Dark. La inquietante apuesta alemana de Netflix

El próximo 1 de diciembre llega a las pantallas de los usuarios de Netflix Dark, la primera apuesta alemana de la plataforma. Una propuesta arriesgada con la que Netflix sigue expandiendo su imperio por el globo y que pretende no dejar indiferente a nadie. Algunos incluso la comparan como la nueva Stranger Things.

¿Cómo es Dark? ¿Conseguirá dejarnos con la boca abierta? En Bface hemos tenido la oportunidad de ver los primeros tres capítulos de la temporada y estos son los distintos estados que hemos sentido al verla.

1. Me aburro…

Para qué mentir. Dark, en sus inicios, es un coñazo. Aunque pretende aportar un aire terrorífico e inquietante, la ficción alemana se queda en un piloto a medio gas que a penas se salva por sus escenas de acción. Nada nos aterroriza, nada nos sorprende y ninguna pregunta es formulada con un grado suficiente de incógnita para que nos interese la respuesta. Su ritmo es soporífero; los personajes se nos presentan con carencias carismáticas, cuesta empatizar o sentirse representado por alguno de ellos; y su estructura narrativa intermitente, no profundiza en las tramas que se enumeran. Es una lástima, pero el comienzo de Dark está falto de interés, no crea expectativas.

2. No entiendo nada

No es suficiente con que no encuentro un ingrediente que me ayude a engancharme a la serie que, además, no entiendo nada. Dark reparte fotografías y resquicios de futuras tramas de un modo tan aleatorio que no conseguimos incorporarnos a la narración. Es difícil meterse en situación, no se nos come la pantalla. ¿Es posible que Dark esté cansada de que nos den todas las piezas del puzzle con demasiada obviedad y nos pone a prueba? Puede ser, pero con una carencia de ritmo e interés, ¿quién quiere completar un puzzle, aparentemente, imposible? Dark quiere ser tan oscura, inquietante y desconcertante que termina siendo un objeto pretencioso e ineficaz.

3. ¿Por qué debería seguir viendo esto?

¿Por qué seguir viendo Dark? No es nada nuevo. A parte de las carencias que hemos relatado en los puntos anteriores, Dark no aparenta ser una apuesta innovadora. Sus primeros episodios son una retahíla de clichés del género que ya nos son demasiado conocidos. Desapariciones, sucesos sobrenaturales, un nuevo inquilino sospechoso, secretos entre familias, una área nuclear cercada, etc. Cualquiera de estos elementos podría ser interesante con un enfoque nuevo, pero no es el caso de Dark. Es un cocktail de todo lo que un thriller terrorífico y detectivesco puede contener. No estimula, está demasiado visto.

4. ¡Espera! ¿What the f***?

Pero espera, ¿qué está pasando? En un segundo Dark cambia radicalmente su fórmula y se convierte en una nueva totalmente distinta. Las preguntas comienzan a obtener respuesta y sorprenden. La propuesta alemana consigue su ingrediente estrella, eso que le hacía falta para convertirse en una ficción con carácter. Ha necesitado de tres episodios para ello, pero tras un inicio descafeinado, Dark se pone las pilas y invierte todo su potencial para sorprendernos. Sin lugar a dudas, el plot twist que ofrece, genera algo más que interés, dota de sentido a muchos agujeros que mancillavan su nombre.

5. ¡Quiero más!

Ya no nos importan los clichés. Dark es algo nuevo, utiliza estos elementos tan vistos del género para trasladarse a un mundo nuevo. ¡Queremos más! Queremos de su juego narrativo a dos bandas, de los secretos que nos serán revelados a partir de ahora. Dark no se aprovecha de flashbacks, vive en ellos. A partir del tercer episodio Dark es sobrenatural, es fresca, es una nueva lectura del terror, del suspense y de thriller policiaco. Incluso su puesta en escena y fotografía mejora. Y sí, ahora entendemos porqué es la nueva Stranger Things, pero a su manera. Y aunque no nos entusiasma tanto como la ficción de Eleven, si que nos sustenta una propuesta inquietante, intrigante y mágica.

Las series españolas que se estrenarán este otoño

Pese a que el verano aún nos está regalando sus últimos momentos de sol y calor, las televisiones dan hoy el pistoletazo de salida a la nueva temporada de series, programas y concursos: estrenos y esperados regresos coparan las parrillas para hacernos la depresión postvacacional algo más llevadera. En este artículo, hablaremos de los primeros, las nuevas apuestas de las cadenas para conquistarnos en los próximos meses. Y hay de todo, atentos:

Ella es tu padre

Mediaset España y La competencia Producciones cogen el clásico ‘Señora Doubtfire’ y lo transforman en esta comedia familiar serializada que nos recuerda a los éxitos de Globomedia de los noventa que tanto nos gustaban por aquel entonces y tanto nos horrorizan en el presente. La trama es la de un padre divorciado que, para pasar más tiempo con sus hijos, se transforma en Avelina, una profesora de música.

Lo que sí: Nos va a arrancar alguna sonrisa seguro. Ah, y salen Alaska y Mario.

Lo que no: Llega veinte años tarde (como mínimo). No sé si el público está preparado en 2017 para una serie así.

Se estrena esta noche, a las 22.45, en Telecinco.


El incidente

Dos años encerrada en un cajón ha estado ‘El incidente’, una serie que pintaba genial por aquel entonces, cuando ‘The leftovers’ lo petaba con su primera temporada y esto nos parecía una respuesta patria a la maravilla de HBO. El reparto lo encabeza Marta Etura y Barbara Lennie y cuenta la reacción de un pueblo a un misterioso suceso que cambiará sus vidas para siempre.

Lo que sí: La premisa suena bien y un duelo Etura-Lennie, ¿a quién no le atrae?

Lo que no: Dos años de retraso, con todo que ello conlleva, no augura nada bueno.

Se estrena mañana, a las 22.45, en Antena 3.


Estoy vivo

Javier Gutiérrez, Anna Castillo y Alejo Sauras encabezan este thriller policiaco fantástico sobre un hombre que muere persiguiendo a un asesino y es asignado un nuevo cuerpo con el que seguir persiguiendo al mal en la Tierra.

Lo que sí: Javier Gutiérrez y Anna Castillo, dos actores de Goya. Una premisa que suena muy bien.

Lo que no: Tiene una mezcla de comedia y thriller que no suena tan bien. Esperemos que tire más por el segundo que por la primera.

Se estrena este jueves, a las 22.45, en TVE.


Tiempos de guerra

Atresmedia y Bambú vuelven a aliarse para viajar al pasado y contarnos la historia de las damas enfermeras que partieron de España al frente de la Batalla de Annual en Marruecos en el julio de 1921. Con un reparto de campanillas, encabezado por Alicia Borrachero, Amaia Salamanca y Álex García, Antena 3 tiene previsto volver a reventar la televisión con este nuevo estreno.

Lo que sí: Las imágenes muestran una producción de calidad con un reparto que no nos va a decepcionar.

Lo que no: Todas las series de Bambú nos parecen iguales: amor en los tiempos sin WIFI. No la hemos visto pero nos da la sensación de que sí. Y varias veces.

Aún sin fecha de estreno aunque, por la cantidad de promos, parece que será inminente.


La catedral del mar

El best seller de Idelfonso Falcones cobra vida y lo hace para engrosar los números de Atresmedia en este otoño. En formato de miniserie, nos cuenta la vida de Arnau desde que es un niño hasta que se convierte en hombre, sufriendo los abusos de los señores feudales y observando cómo se va construyendo el mayor templo mariano jamás edificado: Santa María del Mar.

Lo que sí: Una producción de quitar el hipo con una historia que ya ha enamorado a millones de lectores.

Lo que no: Nuestra televisión no ha salido demasiado airosa cuando ha viajado tan atrás en el tiempo. Esperemos que esta vez triunfe porque pinta verdaderamente bien.

Aún sin fecha de estreno en Antena 3


La verdad

Aún recuperándonos de esa gran serie que fue ‘Sé quién eres’, nos llegará dentro de poco ‘La verdad’. De los creadores de ‘El príncipe’, se trata de la historia del regreso de una chica desaparecida ocho años atrás y de cómo afectará a todos aquellos que la daban por muerta. En el reparto, Lydia Bosch, Jon Kortajarena y Elena Rivera junto a un larguísimo etcétera de rostros conocidos.

Lo que sí: ¡Lydia Bosch! Y una trama que suena muy atractiva.

Lo que no: Parece que hayan juntado ‘Sé quién eres’ y ‘The family’ en un mismo formato y éste sea el resultado.

Aún no tiene fecha de estreno en Telecinco.


Traición

Ana Belén regresa dieciocho años después a televisión con esta serie de abogados que promete recuperar la esencia de ‘Herederos’ con una familia que vive un gran conflicto cuando el patriarca hace una importante revelación. En el reparto, Manuela Velasco, Pedro Alonso, Antonio Velázquez, Carlos Bardem y la siempre maravillosa Nathalie Poza.

Lo que sí: No nos cansamos de este tipo de ficciones de familias ricas que usan su dinero para destrozarse los unos a los otros.

Lo que no: Que se convierta en un batiburrillo de todas las series anteriores del mismo estilo.

Aún sin fecha de estreno en TVE.

6 razones por las que no vale la pena perder el tiempo con Death Note

Death Note, el conocido manga protagonizado por Light Yagami y el detective L, por fin llega a nuestras pantallas, o al menos, a las de nuestros ordenadores. Tras muchos años de espera, Netflix decidió llevar a cabo el proyecto de adaptación de uno de los mangas y animes más seguidos y aclamados de la cultura nipona. Y nos entusiasmamos con la noticias¡Vaya si nos entusiasmamos! Tanto, que no le dimos importancia a que la acción abandonara Japón para desarrollarse en Seattle. Probablemente, la primera gran pista de que la esperada película, no iba a ser tan satisfactoria como deseábamos. Y así ha sido. ¿Qué ha pasado con Death Note? ¿Por qué es un producto tan fallido? Desde el equipo de Bface, os proponemos seis razones por las que no vale la pena perder el tiempo con Death Note.


1. Personajes Planos

Es algo indiscutible que una adaptación no tiene porqué seguir el mismo camino que su obra madre. Pero con un buen material entre manos ¿es necesario echar a perder tanto potencial? Netflix toma la decisión de juntar a Light Turner, un inadaptado más de la clase, con Mia, la animadora rebelde inalcanzable que no se siente muy a gusto con el perfil que representa. Al menos, los primeros diez minutos de película. No parece una idea muy descabellada hacer que dos almas en desgracia se unan para combatir el mal como si de dioses se trataran. Pero no resulta efectivo si nos dejamos su personalidad y figura en una premisa rápida, desconcertante y sin evolución. Una vez conseguida la libreta, sus dos protagonistas se dedicaran a ella sin un propósito demasiado firme. La evolución de estos dos se resume a la locura, a los delirios de grandeza, el pretencioso romance adolescente y a la estupidez teen de la edad. Muy lejos de aquellos personajes que con cada nuevo visionado, proporcionaban nuevos matices y grados de profundidad en la obra original y su adaptación al anime. Y mejor no hablamos de L, porque eso da para un artículo en tres partes. ¿Llega a ser determinante este personaje en la trama en algún momento?

2. Mala Adaptación

Y sí, no deberíamos juzgar un proyecto como adaptación, pero es frustrante que de algo tan sencillamente maravilloso, se obtenga tal desastre narrativo. Death Note, conocida por sus giros enrevesados, sorpresas inesperadas y puzzles imposibles, se ha convertido en una trama lineal no mucho más complicada que las vacaciones de verano de High School Musical. Habría muchas formas distintas de conseguir algo realmente impactante con el material que se le proporcionaba a Netflix. Pero Death Note no llega ni al rango de película de detectives. Más bien, estamos ante adolescentes y algún que otro policía de poca monta intentando jugar a «polis y cacos» por las calles de Seattle y, para que los fans estén contentos por una absurda conexión, haciendo referencia al territorio japonés. Death Note podría, debería y necesita ser mucho más.

3. Estética fallida

Sin embargo, aunque la condensación de la trama y su simpleza son alarmantes. Siempre ayuda una estética oscura, misteriosa y concordante. Pero este, no ha sido el caso. ¿Qué podíamos esperar de una película sobre dos adolescentes immaduros que juegan a ser los dioses del nuevo mundo? El diseño de producción es vago y falto de originalidad. Y aunque destaca el tramo final por su intento de espectacularidad, el trayecto de los personajes por su entorno no es muy satisfactorio. Podríamos acatar esto a que todo el presupuesto se ha utilizado con la recreación de Ryuk, el shinigami que acompaña a Light en contados momentos. Pero tras tal resultado, hubiera sido mejor jugar con las sombras para presentar a este icónico personaje que, en esta producción, resulta más un cameo indiferente. Por otro lado, además de los grises del día y los negros, el juego de colores con el que intentan transmitir alguna que otra emoción tampoco funciona. ¡Ni que hicieran una persecución en una discoteca! Es inverosímil, innecesario y carece de intención narrativa. Parece que Netflix se apoya mucho en el abuso de colores últimamente. Al menos, en The Defenders aplicaba un color a cada protagonista para aportar alguna información, aunque fuera simbólica.

4. Interpretaciones merecedoras del Razzie

No nos podemos alargar mucho con este punto porque no hay mucho que decir. El casting es simplemente fallido. Intento buscar algún personaje que consiga algún matiz mediante la actuación de sus intérpretes pero no consigo encontrarlo por ningún lado. Claro está, que el guión y la dirección no ayudan. Y Death Note no tienen la dirección ni el guión del año. Pero parece ser que los actores se han tomado tan poco en serio la producción como el resto del equipo. O simplemente, el montaje les ha jugado una mala pasada. No había mucho donde lucirse y alguna elecciones en el momento de edición puede que hayan menospreciado aún más lo poco que los protagonistas podían aportar. Se hace difícil ver un producto audiovisual cuando todos los engranajes fallan y los conductores de estos no saben muy bien que hacer con el material que se les ha proporcionado. Una lástima habernos perdido a un Light Yagami y un L en carne y hueso con letra mayúscula.

5. Falta de interés

Puede que este punto ya se haya visto venir con los anteriores. Pero es que Death Note falla en lo más importante. No engancha. No crea puntos de interés y nada de lo que aporta es interesante. Al menos yo me he encontrado ante casi dos horas de contenido vacío y carente de originalidad o fuelle. ¿Qué hay peor que una película no consiga motivarte a ningún nivel? Vale, exagero un poco. En el último tramo hay un interés por parte de la producción de hacerte mantener los ojos y la boca abierta. Utilizan toda la pirotecnia que tienen entre manos. Y al menos se nota. Se nota una intención que no vemos durante el resto de la película. Y como espectador, se agradece. Aunque no se consiga el efecto intencionado al completo.

6. Falta de credibilidad.

Por último, Death Note no es creíble. No era estéticamente destacable y la adaptación resumía la trama a una simpleza descarada. Pero además, no entras en el juego en ningún momento. Te conviertes en un mero espectador sin oportunidad de participar en la acción porque no vale la pena. Los pilares de esta producción son tan flojos que vemos como se derrumba todo intento de comunicación con el espectador a cada nuevo paso de la trama. Todo es fachada, la mitificación de personajes y encuentros que no están a la altura y que no concuerdan con la presentación de estos. Death Note parece una convención de juguetes rotos, que creían tener las armas para conquistarlo todo, pero que necesitan de mucho material para llegar a hacer creer al espectador que se va a llegar a algún sitio. Death Note no lo hace, no te lleva a ninguna parte y no hay atisbo de querer intentarlo. Es un producto más a lista de aquellos proyectos que creían que con un nombre lo tenían todo hecho.

Crítica ‘The Defenders’, poco riesgo y viejos amigos

El 18 de agosto llega internacionalmente a Netflix The Defenders. La promesa de unir a Daredevil, Jessica Jones, Luke Cage y Iron Fist, se hace realidad con una de las grandes apuestas del año en televisión. Nosotros hemos tenido la oportunidad de ver cuatro de sus ocho episodios. ¿Qué nos ha parecido uno de los estrenos más esperados de Netflix?


Si algo está claro, es que Netflix conoce a sus personajes y los respectivos mundos en los que se desarrollan. En sus comienzos, si no fuera por la trama antagónica común, podríamos decir que The Defenders es una secuela múltiple sin nada nuevo que contar, pero con el mismo carisma que el de sus antecesoras. Al menos, por lo que podemos decir de Daredevil y Jessica Jones; ya sabemos que los integrantes restantes del cuarteto no salieron muy bien parados en sus respectivas representaciones.

Netflix no tiene muy claro cómo narrar esa nueva amenaza que acecha Nueva York de manera atractiva. Tampoco incita al espectador a quedarse pegado a la pantalla ni se sustentan en un buen guión. The Defenders desde cero, por si solo, es poco accesible y carente de interés. Lo que hace que necesite de dos primeros episodios convertidos en un cóctel de cameos sin tregua para salvarse.

Este cóctel, es una de las cosas que hace que The Defenders pueda llegar a incitar al espectador a darle una oportunidad; además de la explotación de sus anteriores recursos y su mejora. Luke Cage y Iron Fist no daban de si por ellos mismos, pero juntos, crean un convenio que anima a darles una oportunidad. Pero no solo el crecimiento de algunos personajes y la continuación del día a día de cada uno de ellos ayuda a quedarse.

La intención comunicativa, que arrastra de sus antecesoras, a través de la fotografía y los colores representativos de cada uno, crea un ambiente más creíble y narrativo. Puede que incluso la unión de los personajes y la distinción fotográfica de estos, cree una mejora respecto a sus predecesoras. No obstante, para ser la superproducción que es, hay que añadir que serian muy mejorables planos, enfoques y  travellings que se llevan a cabo. Pero por lo que hace a la coherencia, The Defenders se gana sus puntos.

Sin embargo, no toda la nueva trama es desechable. Aunque es irregular y puede dar mucho más de si, contados aspectos le mantienen algunas pizcas de interés. En primer lugar, su correlación con sus hermanas anteriores. Y en segundo lugar, Sigourney Weaver. No es que su personaje destaque en originalidad, pero lejos, muy lejos, de ser una de sus interpretaciones más destacables, sabe sacarle provecho a la villana y crear una Alexandra enigmática, vil y misteriosa.

The Defenders tarda en dar caña y juntar a sus peculiares superhéroes. Prepara el terreno seguro y sin riesgo, la ambición se quedó atrás una vez anunciado el proyecto. Pero cuando al fin se juntan el grupo de estrellas, sabes que es lo que Netflix quería durante sus primeros episodios. Recordarte que tienen un buen reparto de personajes para hacértelo pasar en grande. ¿Y quién sabe? Puede que nos tengan guardadas muchas sorpresas, porque The Defenders quiere quedarse.

 

15 rostros para «Élite», la nueva serie de Netflix

Netflix acaba de anunciar su próximo proyecto español a manos de los productores de Tres metros sobre el cielo. Tras el éxito de Las Chicas del Cable, Netflix se propone repetir este hallazgo con un drama ambientado en un instituto. Un instituto para gente exclusiva que dará mucho de qué hablar cuando tres jóvenes de clase obrera se trasladen para convivir con lo mejor de lo mejor.

En Bface nos gusta mucho imaginar cómo de maravillosa puede ser esta nueva apuesta de Netflix, y para ello, qué mejor que proponer un reparto de lujo. 15 son los rostros que nos gustaría ver y que repartimos en alumnos y profesores. ¿Tenéis tantas ganas de saber más de Élite cómo nosotros? Mientras tanto, aquí está nuestra propuesta:


Alumnos


Àlex Monner

En Bface queremos a Àlex Monner en la nueva apuesta de Netflix, pero la pregunta es, ¿dónde no queremos ver a este actorazo? Gracias a su personaje de Lleó en Polseres Vermelles, el catalán de 22 años conquistó a todo el país y desde entonces, ¡no ha parado! Lo vimos en Barcelona Nit d’Estiu  y su continuación Barcelona Nit d’Hivern, en la aclamada La Propera Pell y hace nada en nuestros televisores con la producción de Pau Freixas, Sé quién eres.  Lo último que sabemos de él es que interpretará junto a Ricardo Gómez una pareja gay en Vivir sin permiso. El nominado al Goya ya es una estrella tanto dentro como fuera de Cataluña y por ello estamos seguros de que a muchos nos gustaría verlo en Élite. 

Anna Castillo

En muy poco tiempo se ha convertido en una de las actrices más queridas de su generación. Y no nos extraña con la racha que lleva. Es la última actriz revelación en llevarse el Goya gracias a su interpretación en El Olivo, a manos de Icíar Bollaín. Y por si eso no fuera poco, ha conquistado a todo el mundo con sus personajes en el musical de La Llamada y en Paquita Salas, dos producciones de Javier Calvo y Javier Ambrossi. Muy pronto repetirá papel en la adaptación al cine de La Llamada, pero mientras esperamos su estreno, nosotros la proponemos para lo último de Netflix.

Elisabet Casanovas

Su Tània es uno de los personajes más queridos de Merlí y el amor por su interpretación traspasa la pantalla. Elisabet tiene esos ojos que conquistan al público y lo transmiten todo con la mirada. Y su sonrisa y «buen rollísmo», hacen que no podamos dejar de sonreír cada vez que la vemos. Sabe como hacer que empaticemos con ella como nadie. Además de Merlí se ha subido varias veces a los escenarios y presentó las campanadas de Fin de Año en Tv3 junto a su compañero de reparto, Carlos Cuevas.

Albert Baró

Otro artista que se ha dado a conocer gracias a Merlí es Albert Baró. Para muchos es uno de los actores con más registro de la serie, consiguiendo dar un giro a su personaje entre una temporada y otra sin apenas despeinarse. Además de haber trabajado con Elisabet Casanovas en Merlí y en la obra de teatro Paradise, Albert Baró compartió reparto con Àlex Monner en Els Nens Salvatges. ¿No sería maravilloso ver a estas tres promesas catalanas juntas en Élite?

Elena Rivera

Hemos crecido con ella y su Karina en Cuéntame cómo pasó. Es una de esas actrices que nos han acompañado desde pequeños y con la que tenemos la necesidad de verla crecer artísticamente. ¿No sería Élite una oportunidad de oro? A parte de Cuéntame cómo pasó, le hemos visto en la producción cinematográfica Perdiendo el norte, en la fallida serie Los Quién, y tiene pendiente de estreno La Verdad, la producción de Telecinco que parece resistirse a salir a la luz.

Mario Marzo

Puede que no le hayamos visto tanto en nuestros televisores, pero es una de las caras más conocidas en esta lista de la generación millennial. Tras su paso por Los Protegidos, en 2015 decidió empezar un nuevo viaje como youtuber realizando diferentes video blogs. A día de hoy sigue publicando vídeos y tiene más de 70.000 seguidores. Y no solo es seguido en youtube, día tras día continúa publicando material tanto en twitter como en instagram. Y para qué negarlo, tenemos ganas de verle en acción otra vez en alguna ficción. ¿No sería interesante un toque influencer en lo nuevo de Netflix?

Veki G. Velilla

Puede que sea la cara menos conocida de la lista, pero preparémonos porque seguro que dará mucho de qué hablar. A Veki la conocimos en la comedia de Telecinco Anclados, que a pesar de sus decentes datos de audiencia, fué cancelada tras una corta emisión. Pero este no ha sido el final de una actriz que en su primer papel ya ha trabajado con actores de la talla de Rossy Palma o Joaquín Reyes. Próximamente volverá a nuestras pantallas con la superproducción que prepara Atresmedia, La Catedral del Mar, adaptación de la homónima obra de Ildefonso Falcones.

Igor Szpakowski

Igor es otra de esas caras fácilmente reconocibles en Cataluña, y esperemos que pronto lo sea aún más por todo el país. Principalmente, lo conocemos por su papel de Jordi en Polseres Vermelles, dónde nos robó el corazón junto con su compañero Àlex Monner. Ha sido también con este actor con el que ha protagonizado uno de los momentos más «hot» de la temporada pasada con su papel secundario en La Propera Pell.  Además de estos proyectos, Igor ha participado en CitesLa PorCarlos, Rey Emperador. Y esperemos que, muy pronto, en cantidad de nuevos proyectos. ¿Por qué no en Élite?

Óscar Casas

Sí, nuestra última propuesta para interpretar a un alumno es nada más y nada menos que el hermano de Mario Casas. Pero no por ser hermano de quién es. Desde pequeño Óscar está demostrando que sabe dónde se mete. Tiene cantidad de personajes a lo largo de su carrera en series españolas. Empezó con Abuela de verano, pasó por Los SerranoSMS, sin miedo a soñar, y interpretó al hijo de Sátur en Águila Roja. Y en cine tampoco se queda corto. Ha trabajado hasta con el mismísimo Juan Antonio Bayona. Estamos seguros de que a Óscar Casas, la nueva superproducción de Netflix, no le supondría ningún reto.

 


Profesores


Bruna Cusí

Bruna Cusí es muy joven, pero siempre vienen bien caras jóvenes en el profesorado que acaban de salir de la facultad y se vuelcan con sus alumnos. A Bruna la conocemos por su maravillosa interpretación de Marga en la aclamada Estiu 1993, una de las producciones que más éxito crítico ha cosechado esta temporada. Pero este no ha sido su único estreno este año, a  manos de Agustí Villaronga, ha participado en Incerta Glòria. Además, ha interpretado pequeños papeles en Cites, y como hermana de Álex Monner en Polseres Vermelles. Este está siendo un año fabuloso para Bruna y esperemos que continúe así.

Roger Coma

Roger Coma tiene un largo repertorio en televisión tanto en Cataluña como en el resto de la península. En TV3 se le ha visto en éxitos como El cor de la ciutatPorca Misèria o en El Crac. Por otro lado, a nivel nacional, su listado de producciones tiene títulos más que conocidos como Los ProtegidosAmar en tiempos revueltosGran Hotel. Pero sin duda, uno de sus apuestas más personales, ha estado la web serie Les Coses Grans. Él mismo ha dirigido y escrito a lo largo de dos temporadas y una temporada especial de navidad esta comedia tan atípica. Su habilidad para el drama y la comedia a partes iguales, sería una gran aportación para Élite. 

Nora Navas

Otra actriz catalana que no nos importatía que se dejara caer por Élite, es Nora Navas. Nora llegó a lo más alto de su carrera cuando dio vida a «Florència», la madre del protagonista de Pa Negre. Su desgarradora interpretación dejó a todos con la boca abierta. Tanto que la academia de cine española decidió otorgarle el Goya mejor actriz. Desde entonces no ha parado, sobretodo en la gran pantalla. Ha trabajado con directores de la talla de Gracia Querejeta y Agustí Villaronga. Mínimo cosecha dos estrenos por año, y eso ya es quedarnos cortos. ¡Es una actriz que desde luego no para!

Pilar Castro

Castro es toda una verterana y su cara es conocida por todos. Su paso por televisión es tan extenso como su habilidad para encandilarnos con sus personajes. Ha pasado por Al salir de claseLos Serrano, Cuestión de sexo y recientemente en Olmos y Robles. Y su trayectoria no se sustenta solo en televisión. En la gran pantalla ha participado en éxitos como Los dos lados de la camaGordos, o a manos de Pedro Almodóvar en Julieta. Una actriz con tanta experiencia no está de más tenerla en cuenta para el próximo bombazo de Netflix.

Juan Echanove

Antes de trabajar en Cuéntame cómo pasó ya era conocido en el panorama español desde que empezó a trabajar en los años 80. Sin embargo, su participación en la serie estrella de La 1 de Televisión Española, no impidió que compaginara su tiempo con otros proyectos a lo largo de más de 15 temporadas. Y por ello, somos conscientes que su sorprendente despido de Cuéntame cómo pasó no afectará a futuros proyectos. ¿Por qué no uno de ellos Élite? Seguro que como profesor daría mucho de qué hablar.

Blanca Portillo

Blanca Portillo es, sin duda alguna, una de las mejores actrices del panorama nacional. Es famosa por sus colaboraciones con Pedro Almodóvar, como VolverLos abrazos rotos, y es capaz de interpretar cualquier reto que le propongas. En televisión, sus personajes más recordados los vimos en 7 vidasAcusadosEl Chiringuito de Pepe, y recientemente en Sé quién eres. Conocemos su facilidad para el drama y, sobretodo, su fuerte temperamento. ¿Alguien no la ve cómo posible directora del instituto de Élite?

6 bases que debe mantener ‘Vis a Vis’ en su tercera temporada

Si creíamos que este año no podrían sorprendernos más tras conocer la noticia del regreso de Operación Triunfo a la pequeña pantalla, la realidad vuelve a sorprendernos y para bien. Ya que un año después de su cancelación la cadena de televisión Fox España ha decidido comprar los derechos de la serie de A3Media, Vis a vis para realizar una tercera temporada. Una serie que desapareció de la parrilla televisiva por culpa de sus irregulares números de audiencia, pero que siguió viva en redes sociales gracias al movimiento fan y su grupo denominado “marea amarilla”.

Vis a vis se asemeja bastante al Misterio del tiempo en cuanto a trato televisivo. Estrenadas casi a la vez, alabadas por público y crítica y con una aceptación que iba perdiendo peso en televisión y ganando fieles a través de las plataformas de vídeo no simultaneo. Y es que estamos en el siglo de la visualización en streaming y la caja tonta se nos queda pequeña. Por suerte el mundo está cambiando y Fox ha decido apostar por una de la ficciones estrellas de los últimos años. ¿Le sentará bien el cambio de cadena? ¿Mantendrá Vis a vis las principales bases que la hicieron diferente? Hoy en Bface Magazine repasamos los puntos que creemos que se deberían tener en cuenta a la hora de resucitar a la serie:

1. Mantener su protagonismo dual:

Es cierto, Macarena Ferreiro (Magguie Civantos) fue el pilar de introducción a todo este universo carcelario, pero a medida que fueron avanzando sus capítulos, Zulema (Najwa Nimri) se metió al público en el bolsillo. Y es que uno de los factores que nos enamoró de esta ficción fue la evolución que sufrieron sus personajes donde ni el bueno es tan bueno ni el malo es tan malo. El desarrollo de sus tramas esta hecho de una manera excelente, creando una empatía casi instantánea convirtiendo a ambas en la gran representación del papel de la mujer en el sistema penitenciario español y como este tránsito puede cambiar quien eres. Cruz del sur tiene a sus reinas y ambas se merecen una porción equitativa del pastel.

2. NO más bajas en su reparto:

Alberto Velasco (Palacios), ha sido el primer actor en confirmar su baja en la serie. Su icónico personaje secundario fue cogiendo fuerza entre tanto reparto femenino y es una auténtica lástima que no se vaya continuar con la historia de su bonachón funcionario. Un efecto que no debería volver a repetirse ya que cada personaje era una pieza clave en la estructura que diferenciaba a Vis a vis.  Personajes como los de Saray (Alba Flores), Fabio (Roberto Enríquez) Tere (Marta Aledo) o Anabel (Inma Cuevas) han conseguido abrir la veda hacia un nuevo tipo de ficción más realista, que fomenta la empatía de los televidentes en su día a día. Como es natural, las nuevas incorporaciones están aseguradas, pero muchas de las tramas no finalizaron y es vital que cada personaje tenga un cierre digno y que no se convierta en la típica ficción que improvisa sus contenidos a medida que llegan las nuevas temporadas.

3. La química actoral:

Uno de los factores que permitía esa sensación de encariñamiento fue que supo administrar de manera solvente la participación de cada personaje en la trama. De manera que no era tan importante el tiempo que pasara en pantalla sino la huella que iba dejando en la trama a lo largo de las tandas episódicas haciendo que todos tuvieran su punto de relevancia en los acontecimientos. En general es necesario pedir que vuelva a mantener esa relación tan viva entre las prisioneras, historias de conflictos reales que pocas veces ven la luz y que hacen de la cárcel un lugar que se puede convertir en tu segunda casa o en tu peor pesadilla.  Y a la vez no perder ninguna de esas subtramas que te mantenían atrapado ya sea la policíaca, la familiar, o la de las relaciones amorosas.

4. Queremos más Rizos:

¿Quién no ha quedado cautivado por la simpatía del personaje de Berta Vázquez? Desde el primer capítulo su optimismo no solo enamoro a Macarena sino que dejo encandilada a toda la audiencia. Es el personaje que crea una mayor empatía ya que aporta algo de luz en un lugar tan lúgubre, a pesar de que también la hemos visto pasar por sus peores momentos. Fuerte, inteligente, revolucionaria… atributos que convierten a Rizos en un personaje vital de la marca de Vis a vis y es que sin ella no hay serie que valga. Ansiosos estamos porque tenga su merecido final feliz.

5. El desarrollo de personajes:

Una de las piezas fundamentales por las que la serie ha ganado adeptos es por su delicada forma de explicar la dualidad interpretativa entre los personajes. Argumentar su manera de actuar haciendo que en líneas generales podamos ponernos en la piel del “villano” y no tener al típico monigote de Marvel que actúa por su propio ego. Cada personaje tiene su meta personal y su doble cara por lo que ni los protagonistas ni los espectadores pueden fiarse de nadie. Tramas desarrolladas que facilitan lógicamente la empatía y la credibilidad de lo que está aconteciendo. Este juego de dobles apariencias debe seguir presente en la serie para mantener el alma que convirtió en todo una acierto de nuestra ficción moderna.

6. NO reducir su violencia y que siga siendo un referente social:

Vis a vis técnicamente no tiene nada que envidiar al producto extranjero. Una afirmación que muy pocas veces conseguimos decir de nuestro producto patrio. Pero su fotografía, sonido, efectos visuales… consigue traspasar la frontera de la ficción corriente que se realiza, los cuales son meros fastfood creados para cualquier tipo de espectador y que realmente no pretenden crear un efecto trascendente en la persona que lo está viendo. Sin embargo esta serie se caracteriza por tomarse en serio a si misma creando auténticas coreografías campales y escenas crudas en las que más de uno apartará la vista. A fin de cuentas estamos en una cárcel y la tensión y la crudeza se deben trasmitir de la forma más real posible. La ficción también ha servido para reflejar el maltrato que sufren las reclusas, miles de historias que normalmente se quedan dentro de las celdas pero que visibilizan las incorrecciones del sistema penitenciario actual. Un órgano que necesita cambios inmediatos.

Una serie con identidad propia a la que estamos seguros que si sus responsables han decidido renovarla es para seguir cuidándola con el mimo y ahínco con el que la hicieron en sus inicios.  A espera de nuevas novedades sobre Vis a vis, puedes volver a disfrutar de la serie en Netflix hasta el estreno de la nueva temporada que probablemente llegará a mediados de 2018.

Top 15 Queens de RuPaul’s Drag Race

Hace unos días os hablamos de la victoria de Sasha Velour en una final de infarto y os propusimos descubrir con nuestro test, qué queen se parecía más a vosotros. Y por si no habéis tenido suficiente, hoy os traemos un ranking con las que consideramos que son las 15 mejores queens en haber pasado por el programa de RuPaul’s Drag race.

¿Estáis preparados? ¡Start your engines and may the best woman win!


15.Trixie Mattel

No consiguió llegar muy lejos en su momento, pero ahora es una de la favoritas. Sus fans se hacen oír y ya apunta a ser un fichaje seguro para el próximo All Stars. Su característico maquillaje la hacen única, y su principal propósito es hacer reír a todo el mundo. Es la mejor amiga de Kim Chi y trabaja día y noche con Katya en su programa de youtube «UnHhhh». Su último proyecto ha sido sacar un álbum country junto a su versión masculina. Sabe cantar, hacer reír y sus amigas forman parte también de este ranking. Trixxie nos encanta.

14.Detox

Una de las tres integrantes del Rolaskatox junto a Alaska y Roxxie Andrews. Consiguió llegar al Top 4, pero se quedó a las puerta de la final. ¿Cómo le puso remedio? Yendo a la reunion final de blanco y negro, piel incluida. Su innovador look inspiraría a futuros challenges del programa. Su historia personal es demoledora, pero su superación y crecimiento, y su dominio en muchos campos del drag, hacen que la respetemos y adoremos como la gran queen que es.

13.Willam

Llegó sin saber maquillarse y con la barbilla de hombre asomando, pero si el formato All Stars tiene sentido, es porque todos estamos desesperados por volver a ver a Willam haciendo de la suyas. Ególatra con todas las letras y con un amor por si misma que ni el propio Narciso; su adoración a su propia figura nos ha dado algunas de las mejores escenas de RuPaul. ¿Quién no quiere montarse en una carroza llena de estrellas con su cara? Tramposa como ninguna, su eliminación sigue siendo de lo más frustrante y a la vez excitante. Puede que a algunos no les guste, pero no vamos a rupaulogize por dejar a otras queens fuera para que entrara Willam en el ranking.

12.Kim Chi

¿Puede ser Kim Chi la queen más adorable de todas? Es imposible no querer abrazarla cada vez que llora en el main stage o se le atraviesa alguna prueba. Para algunos la mejor de su edición y robada por Bob the Dragqueen. Pero tranquila Kim Chi, Bob no ha llegado a entrar en el ranking. Para nosotros eres la ganadora moral. Con su maquillaje, su originalidad para convertir sus desventajas en ventajas y los vestidos que se cose que hablan por si mismos, desde Bface decimos: «KimChi debería estar en la tercera edición de RuPaul’s Drag Race: All Stars».

11.Valentina

La Miss Congenialitty  o como dicen las chicas,  fan favorite de esta última temporada. La latin queen de Los Angeles llegó para hacerse con la corona y terminó ganándose al público. Sasha Velour no ha conseguido una cosa, y es que la temporada 9 gire entorno a ella, la ganadora. Valentina se ha hecho con todos los momentazos del año. Desde la envidiosa Aja con el ya remix «you’re perfect, you’re beautiful, you look like Linda Evangelista, you’re a model. Everything about you is perfect», hasta su eliminación, la más sorprendente hasta la fecha. Que se preparen sus posibles contrincantes en el próximo All Stars 3, Valentina tiene el favor del público y de la pasarela.

10.Violet Chachki

Nadie le elegía como compañera de challenge, pero semana tras semana, era imbatible en la pasarela. Varios de los looks de Violet han llegado a ser de los más recordados e icónicos del concurso. Desde su look otoñal en el primer episodio, hasta su imposible cintura en la prueba de «la muerte os sienta tan bien…», y por nombrar algunos, porque todos son nuestros favoritos. Violet ha sido una de las ganadoras más irrefutables de las 11 ediciones que se han emitido. A mitad de temporada, ya no tenía rival a la altura.

9.Raven

Participó en la segunda temporada del programa y volvió al Werk Room durante la primera edición de All Stars. Los fracasos de Raven en las dos ediciones son de los más comentados dentro del programa. Muchos son los fans que consideran que Raven debió ganar la segunda temporada en lugar de Tyra Sanchez y que el formato del primer All Stars le perjudicó volviéndole a quitar su merecida victoria. Polémica en todos sus sentidos, Raven no es la mejor amiga de sus amigas ni destaca por su amabilidad, pero su dominio del drag es irrefutable. A día de hoy maquilla a la propia RuPaul para el programa, y comparte espacio en youtube con Raja comentando lo que se acontece en el programa.

8.Alyssa Edwards

Es todo un icono y ha acaparado cada edición en la que ha participado. Desde su mítico feud con Coco Montrese, hasta sus caras delante del espejo a la hora de maquillarse. Alyssa Edwards es de las queens más memorables en pasar por el concurso. ¿Quién no ha intentado imitar durante horas  su tongue popping? El que no recuerde alguno de sus modelitos o sus «No t no shade«, es que no se toma RuPaul’s Drag Race todo lo serio que debería.

7.Katya Zamolodchikova

Miss Congenialitty de su edición y una de las queens más activas en redes sociales. La exótica Katya consiguió meterse en la segunda edición de All Stars y llegar a la final con su personaje de prostituta rusa. Su desparpajo, sentido del humor y atracción fatal, le convierten en una de las queens más queridas por el público. A día de hoy le seguimos constantemente en youtube con su compañera y amiga Trixxie Mattel. Sin duda, es una de las queens que más han aprovechado el tirón del programa al salir de éste.

6.Sharon Needles

Su drag abrió camino para todas aquellas queens que querían hacer algo diferente. En su primera aparición, decidió convertirse en una superviviente del rupocalypse calva, deshumanizada y echando sangre por la boca; en el Werk Room hizo su entrada vestida de bruja; y  su feud con Phi Phi O’Hara es ya uno de los momentos más críticos del programa. La ganadora más excéntrica e innovadora, sin duda, hasta la fecha. A partir de Sharon Needles el concurso cambió para siempre.

5.Raja

Probablemente la queen más querida y respetada en consenso por los fans de RuPaul’s Drag Race. ¿Quién pone en duda el talento de Raja? A sus 40 años la nativoamericana sigue enamorando con su drag tras una trayectoria de alrededor de 20 años. La heather de la temporada 3 podría no tenerlo todo cuando ganó su temporada, pero ahora es todo un referente y una de las queens más hermosas e inteligentes. Se atrevió a salir en la pasarela con un cubo de pintura roja en la cabeza imitando a Carrie, y mientras sus compañeras ensalzaban el patriotismo americano vistiéndose con la bandera estadounidense, ella defendió su estilo vistiéndose de indio de tribu comanche. Como Raja hay pocas.

4.Alaska Thunderfuck 5000

Un poco perdida e imperfecta, llegó a la final de la temporada 5 dónde se quedó sin la corona con la victoria de Jinkx Monsoon. Pero ese no fue el final para Alaska. La ex de Sharon Needles tendría otra oportunidad con ese monstruo al que llamamos All Stars 2, programa dónde arrasaría con todas sus compañeras llegando a ser odiada por muchos fans del programa. Pero no se le puede negar, por muy injusta que llegara a ser a veces su estrategia, en All Stars 2 demostró que es una de las mejores queens del panorama actual. A día de hoy, junto a Courtney Act y Willam forma parte del grupo The AAA Girls. ¿Qué opinarán sus compañeras del Rolaskatox?

3.Jinkx Monsoon

Divertida, original y rara. Muy, muy rara. Sus contrincantes nunca la vieron como una rival fuerte., ¡Jinkx se dormía en las pruebas! Incluso llegó a sufrir bullying dentro del programa a manos de Roxxxy Andrews. Pero su desparpajo, dulzura y un drag inclasificable y único, le hicieron una ganadora incontestable. Solo se enfrentó a una Lip Sync, ¡pero qué Lip Sync! Jinkx se saca de la manga mil y un ases. Y es que, aunque no lo parezca, domina cada campo del drag sin problemas. No hay nada que la «rara» de RuPaul’s Drag Race no sepa hacer y su himno siempre le acompaña: «water off a duck’s back». 

2.Sasha Velour

A penas acaba de ser coronada como la nueva America’s Drag Race Superstar y en Bface ya la consideramos una drag de altura. Su estilo, su arte y el uso de su particular drag como una forma de expresar diferentes tipos de belleza, la hacen única en su especie. Llegó calva y con una corona negra al Werk Room, y terminó ganando a la favorita del público Valentina, y su contrincante con más victorias durante la edición, Shea Couleé, bajo una lluvia de pétalos de rosa. Sin duda, una de las queens más expresivas y artísticas de todo el programa, por no decir la que más.

1.Bianca del Rio

Llegó en la temporada 6 como un huracán para dejarnos locos con su sentido del humor. Bianca es sincera, honesta y impecable en su drag. No te metas con ella porque lo puedes pagar caro, se las sabe todas. Ganó su temporada utilizando siempre el mismo patrón en sus vestidos, pero no se le resistía ningún reto. A día de hoy es la única ganadora con su propia película y presenta mil y un espectáculos drag por todo el mundo.  Su monólogos y shows cómicos son de lo más exitosos. Posiblemente Bianca del Rio es una de las queens que más fama ha alcanzado tras el formato televisivo. Y es que es imposible no querer a Bianca del Rio. Nosotros la queremos tanto que la consideramos la mejor drag que haya pasado por el programa.

¿Qué queen de Rupaul’s Drag Race eres?

El pasado viernes Rupaul coronaba al fin la America’s Drag Superstar de 2017. Con una final de infarto y dos lip sync que nos dejaron con la boca abierta, Sasha Velour era coronada como la nueva queen en una de las finales más polarizadas en la trayectoria del programa.

Mientras que desde un principio Shea Coulee parecía tener la carrera ganada y Valentina robaba escenas convirtiéndose en fan favorite, Sasha Velour consagraba su propio estilo tanto en la pasarela como en el Werk Room. Ha sido así, con un nuevo estilo en el drag, pasión por el arte y ganas de cambiar el mundo, como Sasha Velour consiguió la corona ofreciendo un espectáculo como nunca antes lo habíamos visto en el programa.¿Pero tú qué opinas? ¿Era Sasha Velour tu favorita? Te dejamos con sus mejores looks durante el concurso para recordar como se ha hecho con la corona.

 

Sea como sea, hemos preparado un test para que averigües qué queen deberías ser en RuPaul’s Drag Race para hacerte con el mejor público. ¿Eres la desternillante Bianca del Rio? ¿O tu rollo es más alternativo como Sharon Needles? ¡Descúbrelo y comparte en nuestras redes sociales si estás de acuedo!

 

8 historias transgénero que han cambiado la ficción televisiva

La ficción cinematográfica y televisiva ha reflejado la realidad social del colectivo LGTBI desde muchísimas vertientes, desde la búsqueda de la propia identidad sexual, los primeros amores, la homofobia, el sida, o la construcción de la unidad familiar, generalmente centrados en el universo de las relaciones gays y/o lésbicas. Sin embargo, no ha sido hasta este último quinquenio cuando más ha contribuido a dar visibilidad a la transexualidad como nunca antes se había hecho en la gran y pequeña pantalla, suponiendo un paso gigantesco en la evolución cultural y presentando al público nuevos modelos con los que poder identificarse.

Hoy en BFace Magazine hacemos una selección de las 10 historias transgender más relevantes de la ficción de los últimos años, dejando a un lado los estereotipos y los clásicos entornos de marginalidad.

-Orange is the New Black-

La actriz transexual Laverne Cox forma parte del elenco de actrices de la exitosa serie de Netflix, que sitúa la acción en una cárcel de mujeres. En ella, Cox interpreta a la reclusa transgénero Sophia, papel por el que fue nominada a un Emmy, convirtiéndose en la primera actriz transexual candidata a este premio.


-Transparent-

Serie de Amazon protagonizada por Jeffrey Tambor, quien encarna a un hombre de avanzada edad que confiesa a su exmujer y a sus tres hijos que es transexual. Respaldado por toda su familia, empieza una nueva vida como Maura.


-La que se avecina-

La comedia de Telecinco incorporó en su novena temporada a un personaje transexual, interpretado por Víctor Palmero. Alba Recio es la hija trans de la conservadora y tradicional Berta y del homófobo y racista Antonio Recio.


-Sense8-

Las hermanas Wachowski contaron con la actriz transgénero Jaime Clayton como parte integrante del reparto de su serie de Netflix. En Sense8, Clayton intepreta a Nomi Marks, una transexual lesbiana, blogger y hacker política, que vive en la ciudad de San Francisco.


-Boy meets girl-

Sitcom británica producida por la BBC Two sobre un veinteañero que inicia una relación sentimental con una mujer transexual, veinte años mayor que él.


-Banana-

Televisada por E4 y formando parte de la trilogía creada por Russell T. Davis, Cucumber, Banana y Tofu, la serie cuenta con un personaje transexual, Helen, interpretada por la actriz trans británica Bethany Black. La joven tiene problemas con un exnovio, que se venga de ella filtrando una cinta de porno casero el día de su cumpleaños, dando lugar a un episodio de bullying online contra ella.


-Glee-

Shannon Beiste, la entrenadora del equipo de fútbol interpretada por la actriz Dorothy-Marie Jones, hace su aparición como Sheldon Beiste en el último capítulo de la serie.


-Bienvenidos al Lolita-

Primera serie española protagonizada por un personaje transexual, producida por Atresmedia. Sara Vega interpreta a una bailarina de cabaret trans.

4 razones para ver la segunda temporada de Sense8

El 5 de mayo llega a Netflix la segunda temporada de la gran esperada Sense8. Después de una larga espera vuelve la ficción de las creadoras de Matrix con muchas ganas de dar guerra y no dejar indiferente a nadie. Nosotros hemos tenido la oportunidad de ver un adelanto de todo aquello que nos deparan los Sense8 y por ello, os proponemos cuatro razones esenciales por las que ver esta segunda temporada que promete no dejar indiferente a nadie.


1. ¿Quién soy? ¿De dónde vengo?

En la ficción americana Ryan Murphy se lleva la palma a la hora de crear historias con mensajes progresistas y políticos, pero si existe una serie que le pise los talones de manera tan elegante esa es Sense8. Desde su comienzo la producción de las Wachowski era un canto a gritos por la igualdad; ocho personas de puntos totalmente distintos del planeta con culturas y religiones adversas, se unían como hermanos para demostrar que todos somos iguales. Y así lo siguen demostrando en esta segunda temporada dónde se nos pregunta: ¿quiénes somos? ¿de dónde procedemos?

Para los Sense8 no importa tu preferencia sexual, el género con el que te identifiques, tu religión o estatus social. Todos somos iguales y merecemos el mismo respeto y amor. Por esta razón Sense8 sigue haciendo hincapié en esta defensa en su segunda temporada profundizando aún más en los sentimientos de los personajes y las consecuencias por decidir ser uno mismo.

2. Espíritu al más puro estilo Sense8

Si Sense8 abogaba por un mensaje y lo ha continuado defendiendo durante su segunda temporada, ¿como podía ser de otra forma la manera de narrarlo? El espíritu narrativo Sense8 no queda intacto, progreso aprendiendo de sus errores. Después de una primera temporada llena de escenas preciosistas y secuencias con mucho lucimiento de fotografía pero poca intención comunicativa, Sense8 arranca esta nueva temporada solventando este problema utilizando estos momentos tan insustanciales, pero no nos equivoquemos, muy efectivos para vivir la experiencia, para servir de transición entre acciones. La narrativa se encarrila y nos muestra por fín arte audiovisual comunicativo y menos relleno insustancial, como pudo ocurrir en el especial de navidad. ¿A caso alguien entendió que estaba viendo?

3. Subtramas efectivas

La primera temporada se sustentaba en tramas personales llenas de sentimientos y sensaciones que nos engancharon incluso sin entender de qué iba realmente el argumento de la serie. Estas tramas singulares dejan de ser privadas para abrir sus puertas a todo miembro del círculo Sense8, no se necesita ni una llamada para que un compañero venga a defenderte sin juzgar la situación personal en la que te encuentras.

Y lo necesitan, puesto que la pasada temporada se llevaron a cabo muchas acciones que no iban a pasarse por alto, y nadie está seguro en su ámbito personal. Por ello, se agradece la ayuda de aquellos secundarios, ya sean Hernando, Amanita o cualquier otro, que ayudan y sustentan a construir el mundo que hay detrás de los Sense8. Un mundo que en su primera temporada podía estar un poco desequilibrado, anteponiendo a unos personajes por encima de otros, pero que en su segunda temporada estabiliza.

4. ¡Por fín, la serie avanza!

Pero si alguna cosa preocupaba a los fans por encima de todo es la trama Sense8, la ciencia ficción de la que bebe la producción Wachowski que proponía más preguntas que respuestas. A penas se nos dieron algunas pinceladas de por dónde tiraría la serie en su primera temporada, y es ahora cuando empieza a priorizar el argumento principal. Mr Whispers y los personajes de Daryl Hannah y su grupo de se Sense8 comienzan a cobrar  sentido. A la pregunta que todos nos hacíamos de «¿por qué estamos viendo esto, más allá de su fotografía y mensaje progresista?» llegan respuestas y una acción incansanble que se antepone ante todo lo demás. Los Sense8 ya no son ocho humanos conectados por alguna extraña razón, ahora son un grupo, y están determinados a luchar contra quien quiera separarlos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies