7 razones para amar «Thor Ragnarok»

Marvel está a punto de cerrar un año redondo. La tercera entrega de las aventuras del superhéroe nórdico es la encargada de poner el broche de oro a un año que estuvo capitaneado por dos grandes propuestas que no pasaron desapercibidas para el público: Guardianes de la Galaxia Vol. 2 y The Amazing Spiderman. Es cierto que cada vez se critica más la sobreexplotación que sufrimos de este tipo de productos y la poca originalidad que representan. Sin embargo, desde que la casa del ratón posee los derechos de la compañía de Stan Lee, han conseguido que en la mayoría de los casos nos vayamos a casa con una sonrisa de oreja a oreja y con la sensación de no haber malgastado el dinero.

Probablemente Thor es uno de los vengadores que ha pasado más desapercibido, destacando más por su belleza y su tozudez que por sus verdaderas habilidades. La saga necesitaba una nueva estrategia para enganchar al público y una vez más han sabido aprender de sus errores. He aquí nuestras 7 razones por la que pensamos que deberías amar Thor Ragnarok:


1. Primer director NO caucásico de la historia Marvel:

El universo marvelita siempre ha destacado por indagar a la hora de buscar creadores que puedan dar vida a sus historietas preferidas. Apostando siempre por cineastas independientes que puedan ofrecer una marca diferente a cada nueva entrega. En esta ocasión Taika Waititi se coloca en la silla de director. Un artista reconocido por haber coqueteado con el cine realizando cuatro pequeñas producciones y por ser un genial comediante, que de hecho estuvo detrás de la desternillante serie Fly of the Conchords. En esta nueva cinta es palpable la mano que ha tenido el director para dar frescura a la franquicia, además de ser un ejemplo más de igualdad laboral para las grandes producciones de Hollywood.

2. Rompe con todo lo establecido:

Las comparaciones son odiosas. Es inevitable observar el parecido que guarda esta nueva secuela con la saga de Guardianes de la Galaxia (viaje interplanetario incluido). Pero la esencia funciona. Thor se aleja del sombrío aire shakesperiano que ofrecían sus anteriores entregas, para entregarse a un mundo mucho más desenfadado, repleto de colores psicodélicos. En primer lugar, la película funciona estupendamente pues cierra los cabos sueltos que dejaron abiertos, enlazándola con la nueva historia rápidamente. Todo en un tono más cómico (aunque no todas las bromas están al mismo nivel) y alardeando de un festín en el que se nota la mano de director para incluir nuevos personajes, cameos, referencias cinéfilas… factores que ayudan a crear una atmósfera más amena y disfrutable. Tal vez no es realmente original, pero es sumamente disfrutable.

3. Nuevo look. Nuevo Thork:

Chris Hemsworth pierde su dorada cabellera para volver a ponerse en la piel del dios del trueno. Transformando además su personalidad, alejándolo de su particular tono nihilista y volviéndolo más seguro de sí mismo. Realmente, el actor no ha conseguido destacar en el panorama cinematográfico, pocas de sus películas han conseguido resarcirle de su etiqueta de cara bonita. Al menos esta tercera entrega le ha permitido desarrollar su faceta cómica. Algo que cuesta digerir en un primer momento, pero a lo que acabas acostumbrándote y que nos permite ver una cara más humana del personaje. Consiguiendo sumar a este nuevo tono burlón, su compromiso con la ley, sus fuertes lazos familiares y el que siga manteniendo un cuerpo de infarto.

4. Una villana a la altura de las circunstancias:

Las películas de este tipo suelen fracasar a la hora de presentar un adversario con matices, con el que podamos empatizar en cierta forma y comprender sus verdaderos motivos para enfrentarse al protagonista. La evolución no es tan grande en esta ocasión, pero la elección de Cate Blanchett rompe los esquemas establecidos y abre la veda en los roles de los personajes femeninos en el cine comercial. Aunque nos desarrollan brevemente el origen del personaje, Hela, no deja de ser otro ególatra villano que lanza frases de superioridad y que no tiene tiempo para desmenuzar sus emociones (más allá de esa cansina ansia de poder que tienen todos).  Sin embargo, la actriz demuestra talante desde el lado oscuro. Cada gesto ejemplifica la personalidad de un personaje tan temible como hipnótico, a lo que se le suma un diseño perfecto para conseguir que Hela robe gran parte del atractivo de la cinta. Regalándonos batallas que parecen auténticos oleos.

5. Tessa Thompson:

Natalie Portman dijo adiós por la puerta de atrás a ese sosainas interés romántico que representó en las anteriores dos entregas de Thor. La introducción de este nuevo personaje femenino, nos hacía prever que era una inclusión con calzador para darle el imprescindible toque romántico al filme. Finalmente Valkyria me deja sin palabras. Un personaje independiente, fuerte y que huye de caer en el rol de señorita en apuros. Una misteriosa cazarecompensas, con un misterioso pasado al que iremos desmenuzando poco a poco. Esperemos que se mantenga viva el alma del personaje en futuras entregas.

6. Un equipo redondo:

Junto a la mencionada Valkyria (Tessa Thompson), a Thor se le unen, Hulk (Mark Ruffalo) y Loki (Tom Hiddleston). Es un placer volver a ver en pantalla al monstruo verde, esta vez dándolo todo sobre la arena. Un personaje que vuelve a estar al nivel equilibrado que funciona: tan inteligente cómico y coherente como Bruce y tan producto manporrero que nos da las escenas más brutales del filme como Hulk. Por otro lado Hiddleston vuelve a robar el protagonismo. Loki es probablemente uno de los personajes más deliciosos que ha ofrecido el universo de marvel. Su continua ambigüedad y su sonrisa de medio lado siguen conquistando al público. Dos equilibrios en los que puede apoyarse tranquilamente la cinta aportando cierta ligereza a la narración. Formando el grupo perfecto para enfrentarse a las posibles adversidades venideras. Ojito también a Idris Elba, que aunque no juegue en un rol tan importante, nos encanta volver a verlo en pantalla.

7. Su soundtrack y el aspecto visual:

La factoría suele cumplir cuando hablamos de estos puntos, volviendo a superarse una vez más. El tema central de la película (Immigrant Song – Led Zeppelin) tiene el tono apropiado que respira esta vuelta de tuerca del mundo del dios nórdico. Sus dos intervenciones ponen el vello de punta ante la grandiosidad de las más apabullantes secuencias de acción. Se le suma en el apartado sonoro una épica a la par que electrónica banda sonora, muy acorde al tono tan gamer que representa la película. Todo un mundo visual de colores vivos, donde hay espacio para desarrollar el aspecto artístico. El mundo de Sakaar introduce un interesante apartado visual (criaturas, escenarios, vestuario…) en el que apuestan por las batallas de gladiadores futuristas. Un frenético mundo que hará las delicias de los amantes de los videojuegos.

En definitiva, Thor Ragnarok no es la película de superhéroes definitiva (ni plantea serlo). Se limita a ofrecer un entretenimiento atractivo, un factor que incluso, a veces, echamos de menos en este tipo de producciones. Y de paso, permite sutilmente incluir valores tolerantes, donde se demuestra que las mujeres pueden aspirar a roles con mucha fuerza. Una de las apuesta más disfrutables del año.

 

Los superhéroes ya no están solo en las calles

Deadpool. Los Guardianes de la Galaxia. Wonder Woman. Capitán América. Hulk. Batman. Superman. Spiderman. Pantera Negra. Thor. El Escuadrón Suicida. Flash. Iron Man. X-Men. Ant-Man. Viuda Negra. Tortugas Ninjas…

Y un largo etcétera. El mundo se ha llenado de superhéroes que están dispuestos a arriesgar sus vidas para salvarnos a todos. Enfundados en sus trajes, recorren las calles para luchar contra el mal. Y esperamos impacientes, pero también tranquilos, sabiendo que, mientras ellos velen por nosotros, no correremos peligro; al menos, no tanto.

Los superhéroes han revolucionado nuestras vidas, pero también han calado hondo en otros sectores. Los personajes unidimensionales han escapado de los cómics para llegar a la gran pantalla. Desde los últimos años, no hemos parado de ver superhéroes convertidos en películas; en gran parte, con acierto. Tenemos el caso de películas como Wonder Woman o Deadpooluno de los superhéroes más chulos-, cuya segunda parte se estrenará en 2018, que han conseguido dar en la diana y hacer ruido en nuestra sociedad a un nivel estratosférico, en un sentido nada peyorativo.

¡Pero la invasión no termina aquí! Ya no basta con las películas y los cómics. Los superhéroes han utilizado sus poderes, o no, para extender su influencia hacia otros terrenos. No hay más que ver el mundo de los videojuegos, en los que siempre han estado presentes, pero que, en los últimos años, han aumentado su presencia. Porque los superhéroes nacieron en papel, pero han adquirido un carácter multidimensional. ¿Quién no recuerda tardes jugando en la piel de Spiderman o Superman?

¡Y todavía hay más! Por si todo lo anterior no era suficiente, también hay ropa con superhéroes, tragamonedas temáticas de superhéroes, tazas con superhéroes, botellas de agua con superhéroes; ¡todo con superhéroes!

Los superhéroes ya no están solo en las calles. Se han colado en cada aspecto de nuestras vidas, y no tienen intenciones de abandonar de manera fácil. Porque ésta es su revolución, la de expandir su universo tanto como se pueda y durante todo el tiempo que el espectador lo permita.  Y lo haremos, porque seguimos esperando que vengan a salvarnos cuando estemos en apuros.

7 razones por las que amarás «Guardianes de la Galaxia Vol. 2»

Guardianes de la Galaxia llego a las salas en el año 2014 de la mano de James Gunn, una nueva propuesta de Disney por intentar seguir lucrándose de los derechos que posee de marca de comics, Marvel. El experimento fue todo un éxito y por ese motivo esta semana nos llega su secuela. Protagonizada por una desconocida y atípica familia de antiheroes espaciales que acabarán uniendo sus habilidades ante las posibles amenazas que puedan alterar el universo. En esta ocasión se dará respuesta al origen paterno de su protagonista: Star Lord (Chris Pratt) una de la mayores incógnitas que nos dejó la primera cinta. En Bface volvemos a adelantarnos y os relatamos nuestras impresiones sobre la cinta:

1. Típica pero NO tópica:

Las secuelas son carne de las críticas más duras. Mantener el nivel de su antecesora suele ser todo un reto. Para variar, aquí no se rompe con la esencia que respiraba su opera prima, el hecho de que Gunn repita como director sin duda ayuda a mantener ese equilibrio. Una estructura inicial que sumando nuevas tramas y personajes aportan un conjunto que prácticamente no tiene nada que envidiar a su primer volumen (algo que pocas secuelas de Marvel han conseguido igualar). Es cierto, que puede pecar de ser argumentalmente poco sorprendente pero a grandes rasgos consigue repetir con aquellos elementos que nos enamoraron la primera vez.


2. ¡¡ YO SOY BABY GROOT!!

Desde los títulos de créditos iniciales Groot vuelve a robarnos el corazón. Infantilizar al personaje se ha convertido en una decisión arriesgada pues aleja a una parte del público que ansía ver acción a raudales y que no está interesada en esos gags que aportan un extra de adorabilidad sobre dicho personaje. A nivel personal creo que aporta un factor realmente beneficioso, al ser un efecto temporal, el jugar con algunos tópicos en este volumen acordes con la edad de Groot nos muestra situaciones que tal vez ya hemos visto pero que dan geniales respiros cómicos a la cinta. Un auténtico angelito que nos encantaría llevarnos a casa.


3. Mantiene los valores originales

Una de las principales características que guardan las familias de superhéroes de Marvel es que todas cumplen el concepto de ser una familia. En esta película es vital para cada personaje hacernos sentir esa unión que les hace combatir, ya sea mediante lazos de sangre o no. Abriendo la posibilidad a la idea de que nosotros somos libres de elegir a nuestra propia familia. Permitiendo el desarrollo de algunos de estos personajes inadaptados e irreverentes de los que casi no podíamos haber explorado su faceta sentimental. Generando por tanto una línea argumental más fuerte y de la que suelen prescindir este tipo de blockbuster palomiteros haciéndola más orgánica.


4. Su diseño de producción

Esta saga puede alardear de gozar de tener un potente universo imaginario dispuesto a ser explotado. Algo que suele ser más unidimensional en el resto de productos de la compañía (Thor o Doctor Extraño son de las pocas que ofrecen algo visualmente nuevo). Claramente esta segunda parte se aprovecha para ofrecer un mayor derroche visual. Desde la creación del planeta Ego hasta la introducción de los Sovereign (una especie de humanos dorados espaciales). Todo ello acompañado por los necesarios y apabullantes efectos visuales que dan credibilidad a esas ansiadas escenas de acción. Creando su propio universo, con un delicado trabajo creativo que consigue dejarnos totalmente anonadados.


5. El palpable aire ochentero

A pesar de su extensa duración (2 horas y 15 minutos) sus humor ameniza la acción de los acontecimientos. Tal vez en esta ocasión se abusa de este recurso pero las referencias a la cultura pop de los años 80 nos regala algunos de los momentos más bizarros e inesperados de la película.  Una referencia temporal que vuelve a estar palpable también desde punto de vista visual y musical. Cotando con una banda sonora que no llega a la grandilocuencia de su antecesora, pero que nos vuelve a brindar grandes escenas.


6. Mantis

No es nada fácil introducir nuevos personajes a una franquicia. Interpretada por la actriz Pom Klementieff la llegada de Mantis aporta un perfecto equilibrio en el equipo. Un nuevo ser inadaptado que destaca por su capacidad de transmitir y modificar sentimientos emocionales. Característica que la convierte en todo un blanco para las bromas de la cinta gracias en parte, a su dulce ingenuidad. Una inesperada incorporación a la que suman otros personajes como los de Ego (Kurt Russell) el desaparecido padre de Star Lord o la alta sacerdotisa Ayesha (Elizabeth Debicki). Dos interesantes personajes a los que no se les debe perder vistazo.


7. Su Villano/a

Una de las marcas de la casa más opacas de las películas de Marvel suelen ser sus villanos. Pocos han logrado trascender quedando como meras caricaturas que hacen la vida imposible a nuestros protagonistas, sin suponer un gran reto a fin de cuentas y que no aportan interpretaciones memorables. En esta segunda parte el villano/a es casi una gran incógnita (excepto para los fans de los comics) y sin duda es un acierto. No era nada fácil abordar en acción real el concepto que han tratado, pero han sabido darle un creíble y cuidado toque personal. Un villano realista y con motivaciones que probablemente no pase a la historia pero que nos deja un trabajo más cuidado que con anteriores contrincantes. El secreto sigue bajo llave y si quieres saber a qué se enfrentarán nuestros guardianes tendrás que visitar las salas de cine.


Guardianes de la Galaxia consiguió aportar un nuevo código en las cada día más anodinas franquicias de superhéroes. Con su volumen dos nos traen justo lo que necesitábamos más y mejor. Descubre desde este viernes que nos depara esta nueva película. ¿Crees que superará las expectativas?

La saga X-Men, de peor a mejor

Esta semana tenemos otra ración de superhéroes (y ya van 4 en este año) de la mano, esta vez, de los mutantes. X-Men Apocalipsis cierra la trilogía de las décadas que comenzó X-Men Primera Generación, que situaba la acción en los años 60, a continuación vino Días del Futuro Pasado que nos hizo viajar en el tiempo hasta los 70. X-Men Apocalipsis continúa la senda marcada por sus predecesoras y ambienta la trama en los años 80, momento en el que ha despertado el mutante más poderoso de todos los tiempos: Apocalipsis.

Con esta ya son nueve los films protagonizados por los homo superior y a continuación repasamos todas las películas de la saga ordenándolas de las menos satisfactorias hasta las que más despuntaron.

 

8 – X-Men: Orígenes Lobezno Lobezno y sus amigos

Tras la primera trilogía, el estudio quería explorar nuevas fórmulas para explotar la franquicia mutante por lo que decidieron lanzar al más carismático y conocido del grupo en una película en solitario. Así nació X-Men Orígenes Lobezno, que nos narraba los inicios de su mutación y cómo adquirió su esqueleto de adamantium. La trama prometía y era uno de los sueños hechos realidad por parte de todos los fans, pero la realidad fue otra ya que nos encontramos ante un film chapucero, con un guion lleno de agujeros y que, en definitiva, no hacía justicia a la verdadera historia de Lobezno en los cómics. Además de presentarnos a otros mutantes metidos con calzador como esa Mole (una caracterización aberrante en toda regla), pasando por un Gambito totalmente irreconocible y llegando a un Deadpool (interpretado por Ryan Reynolds) del que es mejor olvidarse y centrarse solo en el personaje actual.

 

7 – X-Men 3: La decisión final El elenco de X-Men 3

El cierre a la trilogía iniciada por Singer prometía mucho. Pero el cambio de director no le sentó bien a la última entrega. Brett Ratner fue el encargado de dirigir el film que se acabó convirtiendo en uno de los más odiados por todos los fans de X-Men y sus películas. El argumento tenía el peso suficiente como para haberse convertido en una de las mejores adaptaciones, pero el guion no solo no estuvo a la altura, sino que fulminó a varios personajes icónicos de la saga de forma totalmente arbitraria y sin tener el más mínimo sentido en la trama. Este fue el caso de Xavier, Cíclope y Jean Grey; por no hablar de la “cura” a la que se sometió Pícara y que dejó sin poderes también a Mística. A estos despropósitos se sumó una Jean Grey convertida en Fénix que nada tenía que ver con la realidad sino que se trataba de una mujer poseída con mucho poder. Introdujeron unos personajes secundarios míticos en los cómics y que en el film se convirtieron en poco más que adornos con tramas absurdas, como Bestia o Ángel. Y todo ello con la guinda de una batalla final sonrojante con unos efectos especiales de película de serie B. En definitiva una película que dejó de existir en la cronología oficial de la saga con el reseteo que se produjo en Días del Futuro Pasado.

 

6 – Lobezno: Inmortal Lobezno enseña sus garras

Secuela de la aventura en solitario de Lobezno que nadie había pedido y que se convirtió en trilogía por arte de magia de Fox. Esta entrega mejora notablemente el desastre causado por su predecesora y nos muestra un Lobezno mucho más maduro y adulto, más acorde a las viñetas. Un film que sin ser excepcional sí resultó entretenido y con una calidad pasable, que ahondaba en la personalidad del mutante con garras. A destacar la batalla contra el Samurái de Plata. El punto final de esta trilogía lo pondrá la adaptación del cómic Old Logan y que se ambientará en la vida de un Lobezno ya entrado en años. Fox ya ha anunciado que se tratará de una película +18 como ya ocurriera con Deadpool para dar rienda suelta a la sed de sangre de las garras del mutante.

5 – X-Men Los personajes de X-Men

Esta película se podría considerar el inicio de la nueva generación de superhéroes que nos ha ido acompañando y que ha creado el boom del género desde hace un par de años. Se estrenó en el año 2000 de la mano de un joven Bryan Singer. Por esas fechas ya nadie se acordaba de los superhéroes y fue una grata sorpresa para los fans, los espectadores y para la crítica. Los aciertos del film fueron presentarnos a un grupo de superhéroes “serios” que no necesitaban llevar mallas de colores, y que luchaban no solo por salvar el mundo, sino por intentar salvarse a sí mismos de la humanidad. Una trama oscura y adulta que ayudó a asentar las bases del género.

 

4 – X-Men: Primera Generación Nuevos y viejos mutantes de primera generación

Tras los desastres de X-Men 3 y Orígenes Lobezno, la franquicia mutante decidió ir por otros derroteros y probar suerte con el inicio de todo. Es decir, cómo se creó la Patrulla X y cómo se conocieron sus dos principales miembros: Charles Xavier y Erick Lehnsherr (aka Magneto). Este reinicio fue otra grata sorpresa después de los fiascos de las dos anteriores. Con una trama muy bien trabajada que hilaba con hechos históricos de forma verosímil y que encajaban de forma excepcional, como esa crisis de los misiles de Cuba o esos nazis intentando hacer explotar a Magneto. Quizá algunos elementos deslucieron el film, como esa batalla aérea entre Banshee y Angel muy pobremente rodada, o algunos secundarios a los que no se supo hacer brillar, como a la desaprovechada Emma Frost.

 

3 – Deadpool Deadpool enfundado en su traje

Tras muchos rumores y peticiones, el mercenario bocazas por fin obtuvo su película en solitario. Y lo hizo como el propio actor y los fans querían: siendo muy fiel al personaje del cómic y con una calificación de +18 para poder plasmar toda la violencia (y humor) de las viñetas. Y el resultado no pudo ser mejor: una película sencilla, con un presupuesto ajustado, pero que funcionaba perfectamente bien y hacía las delicias de los espectadores. Un humor irreverente y gamberro aderezado con altas dosis de sangre y golpes. Y no podían faltar las sorpresas con apariciones de otros mutantes y localizaciones. La taquilla respondió convirtiendo a Deadpool en la película para mayores de 18 años que más ha recaudado de la historia. Y por eso tendremos secuela, previsiblemente el años que viene. Y con Cable.

 

2 – X-Men 2 Los actores de X-Men 2

La secuela de X-Men fue durante muchos años considerada la mejor entrega mutante de toda la saga, ya que aprovechaba todo lo que hizo grande a la primera parte y lo potenciaba con nuevos personajes y un argumento aún más potente. Ya el inicio nos dejaba boquiabiertos con ese intento de asesinato al presidente de EEUU por parte de un mutante que luego sabríamos que es Rondador Nocturno. Además nos presentaba a un villano, William Stryker, al que era muy fácil odiar ya que su forma de tratar a los mutantes era deleznable. También cobraban importancia algunos alumnos como Pícara, Pyro y Hombre de Hielo que protagonizan una de las mejores escenas del film. Y por último un desenlace de infarto, con enfrentamiento entre Jean Grey y Cíclope que termina en nefastas consecuencias. Y ese final, con la voz en off y la cámara recorriendo las aguas de la presa en la que vemos fugazmente la sombra dorada de un fénix. Sin duda, una maravilla.

1 – X-Men: Días del Futuro Pasado Actores del futuro y del pasado

Parecía una locura introducir viajes en el tiempo y adaptar un cómic bastante enrevesado como Días del Futuro Pasado. Y sin embargo, Singer que retomaba la saga 11 años después, conseguía ofrecer una película que conseguía enlazar todos los elementos temporales con sentido y de forma relativamente sencilla. Un film que supuso un borrón y cuenta nueva con respecto a la trilogía original y sobre todo para eliminar los desastres de X-Men 3. En esta ocasión Lobezno se convertía en el protagonista de este viaje intertemporal para salvar a los mutantes de la extinción. El inicio es sobrecogedor, con ese ataque de los centinelas al grupo de mutantes clásico (de la trilogía original) y que acababa en masacre. Con el fin de evitar esa masacre Lobezno viaja a los 70 para encontrarse con el elenco nuevo (la trilogía actual). La combinación de mutantes antiguos y nuevos, y las tramas en diferentes épocas logran que esta entrega sea la más completa y la más compleja de todas. Con unos intérpretes en estado de gracia (McAvoy, Lawrence, Fassbender están increíbles) y con un final que hace que se nos salten las lágrimas a los que empezamos la aventura mutante con todos ellos en 2000.

Vive ‘Capitán América: Civil War’ de la mejor forma posible con Dolby

¿Preparado para el enfrentamiento del año? ‘Capitán América: Civil War’ llega este viernes a los cines y todos sabemos que es de esas películas que se merecen ser vistas con la mejor calidad posible; por ello, te traemos una propuesta que no vas a poder rechazar.

Si eres de Barcelona y te mueres por ver la película, acude este fin de semana a los Cinesa La Maquinista y sumérgete en la #ExperienciaDolbyCinema con su nueva sala. ¿Que qué tiene de especial? Se trata del lugar perfecto para disfrutar de esta película tal y como la ideó su realizador: un pantallón de dimensiones épicas, que va de pared a pared; un proyector láser con el que verás los negros más negros y los brillos y contrastes más definidos que nunca, dando lugar a una imagen realista e increíblemente vivida; y un sonido espectacular, proveniente de todos los lugares de la sala, incluso del techo (¡EL TECHO!), gracias al sistema Dolby Atmos.

Pero eso no es todo: los chicos de Dolby y Cinesa (que lo tienen todo pensadísimo) saben que estas películas atraen a muchísima gente y que no todo el mundo puede conseguir las entradas más centradas de la sala; por ello, cada asiento está diseñado para que puedas disfrutar de la película en las mejores condiciones. No importa que estés en la esquina más recóndita del lugar, lo verás estupendamente bien.

Si quieres más información sobre esta sala u otras características Dolby, no te olvides de seguir en Twitter a @Dolby_Spain, donde explican todo divinamente. Pero, eh, que no se te olvide: ‘Civil War’, este viernes, en Cinesa La Maquinista en la Sala Dolby Cinema; si no la ves allí, es que no has visto nada.

Batman v. Superman y las otras 7 películas de Batman

Ayer se estrenó en los cines de toda España Batman v. Superman: El amanecer de la Justicia, la segunda entrega del reboot de Superman que está levantando el polémico Zach Snyder, con la bendición de Christopher Nolan. En esta segunda parte, Snyder enfrenta a Superman contra Batman, como consecuencia directa de la orgía de demolición que vimos en El hombre de acero (2013). A Batman lo interpreta en esta ocasión Ben Affleck, en la octava aparición del personaje en el cine, si no tenemos en cuenta las películas de Serie B de décadas atrás y a su ególatra álter-ego en forma de lego de La LEGO película (2014). Aprovechamos la ocasión para analizar Batman v. Supermanrepasar las otras 7 películas dónde Batman intentó poner orden en, la siempre convulsa, Gotham, desde el díptico de Tim Burton, hasta la trilogía de Christopher Nolan, pasando por denostadas películas de Joel Schumacher.


8. Batman & Robin (Joel Schumacher, 1997)

Batman & Robin

Nadie puede decir que Batman & Robin no trascendiera al tiempo. Aún hoy en día sigue siendo recordada como uno de los más lujosos festivales trash que ha engendrado Hollywood en su siglo de vida. Tras el éxito de Batman Forever, Joel Schumacher se puso de nuevo a las órdenes de la saga Batman, cambiando a Val Kilmer por George Clooney para dar vida al protagonista. Acompañándolo, al igual que en la película previa, su fiel escudero, Robin, interpretado por un Chris O’Donnell cuya carrera jamás despegó después de este desastre manifiesto. Frente a ellos, un Mister Frío surrealista, interpretado por Arnold Schwarzenegger, y una Hiedra Venenosa, a la que encarnaba la pobre Uma Thurman, que parecía sacada de un cabaret de mala muerte. Por supuesto, Batman y Robin tendrán que parar los maquiavélicos planes de destrucción y dominación de la dupla de villanos de serie B. En el camino vivirán situaciones bochornosas. Batman & Robin es, posiblemente, una de las comedias (involuntarias) más caras de la historia. Una máquina de vender merchandising (recuerdo tener de pequeño el muñeco de Mister Frío) vacía, obsoleta y rematadamente estúpida. Una película que se disfruta mucho si uno la ve bajo los efectos del alcohol y con amigos.


7. Batman Forever (Joel Schumacher, 1995)

Batman Forever

Para no poca gente, la catástrofe épica que resultó ser Batman & Robin se vio venir desde el primer film de la saga que rodó Joel Schumacher. El Batman Forever de Schumacher y Goldman rompía lazos estéticos y narrativos con la visión gótica, excesiva y oscura de Tim Burton para construir un blockbuster más genérico e impersonal, apto para el gran público. Su Batman, encarnado en este film por el limitado Val Kilmer, no resulta apasionante, pero es entretenido y mantiene el interés, sobre todo, gracias a sus dos fabulosos villanos: Enigma, interpretado por un desmedido (como casi siempre) Jim Carrey, y Dos Caras, al que encarnaba un Tommy Lee Jones al que le tuvieron que pagar muy bien para prestarse a ese show. A ellos habría que añadir la magnética presencia de Nicole Kidman como la chica de la que se enamora el superhéroe. Quizás el principal problema de Batman Forever es que se la asocia a Batman & Robin. La sombra de la segunda ha englobado a la primera, condenando irremediablemente a ambas películas de Schumacher. Sin embargo, invito a los lectores a revisionarla: no es una película especialmente buena, pero sí es un blockbuster digno. La película, con un presupuesto de 100 millones de dólares, recaudó 336 millones en todo el mundo, cumpliendo con su objetivo: mejorar la taquilla de su predecesora.


6. Batman v. Superman: Dawn of Justice (Zach Snyder, 2016)

Batman v. Superman

Tras la decepción que supuso El hombre de acero, una película ruidosa, confusa, mal hilvanada y, lo que es peor, aburrida, el segundo episodio del universo cinematográfico de DC que están construyendo Zach Snyder y Davd S. Goyer, levantó suspicacias desde el inicio del rodaje. Que Warner mantuviera la película embargada hasta pocas horas antes de su estreno mundial hizo encender, aún más, las alarmas, creando un clima adverso para el film. Ahora que Batman y Superman se pelean frente a los ojos de medio planeta, podemos asegurar que no es el desastre que muchos pronosticaron, pero tampoco es una buena película. Batman v. Superman arranca, después de un prólogo totalmente innecesario y que ya hemos visto varias veces, con Bruce Wayne, un convincente Ben Affleck, observando la ola de destrucción con la que finalizaba El hombre de acero, y culpando de dicho cataclismo a Superman, un semidios capaz de demolerlo todo. Con un punto de partida tan interesante, en el que se contraponen dos visiones diferentes de lo que debe ser un superhéroe, la de Batman y la de Superman, la película se va diluyendo a medida que Lex Luthor, un delirante Jesse Eisenberg, se apodera de la trama. El principal pecado de la película de Snyder es que traiciona su premisa inicial, para convertirse en un blockbuster al uso. Si se hubiera mantenido fiel a su punto de partida, habría sido un film oscuro, moralmente complejo e innovador. Sin embargo, en un acto de cobardía, Snyder y Goyer prefirieron resolver el conflicto inicial de forma completamente arbitraria y girar hacia una estructura narrativa clásica en el cine de superhéroes. No, BvS no es una mala película, pero tampoco es buena.


5. The Dark Knight Rises (Christopher Nolan, 2012)

El caballero oscuro. La leyenda renace

Hablar del film que cierra la trilogía de Christopher Nolan, antes que de sus predecesoras, puede parecer que es empezar la casa por el tejado. Un tejado que Nolan no supo cerrar bien para evitar que el agua se colara dentro de una trilogía, que hasta este momento, estaba siendo impecable. El caballero oscuro: La leyenda renace es una de las grandes decepciones que nos ha deparado el cine de los últimos tiempos. No porque sea una mala película, porque a pesar de algunas decisiones narrativas erradas, algunos giros predecibles y un villano que prometía más de lo que daba, encarnado por un Tom Hardy al que prácticamente no se le veía la cara, es un film divertido, oscuro y hasta estimulante. Las altísimas expectativas mataron a una película que jamás se pudo valorar por lo que era, sino por lo que debería haber sido. Batman se ve contra las cuerdas, una vez más, al enfrentarse a Bane, un villano con un entrenamiento superior al suyo, dispuesto a sembrar el caos en Gotham y con oscuras relaciones en el entramado de poder de la ciudad. La premisa no era novedosa, aunque sí tenía elementos enigmáticos que Nolan manejó de forma irregular. No fue el final épico que todos los fans esperaban. El film, eso sí, recaudó más de 1000 millones de dólares en todo el mundo, con un presupuesto desorbitado de 250 millones, superando en recaudación global a su predecesora, pero funcionando notoriamente peor en Estados Unidos.


4. Batman (Tim Burton, 1989)

Batman 1

El renacer de Batman, tras los films camp de antaño, estaba llamado a ser todo un fenómeno que sacudiera la taquilla en unos tiempos en los que los superhéroes aún no la dominaban con puño de hierro. Para ello, Warner tomó la arriesgada decisión de contratar a un joven director con mucha personalidad, Tim Burton, y le entregó el presupuesto más pequeño de la saga, 35 millones de dólares, que él transformó en 411 millones en todo el planeta, superando todas las expectativas y marcando el inicio de la gran era de los superhéroes, antes del desembarco de Marvel y su plan de dominación mundial. El primer Batman de Burton, al que encarnaba Michael Keaton, con el que ya había trabajado en su éxito previo, Bitelchús, era un drama barroco, con una dirección artística, nominada al Oscar, espectacular, a medio camino entre la sátira, el drama psicológico y el cine de acción. Un blockbuster atípico, desde luego. Batman irrumpía en la ciudad de Gotham para poner fin a la violencia y a la corrupción que la atenazaban y tenía que enfrentarse contra el villano más popular de la ciudad, el Joker, interpretado por un Jack Nicholson a ratos hipnótico y casi siempre excesivo. Vistas a la luz de la seriedad sin fisuras de la trilogía de Nolan, las películas de Burton pueden resultar narrativamente extrañas, con un tono de comedia negra muy peculiar, pero son dos films muy entretenidos y con muchas ideas interesantes.


3. Batman Returns (Tim Burton, 1992)

Batman Vuelve

Tras el indiscutible pelotazo que resultó ser Batman, Warner confió a Burton una nueva adaptación del universo del superhéroe de DC. En esta ocasión le dio un presupuesto muy superior, 80 millones de dólares, y Burton, que entre una entrega y otra había rodado su película más icónica, Eduardo Manostijeras, les entregó una obra que buceaba en los mismos temas de su predecesora, pero abordando de forma más nítida la relación entre la corrupción y la política. El viscoso Pingüino de Danny DeVito, manipulado por el multimillonario Max Schreck (Christopher Walken), intenta convertirse en alcalde de Gotham, sembrando el caos para provocar la caída de la actual administración. En una especie de premonición del fenómeno Donald Trump, Batman tendrá que luchar contra las malas artes de la dupla de villanos, su violencia y su demagogia populista para parar sus planes de dominación. Mientras tanto tendrá que hacer frente a una seductora rival, la hipnótica Catwoman de Michell Pfeiffer. Batman Vuelve funciona así como una amplificación de lo expuesto en su predecesora, ofreciendo una aventura aún más oscura y punzante. Sin embargo, el film no funcionó tan bien en taquilla, recaudando 266 millones de dólares, casi 150 menos que la primera entrega, lo cual llevó a Warner a dejar de confiar en Tim Burton y fichar a Schumacher, con las consecuencias que expusimos anteriormente.


2. Batman Begins (Christopher Nolan, 2005)

Batman Begins

Tras la deplorable calidad del último Batman de Schumacher, la saga entró en un hiato, hasta que Warner decidió resucitarla, 8 años después, de la mano de Christopher Nolan, que para aquellas ya había dirigido Memento, una obra de culto instantánea en la que un hombre intentaba recomponer su pasado a través de los tatuajes de su cuerpo. En cierta forma el Bruce Wayne del primer Batman de Nolan es también un hombre que intenta reconstruir su pasado para afrontar el caótico presente de la ciudad en la que vive. Perdido en la vida, acaba formándose bajo las órdenes de un enigmático maestro. De regreso a Gotham comienza su andadura como Batman, intentado poner orden en una ciudad que se viene irremediablemente abajo. Christian Bale llena, con toda su gravedad, el traje de Batman, dotándole de un aura de hombre atormentado que jamás sus predecesores supieron o quisieron plasmar. El primer capítulo de la trilogía de Nolan sentaba las bases de un universo oscuro, plúmbeo y solemne, nacido al calor del 11-S y del terrorismo y de la economía globalizados. Además Liam Neeson y Cillian Murphy funcionan fantásticamente como contrapuntos a Bale. La película recaudó 377 millones de dólares en todo el mundo. Sin ser especialmente taquillera, sí generó reacciones entusiastas en crítica y público, comenzando a sembrar el prestigio del renacer de la saga.


1. The Dark Knight (Christopher Nolan, 2008)

El caballero oscuro

Precisamente, tras el buen sabor de boca que había dejado Batman Begins, las expectativas para con El caballero oscuro eran altas. A la confianza en Nolan y su visión del personaje y de la ciudad, se sumaba el regreso del villano más popular de Gotham, el Joker, esta vez encarnado por Heath Ledger, en un interpretación que prometía ser mucho más física, realista y profunda que la guasona encarnación de Jack Nicholson. La campaña promocional del trabajo de Ledger se puso en marcha incluso antes de que se celebraran los Oscar del año anterior. Poco después Ledger moría trágicamente y su interpretación del Joker adquiría halo de leyenda. Una vez que la película se estrenó, todo el mundo se quedó con la boca abierta: efectivamente, el Joker de Heath Ledger era un creación monumental, un retrato salvaje de la locura. Al revés que su sucesora, El caballero oscuro no sólo cumplió con las expectativas, sino que las explosionó. ¿Podía una película de superhéroes ser uno de los dramas más relevantes del año cinematográfico? Sí, podía, de hecho la ausencia en los Oscar del film fue uno de los detonantes del cambio de reglas que llevó a cabo la Academia. El caballero oscuro se sacudió así la etiqueta de cine de superhéroes para ser vista como un gran drama americano sobre una era convulsa. Batman tenía que hacer frente a su rival más impredecible y anárquico, un Joker cuyo único objetivo era sembrar el caos total, no acceder al poder, sino demolerlo. La película recaudó más de 1000 millones de dólares en todo el mundo y una trascendencia cultural indudable.

¿Cuánto sabes de películas de superhéroes?

Este año está plagado de estrenos de películas de superhéroes. Recapitulemos: ya se ha estrenado Deadpool, pero aún nos quedan muchas más. Ayer mismo se estrenó Batman v Superman en la que los dos icónicos héroes de DC se enfrentan en una batalla sin igual. En apenas un mes tendremos otro enfrentamiento, el que protagonizarán los héroes de Marvel divididos en dos bandos: por un lado el de Iron Man y por otro el capitaneado por el Capitán América. A finales de mayo nos sobrevendrá el Apocalipsis de la mano de la nueva entrega de los X-Men, esta vez con un grupo de jóvenes mutantes recién reclutados a las órdenes de los veteranos Mística y Xavier. Ya en periodo estival, concretamente en agosto, tendremos una dosis de supervillanos que se han pasado al lado de los buenos y pretenden realizar heroicidades en Escuadrón Suicida, marca de DC y cuya expectación es aún más elevada que con Batman v Superman. Y cerrará este año repleto de superhéroes el más raro de todos los doctores, Doctor Extraño hará su primera aparición en el Universo Marvel encarnado por el grandísimo Benedict Cumberbatch.

Y para ir abriendo boca antes toda esta retahíla de películas superheroicas que nos esperan a lo largo del año, nada mejor que un test para comprobar qué tal vais en conocimientos acerca del tema. Y si cateáis, no pasa nada, el año que viene nos espera otra buena dosis de films de superhéroes para ir hincando los codos.

Los 10 superhéroes más chulos del cine

En los últimos años, el panorama cinematográfico se ha llenado de presencias superheroicas que ya nos son comunes desde que Marvel abriera su particular caja de Pandora, allá por 2008 con su Fase 1, compuesta por una serie de películas centradas en diversos superhéroes. Desde entonces no hay año que no se estrenen al menos un par de films de este género que poco a poco está formando entidad propia.

Este 2016, sin ir más lejos, se estrenan en las pantallas la friolera de siete (sí, habéis leído bien: SIETE) películas de temática súper.

La primera en abrir la veda será Deadpool, que llega este 19 de febrero. Y para celebrarlo hemos decidido hacer un top de los superhéroes más chulos que han pasado ante nuestros ojos cinéfilos.

Si bien es cierto que Deadpool se caracteriza por ser un macarra y un chulo de cuidado, en esta lista hay alguno que le podría hacer sombra perfectamente.


Lobezno

Lobezno enseñando su garra

Nuestro querido mutante recubierto de adamantium es uno de esos (anti)héroes que te acaban salvando a regañadientes. Y ni se te ocurra decirle ni mu que enseguida te saca las garras y te manda a tomar un refresco. Miembro solitario de los X-Men que no le gusta eso de acatar órdenes y menos si viene del “gafitas”, o lo que es lo mismo, Cíclope. Eso sí, por  muchas pegas que ponga, o por muchos improperios que suelte, siempre acabará haciendo lo correcto. Y no sabemos si porque se sentirá bien, o por celebrarlo fumándose un buen puro.

Pudimos ver su chulería en: X-Men, X-Men 2, X-Men: la Decisión Final, X-Men: Orígenes Lobezno, Lobezno Inmortal y X-Men: Días del Futuro Pasado.


Johnny Storm

La Antorcha Humana en pleno vuelo

Más conocido como Antorcha Humana, el integrante más gamberro de la familia de superhéroes más famosa es también conocido por su fogosidad. Y no solo por las llamas que prenden todo su cuerpo. Johnny es un mujeriego en toda regla que utiliza sus dones de chulería para camelarse a cualquiera. Además, sus enfrentamientos con los villanos nunca están exentos de alguna que otra pirueta o chascarrillo para hacer saber que él es más chulo que un ocho.

Su impulsividad a veces pasa factura a Los 4 Fantásticos, ya que la temeridad nunca es buena en un superhéroe, y menos en uno que puede alcanzar  hipervelocidad en pleno vuelo. Pero siempre estarán sus compañeros para echarle una mano, aunque sea al cuello, por haber cometido otra barbaridad.

Pudimos ver su chulería en: Los 4 Fantásticos, Los 4 Fantásticos y Silver Surfer y en Cuatro Fantásticos.


 Iron Man

Tony Stark enseñando la cara de Iron Man

El hombre de hierro, miembro fundador de Los Vengadores, es uno de los héroes más bocazas e impertinentes del mundo superheroico. Sus comentarios mordaces no dejan títere con cabeza y su ironía puede sacar a más de uno de sus casillas, ya sea amigo o enemigo. Y si no que se lo pregunten al Capitán América, cuyas disputas les llevarán a iniciar nada menos que una guerra civil.

Una vez le preguntaron qué sería Tony Stark sin armadura, a lo que contestó: un genio, millonario, playboy, filántropo. Ahí es nada.

Pudimos ver su chulería en: Iron Man, Iron Man 2, Iron Man 3, Los Vengadores y Los Vengadores: la Era de Ultrón.


Star-Lord

Star-Lord surcando el espacio

En Guardianes de la Galaxia vimos al grupo de héroes más variopinto del universo: un mapache parlanchín armado hasta los dientes, un árbol gigante parco en palabras, un loco con marcas en la piel y una chica verde con espada. O, lo que es lo mismo: Mapache Cohete, Groot, Drax y Gamora. Los cuatro liderados por un humano bocazas y chulo que no es otro que Star-Lord. En la película comprobamos cómo sus actitudes chulescas le llevaron a más de un callejón sin salida y, si su labia no consiguió liberarle, bastaban con par de disparos o unas buenas botas propulsoras. Eso sí, a pesar de sus fanfarronadas, tenemos que admitir que su gusto musical es exquisito.

Pudimos ver su chulería en: Guardianes de la Galaxia.


Dash

Dash en pleno uso de su facultad velocista

El pequeño de la súperfamilia Parr (sin contar a Jack-Jack que al ser un bebé no está para trotes superheroicos) es el más chulito de todos. No sabemos si es por su edad o por sus poderes de hipervelocidad que le permiten fardar lo que quiere y más. Y es que nadie se libra de sus bromas, ni su profesor del cole ni el villano más furibundo. Dash tiene chulería y jugarretas para todos. Y si le retas a una carrera, ten por seguro que no perderá. Eso sí, ni se te ocurra tocar a su hermana Violeta, que entonces se pone serio de verdad.

Pudimos ver su chulería en: Los Increíbles.


Hit Girl

Hit Girl preparada para la lucha

La única fémina de esta lista, y menuda es ella. A pesar de estar en plena adolescencia y de tener un cuerpo pequeño y liviano, Hit Girl reparte leña a diestro y siniestro a cualquiera que le toque un poco los ovarios. Y si entre golpe y golpe, puede soltar una frase lapidaria, mejor que mejor. Ha demostrado que nadie maneja una navaja mariposa como ella y, si tienes algún problema no lo dudes, puedes avisarla con este método que ella misma comenta en Kick Ass: “Llama al alcalde, tiene una señal luminosa que brilla en el cielo con forma de polla gigante”.

Pudimos ver su chulería en: Kick-Ass y Kick-Ass 2.


Ant-Man

Ant-Man a punto de reducir su tamaño

Es el más novato de la lista, pues debutó en el trabajo superheroico hace apenas unos meses. Pero si algo nos dejó claro es que para hacer grandes cosas no hace falta ser un Hulk. Y tampoco ser muy disciplinado. Si después de llevar una vida de robos y desvalijos, aparece el gran Hank Pym y te ofrece suplantarle como nuevo Hombre Hormiga, lo último que puedes decir es “¿Ant-Man? ¿Se habían acabado los otros nombres?”.

Menos mal que decidió aceptar y desde ese momento puede combinar sus empequeñecimientos con bromas y frases sarcásticas, de las que no se libran ni sus compañeras las hormigas.

Pudimos ver su chulería en: Ant-Man.


Spider-Man

Spider-Man surcando los cielos de Nueva York

Nuestro vecino y amigo Spider-Man es otro de los superhéroes que, si bien es cierto que se toma muy en serio eso de salvar a gente en apuros, siempre lo hace alardeando y haciendo honor a su verborrea. Dos actores han encarnado al superhéroe arácnido, y un tercero viene de camino. Hablamos, claro está de Tobey Maguire, Andrew Garfield y Tom Holland. El primero interpretó a un Peter Parker bastante anodino, con alguna gracieta que otra pero sin ser su punto fuerte. Algo más acertado estuvo la encarnación de Andrew Garfield donde pudimos ver a un Spider-Man mucho más socarrón y, por tanto, fiel a lo que nos mostraban los cómics de Marvel. El tercer trepamuros nos llegará de la mano de Tom Holland, aunque no sabemos qué enfoque le darán. Tan solo esperamos que Spidey no pierda ese humor que le caracteriza cuando está enfrascado en pleno combate contra alguno de sus supervillanos.

Pudimos ver su chulería en: The Amazing Spider-Man y The Amazing Spider-Man: el poder de Electro.


Hellboy

Hellboy dispuesto a enfrentarse a todo

Nos topamos con otro antihéroe salido directamente de las entrañas del infierno. Y es que este demonio con los cuernos serrados no se le da muy bien eso de ser amable y tratar bien a las personas, sobre todo a las que salva. Además su aspecto no inspira mucha confianza y su imagen demoníaca asusta a más de uno cuando deberían darle las gracias por no haber sido devorados por el monstruo de turno. Si a todo eso añadimos que toma decisiones por su cuenta ignorando las órdenes de sus superiores, estamos ante el antihéroe perfecto. Eso sí, como todos, tiene una debilidad y no es otra que la piroquinética Liz Sherman. Por ella es capaz de salvar a toda la humanidad. Y menos mal.

Pudimos ver su chulería en: Hellboy y Hellboy 2: el Ejército Dorado.


Mercurio

Mercurio aprovechando su súpervelocidad

No sabemos qué ocurre pero parece ser que el poder de la supervelocidad también supone un extra de chulería para el poseedor. Si antes comentábamos el caso de Dash, ahora es el turno de Mercurio. El mutante velocista ha aparecido en dos films de Marvel encarnado por dos actores diferentes, pero en esta ocasión nos referimos al que apareció en X-Men: Días del Futuro Pasado interpretado por Evan Peters. Fueron pocos los minutos que pudimos ver en pantalla a este mutante pero hay que reconocer que los aprovechó de forma gloriosa. Además, nos dio tiempo de sobra para comprobar que Mercurio es un ladronzuelo que aprovecha sus poderes para realizar hurtos y llenar su cuarto de todo tipo de cosas. En la mítica escena de la liberación de Magneto, a Mercurio le da tiempo, en su impulso de la supervelocidad, a gastar unas cuantas bromas a los guardas antes de noquearlos.

Pudimos ver su chulería en: X-Men: Días del Futuro Pasado.

La redacción elige… la mejor película de superhéroes de Marvel

Este jueves, llega a los cines la secuela de ‘Los Vengadores’, grupito de superhéroes formado por Capitán América, Ojo de halcón, la Viuda negra, Thor, Iron Man y Hulk. En la redacción, nos hemos puesto a discutir cuál es la mejor película de superhéroes y hemos armado una trifulca digna de la batalla final de cualquier cinta del género; por ello, hemos decidido ser consecuentes y votar rollo Eurovisión por nuestras predilectas: el primer puesto, se llevará tres votos; el segundo, dos; y el tercero, uno. El cómputo final nos dirá cuál es la mejor película de superhéroes de Marvel. Allá vamos:


23-X-Men--The-Last-Stand1. X-Men 3: La decisión final: Puede que mi amor por Jean Grey/Phoenix haga que esta película se lleve mis tres puntos, pero disfruté como un enano con una Famke Janssen volviendo locos a todos los mutantes.

2. X-Men: Días del futuro pasado: Lo mejor de esta película, sin duda, es toda esa locura de saltos en el tiempo. Y es que ver a los mutantes enfrentándose unos a otros en diferentes tiempos, hizo de ella una delicia.

3. Guardianes de la Galaxia: Esta película siempre aparece en mi ranking de películas de Marvel. ¿El motivo? Cuando no esperaba nada de ella, llegó y me encantó. Lo mejor de todo es el humor del que hace gala todo el metraje.

(Rubén Morín, redactor de ‘Duro de pelar’ | @BajoManhattan)


GUARDIANES-DE-LA-GALAXIA-NU1. Guardianes de la Galaxia: esta space opera funciona a la perfección a base de buenas dosis de ironía y diversión, y cumple con su objetivo, que no es otro que entretener. ¡Y además sale Chris Pratt, que es todo un bombón! Obligatorio es mencionar la banda sonora, con canciones pop de los setenta y ochenta, que contribuyen a elevar el nivel del film.

2. Los Vengadores: película altamente entretenida, con una historia bien hilada y una absoluta efectividad a la hora de mezclar a varios superhéroes en la misma pantalla. Disfrutar de los dos ‘Chrises’ del momento (Evans y Hemsworth) es un acierto de cásting, así como contar con Scarlett Johansson poniendo la guinda al pastel. El film no decepciona y hace disfrutar de lo lindo.

3. Iron Man: pese a que el argumento podría parecer más de lo mismo, el film de Jon Favreau es diferente, entretenido y libre de estupideces. No le sobra ni le falta nada. Se trata de una buena adaptación del origen de este superhéroe, donde la acción, el humor y los espectaculares efectos especiales están bien engranados.

(Virginia Martínez, redactora de ‘OnCine’ | @virhouse)


daredevil-2003-13-g1. Daredevil: Posiblemente, mi superhéroe favorito. Sería injusto que no estuviese en la primera posición. Aunque quieran matarme.

2. Capitán América: el soldado de invierno: Podría elegir entre Los Vengadores y Capitán América, pero el segundo es el primero de los primeros y merece un reconocimiento.

3. X-Men: días del futuro pasado: Hugh Jackman, Jennifer Lawrence, Michael Fassbender, Evan Peters, James McAvoy, Ian McKellen… ¿Sigo?

(Gabriel Garcher, redactor jefe de Música | @GabGarcher)


avengers1. Los Vengadores: La número uno: una orgía de referencias, carisma coreografiada, y combos dignos de un videojuego. Si se hiciese una película pensando en cómo juegan los niños con los muñecos de Marvel, el resultado sería Los Vengadores. Ya veremos qué tal la segunda, #InWhedonWeTrust.

2. Guardianes de la Galaxia: Si ya Iron-Downey-Jr mezclaba comedia y acción con cierta habilidad, Guardianes de la Galaxia eleva la fórmula a su máximo exponente. La versión gamberra de Los Vengadores coloca en el centro de su trama a Chris Pratt bailando temazos y haciendo chistes mientras se da de tortas. Y aún quedan secuelas por salir, el prattismo está de enhorabuena.

3. Iron Man: La primera parte de Iron man descubrió a la versión Downey Jr. de Tony Stark. Cualquier parecido entre su personaje y el de los comics es pura coincidencia, pero la peli funciona, es rápida, entretenida y tiene un final tan tramposo como molón.

(Nacho Poveda, redactor de ‘OnCine’ | @IgnacioPoveda)


1394845751087.cached1. The amazing Spider-man: Marc Web consiguió darle un fresquísimo lavado de cara al hombre araña con este divertidísimo reboot en el que brillan con luz propia Garfield y Stone. Además, Sally Field es la tía May. ¿Qué más se puede pedir?
2. X-Men. Primera generación: Fassbender y McAvoy son dos jovencitos Magneto y Xavier en este mega flashback a los años mozos de los superhéroes de X-Men. Eh, y Lawrence como Mística. Que sí, que lo mola todo.
3. The incredible Hulk: Puede que no sea objetivo pero Edward Norton como Bruce Banner es LO MÁS. Louis Leterrier consiguió que se nos olvidara la primera (y fallida) incursión del superhéroe con esta maravilla.

(Jonathan Espino, redactor jefe de Cine | @SpinOver_)


X-men-2000-16-g1. X-Men: nos pilló a todos por sorpresa que en el año 2000 se pudiese hacer una saga tan diferente sobre superhéroes más allá del típico Superman o Batman a los que estábamos acostumbrados. El señor Singer lo bordó y, por suerte, en secuelas posteriores también, aunque no tanto.
2. Guardianes de la Galaxia: aunque no tiene, de momento, mucha relación con el gran mundo Vengador, las risas y el entretenimiento con una cinta tan bien hecha y con unos personajes tan carismáticos logró encandilarme el verano pasado hasta límites insospechaI AM GROOT.
3. Los Vengadores: iba a elegir a Daredevil o a Los 4 Fantásticos, pero todavía tengo buen gusto. Mi querido Whedon consiguió llevar a la gran pantalla a un grupo tan distinto en una cinta divertida y oscura al mismo tiempo, logrando buena química con los personajes y dando importancia a todos ellos sin cojear.
(Germán de Heras, redactor de ‘OnCine’ | @germaniako16)


74916.groot-guardianes-de-la-galaxia-080720141. Guardianes de la galaxia: Una delicia auto-consciente en la que Marvel logra, por primera vez, compaginar a la perfección diversión a granel, sincera emoción y personajes de carisma desbordante. Todo ello unido a un diseño de producción brillante y a una selección musical memorable hacen que el filme de James Gunn aparezca, por méritos propios, en el diccionario cinematográfico junto a la definición de «guay».
2. Capitán América. El primer vengador: La historia de cómo Chris Evans se transforma de blandengue flacucho al super soldado Steven Rogers es una ‘rara avis’ dentro del mundo cinematográfico Marvel:  pastiche de géneros, tonos y ritmos en plena búsqueda de identidad por parte de los estudios de Stan Lee, que funciona a la perfección gracias a un guión con miga y a un cuidado estilo visual con mucha personalidad. Entre cine de aventuras y bélico, con apreciable romance de telón de fondo.3. Iron man: También con Marvel entre dos aguas – comienza a imprimir su humor característico pero aún ambiciona con emular la trascendencia y oscuridad del Batman de Nolan/DC – la presentación del Sr. Stark funciona por el arrollador carisma de Robert Downey Jr. y por sus poderosos coletazos de cine de acción violento.

(Jesús Choya, redactor de ‘El Celuloide’ | @jesusteatrero)


avengers-new11. Los Vengadores: El mundo se paralizó cuando supimos que la gran pantalla iba a reunir a tanto superhéroe en una misma película. Pero cuando vimos el resultado se nos cayeron las mallas del gusto. Entretenimiento en estado puro, secuencias que a día de hoy siguen quitando el hipo y un hito que debería ser reconocido como historia del cine contemporáneo.
2. Capitán América: El Soldado de Invierno: Mientras que la primera aventura de Steve Rogers era un pleno preámbulo para presentar el personaje de cara a ‘Los Vengadores’, con su secuela llegó a convertirlo en el miembro más importante del grupo (con perdón del señor Stark). Personajes bien dibujados, acción perfectamente orquestada y una de las tramas más enrevesadas del universo la han convertido en todo un clásico instantáneo del cine de superhéroes.
3. Guardianes de la Galaxia: James Gunn tuvo que comerse el marrón de dirigir una película con personajes prácticamente desconocidos para el gran público y trama relativamente alejada del Marvel Cinematic Universe. Sin embargo, pese a que todo sonaba a fracaso, la cinta consiguió convertirse en un auténtico éxito gracias al carisma de sus protagonistas y al tono gamberro que le aportó una personalidad propia.
(Jorge Bastante, redactor de ‘OnCine’ | @JorBasBo)


Captan-America_The-Winter-Soldier_Still21. Capitán América 2: El soldado de invierno: Una película de superhéroes con malvados elegantes, héroes que sufren pero no viven de contárnoslo a los demás, conspiraciones históricas… Ingredientes que hacen que la segunda entrega de Capitán América sea una película de superhéroes, en la que el Primer Vengador adquiere todo el carisma que hasta ese momento le había faltado. Acción bien rodada, trama coherente… Posiblemente se trate de la culminación del estilo Marvel. Y sí, lo admito, tener a Robert Redford en el reparto es un punto cinéfilo fantástico.

2. X-Men: Primera generación/X-Men: Días del Futuro Pasado: Las dos primeras entregas de X-Men podrían pelear por ocupar un puesto en mi top… Si no existiera First Class. Los orígenes del Profesor Xavier y de Magneto (espléndidos James McAvoy y Michael Fassbender) se tornan en una estupenda película de superhéroes de la mano Matthew Vaughn, que firma una de las mejores de este género, con personajes bien definidos y secuencias espectaculares. Y si First Class gira en torno a Magneto, Días del Futuro Pasado lo hace en torno a Xavier, y aunque no es tan redonda como la primera, el poder disfrutar de Ian McKellen y Patrick Stewart junto Fassbender y McAvoy hace que merezca ser mencionada.

3. Los Vengadores: Corría el peligro de convertirse en “Iron Man y su banda” pero, de la mano de Joss Whedon, el resultado es una de las mejores películas de Marvel. La cinta deja claro dos puntos importantes: lo necesario que es un malo carismático (Tom Hiddleston lo es, su Loki también), y que puede hacerse una película en torno a un grupo de héroes sin convertirla en un coctel de escenas sin orden ni concierto. Quizás, por ponerle una pega, su prólogo sea excesivamente largo, pero nada que las siguientes dos horas de acción nos impidan perdonar.

(Imma Pilar, redactora de ‘El Celuloide’ | @rodasons)


xmen-21. X-Men. Primera generación: Después de una última secuela casi en coma, fue Matthew Vaughn –aún con sobrecarga de adrenalina en Kick-Ass– el que convirtió la que había sido la primera saga de superhéroes en conseguir un blockbuster del universo Marvel en una precuela hipervitaminada de culto pop. Todo bajo un lema principal: I born this way!

2. Spider-Man: Cuando Marvel todavía necesitaba del apoyo de los grandes estudios de Hollywood para respirar, Columbia Pictures –propiedad de Sony– hizo lo impensable cuando el asunto de James Cameron con Leonardo DiCaprio no llegó a buen puerto. Contratar a un director de terror fantástico como Sam Raimi pasó a ser de la idea más loca a la mejor en la historia reciente del cine de superhéroes.

3. Guardianes de la Galaxia: Y ya para rematar y dar sentido a la compra de Marvel por parte del gigante Disney, Guardianes de la Galaxia no solo es el reinicio de unas sagas de superhéroes malacostumbradas por el efecto “fin del mundo” de Nolan, aquí el “drama” se queda en casa para hacer de éste una fiesta nostálgica en forma de space opera. Y Chris Pratt, claro.

(Rubén Linde, redactor de ‘iPop Culture’ | @ruben_linde)


‘Guardianes de la galaxia’ consigue 14 votos y se convierte en la favorita de la redacción. Le sigue ‘Los Vengadores’ con 10, y cierra el podio ‘X-Men. Primera generación’ con 7 votos.

Superhéroes españoles: el equipo definitivo

El estreno de Birdman protagonizado por Michel Keaton, que huele a Globo de Oro y Oscar juntos, dio el pistoletazo de salida la semana pasada en los cines españoles y me dejó varios interrogantes que poco tienen que ver con esta cinta del mexicano Alejandro González Iñárritula: ¿qué ocurre con las superproducciones de superhéroes en súper España? ¿Existirán alguna vez? En España no hemos terminado de entender demasiado bien este concepto de «gran y respetado héroe de cómic con poderes o con mucho dinero que protege a su patria», porque la producción de este argumento que hace de oro a Hollywood se reduce a cortometrajes que pasan desapercibidos y grandes estrellas expertas en «salvar» la nación como Mortadelo y Filemón, Torrente o Sexy Killer.

No nos vamos a engañar, el paí­s lo han salvado, pero a su particular y torpe manera; con unos enemigos igual de patosos y con escasa y notable picardí­a. Si alguna vez los Centinelas de X-Men quieren acabar con los ciudadanos de pata negra o a Lex Luthor le da por construir un arma de destrucción masiva en el aeropuerto de Castellón, ni siquiera Cálico Electrónico o los chistes de Gila van a poder salvarnos.

Pero a pesar de lo anti-héroe que parezca nuestro paí­s, es cierto que se están llevando a cabo varias pelí­culas que tienen que ver con salvadores nacionales, como Superlopez o Anacleto, ambos realizados por el director Javier Ruiz Caldera. Sin embargo, no es suficiente. España necesita un Suicide Squad, una Liga de la Justicia o incluso unos Vengadores serranos encomendados por un gran multimillonario (preguntaré a Amancio Ortega si se apunta al papel de Iron Man). Nuestro paí­s necesita explosiones, un presidente amenazado (más), extraterrestres que amenacen la vida de los ciudadanos y personas con capacidades sobrenaturales que puedan vencer todo ese mal. Por ello, en BFace Magazine vamos a ahorrar el trabajo a las productoras y a conformar un gran equipo de superhéroes españoles de verdad, con grandes actores de verdad (lo siento Jesús Castro, quizás en la spoof movie logras alguna oportunidad).

Jesus Castro i can be your hero baby

SUPEREí‘E TEAM

Como somos muy patrios y poner nombres no es lo nuestro (y si no solo hay que ver el aeropuerto de Barajas), el mejor tí­tulo para el equipo es mezclar español e inglés a lo Spanglish sin olvidarnos de la í‘ para varias cosas importantes: que en ningún paí­s sepan pronunciarla, que las URL no identifiquen la letra y que la internacionalización de la pelí­cula sea un completo fracaso porque no está Penélope Cruz en el reparto. Vamos, como sucede actualmente, marca España.

Antonio de la Torre como Mr. Fantástico

antonio de la torre mr fantastico

Su carrera cinematográfica es intachable y bastante larga. Además, nuestro querido de la Torre ha sido muy patriota (La gran familia española) y también se ha visto enredado entre acción y disparos (La isla mí­nima), por lo que está acostumbrado al peligro y también a convivir con bastantes personas que a veces también son un riesgo para la integridad mental. Además, ese aire cuarentón le viene que ni pintado para interpretar el papel de Reed Richards, también conocido como Sr. Fantástico u Hombre Elástico.

Aura Garrido como Catwoman

aura garrido catwoman

Aunque la señorita Selina Kyle ha tenido a lo largo de sus numerosas versiones cinematográficas varias personalidades completamente diferentes, una de las caracterí­sticas que no ha variado de esta superheroí­na gatuna es su mirada felina y penetrante a través de ese antifaz negro. Que mejor que Aura Garrido y esos ojos verdes esmeralda para conquistar a Batman y a media España.

Mario Casas como Iron Man

mario casas ironman

Tení­a mis dudas en cuanto a que el ya señor Casas interpretase al gran Tony Stark. La sombra de Robert Downey Jr. es excesivamente alargada, pero Mario ya ha madurado lo suficiente y está reconduciendo su carrera alejado de las carpetas y los desnudos gratuitos. Al estar enfrascado en una poderosa y blindada armadura, el actor gallego tendrí­a la oportunidad de demostrar su actuación facial y dejar el cuerpazo para el recuerdo de algunos mojabragas. Además, le darí­a un aire más joven a Iron Man y no serí­a un personaje tan acaparador de la pantalla.

Bárbara Lennie como Wonder Woman

barbara lennie wonder woman

Lo apropiado de Lennie para interpretar a la Mujer Maravilla no solo es ese carácter tan seguro y fuerte que ambas tienen en común, sino también la parte fí­sica. He estado en persona con Bárbara y no es la tí­pica mujer escuchimizada que podrí­a salir volando con la primera ráfaga de viento. El cuerpazo y la altura son perfectas para interpretar a una superheroí­na de verdad, de las clásicas, de las que imponen. Bárbara solo necesita volver a dejar su melena negra crecer y el traje cobrarí­a vida y correrí­a para ajustarse en ella.

Patrick Criado como Mercurio

patrick criado mercurio quicksilver

Supereñe Team necesita a alguien divertido, joven y gamberro que saque de quicio a todos los miembros del equipo, pero que aporte esa frescura innata que traen las nuevas generaciones para abarcar así­ a todo el target del paí­s y que no se nos escape ni tu vecina Puri del 3º Izquierda. Qué mejor que un pillo como Mercurio o Quicksilver (en la nueva versión joven de Marvel) y Patrick Criado, que viene directamente de la cantera de nuevos actores, para traer un poco de calidad precoz y entretenimiento a la que será la nueva pelí­cula del año.

Carmen Maura como Amanda Waller

carmen maura amanda waller

Si por algo se caracteriza España es por tener una grandiosa plantilla de actrices maduras españolas que parten la pana y patean culos allá por donde van. Y como Concha Velasco se me quedaba algo mayor, me he decantado por la gran Carmen Maura para liderar el Supereñe Team. Es cierto que el fí­sico de Waller es un poco diferente al de la madrileña, pero estoy seguro que nadie puede ganar a Carmen en madurez, mala leche y liderazgo. Además, estoy convencido de que Amanda Waller nunca ha tenido que lidiar con los vecinos de La Comunidad.

Luis Tosar como Bestia

luis tosar bestia

Llegados a este punto, el presupuesto ya se nos ha quedado un poco canino, así­ que la idea de tener un Hulk verde, grande y de CGI es demasiado ambiciosa, por lo que tenemos que reducir los efectos especiales a una bestia algo menor, pero igual de salvaje, sangrienta y seria. Hablo de Bestia, de los X-Men, durante su etapa adulta. Y sí­, Tosar tiene que encarnar a este mutante de pelo azul. Ese ceño fruncido no lo puede poner cualquiera. Y esa voz gutural y grave propia de una bestia estoy seguro de que no muchos pueden entonarla.  

LOS VILLANOS

Como no podí­a ser de otra manera, el paí­s está amenazado por una fuerza sobrenatural de otra galaxia que viene a destruir nuestro planeta y que ha decidido tomar España como epicentro de la batalla. Toda pelí­cula de superhéroes que se precie debe tener un villano que parece invencible y que ponga contra las cuerdas a los protagonistas; tiene que ser un personaje malvado y tiene que tener un carisma por las nubes, casi como el del difunto Heath Ledger haciendo de Joker en el Batman de Christopher Nolan.

Javier Bardem como Thanos

javier bardem thanos

Su actuación como malvado en Skyfall le ha valido a Bardem un reconocimiento aún mayor a nivel internacional que el que ya tení­a antes. Esa templanza, ese carácter y esa mirada no son atributos que cualquiera pueda conseguir con mucha enseñanza y entreno. Thanos es probablemente el personaje y la vil criatura que más muertes tiene a sus espaldas. Cualquiera no podí­a interpretar al personaje proveniente de Titán, la luna de Saturno y, sin duda, el villano tení­a que ser igual de carismático o incluso más que los buenos. Así­ que Bardem era la mejor y, posiblemente, única buena opción para interpretar a un malo malí­simo de los de verdad, de los que te hacen cagarte en los pantalones.

Macarena Gómez como Hiedra Venenosa

macarena gomez hiedra venenosa

Aunque Bardem seguramente puede apañárselas solo, quizás quedaba descompensado tener 7 superhéroes para un solo villano. Y como a la pelí­cula le falta un poco de locura, habí­a pensado en introducir a una villana que no sea tan mala, pero que sí­ sea molesta y entorpezca la labor de nuestros héroes patrios cuando se pongan manos a la obra con el plan. Una pequeña distracción en forma de demencia y complejidad que alargase los problemas del Supereñe Team. Así­ que he pensado en Macarena Gómez para interpretar a Hiedra Venenosa, porque la señorita Gómez se amolda todo y está loca de los huevos.

¿Qué os parecen todas las elecciones? ¿Tenéis alguna propuesta diferente o mejor? El Supereñe Team está abierto a propuestas de todo tipo y tenéis los comentarios abajo y las redes sociales para expandir el nuevo universo de superhéroes españoles que nos hemos montado por la cara. Seguro que la industria cinematográfica lo agradece.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies