Una tarde con Tricicle

En una frí­a tarde de invierno, en la que no sabes muy bien que hacer, recibimos la llamada que tanto tiempo habí­amos esperado. Mastercard se puso en contacto con nosotros para invitarnos a disfrutar de un plan de esos a los que no puedes decir no: asistir como auténticos VIPS a la nueva función de Tricicle.

Llegamos al Teatro Compac Gran Ví­a  y, tras una breve recepción de las azafatas de Mastercard, nos condujeron a un hall del teatro donde sirvieron un tentempié y uno de los organizadores nos explicó la campaña que estaban iniciando con #pricelessmadrid para ofrecer experiencias únicas y exclusivas. Y ya sabéis que a este medio nos gusta mucho todo lo que sea exclusivo. Reservar esta experiencia no solo te dará asientos VIP con las mejores vistas del espectáculo sino que, además, como nos pasó a nosotros, tendrás un aperitivo a tu llegada y una revista personalizada con el programa de mano de MasterCard firmado por los protagonistas del espectáculo.

13599790965350-0-680x276

Pero yendo a lo realmente importante, al espectáculo, debemos decir que en este montaje, Tricicle nos ofrece en Bits un divertido recorrido por distintas situaciones en las que las TIC (nuevas tecnologí­as y comunicaciones) juegan un papel protagonista, sin renunciar a escenas cotidianas en las que la mí­mica cómica, caracterí­stica de ellos, llena la sala de risas. Todo el show está repleto de golpes cómicos que convierten la experiencia en algo fugaz.

Un plan que desde YA recomendamos, ya que salimos encantados. Por último, nos despedimos del espectáculo estrechando la mano a los protagonistas y deseándoles mucha suerte en esta nueva andadura en la capital.

¡LARGA VIDA A TRICICLE!

Papa Francisco, ¡devuélvenos el Limbo! | ‘Por un infierno con fronteras’

«Esto no es una obra. Es una campaña a favor de la recuperación del Limbo, ese modesto paraí­so de los excluidos, territorio fronterizo del Infierno, que en el 2007 nos fue impunemente arrebatado por una Iglesia desaprensiva […]»

por-un-infierno-con-fronteras-editada

Así­ es como da comienzo esta súplica teatral protagonizada por Carmela Lloret (como Cordelia) y Sara Torres (como Graciela).

Nosotros anoche pudimos acudir al estreno de esta maravilla escrita y dirgida por Denise Despeyroux, (cuya última obra «La Realidad« fue nominada al Premio Max Revelación 2012) y la verdad es que salimos totalmente conmovidos.

Es una historia pequeñita, todos los hechos se suceden en un rato que pasa volando, pero con mucho detrás: terapeuta y (fantasma) terapeutado reviven las sesiones de psicoanálisis que mantuvieron en el pasado y que llevaron a la psicoanalizada al suicidio. A cambio, el fantasma de Cordelia pide a su terapeuta que «haga de intérprete» para ella con el público y le ayude a orquestar una campaña a favor del Limbo.

16012015-_DSC4372

Fotografí­a de Javier Castillejo

La sala Off del Teatro Lara es el lugar perfecto para ‘Por un infierno con fronteras’. Una sala también pequeñita pero que consigue conectar al público con los actores y con la obra de una manera espectacular.

Anoche, como decimos, los espectadores fuimos testigos de esta terapia retrospectiva, al tiempo que pudimos sentirnos totalmente involucrados en una peculiar campaña reivindicativa que incluye un dictado fantasmal al mismí­simo Papa Francisco.

Para dicho dictado se nos fue otorgado lápiz y postal a la entrada… ¡Ah! Y nos dieron bombones de chocolate 🙂

7f0df441-59f8-4e8d-b24f-8ab76b84cdc7

¡No se la pierdan!

CUíNDO: Los jueves

Fechas: 15, 22 y 29 de enero a las 21:00; 15, 12, 19 Y 26 de febrero a las 21:00

Dí“NDE: SALA OFF del Teatro Lara

[followbutton username= ‘ire1212’]

«El disco de cristal», la comedia musical de Secun

El pasado sábado tuvimos la oportunidad de disfrutar en el madrileño Teatro Lara de El disco de Cristal, la obra de teatro escrita y dirigida por Secun de la Rosa.

Cuenta la historia de Tomy Tomás, tí­pico joven de pueblo que en algún momento, en la España de los 60, le dijo a su madre: «Mamá, que yo quiero ser artista» y emigró a la ciudad condal.

Todo esto ambientado unos añitos después, ya con dos retoños en plena edad del pavo, con sus inseguridades y sus pajarillos en la cabeza y, para colmo, sin madre. Muy lista ella, que vio la que se vení­a encima y les abandonó.

disco-menos-peso

Dicen que de tal palo, tal astilla y este caso no iba a ser menos. Tomy tiene dos hijos, Goyita y Pere, que dominan el arte de las cuerdas vocales, pero quizá se pasa de padre frustrado queriendo ver su sueño cumplido en las pobres criaturas.

Entre que la niña tiene una pierna más larga que otra (algo devastador para la autoestima de una adolescente), el hermano no termina de encontrar su sitio, no llegan a fin de mes y Tomy repite una y otra vez su temazo, se entrelazan profundas reflexiones sobre la vida con pequeños toques de humor. Todo esto a ritmo de guitarra española en directo (un deleite para los oí­dos) con canciones de las de siempre y temas de la diva italiana Mina.

Esta comedia musical se inspira en El zoo de cristal, obra maestra de Tennesse Williams (dramaturgo estadounidense) y pretende reflexionar sobre esos sueños rotos que renacen con la esperanza de hacerse realidad, en este caso, a través de los hijos. Habla de la lucha del dí­a a dí­a de un artista venido a menos que no pierde la ilusión y sobrevive de una manera u otra.

Secun de la Rosa en el papel de padre, Ana Hurtado como Goyita y Xavi Melero como Pere, forman el elenco que da vida a estos peculiares personajes, arropados por la guitarra de Pablo Méndez.

Si queréis pasar un rato agradable, seguirán sobre el escenario todos los viernes y sábados hasta el 1 de noviembre.

[followbutton username =’IreneMoraP’]

It’s raining hits | ‘Priscilla’ llega a Madrid

Desde que la noticia de su estreno llegara a nuestros oí­dos, en la redacción, todos tení­amos un especial interés por la adaptación española de ‘Priscilla, reina del desierto’, musical cinematográfico que dio el salto a las tablas allá por el 2006 en Australia y que, desde entonces, ha recorrido prácticamente el mundo entero con gran éxito. La historia, para aquellos que no hayan visto la pelí­cula, es la de tres drag queens que recorren el desierto de Australia para hacer un último show en un casino. Sin embargo, una de ellas, Mitch, tiene un motivo oculto para reunir a sus dos amigas y hacer el viaje: el casino está regentado por su ex mujer, quien le hace saber que su hijo está deseando verlo. Con este pretexto, asistimos a un ¿road musical? de casi dos horas y media, lleno de grandes éxitos, purpurina, tacones y plumas. Una maravilla, vaya.

Ya desde la entrada al teatro, con el reparto de boas de plumas, sabí­amos que lo í­bamos a pasar bien. Y ese es el gran propósito de este musical: que no te puedas arrancar la sonrisa ni un sólo segundo. La bola disco que observa desde lo alto del teatro no tarda en comenzar a dar vueltas e iluminar la platea con su luz multicolor y, prometido, desde ese preciso momento, no podrás parar de mover los pies (si eres más tí­mido) o el cuerpo entero con su torbellino de hits, a cual mejor, que todos nos sabemos y que todos reconocemos aún estando traducidos en determinadas partes.

1411568930729

Al espectacular montaje (con el espectacular autobús y el maravilloso trí­o de divas, incluidos), se le suma un elenco que brilla en todo momento, destacando, especialmente, al trí­o protagonista del que yo tení­a mis dudas por contar con Mariano Peña a la cabeza, pero que te roba el corazón desde el primer número. Jaime Zataraí­n, Christian Escuredo y el ya mencionado Mariano Peña parecen que hayan estado haciendo el musical durante meses, sobre todo, Escuredo, quien con su Felicia consigue provocar la carcajada en casi todas su intervenciones.

Haters gonna hate pero ‘Priscilla, reina del desierto’ es el musical que le hací­a falta a Madrid. Hoy se estrena en el teatro Nuevo Alcalá y ojalá se queden por mucho tiempo para poder repetir una y otra vez. Larga vida a Priscilla.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=39b7cGfDfU0[/youtube]

 [followbutton username=’SpinOver_’]

[wp_ad_camp_2]

El cojo de Inishmaan: En las negras playas de Irlanda

Cuando en un mismo cartel se juntan los nombres de Terele Pávez y Marisa Paredes, la expectación no puede ser mayor. ‘El cojo de Inishmaan’ llega al teatro Infanta Isabel presentada como una comedia negrí­sima que se propone dar «una vuelta de tuerca a los estereotipos irlandeses». Sin embargo, el humor negro, más que provocar sonrisas, da lugar a la incomodez del público, pues asistimos a un recital de insultos hacia un personaje que nos despierta muchí­sima ternura y al que no terminamos de aceptar que todo el mundo (durante 130 minutos) esté machacando continuamente: él es Billy, el cojo que da nombre a esta obra, y que cuenta con una terrible enfermedad. El muchacho vive con sus dos tí­as porque sus padres se mataron cuando él era un bebé. Sin embargo, cuando un equipo de Hollywood llega a las playas de Inishmaan para rodar una pelí­cula, la ilusión de Billy por abandonar Irlanda alcanza cotas inimaginables.

Aunque los personajes están muy bien dibujados y está perfectamente ambientada, la obra se hace algo pesada y reiterativa, en parte, por esa constante y machacante forma de actuar de todos los personajes contra Billy, un Ferrán Villajosana enorme que roba el protagonismo a dos correctas veteranas como son Paredes y Pávez. Cabe señalar también el estupendo trabajo de Teresa Lozano con un personaje divertidí­simo, prácticamente un cartoon, que roba todas las miradas en cuanto aparece en escena.

cojo_inishmaan_escena_12

Dejando a un lado el humor negro, el texto cuenta una historia bella y triste, con algún giro bien posicionado que despierta la atención del espectador, emocionándolo. Dentro de su tradicionalidad, la obra incluye elementos innovadores, como la proyección de piezas audiovisuales, muy al estilo del ‘Ay, Carmela!’ que se pudo ver hace unos meses en el Reina Victoria, que hacen que la audiencia se sumerja aún más en esa época que se le presenta.

Con buenas interpretaciones pero con un texto irregular, ‘El cojo de Inishmaan’ se quedará en el Infanta Isabel hasta el 30 de marzo, con un precio por entrada que oscila entre los 16 y los 28 euros.  

[followbutton username=’SpinOver_’]

[wp_ad_camp_2]

Las vistas de mi balcón

[vc_row][vc_column][vc_column_text]Las vistas de mi balcón se quedan en nada después asomarme al de Cristina, Diego, Abel y Luna en la Sala AZarte. Sí­, porque BFace Magazine ha tenido la oportunidad de acercarse a la Calle San Marcos-19 y ha salido de allí­ riendo a carcajadas y, sobre todo, con el ADN marital muy pero que muy claro.

[vimeo]http://vimeo.com/86237209[/vimeo]

Cristina y Diego podrí­an ser compañeros de piso, pero a Abel no le hace mucha gracia. O sí­. O no. No sé si él lo tiene muy claro. Realmente el que no quiere compartir piso con Cristina es Diego, aunque luego se lo piensa mejor y sí­ quiere, pero entonces es Cristina la que no quiere compartir piso con Diego. Y es que claro, Luna no quiere que Cristina y Diego compartan piso y mucho menos que lo hagan Diego y Abel. Y luego, Abel es el que le gustarí­a compartir piso con Cristina.

¡Bueno, un follón! Mejor os presento a los 4 protagonistas de ‘Un balcón con vistas’ y decidí­s por vosotros mismos si queréis ir a compartir piso con ellos.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_single_image image=»10242″ img_link_target=»_self» img_size=»800×1200″][vc_column_text]

Maggie Civantos es Cristina

  • Dueña del piso y guí­a zen-espiritual de la obra.
  • Llena de contradicciones.
  • Encargada de levantar los chakras.
  • Muy divertida y caótica.

Con Cristina disfrutaréis de su locura, de su frescura y, sobre todo, de sus peces: Pili y Mili.

[/vc_column_text][vc_single_image image=»10248″ img_link_target=»_self» img_size=»800×1200″][vc_column_text]

Jorge Monje es Diego

  • Es analí­tico.
  • Es retorcido.
  • Busca encontrarse y reconocerse.
  • Su psicologí­a obliga a todos a salir de dudas.

Con Diego podréis encontrar el origen de vuestro ADN marital.

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=»1/2″][vc_single_image image=»10244″ img_link_target=»_self» img_size=»800×1200″][vc_column_text]

David Tortosa es Abel

  • Desordenado e impulsivo.
  • No es nada cultureta.
  • Es el desparpajo y la diversión del piso.
  • Tremendamente sexual.

Con Abel encontraréis complicidad y sonrisas porque, ante todo, se hace querer.

[/vc_column_text][vc_single_image image=»10247″ img_link_target=»_self» img_size=»800×1200″][vc_column_text]

Cristina Soria es Luna

  • Es esporádica.
  • Tiende al desmayo.
  • Le gusta el vino.
  • Capaz de cualquier cosa por amor.

Con Luna os reiréis y conectaréis desde el primer momento.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Fotografí­as de Manolo Pavón

[/vc_column_text][vc_column_text]

Laura Molpeceres ideó ‘Un balcón con vistas’ gracias a esa misma experiencia de búsqueda de compañero de piso. Ya habí­a escrito otras obras para Microteatro y esa vivencia, las peculiares, extrañas e incluso absurdas situaciones que pueden llegar a dar cuando un extraño entra en tu casa, le inspiró a crear esta desternillante, psicológica y acelerada obra de teatro.

¿Aún tenéis dudas?

[followbutton username=’juanmidiez’][/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies