionas a tu gusto alrededor del fastuoso naranjo de la entrada, las quiches y las tartas vienen de la mano del L’Atelier de Mousse, y sobre los bocadillos diré que puedes elegir entre una variedad de panes magní­ficos.

06c

La mirada de l’amug y las ganas de comer de Camila y Dani.

06d 06e

Pues claro que la copa de vino era mí­a, de quién si no.

06f 06g07 12

Libros ordenados cromáticamente y otras formas de hacer que me derrita.

14

Los dueños,  Pierre y su hermano –no me dijo su nombre, pero como volveré para comerme una quiche, ya lo descubriré–, importados directamente desde Francia, y tan ilusionados con su nuevo proyecto. Como para no. Todo mi amor para este negocio.

15

Hasta la escalera a los baños es bonita, copón.

Seguimos bajando la calle Génova. En el nº25, vemos que también han abierto nuevo Prep’ La Críªpe, pero como ya tenemos el estómago contento, nos lo apuntamos en la lista de cosas que hacer de Foursquare para otra ocasión.

Me parece fatal que tenga que venir yo, alguien que no es de Madrid, a deciros que aprovechéis las actividades que os ofrece vuestra ciudad. Todos conocéis las salas de la Fundación Mapfre –o deberí­ais–, que siempre presentan unas exposiciones que son de puti meri y GRATUITAS. No tenéis excusa alguna. Yo las he visto ya dos veces. Ahora mismo y hasta el 3 de Mayo, tenéis en la Sala Braganza de la Fundación Mapfre (c/ Bárbara de Braganza 13) la exposición del street-photographer neoyorkino de los 50s-60s, Garry Winogrand. Un gran retrato de la sociedad estadounidense de aquellos años.

19

El tipo murió de repente y se dejó como unos 6500 carretes sin revelar. La mitad de las fotos en esta muestra jamás fueron revisadas por el mismo fotógrafo y han sido impresas a propósito de esta exposición.

 

Cruzamos la calle y en el Paseo de Recoletos 23 está la Sala Recoletos, donde se presentan las Pinturas académicas del Salón de Parí­s en la exposición El canto del cisne, que pretende analizar el último esplendor de la pintura académica. Me alegro de que no se puedan hacer fotos, así­ le prestaréis atención a los cuadros.

16

La parte de mitologí­a es mi favorita. Bouguereau petándolo muy fuerte con El nacimiento de Venus Dante y Virgilio en el Infierno.

18

Importante merendar antes de ir a clase si no quiero morir de inanición porque llego a mi casa a las 11pm. Menos mal que al lado de la escuela está Il Tavolo Verde (c/ Villalar 6). Sólo productos orgánicos y buení­simos.

22a

  Habréis notado que se me acabó la baterí­a de la cámara y que estas fotos son tomadas con el móvil. Sorry for that.

3125

Al cruzar la primera sala descubres que el local tiende al infinito y gradualmente se convierte en una tienda de antigí¼edades.

2627

  Me duele mucho venir aquí­ porque lo quiero todo. Cuando sea millonaria, mi casa va a ser tan rococó…

28Processed with VSCOcam with kk1 preset

Llego tarde a clase. Au revoir les enfants!

Fotos: © Laura Cocodrilo

Pajarita: el antes y el después del arte de comer

Olvidaos de todo lo que sabéis sobre comer y cocinar, porque nada será lo mismo a partir de ahora. Si hay algo que nos gusta en BFace Magazine es descubriros sitios nuevos. Sitios ‘cool’, sitios buenos y sitios asombrosos. Esta semana, la sorpresa viene de la mano de uno de los nuevos establecimientos de cocina fusión que han abierto en Madrid: Pajarita.

image5

El bar Pajarita, situado en la céntrica calle Apodaca, 20 (metro Tribunal, Alonso Martí­nez), echó el vuelo el pasado 6 de noviembre. Su estela es corta, pero prometedora. Ayudados de una decoración moderna y ecléctica, un buen servicio, precios que da gusto oí­r y una carta de lo más original, apostamos a que no tardará en coger velocidad de crucero. El porqué, tras esta breve pausa en forma de platos buenorros.

image6

Su menú no deja indiferente a nadie: huevos divorciados, sashimi de berenjena, espárragos desnudos, patatas ultracrujientes con «crumble madrileño» o la delicia de bacalao con mayonesa suflada serán los platos obligatorios en este local. Sus dueños, Ricardo y Ví­ctor, funcionan como uno sólo y, mientras el primero se ocupa de crear la magia en la cocina, el segundo la lleva hasta el cliente y se ocupa de dar las últimas pinceladas con un trato cercano y acogedor. Su buen rollo se plasma en el aire, y la frase estrella que lucen en todas sus redes sociales es el fruto de lo que están consiguiendo: «no todo en la vida es diversión, pero comer sí­ que deberí­a serlo». Una declaración de intenciones que deja cristalino que comer en Pajarita no será un almuerzo al uso.

image11

Victor confiesa que el nombre inicial para el restaurante iba a ser «Pajarita y Lápiz»: querí­an algo icónico y que fuera sencillo de dibujar y recordar. Sin embargo, «la gente empezó a llamarlo ‘Pajarita’ a secas. Pensamos que quizá era demasiado largo, así­ que decidimos llamarlo sólo Pajarita«.

image3ab

En su afán de investigar y fusionar la cocina clásica y las técnicas del siglo XXI, Ví­ctor y Ricardo han creado las «armoní­as»: combinaciones perfectas de platos que concluyen en un menú degustación perfecto para una cena de dos (32 euros) a cuatro personas (61,50 euros), ideales para las cenas de navidad que se encuentran a la vuelta de la esquina (jefes, apunten). Además de la carta, que incluye nombres rocambolescos como bombitas de camarón, un dos tres malasaña, alitas de vuelo ligero o chalupa baby (entre 15 y 20 euros por persona), de lunes a viernes cuentan con un menú diario igual de original y más económico (11 euros), además de una carta de los mejores acompañantes: los vinos. Asterisco es, sin duda, la estrella del local.

image9

Estando cerca de Malasaña, la clientela es de lo más variada, e incluso los antiguos vecinos del barrio han dado muy buena acogida a este nuevo restaurante. Próximamente, y cuando la Pajarita vuele alto, los cócteles (¡¡!!) harán su entrada triunfal en este local. Y si bien no sabremos lo que es hasta que nos lo llevemos a la boca, todo lo que salga de la cocina de Pajarita promete ser toda una experiencia para los cinco sentidos.

Fotos: Bar Pajarita

[followbutton username=’danisindahaus’]

Petit Appétit: comer ensalada no es aburrido

«Es el peor nombre que se le puede poner a un restaurante», nos comenta Pablo, dueño y señor de Petit Appétit. Pero funciona. Situado en la calle Monte Esquinza, 1 (metro: Alonso Martí­nez, Colón), este bistró podrí­a considerarse, en su mayorí­a, vegetariano: «decidimos crear este concepto porque, en su momento, era un target que faltaba por cubrir. Sí­, hay sitios en los que se sirven ensaladas y comida vegetariana, pero no con esta idea de la personalización«, añade.

PA_local2

Puede que «poco apetito» no sea el mejor nombre para un sitio en el que se sirve comida, pero desde luego es la gran ironí­a de este pequeño local: nunca, jamás nadie saldrá con hambre de allí­: las enormes raciones de ensalada, a las que se pueden añadir hasta dos bases y cinco toppings, serán el nirvana de aquellas personas a las que se les conquista por el estómago (ladies, tell’em). El lema de Pablo no deja lugar a dudas: «si a las seis de la tarde estás picando, es que no has comido».

PA_bowl

En Petit Appétit, la definición de «sano» amplí­a su horizonte, ya que, además de ensaladas -que puedes elegir en bol o en wrap-, ofrecen también productos ecológicos, zumos naturales, cremas, quiche, sopa miso y pasta fresca, entre otras cosas. Cuscús, arroz, fusilli, canónigos, ricotta, espinacas, calabaza, nueces, queso, tomate, piña, albahaca o burrata son sólo algunos de los ingredientes con los que podéis crear vuestra ensalada perfecta. O vuestras miles de ensaladas perfectas. Es para no salir nunca de allí­.

salad

La clientela «son, sobre todo, altos ejecutivos y gente de la moda. Pero vienen todo tipo de personas», cuenta Pablo, y es que este pequeño bistró está estratégicamente situado en el epicentro de los negocios de Madrid. Y aunque pueda parecer lo contrario, Petit Appétit es un sitio distendido donde «a nadie le importa coger su comida y compartir mesa con otros«, asegura el dueño. «La gente viene a comer y a desestresarse un rato», nos dice. Como la cafeterí­a de tu universidad, pero sin mus. Y mucho más cool.

PA_local

Petit Appétit cuenta con un servicio de take-away que funciona todos los dí­as hasta las seis de la tarde. Normalmente, en hora punta, la cola puede llegar hasta la calle. ¡No preocuparse! Aquí­, el truco estriba en llamar, hacer tu pedido y pasar a recogerlo más tarde sin problema alguno. «No descartamos en un futuro el reparto a domicilio, pero sólo por la zona», matiza Pablo. Entendible: una ensalada recién hecha no puede viajar hasta Segovia. Un saludo a los segovianos que nos estén viendo. «Igualmente tenemos en mente comenzar a recoger pedidos por Internet», añade. Su página web, www.petitappetit.es, ya está lista para ello, aunque de momento lo que puedes hacer es crear tu propia ensalada online de una manera hí­per sencilla, sabiendo a la vez la cantidad de calorí­as, sal, azúcares y grasas que te vas a llevar a la boca. ¡El futuro era esto!

PA_wrap

En Petit Appétit se pueden llegar a hacer unas 120 ensaladas diarias, pero no sólo de verdura vive el hombre: muy cerca de allí­, en la calle Argensola, 24, este restaurante cuenta con otra «sucursal» enfocada a cenas más cuidadas, con carta, afterworks y coctelerí­a, pero con el mismo espí­ritu que caracteriza a las marca. «En Argensola, los platos estrella son el tataki de atún y el tartar de salmón. De las carnes, el entrecot de buey y el rosbeef -cocinado de manera tradicional-; y el ‘hamburguesón’ de solomillo de cerdo es uno de los más pedidos«, nos relata el dueño. Y sí­, una vez más he dicho coctelerí­a: dejad que don Manhattan, don Cosmopolitan o mí­ster mojito de violeta sean los mejores compañeros en vuestros dí­as post-trabajo y vuestras noches pre-fiesta.

Lo sabéis. Lo sé. Lo saben. Lo sabemos: se acabaron las excusas para comer mal. Repetid conmigo: «las ensaladas molan».

Fotos: Petit Appétit

[followbutton username=’danisindahaus’]

A Platea con amor

Otoño: estación del año en la que volvemos a la rutina. Es un hecho. Pero no hay que cortarse las venas todaví­a. Otoño es húmedo, frí­o, tristón. Y romántico. Mientras las primeras hojas y lluvias empiezan a caer y las semanas de la moda terminan de apagar las luces, en Check&Get nos adentramos en la penúltima estación del año, con energí­as renovadas, para traeros planes que os hagan los escalofrí­os y la vuelta a los abrigos un poco más llevaderos. Action!

tumblr_n4uxqcSIXw1slhkaxo1_500

La sombra del lujo es alargada: teatro, gin-tonics, sushi, tapas, dulces, cócteles. Platea es todo eso y mucho más. Su nombre no es casual: el edifico de la calle Goya (Recoletos/metro Colón, también con entrada por las calles Hermosilla y Marqués de Zurgena) fue el antiguo cine Carlos III, pero ahora ha sido remodelado, manteniendo su esencia de los años 40 y 50 de la mano del interiorista Lázaro Rosa Violán, para ofrecer una gastronomí­a gourmet a precios más o menos asequibles (nivel medio-alto para un bolsillo estándar). Vamos, lo más de lo más, caris.

Platea-01

Inaugurado el pasado 17 de junio, en este multiespacio podemos encontrar una veintena de puestos de renombre y nada menos que seis estrellas Michelí­n como seis soles en su haber, que brillan sobre los nombres de Paco Roncero, Pepe Solla y Marcos Morán. Las cinco plantas del lugar dan cuenta de sus 5.800 metros cuadrados, rellenados con puestos dispares y, a la vez, en perfecta armoní­a: la planta a nivel de calle es el «Patio», con varios puestos en los que encontrar algunos de los mejores jamones y quesos, tapas de diferentes firmas (haceos un gran -GRAN- favor y probad la empanada de «Castizo»), una larga barra en la que pedir vinos, copas, cervezas y refrescos, con mesas en la zona central rodeando el «Foso», con aún más puestos. Además, también hay tiendas -siempre, cómo no, gourmet– en las que adquirir carnes, verduras, frutas, gifts o arreglos florales.

Platea-13Platea-15

Subiendo una planta, con el ascensor llegamos a «Arriba», el restaurante de Ramón Freixa. En el segundo, encontramos una coctelerí­a y una zona en la que asistir a eventos y afterworks de los que nos gustan en BFace. Y en el último piso, la elegante Smoking Area.

Platea-19

Entre las especialidades, no podemos dejar pasar «La Batea», con ostras y pulpo, y «A Mordiscos», con su especial guiño a la tapa; «Entrecortes» y «De Cuchara», enfocados a los guisos tradicionales; tampoco los más internacionales: el mexicano «Besos de Sal», de Alex de la Fuente, «Shikku» el japonés a cargo de Rafael Sánchez, «Fortino», el punto italiano traí­do por Ranieri Casalini, y «Kinua», la propuesta peruana de Kiko Zeballos. Pero, sobre todo, por el AMOR que les tenemos, Mama Framboise, la pastelerí­a más exquisita de Madrid regentada por Alejandro Montes, y que ya os presentamos en BFace.

Platea-171

Pero quizá el punto más personal de Platea, además de su pantalla gigante, sea su teatro, que sirve como zona de eventos y es lo que mantiene la esencia de los antiguos y espectaculares cines que antes ocupaban el espacio. Aunque los amantes del celuloide lo echarán de menos aún a dí­a de hoy, son los que mejor entienden que hay que dejar sitio a los nuevos, porque siempre, siempre, the show must go on.

Fotos: Platea/Globally

[followbutton username=danisindahaus]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies