Viaja desde el sofá de tu casa

Mientras la mayoría de vosotros cogéis el tren, avión o BlaBlaCar, existe una subespecie que está sentenciada a quedarse en la gran ciudad en Semana Santa. Sea por trabajo, falta de subvención o decisión propia, que no cunda el pánico entre esa minoría.

Como buena vasca, el objetivo fundamental de mis viajes es comer y beber, así que démosle la vuelta. ¿Y si viajamos a través de la comida? Vale, no es lo mismo, pero sabe igual de bien. Clienta fiel donde las haya de Take Eat Easy -plataforma de reparto a domicilio cuyos repartidores en bicicleta te harán sentir un gocho-, os presento la guía definitiva para teletransportaros a cualquier parte del mundo entre sus más de 210 referencias.

Norte América – Nueva York, los padres de la hamburguesa

Cruzar a pie el puente de Brooklyn, disfrutar de las vistas panorámicas del Empire State Building o pasear por la Quinta Avenida requieren tiempo y dinero. Como no es el caso, hagámoslo a través del icono de la cocina americana: la hamburguesa. En Steakburger no sólo se pueden degustar hamburguesas con la mejor carne de vacuno que te transportarán al corazón de Central Park, sino que además podrás diseñarlas a tu medida y probarlas en el desorden la comodidad de tu casa.

Tacazzo

América Latina – México y Venezuela, explosión de colores y sabores

En línea con el atractivo turístico de México, su gastronomía está a la altura y te permite revivir con aromas y sabores la historia del mundo prehispánico. Los tacos son su gran embajador internacional y todo un clásico en cualquier comida mexicana. El restaurante Tacazzo de Madrid y su degustación de tacos te hará viajar de norte a sur del país sin necesidad de decantarte por un solo sabor.

La-Cuchara

Por su parte, la gastronomía venezolana se caracteriza por ser tropical y andina, pero, sin lugar a dudas, hablar de Venezuela, es hablar de la arepa, una de sus expresiones culinarias más autóctonas. El restaurante La Cuchara prepara este delicioso plato indígena a base de maíz para que saborees el cereal más preciado en América. Cuidado con el ansia (hablo desde la experiencia), que las arepas son pequeñas pero contundentes.

Washoku

Asia – Japón, sushi el manjar nipón y Tailanda, paraíso gastronómico

Un viaje por Japón es toda una experiencia para los sentidos, y el sushi, es sin duda la mejor opción para adentrarse en esta cultura. Las múltiples variedades te permitirán viajar de Tokio a Osaka, pasando por Kioto. El restaurante Washoku de Madrid y su temaki de salmón son un buen comienzo para saborear la Tierra del Sol Naciente.

La comida tailandesa, como las cinco regiones que componen el país con sus peculiaridades culturales, históricas y naturales, combina sabores dulces, salados y agrios con un toque picante que resultan en una explosión de sabor. El cerdo con jengibre del restaurante Pathong Thai de Madrid te transportará del río Mekong a las espectaculares playas paradisíacas del sur del país.

Shukran

África – Líbia, exotismo

La costa de Trípoli, sus oasis y lagunas, una vegetación exuberante y sus aguas azul turquesa se pueden experimentar a través de su gastronomía exótica, colorida y saludable. La hamburguesa libia del restaurante Shukran con sus 200 gramos de deliciosa carne Kafta libanesa y su picante mezcla de Muhammara serán un duro rival para la typical american burger.

Europa – Grecia y Francia, tradición culinaria

Y por último, si apuestas por lo conocido, Europa también ofrece un sinfín de alternativas deliciosas para el paladar. Un ejemplo es la cocina griega de Greek&Shop y su auténtico sabor mediterráneo con opciones como la sabrosa pita de pollo asado. Para un menú más contundente, la gastronomía francesa, una de las más refinadas del mundo, y el steak tartar de Le Petit Prince, bien aliñado y picado a cuchillo, te harán vivir el espíritu galo y recitar “Liberté, egalité, fraternité”.

Una guía 10 para disfrutar nuevos sabores en pantuflas, sin llenar la cocina de aceite y por un precio muy agradecido. Si esta Semana Santa te quedas sin procesión, ¡date un homenaje del copón!

Fotos: Take Eat Easy

Algunas cosas graciosas de viajar en avión

viajar en avión, cosas graciosas viajar en avión

¿Hueles eso? Sí, son las vacaciones de Semana Santa aproximándose entre las cientos de entregas, trabajos, parciales y otras muchas obligaciones varias que taladran tu subconsciente de manera incansable. Viene a rescatarte. Y da gustico sólo de pensarlo.

Puede que para celebrar este fugaz a la vez que agradecido despojo de tus responsabilidades más primarias hayas decidido hacerte un viajito. ¿A dónde? A donde tú más quieras. Ahora bien, la historia que hoy voy a contarles tiene lugar sólo en aquellas expediciones que se realizan en avión. ¿Por qué? Pues porque nunca he viajado en globo o en zepelín. Si fuera así, definitivamente, este artículo iría de otra cosa. Como, qué sé yo, de viajar en globo o en zepelín. Por ejemplo.

Todas aquellas personas que de un modo u otro participaron en la invención del artefacto que a día de hoy nos permite volar de un lado a otro –algo fantástico, todo hay que decirlo–, en realidad estaban fabricando una máquina de hacer anécdotas. No es casualidad que, siempre, lo primero que te pregunte la persona que está esperando para recibirte en el aeropuerto de destino, sea: “¿Qué tal el vuelo?”. Lo preguntan porque están sedientos de una batallita propia del transporte aéreo. ¿A que cuando te bajas del bus la persona con la que has quedado no te pregunta que qué tal hoy la trepidante ruta de la línea nosécuál? Pues no, pero debería. La épica de los viajes en autobús puede alcanzar límites insospechados. Pero eso lo dejamos para otro día.

Así pues, como no podía ser de otra forma, hoy vamos a hacer un repaso por esas cosicas que hacen tan particulares los viajes en avión. Algunas más graciosas que otras, pero todas ellas con su no sé qué. Empezamos:

La reserva/compra del billete

Esto siempre es gracioso. Es gracioso porque, pese a haber atendido con fascinación a los cientos de miles de historias en las que conocidos o gente de mi entorno encontraban billetes con destino a un lugar muy lejano, extremadamente paradisíaco, o indudablemente susceptible de ser instagrameado, todo ello por el módico precio de aproximadamente 3,50 € –ida y vuelta–… se conoce que la suerte aeronáutica no tiene los mismos planes para mí. Nunca, además. 

El camino al aeropuerto

Los aeropuertos están lejos. Siempre. Incluso si vives al lado del aeropuerto, te pillará lejos. De hecho, si se diera el caso de que el aeropuerto de tu ciudad alquilara habitaciones que se encontraran dentro del propio recinto, también te quedaría fatal para llegar. Parte con premura y lleva un abrigo por si refresca. 

 La kilométrica cola de la puerta de embarque

Es el ansia que nos devora, amigos. No importa la antelación con la que decidas ir a la puerta de embarque, ya estarán allí. Cientos de miles de personas –calculo así, a ojo– congregados en fila india esperando a que les dejen pasar. ¿Por qué? Es un misterio irresoluble. Algunos están allí para asegurarse de que haya hueco para su equipaje de mano. Otros… pues no lo sé. Creo que nadie lo sable. Ni si quiera ellos mismos :_ )

Los vuelos con retraso

Desternillantes.

Tu compañero de avión

Esto es toda una lotería que abarca desde la persona más cordial del planeta hasta la persona que, estando sentado en ventana, se levanta unas trece veces para ir al baño en un trayecto de 2 horas y media. En este caso, el azar escogerá por ti.

Nuestras amigas las turbulencias

Dicen que son muy normales y que no pasa nada. Pero tú eres una persona con un mundo interior demasiado amplio como para conformarte con frases tranquilizantes que apelen al sentido común. ¡No te preocupes, muchacho o muchacha, que en un momentico de ná’ se habrán pasado! [introducir aquí risa nerviosa]

Recoger las maletas

Llegamos al final de nuestro viaje, y el ansia vuelve a poseernos. Si acudís a por la maleta que habréis facturado previamente, podréis observar a un mar de personas esperando impaciente por la suya. Cerca de la cinta. MUY cerca de la cinta. Incluso cuando no está en marcha aún. Mientras tanto tú, haciendo alarde de la parsimonia que te caracteriza, te acercas lentamente e intentas ver entre toda esa gente tu maleta con motivos de fantasía. Y cuando la identificas, tratas de aproximarte hacia ella –sin demasiado éxito– repitiendo sin cesar «perdón», «perdón», «perdón», «perdón», hasta que un alma caritativa decide dejarte paso.


Y así empiezan tus vacaciones. Y, oye, ni tan bien. Que sarna con gusto no pica, ¿sabe usted? Esperamos que tengáis unas vacaciones estupendas, sean en el medio de transporte que sean. ¡Hasta pronto! 😀

Ciudades peculiarmente molonas

ciudades, ciudades que visitar, ciudades molonas, ciudades molonas que visitar

Contamos los días para las vacaciones de Semana Santa y se nos ha ocurrido proponerte una lista con las ciudades peculiarmente molonas a lo largo y ancho del planeta, para que no te limites al territorio nacional.

Nombres curiosos de pueblos

 

Parderrubias

Parderrubias no sólo está en una comarca preciosa en el norte de España, sino un nombre que bien podría ser el destino para celebrar cualquier despedida de soltero a lo grande. Ahora bien, que no te despiste el nombre porque su encanto no reside en un par de rubias.

Vilapene es carne de grupo de Whatsapp, al mismo nivel que el famoso negro de Whatsapp. Al menos merecerá la pena un selfie que te hagas con el cartel del pueblo.

Pueblos subterráneos

 

Una de las ciudades peculiarmente molonas, por el simple hecho de estar bajo la tierra, es Coober Pedy. Ve preparando un billete al otro hemisferio porque pilla en Australia y merece mucho la pena. Su principal economía se centra en la cantidad de minas de ópalo que tiene, muy similar a la fiebre del oro que tuvo lugar en California (allá por el lejano Oeste).

Ciudades libres de estilo

 

Alborobello es de las ciudades peculiarmente molonas porque sus casas son lo más parecidas a la aldea en la que David el Gnomo vivía sus aventuras. Auténticas casas con forma de conos en plena zona de Nápoles (Italia).

Hippie

Claro, en esta línea los Estados Unidos no se podrían quedar fuera y si te va el estilo yanki Slab City es tu destino. Una ciudad libre con espíritu artístico donde miles de campistas viven en casas rodantes al pie de construcciones abandonadas. No hay gobierno, ni electricidad ni agua corriente pero si con una biblioteca y un jardín de esculturas. Una de las ciudades peculiarmente molona por el aire hippie que emana.

Viaja por el mundo desde tu habitación

Bface_viajar

Para muchos de nosotros españolitos, entre pitos y gritos, agosto es a lo que nos aferramos durante todo el año para no perder la cabeza; agosto llega, y con él, las vacaciones. Porque el verdadero paso a la adultez es cuando dejas de tener tres meses para achicharrarte en la costa levantina, para sólo tener dos semanitas (¡y a dios gracias!) para llorar cuando sigues madrugando por costumbre, aún habiendo apagado el despertador.

¿Y qué pasa? Que muchos de nosotros no tenemos ni el tiempo ni el dinero para irnos por ahí a descubrir mundo, y simplemente nos limitamos a ver Callejeros Viajeros y visitar la web de Atrápalo con un bol de helado.  Y como la realidad de la situación es que estamos todos más pobres que la declaración de la renta de los de Dreamland, desde BFace hemos ideado una maravillosa maniobra de evasión, haciéndoos un tour musical alrededor del mundo, para que podáis sentir que estáis visitando el lugar de vuestros sueños desde la comodidad de vuestro sofá.


«¡Que nos vamos!» – o no, pero haced como que sí.


 

Francia

No nos vayamos muy lejos para empezar y quedémonos en Europa (graaande, ayayay). Ven, acércate, ven y abrázame, vuelve a sonreír… Amaia Montero es muy autoritaria, ¿no? ¿Por qué aguantar diez horas en el coche con este calor cuando puedes sentirte que estás paseando por Marsella con tu mejor uniforme de colegiala?

 

Londres

Irse de vacaciones a Londres cada vez está más manido, porque no podemos tener nada bonito y todo lo acabamos quemando, pero siempre estará ahí.  Y si algo ha marcado el pop británico esta última década ha sido el Metro han sido las Girls Aloud. Y el Metro.

 

Rusia

Ese país. Desde BFace no tenemos muy buena relación con los rusos, por todos son conocidas sus terribles políticas homófobas, pero vosotros no tenéis la culpa. Así que si por un casual queréis sentiros que estáis haciendo la ruta del transiberiano, hacedlo pensando en nuestras lesbifalsas favoritas.

 

Japón

Y tras cambiar de continente, o si bien sois fanes del maravilloso país que nos trajo el sushi, el anime y a Mimi de Gran Hermano, es momento de entrar a un mundo nuevo, de sonidos, luces, sensaciones y mucha epilepsia. Déjate llevar por la magia nipona y no te dejes tu corazón en Tokyo.

India

Si bien quedándonos en Asia, prefieres el exotismo y misticismo de la India frente al bullicio cosmopolita de Japón (del Japón ciudad, todo sea dicho), creo que todos recordaremos esta colaboración para la BSO de Slumdog Millionaire, que supuso lo único memorable de OT 2009 y el fin de una de las mejores girlbands recientes por culpa de ese «feat.«. Si es que mira que eres mala, Nicole.

 

Hawaii

Y si eres más de un paraíso de los que te montas en tu piso, de la manita de la Scherzinger, que parece que va a ser nuestra guía turística por el mundo, nos vamos hasta las islas que la vieron nacer a ella, a Nicole Kidman, y a Lilo la de Stitch. Y podemos decir, casi sin dudarlo, que por lo que a la carrera en solitario de la ex-Pussycat se refiere, este dueto con Mohombi es su mejor tema. Aloha nui loa.

 

Australia

Quizás tu destino favorito sea la tierra de los hobbits y de los insectos mutantes salidos del verdadero infierno. Si es así, debes saber que lo único que está permitido escuchar (y querer) es a la hermana de Dannii. Lo siento, no hay más. Pero cómo no la vas a querer, si es adorable.

 

America Latina

Puede que prefieras visitar a nuestros vecinos latinos, y aunque deberíamos especificar país por país puesto que cada uno tiene una cultura distinta, Gente del Sónar Gente de Zona y Marc Anthony han hecho un himno para todos del que no podemos escapar este verano. En serio. No podemos escapar. Miami me lo confirmó. SOCORRO.

 

Estados Unidos

Y ya si eres de los que prefiere ir al país donde puedes comer todo lo que se te ocurra frito, ya seas de Nueva York o de la costa oeste, Estados Unidos es tu país y te recibirá con los brazos abiertos siempre que seas blanco para celebrar una fiesta por todo lo alto.

 

África

A lo mejor harto de tanto ruido, prisas y consumismo, decides dar un cambio de aires y visitar el continente más hermoso de todos, con infinidad de culturas distintas, paisajes que te robarán el aliento y waka-waka eh eh mosquitos asesinos. Y quién mejor que la reina y diosa sobre todos los mortales, Beyoncé, para llevarte en un viaje inolvidable.

 

(O simplemente podemos irnos a las Canarias, que es casi lo mismo)

 


Qué meter en la maleta según el destino elegido

Somos muchos los que adoramos viajar y, a la mínima que nos conceden un par de días de vacaciones en verano, intentamos escaparnos a un destino alejado. Pero, por suerte, no todos escogemos los mismos sitios. Algunos prefieren playa, otros ciudad, montaña o campo. A continuación os nombramos algunos de los destinos más solicitados por los españoles y os recomendamos qué meter en vuestra maleta en el caso de que seáis uno de los afortunados que viajen a estos lugares.

LONDRES

Ciudad cosmopolita, una de las más bonitas de Europa, con muchísima historia detrás y rica en cultura (¡y moda!). ¿Qué meter en vuestra maleta si viajáis a Londres? Ropa de verano, obviamente, pero no olvidéis coger algunas prendas de entretiempo; ahí nunca se sabe. La moda en esta ciudad es moderna y atrevida a la vez que elegante. En Londres, ¡todo es posible!

looks londresinspiracion londres

IBIZA

No hace falta explicar nada sobre esta maravillosa isla. Nuestro paraíso español por excelencia, reúne playa y fiesta en pocos kilómetros cuadrados. Una de las mejores cosas de Ibiza es su moda; una mezcla entre hippie y mediterránea. Llevaos prendas blancas o floreadas y comodísimas que resaltarán el moreno de vuestra piel cuando llevéis ahí un par de días.

looks ibizainspiracion ibiza

NUEVA YORK

Es la capital de la moda, de la arquitectura y de todo el arte en general. Es el centro del mundo y, sinceramente, no sé qué hace esta ciudad en la lista porque para ir a la Gran Manzana no tenéis que meter nada en la maleta. ¡Compradlo todo ahí! En verano hay decenas de mercadillos donde podréis comprar ropa y objetos únicos, además de miles de tiendas a lo largo y ancho de la ciudad así que… Calzado cómodo y a patear Nueva York: It’s shopping time!

looks nueva yorkinspiracion nueva york

PARÍS

Es otra de las ciudades más bonitas de Europa, y no sólo por su arquitectura sino también por el ambiente que se respira en sus barrios más típicos como Montmartre o Le Marais. Su moda es sencilla, desenfadada y con un punto romántico. En verano hace bastante calor así que no olvidéis la comodidad pero también vuestros mejores outfits para pasear por sus calles al atardecer y cenar en los típicos restaurantes parisinos. looks parisinspiracion paris

BERLÍN

Esta es vuestra ciudad si os encanta el rollo alternativo. La moda desde un punto de vista diferente y un modo de vida sin reglas. Con muchísima historia detrás, Berlín es una ciudad que no podéis perderos si buscáis un destino diferente y alejado del calor sofocante. Si bien es cierto que a veces las temperaturas pasan los 30ºC, se caracteriza por el agradable “frío” que visita la ciudad de vez en cuando en verano y que tanto anhelamos en España.

 looks berlininspiracion berlin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies